Piratería, ¿y si incrementara las ventas de contenidos?

Toda clase de descarga de contenidos musicales, cinematográficos o similares que vulnere los derechos de autor está ampliamente perseguido. El motivo es sencillo: afectan negativamente a distribuidoras, autoras y toda la cadena de esta industria del ocio y, por lo tanto, hay que minimizarlas -o hacerlas desaparecer-. Sin embargo, ¿qué ocurriría si esto no fuera así?

Un estudio llevado a cabo por Jonathan Lee, del Departamento de Economía de la Universidad de Queen revela que en determinadas circunstancias la piratería podría servir para promocionar un álbum o película y, por tanto, para impulsar sus ventas.

El trabajo, que ha durado más de una década, ha estudiado minuciosamente la relación entre el efecto del uso compartido de archivos y las ventas de álbumes en formato digital y físico. La muestra, de 250.000 títulos y 4,8 millones de descargas llevadas a cabo en BitTorrent, parece más que suficiente como para confirmar su conclusión: «no hay forma de determinar si la piratería tiene un efecto positivo o negativo sobre las ventas».

Determinados parámetros como el artista, la popularidad del mismo, el género musical o el medio, son fundamentales para saber si se da una incidencia positiva o negativa en las ventas finales. De esta forma, según Lee, la piratería sí es dañina para las transacciones físicas mientras que hace todo lo contrario con las digitales ya que funciona como un poderoso «boca a boca» con las novedades y tendencias del mercado. De esta forma, aunque los artistas de primer nivel pierden ventas «tradicionales» estas se compensan parcialmente con las ventas 2.0.

Respecto a los menos populares, se puede concluir que la piratería sirve como un trampolín para los «verdaderamente talentosos». Ya que permite que los clientes potenciales les conozcan gratis y se aficionen a sus contenidos que más tarde comprarán. De tener que pagar por ellos la mayoría no saldrían del anonimato (en el modelo anterior a la era digital solo ocurría cuando contaban con el favor de sellos y radios fórmula).

Lo más llamativo de todo es que con muestras y sistemas de estudio diferentes, este nuevo informe refuerza las conclusiones de otro presentado por David Blackhurn, investigador de Harvard y titulado On-line Piracy and Recorded Music Sales en 2004 y que concluía que el intercambio de archivos es beneficioso para el 75% de los artistas que ven aumentar sus ventas y su presencia (con lo que sus giras son más populares y facturan más).

Diez años después, en 2014, la propia Comisión Europea (su Instituto de Prospectiva Tecnológica) corroboró que la piratería no afecta a las ventas digitales: «se ha concluido que los consumidores de música sustituyen el consumo legal de música por el consumo ilegal de la misma; pero gran parte de lo que se consume ilegalmente nunca se habría adquirido si la piratería no estuviera disponible».

Si a esto le unimos que multitud de expertos de la industria concluyen que la mayoría de los grandes artistas -sobre el papel los únicos afectados por las descargas- generan la mayor parte de sus ingresos por medio de sus giras, los resultados se confirman. ¿Qué deberá hacer ahora la industria? ¿Y las Administraciones?

Descargas, la nueva batalla entre la Administración e internet

Durante los últimos meses las noticias en las que las Administraciones han tomado el control de diferentes dominios de páginas web han sido más o menos habituales. Acciones en las que los Gobiernos, para defender los derechos de autor han ido cercando las web más polémicos o que más daño hacen a los grandes creadores y las distribuidoras. Sin embargo, a pesar de la movilización que ha provocado esto en internet, los legisladores parecen querer ir un paso más allá y el objetivo ahora es cualquier plataforma que deje enlazar a estas webs.

Como no podía ser de otra forma, la Computer & Communications Industry Association (CCIA), encabezada por Microsoft, Google y Facebook han mostrado su desacuerdo al intentar mostrarles como colaboradores de las descargas ilegales y ante la posibilidad de acciones legales que pudieran ir en su contra.

Pero, ¿cuál ha sido el detonante? Al parecer, las páginas libgen.org y sci-hub.org han sido acusados de la distribución de millones de artículos ilegalmente y, en la denuncia interpuesta por la editorial Elsevier se ha solicitado que se prohiba dar alojamiento a ambas, así como que desaparezcan de los resultados de búsqueda en webs como Bing, Google o Yahoo!. Las grandes tecnológicas, de momento, las han eliminado y, aunque no se han pronunciado todavía, podría presentar una queja formal para conseguir que las dejen al margen de esta guerra.

Para la CCIA, las empresas intermediarias -buscadores, por ejemplo- no toman parte de las actividades de las webs a las que enlazan con lo que consideran que ellas no deben formar parte de unas medidas cautelares que a la larga acaban atacando a la raíz de su negocio. Enlazar con una web de descargas y mostrársela al usuario no significa ni que se esté de acuerdo con la actividad que realiza esa página y, de facto, ni siquiera conocerla.

De facto, si la web es declarada ilegal, ésta será obligada a cerrar con lo que desaparecería del sistema de búsquedas. De lo contrario, y hasta que haya sentencia, las páginas son perfectamente regulares y no mostrarlas solo serviría para dar una visión distorsionada a los clientes y, por tanto, bajar la calidad del servicio que les ofertan.

Los grandes buscadores, sistemas de alojamiento, etc. siempre han defendido su posición ante cualquier actividad ilícita o que pudiera redundar en un daño a un tercero. Sin embargo, sus departamentos jurídicos también defienden que la neutralidad previa a una sentencia judicial no significa en ningún caso apoyar las descargas ilegales.

Parece que se ha abierto un nuevo frente entre la industria del espectáculo y la tecnológica. La duda es saber qué postura tomarán las administraciones ante la enorme presión que ambos lobbys ejercerán sobre el gobierno.

Música, el cambio de consumo se consolida

Por fin, después de 14 años, el consumo de música grabada -legal- aumenta en el Estado. Al menos es lo que muestra el informe anual de Promusicae -patronal de los productores- que concluye que nos gastamos 149,9 millones de euros en 2014, un 21,2% más que en 2013 (el peor año registrado) y el primer repunte de las ventas en este siglo y 12 años de bajadas ininterrumpidas.

Según el informe la coincidencia del lanzamiento de nuevos discos por parte de los músicos más exitosos de nuestra música unida a la consolidación del consumo de música en streaming han sido claves para recuperar el nivel de 2011 y, sobre todo, mostrar un panorama alentador puesto que el nuevo soporte musical ha superado el 42% de las ventas de música -el CD y el vinilo se quedan con un 58%-.

Si miramos a principios de siglo, en 2001, el gasto en música llegó a los 626 millones. Esto significa que el mercado, en su peor momento, ha caído un 80%. Esto hace que la situación sea muy delicada, sin embargo,parece que ha habido un cambio de actitud en los consumidores -se escucha más música que nunca en todas partes- y que los precios que proponen las plataformas como Spotify parecen adecuados para llegar a un acuerdo con los consumidores.

De este modo, a pesar del problema de la piratería, por fin se ve un cambio de tendencia. En parte por la mayor calidad de audio que proponen las plataformas de música en streaming y también por la mayor oferta de este tipo de servicios (algunos como Vevo o YouTube, además, añaden la posibilidad de disfrutar de los clips de las canciones).

La suma de Spotify, YouTube, Napster, Deezer y Xbox Music le suponen ya al negocio más de 47 millones de euros al año con un incremento en la facturación de más del 36% y del número de suscriptores en más del 30%. Por su parte, modelos más tradicionales como iTunes -que sigue vendiendo 14,2 millones de euros en el Estado- parecen más estancados.

Curiosamente, si miramos la lista de los discos más vendidos y la de discos más descargados vemos que hay una dicotomía interesante. Los usuarios compran más música en castellano (17 de los 20 más vendidos) mientras que en las plataformas en línea destacan los artistas en inglés (6 de 10).

Promusicae se muestra optimista, además, por la inminente llegada a nuestro mercado de dos plataformas que han cosechado un enorme éxito en otros países: iTunes Radio -que se la espera para iOS 8.4 o 9, a partir de septiembre- y Google Music como servicio en streaming. Ambos con precios ligeramente más competitivos que los de Spotify, gran referente en Europa entre este tipo de plataformas.

iTunes, premios 2012

Como cada año, la tienda de Apple ha hecho el resumen de lo mejor de su catálogo. Los juegos, aplicaciones, libros y películas más demandados y más aplaudidos por los usuarios para todos los iDevices. Una buena radiografía en la que se muestran los gustos de la tienda online más demandada del mundo y en la que, seguro, veremos reflejadas nuestras preferencias.

 

 

  • Aplicaciones y juegos para iPhone: en este caso se han llevado el gato al agua Action Movie FX y Apalabrados. La primera permite añadir efectos de cine a las imágenes y fotografías que tomamos con el iPhone y el iPad y, seguro, nos sacará más de una sonrisa. La segunda se ha convertido en toda una revelación. Un juego parecido al Scrabble en el que podremos competir con otras personas a las que ni siquiera conocemos. Lo mejor, además, es que ambas son gratuitas. Entre las finalistas destacan Waze -el GPS social que recomendó Tim Cook como sustituto de Google Maps y que también es gratuita- y Rayman Jungle, uno de esos juegos adictivos que por 2,69€ hace que se nos pase el tiempo volando-. Los de Apple también han mencionado servicios innovadores como Hotel Tonight, Uber y Airbnb que, seguro, nos ayudarán a ahorrarnos muchos euros en nuestros viajes. En la lista de más descargadas, entre las de pago el podio lo forman WhatsApp Messenger, Avisador de Radares y Angry Birds Space. Respecto a las gratuitas las tres primeras son Apalabrados, YouTube e Instagram… porque cuando se hizo el listado Google Maps no estaba disponible.
  • Aplicaciones y juegos para iPad: en cuanto a la tableta por excelencia, vemos que el perfil de usuario y sus gustos son muy diferentes. La aplicación favorita para iTunes España es ¡Hola!, la revista del corazón por excelencia y una de las que más rápido se ha adaptado a los tiempos de las revistas digitales. En cuanto a juegos, el elegido es Super Hexagon (0,69€), un desarrollo británico de un juego tan sencillo como adictivo. Muy recomendable para los que no les gusten los alardes de los juegos de acción. Los finalistas han sido Paper by Fifty Three (53), una maravilla gratuita que convierte nuestra tableta en un cuaderno o un lienzo en el que trabajar libremente y con el que compartir los contenidos vía mensaje o red social con sólo la punta de los dedos. Para nosotros, la mejor del año de toda la plataforma. y Bad Piggies HD de Rovio -una suerte de redención de los cerdos malvados de Angry Birds-. Las aplicaciones educativas como iTunes U, Barefoot Atlas of the World o Brian Cox’s Wonders of the Universe también se han llevado una mención especial en el listado. En los tops de descargas destacan Pages -el equivalente a Word de iWork-, el juego «¿Dónde está mi agua?» -todo un veterano- y iPhoto. Entre las gratuitas las vencedoras han sido Skype para iPad -para interrelacionarnos con aquellos que no disfrutan de FaceTime-, la Calculadora para iPad y las noticias de Rtve.es HD. Un ejemplo para aquellos que dicen que el iPad es sólo un iPhone grande. Diferentes tamaños, diferentes posibilidades, diferentes gustos y descargas.
  • Películas: la biblioteca de iTunes empieza a ganar peso en los hogares. Aunque las cifras de descargas están lejos de las de otros países -sobre todo Estados Unidos y Reino Unido- la basta oferta, un precio competitivo para con otros servicios de alquiler e imbatible respecto a los Blurays -las películas se venden en Full HD con contenidos extras exclusivos- han hecho que la facturación se multiplique estos últimos 12 meses. En los tops de alquiler y ventas destacan El Invitado, thriller de Denzel Washington y Ryan Reynolds; Los Juegos del Hambre -que empieza a tener un legión de seguidores más que considerable- y Los Vengadores -la tercera película más taquillera de la historia del cine-. Brave, Rock of Ages, The Pelayos, Intocable, Ted, Spiderman o Prometheus también tienen un sitio destacado en las estanterías de los de Cupertino.
  • Libros: para desgracia de Amazon y las empresas que comercializan eBooks, el iPad Mini se está mostrando como una revelación para aquellos que dudan entre tableta y libro electrónico. Después de que Apple haya anunciado que rebajará los precios de venta que le piden las editoriales -esto es, que reducirá sus márgenes- y gracias a la posibilidad de almacenar todos los libros en iCloud para disfrutarlos en el soporte que queramos cuando queramos, las ventas se han disparado. Entre los de ficción destaca la trilogía de E.L. James basada en la vida de un tal Grey. La novela erótica femenina llega al mundo digital por la puerta grande. Entre las obras de no ficción destaca la biografía de Steve Jobs (no podía ser de otro modo), El monje que vendió su Ferrari, de Robin Sharma; y El mundo amarillo de Albert Espinosa. Entre las creaciones con iBooks Author destacan la obra multitáctil sobre Dinosaurios de DK España, ¡Palomitas! de Hannah Miles y El gato que siempre andaba solo de Rudyard Kipling. Punset, Los Pitufos u Objetivo: el Cupcake perfecto muestran la enorme variedad de libros disponibles en todos los idiomas entre la oferta de la librería de Apple.
  • Música: dejamos para final la joya de la corona de los de Cupertino. Las descargas de iTunes son la referencia en el mundo de la música digitalizada y en algunos países, como Estados Unidos o Reino Unido supera por sí sola las ventas de las tiendas físicas. En el Estado, con las descargas piratas disparadas no llega a tanto, pero su relevancia es tal que se toman muy en cuenta a la hora de realizar todas las listas oficiales de gustos y ventas. En la lista de álbumes más vendidos aparecen por este orden 21 de Adele; Pablo Alborán y su disco homónimo; La música no se toca de Alejandro Sanz; Born to die de Lana del Rey y En acústico de Pablo Alborán -único artista que repite en el top 10 y que también sitúa su Tanto en el puesto número 8. En cuanto a singles los ganadores son el famoso Ai se eu te pego! de Michel Teló; Somebody that I used to know del Gotye y Kimbra; Yo te esperaré de Cali y el Dandee; Someone like you de Adele y Te voy a esperar de Belinda y Juan Magán para la banda sonora de Tadeo Jones.
¿Cuántos de estos contenidos habéis comprado vosotros?

 

Android y Android Market, la alternativa a Apple se consolida

Si ayer hablábamos de Nokia, Windows Phone y su condición de retador ante las dos grandes plataformas del mercado de dispositivos móviles -tabletas y teléfonos inteligentes- hoy nos pararemos a estudiar la actualidad de Google y su entorno operativo Android. Con una expansión mayor que la de su rival más enconado -Apple y su iOS-, el sistema operativo del robot (que acaba de lanzar su cuarta versión, conocida como Ice Cream) comienza a frenar el dominio del iPad en el negocio de las tabletas y por primera vez su Android Market supera a la AppStore por número de descargas.

Android Market, primer mercado mundial de aplicaciones


Tarde o temprano tenía que ocurrir. Aunque la AppStore de Apple es la pionera y el ejemplo a seguir por la competencia por el número y la calidad de sus aplicaciones, Google es el dominador absoluto en el mercado de teléfonos inteligentes. Uno de cada tres smartphones en el mundo equipa alguna versión del programa del buscador. Además, un 10% incluye sistemas operativos compatibles con esta plataforma -como Bada de Samsung-. La relación definitiva es de 2,4 equipos Android por cada equipo iOS, con lo que más pronto que tarde la tienda de aplicaciones de Google superaría a la de iOS. Además, según las cifras del estudio la relación de ventas será de 3 a 1 para los de Mountain View en 2016.

Esto ocurrió el pasado día 25 de octubre. IDC publicaba un informe según el cual Android controla el 41% de las descargas de aplicaciones, mientras que iOS se queda con el 31%. Sin embargo, en Cupertino respiran tranquilos. El motivo es doble: en 2011 se estima que el número de aplicaciones descargadas en todo el planeta será de unos 29.000 millones; en 2010 fue de 9.000 millones. Por otro lado, la tienda de Apple tiene registradas unas 600.000 aplicaciones de las que están activas más de medio millón. Del bando de Google existen 500.000 pero tan sólo 320.000 están activas en el mercado.

La cifra, sin embargo, se ha recortado ligeramente ya que los desarrolladores de Android son más activos que los de iOS. Aún así, el lanzamiento del potente iOS 5 -todavía muy superior a Android 4- ha hecho que aunque la relación de aplicaciones presentadas sea de 6 a 4 para los de Google, las aprobadas sigue siendo de empate. En cuanto al valor de las descargas, el estudio concluye que los clientes de iOS se descargan más aplicaciones y, sobre todo, se descargan más aplicaciones de pago, lo que hace que el beneficio por este concepto entre ambas empresas siga siendo favorable a los de Tim Cook.

Iris, la respuesta a Siri


Si no hace mucho Steve Ballmer se quejaba de que Microsoft hace tiempo que tiene asistentes por voz, en Google no han querido ser menos y ya han mostrado su réplica a Siri, el asistente virtual de Apple para sus dispositivos móviles.

Se trata de Iris, una aplicación creada por Dexetra para Android en tan sólo ocho horas y que, de momento, sólo está disponible en una versión alfa que la empresa promete trabajar. El servicio -que nace como parte de la fiebre de descargas de aplicaciones por voz tras la presentación de Apple- se aprovecha del sistema de reconocimiento por voz de Android y promete que se puede conversar con el asistente de cualquier tema -sólo en inglés- gracias al motor de búsqueda de Google.

En cualquier caso, este tipo de aplicaciones -no os perdáis Vlingo, de las mejores- se antoja fundamental si Android pretende seguir dominando el mercado de telefonía móvil y, sobre todo, si quiere frenar el dominio del iPad en el mercado de las tabletas.

Las ventas de la tableta de Apple siguen siendo estables. Si bien hace un año tenía un 95,5% de la cuota de mercado, ahora sus ventas «sólo» controlan el 66,6%, si bien es cierto que la competencia se ha multiplicado. Sin embargo, parece que la primera de las tabletas seguirá dominando el mercado, al menos, hasta 2015 cuando se prevén unas ventas de 150 millones de iPads por unos 116 millones de equipos con Android. La pregunta es qué espacio le queda a Windows en todo esto.