Hannover Messe 2018, de la evolución a la revolución

La semana pasada, del 23 al 27 de abril, Hannover ha sido la capital mundial de la industria gracias a la última edición de la Hannover Messe, una feria nacida después de la II Guerra Mundial que ha permitido colocar a la ciudad de Baja Sajonia como referencia ineludible en sectores tan críticos como la fabricación avanzada, robótica, impresión 3D, digitalización del conocimiento, energías limpias o inteligencia artificial.

El evento, que tuvo como país invitado a México, demostró el enorme avance del sector año tras año y, sobre todo, plasmó lo aprendido por las empresas durante los últimos meses, lo que permite mostrar una evolución responsable y adaptar las novedades a las necesidades del sector. De esta forma, hubo espacios dedicados a la robótica colaborativa, al mantenimiento predictivo, a los gemelos digitales (fundamentales para perpetuar el know how y garantizar una formación adecuada para los operarios) o la inteligencia artificial.

Todos estos avances, resultado de la evolución del internet de las cosas y herramientas como el Big Data y el Blockchain que permiten multiplicar el valor añadido de los fabricantes y conseguir productos y soluciones no solo más personalizadas sino también más eficaces.

La sostenibilidad, otra de los pilares de la industria 4.0, fue también uno de los temas recurrentes. Es necesario la consecución de energías limpias fácilmente integrables en los procesos productivos así como el reciclaje de los excedentes energéticos de los procesos industriales (algo que nos recuerda iniciativas tan interesantes como el Proyecto Calor de Innobasque) no solo para minimizar la huella de carbono de la industria sino también para conseguir una mayor independencia y competitividad respecto a otras regiones.

En todo ello también tiene un papel fundamental la consecución de materiales más ligeros, resistentes, maleables y adaptables que adquieren mayor relevancia gracias a procesos como la fabricación aditiva y la impresión 3D. Una nueva generación de materias que unida a una cadena de suministros inteligentes y una logística 4.0 adaptada a esta nueva era multipliquen la competitividad del sector y lo hagan crecer dentro de sus economías.

No obstante, al margen de toda esta demostración técnica, la feria fue también un lugar para la reflexión y el debate. Para el análisis de las nuevas estructuras de mercados y para aprender de otros sectores que se han adaptado o, directamente, han generado la revolución digital de la industria. Especialmente interesante fue el estudio de las «economías de plataforma» en las que se estudió al detalle los modelos de éxito de empresas como Microsoft, Amazon, Google, Apple y Facebook y se vio qué se podía importar de su comportamiento.

De esta forma, la industria ha de sopesar la posibilidad de relacionarse con su consumidor final a través de internet con los beneficios y riesgos que esto conlleva: desde acercarse de una forma menos costosa a cualquier cliente potencial en cualquier rincón del planeta a entrar en una carrera de precios y servicios al tener a la competencia a un solo «click». Empresas como Siemens ya han comenzado a generar sus propias plataformas digitales, no obstante, parece un proceso que llegará de una forma diferente a otros sectores.

En definitiva, el evento se centró más que nunca en la unión de diferentes sectores para un desarrollo del sector integral. Desde la forma en la que la digitalización ha transformado la obtención de materias, su transporte, transformación y comercialización hasta la forma en la que los avances tecnológicos cambiarán las fábricas a otras más inteligentes y los productos y soluciones finales de los actores del sector cambiarán otros negocios (automoción, domótica, transporte, componentes, medicina, etc.).

Una etapa (la cuarta revolución industrial) que más que nunca se muestra como la suma de varias revoluciones parciales de otros sectores sociales y económicos y que puede convertirse en la más profunda reconversión hasta la fecha.

Noticia recomendada por Binary Soul

Bilbao Tech Week 17, la tecnología como medio de desarrollo

La semana pasada, entre el martes y el viernes Bilbao celebró su Tech Week, un evento que busca colocar a la capital como centro tecnológico y digital en el contexto nacional e internacional y presentar a la Villa como un hub ineludible en campos tan diversos como la medicina o el marketing.

De esta forma, con la sala Multibox de EiTB como mejor escenario posible, la reunión impulsada por BEAZ, SPRI y Bilbao Ekintza y apoyada por Ve Interactive, Innolab Bilbao y Binima Digital Products se dividió en cuatro jornadas con temáticas diferenciadas que sirvieron para que tanto los asistentes como los medios comprobaran la importancia de la digitalización en todos los campos de la sociedad y la economía.

El primer día fue el turno de la medicina. Durante la jornada se trataron campos como la regeneración de tejidos y de órganos de la mano de David Rodríguez (director de producto y calidad en Osteophoenix SL); la interacción hombre-máquina a través del eye-tracking (ponencia impartida por Marie Macharackova); la evolución del hardware y el software en dispositivos médicos (con Jon Mabe de Ik4 Tekniker) así como las soluciones interactivas para los pacientes crónicos (expuesto por Julio Álvarez).

La jornada se cerró con una interesante mesa redonda en la que el tema abordado fue la salud 2.0 (Health 2.0 Basque) en la que se analizó el papel de los dispositivos móviles y la computación en la nube como aliados para una mejor gestión sanitaria tanto para usuarios como para Instituciones. El taller de la tarde puso énfasis en el desarrollo de nuevas herramientas digitales a partir de la plataforma bizkaia.network.

La segunda jornada trató sobre Blockchain desde el punto de vista de un desarrollador (ponencia de Iván González de Plain Concepts); el diseño de espacios de confianza (por Jesús Cao de Flow) así como sus aplicaciones en el tejido empresarial (análisis llevado a cabo por Óscar Lage de Tecnalia). Arantza Marqués García, de IBM, llevó a cabo la reflexión sobre el potencial de este análisis de datos para optimizar la producción industrial mientras que la mesa redonda abordó las criptomonedas, su uso y su posición dentro o fuera del marco legal.

Por la tarde llegó el turno de IBM Watson Developer Cloud y su potencial como herramienta para el desarrollo de servicios congnitivos para una nueva generación de aplicaciones apoyadas en la inteligencia artificial.

El tercer día estuvo centrada en las start ups: desde el empleo de analítica avanzada para mejorar las organizaciones (propuesto por Iñaki Pertusa de Decidata) así como herramientas para identificar oportunidades de negocio (de la mano de Josu Rodrigo de We Are Testers) así como la evolución de las pequeñas empresas y su adaptación a nuevas tecnologías -Borja Cembrero de Naiz Fit- o la experiencia de Quifa con una interesante ponencia titulada «de la idea a la store».

El debate de la mesa redonda giró en torno a la facilidad de emprender en Euskadi y las facilidades y obstáculos a la hora de poner en marcha una iniciativa empresarial. El taller presentó UX Garaje de VE Interactive.

Finalmente, el viernes la BTW se centró en el marketing digital. En esta jornada se desarrolló el mismo desde la perspectiva de un Growth Hacker por parte de Juan de la Herrán; las estrategias digitales en las que deben invertir las empresas (con la colaboración de Rubén Molina Ortego de VE Global) así como una análisis de la transformación del marketing gracias a la tecnología (con la experiencia de Miren Elosegui de Hispavista).

Miriam Peláez y Daniel Peris de Pickaso explicaron las posibilidades inmensas de  los negocios móviles e Iñaki García de Lin3s analizaron las diferentes estrategias de marketing digital y su sentido en cada escenario. La mesa redonda analizó la relación entre el marketing digital y las agencias de marketing convencionales así como la supervivencia de las segundas sin tener en cuenta el primero.

En definitiva, una semana en la que Bilbao se presentó como una ciudad digital en el presente para consolidar los retos tecnológicos del futuro.

Binary Soul, lanzada hacia la industria 4.0

Si recientemente hablábamos de la Hannover Messe como una de las mejores formas de saber hacia dónde va la industria (robótica, automatización, virtualización, procesos de capacitación para los operarios, etc.), pocos días después de cerrar su edición de 2017, vemos cómo multitud de empresas tienen proyectos en marcha para que el sector vasco siga siendo una de las referencias continentales -siempre teniendo en cuenta el tamaño de nuestro pequeño país-.

De esta forma, podemos ver como empresas de referencia en sus sectores se alían con otras más pequeñas y digitales para sacar adelante proyectos que le permitan apuntalar su eficacia y su eficiencia. El último ejemplo es el de IPF (Industria de Poliuretano Flexible) y Binary Soul -especialistas en virtualización- que han puesto en marcha un proyecto de configuración de plantas para el proceso de fabricación de planchas de poliuretano.

El objetivo es facilitar la creación y virtualización de áreas de fabricación que permita mostrar los procesos de distribución final en formato 3D, explorar las plantas de IPF, ver simuladores de funcionamiento y recibir información sobre todos los elementos que constituyen el modelo. En definitiva, generar un sistema que haga que la compañía especializada en el desarrollo de soluciones a medida para la industria de fabricación de espuma flexible de poliuretano ubicada en Bizkaia siga siendo una de las referencias del sector.

El hecho diferencial, sin duda, es el desarrollo de una herramienta 3D de última generación que permita al cliente conseguir una configuración a su medida de su capacidad productiva mucho más allá de fríos números reflejados en una hoja de cálculo.

IPF se encuentra en un momento clave en el que ofrece a sus clientes el desarrollo de proyectos para sistemas de almacenaje, de transporte así como de procesos de automatización para encontrar soluciones a problemas presentes y futuros de la industria.

Desde su nacimiento en 1994 la empresa ha sido un referente en el desarrollo e incorporación de nuevas tecnologías por lo que la creación de una aplicación por parte de Binary Soul que permita crecer a la empresa dentro de la industria 4.0 -con todo lo que esto conlleva en cuanto a gestión de producción, capacitación de operarios o virtualización de procesos- es solo un paso más en el ADN tecnológico de ambas firmas.

La pequeña cooperativa de Bilbao ya tiene experiencia en colaborar con otras empresas industriales como Iraupen o Amada así como en el desarrollo de proyectos de virtualización y capacitación como el Gamified Training System. Un ejemplo de cómo es posible realizar una adaptación desde otros sectores -en este caso el de los videojuegos- para conseguir sinergias y colaboraciones entre empresas que redunden en un segmento de mercado más competitivo para todos.

En definitiva, un nueva y prometedora apuesta de dos empresas comprometidas con las nuevas tecnologías, la industria 4.0 y la digitalización como pilares para el desarrollo de una economía más competitiva, eficaz y sostenible.

Intel, la moda como nueva frontera de la digitalización

Probablemente, la industria de la moda ha sido una de las últimas en sufrir el impacto de la revolución digital. Es cierto que la forma en la que consumimos ha cambiado radicalmente -desde las compras por internet, la influencia de los bloggers, la mayor cantidad de información sobre el producto y las tendencias a las que acceden los consumidores, etc.- pero la condición de la moda casi como una artesanía ha hecho que el impacto de las nuevas tecnologías haya sido menor que en otros sectores productivos. Hasta ahora.

En muy poco tiempo hemos podido ver en la Semana de la Moda de Nueva York y en la de París cómo hay diseñadores dispuestos a cambiar por completo la utilidad de prendas y accesorios y para ello se han apoyado en la experiencia de Intel, una de las referencias del sector.

En la cita estadounidense, además de presentar experiencias inmersivas, sirvió para que diseñadores de lujo apostaran por redefinir la relación entre forma y función por medio de accesorios revolucionarios. Uno de los ejemplos más llamativos es el del brazalete de TOME (en la imagen que abre el post) que aprovechando la tecnología Intel Curie busca que su portador pueda controlar su salud y monitorizarse en cualquier momento sin perder ni un ápice de estilo. Y es éste precisamente la oportunidad que el sector de los wearables necesita ya que para muchos consumidores siguen siendo dispositivos digitales que poco o nada tienen que ver con la moda.

TOME también presentó otros accesorios, como un bolso capaz de detectar la temperatura y humedad ambiente e incluso analizar la calidad del aire que le rodea. Por su parte, los diseñadores de BAJA EAST se sumaron a la experiencia de FILA y al sistema de Intel para crear unas zapatillas que permiten hacer un seguimiento de la salud y la actividad de su propietario.

En la Semana de la Moda de París el público pudo disfrutar de la colaboración entre el diseñador Hussein Chalayan e Intel en el que se mostraron una colección de accesorios (gafas y cinturones) que permiten monitorizar y gestionar el estrés de quien las lleva. Una vez más, gracias al módulo de hardware Intel Curie se pudieron convertir diseños de alta costura en productos inteligentes a los que ir añadiendo funcionalidades.

Moda, deporte y sistemas 2.0

Una de las novedades más importantes por los americanos durante las últimas fechas tiene que ver con el deporte y con uno de sus aliados más importantes, Oakley, una de las firmas más respetadas de la italiana Luxottica.

Las Oakley Radar Pace son un compendio de accesorio y plataforma inteligente que permite, gracias a la tecnología Real Speech, que el deportista pueda disfrutar de un software dinámico en tiempo real al respecto de su rendimiento y entrenamiento. De esta forma no solo recibe instrucciones durante el ejercicio sino que puede formular sistemas a su entrenador virtual.

 

Noruega, la polémica por apagar su FM

A partir de 2017 Noruega será el primer país que apague su red de FM e implantar la transmisión digital de audio (DAB) con el fin de quintuplicar su cifra de canales. El paso, previsto en el protocolo europeo Eureka 147, se empezó a contemplar en los años 90 con el nacimiento de las radio fórmulas de música non stop y los canales de noticias 24 horas. Sin embargo, aunque siempre se ha hablado de sus ventajas -y su desarrollo en países como Bélgica o Reino Unido supera el 98%- todavía ningún país se había atrevido a dar el paso de eliminar la FM.

El apagón, promulgado por el parlamento nórdico en 2011, se da en un momento en el que la cobertura del DAB es del 99,5% de la población noruega y dos tercios de los hogares cuentan con sistemas de recepción adaptados. Al menos según las cifras de Digital Norge, representante de las emisoras públicas NRK y las principales privadas: Bauer Media y P4.

El responsable de comunicación de Digital Norge explica en un post de la asociación que la conversión se llevará a cabo con una cobertura mucho mayor que la digitalización de la televisión y que el único escollo que tendrán los oyentes será actualizar la radio de sus coches. De este modo, la ventaja de disfrutar de 25 canales en vez de 5 no solo supondrá un empujón a la industria sino también a la expansión de nuevos modelos y contenidos.

El motivo por el que se decantaron por potenciar esta tecnología es porque la geografía del país hace imposible dar una cobertura del 100% a través de internet y «porque la capacidad de las redes móviles no permitiría que todos los noruegos pudieran escuchar la radio a la vez», en palabras de Oyvind Vasaasen, portavoz de NRK en Digital Norge, para El País. Sin embargo, hay varias voces que rebaten esta teoría.

Lars Nyre, profesor de Estudios Mediáticos de la Universidad de Bergen, defiende que el DAB se estructura a partir de las relaciones con la Unión Europea de Radiodifusión que busca «que los grandes grupos se aseguren una posición dominante en el futuro». Asimismo, asegura que el proyecto solo pone en riesgo las iniciativas locales y públicas ya que no podrán competir en igualdad de condiciones con ellos y mucho menos con ofertas como las de Spotify, Podcasts y el desarrollo de los medios multimedia en internet.

Svein Larsen, dirigente de la Norsk Lokalradioforbund, una de las principales asociaciones de radios locales en el país, la eliminación de la FM solo beneficia al ente público que no tendrá que seguir financiando la doble distribución y a los dos principales grupos privados del país (por cierto en manos extranjeras) que se garantizan una posición dominante al menos hasta finales de la próxima década y aglutinan el 96% de la oferta radiofónica.

Técnicamente el DAB es el menos malo de los sistemas. Es cierto que flaquea en la recepción en interiores de edificios pero también lo es que no existe una alternativa que mantenga sus ventajas (poco consumo, posibilidad de desdoblar canales y crearlos temporales -pop up-, facilidad de navegación, fortaleza frente al pirateo, etc.). Además, bien planteado, en teoría, debería obligar a acuerdos entre competidores para poder lanzar nuevos canales. El problema es cuando el reparto es similar al desastre que tenemos en el Estados en el que en vez de nacer nuevos canales la TDT se ha convertido en un vertedero de repeticiones de los grandes canales.

¿Por qué aún así la televisión ha conseguido migrar a un modelo digital y la radio no? Hay varios motivos: en primer lugar la capacidad de internet para soportar la enorme demanda de radio en el continente. De media 440 millones de europeos consumimos 3 horas de radio diarias. ¿Puede hacerse esto desde la web de forma eficiente sin perder contenidos? Es un reto.

Por otra parte, la UE siempre ha visto la televisión como un negocio boyante que regular y por eso se dio una fecha de apagón para todo el continente. Sin embargo, la radio se ve como algo local lo que invita a pensar que aunque todo acabará siendo digital, durante bastante tiempo convivirán varias tecnologías. Mientras los grandes mercados: Reino Unido, Alemania, Francia y España no tengan «prisa» parece que la migración será gradual.