Grafeno, IBM cumple su promesa

El grafeno y sus posibilidades fueron tratados en uno de los primeros posts tecnológicos de esta bitácora. Un material cuyo descubrimiento -y sobre todo el de sus aplicaciones- nos acercaron a un futuro que hace poco nos parecía impensable. Los dos premios Nobel que lo habían acercado a nuestras vidas nos advertían de que lo más maravilloso de todo esto es que su plazo de aplicación en la tecnología «doméstica» iba a ser mucho más rápido que con cualquier otro elemento anterior -el silicio-. Tenían razón. Sólo un año y cuatro meses después de que los científicos de IBM presentaran el primer transistor de este material capaz de funcionar a una frecuencia de 100 Ghz, la misma centenaria compañía ha presentado el primer circuito integrado de grafeno que permitirá fabricar procesadores, sensores y sistemas de comunicación mucho más rápidos que los actuales.

Este hito, desvelado por la revista Science, nos habla de un mezclador de radiofrecuencia de banda ancha construido sobre «una oblea de silicio» que trabaja a 10 Ghz. Sin embargo, la importancia de este avance -tan complicado de entender para los que somos ajenos a la ciencia- radica en sus aplicaciones cotidianas (donde la gran mayoría de las personas disfrutamos de lo que descubren los científicos).

Elisa Martín Garijo, directora de Tecnología e Innovación de la multinacional estadounidense, lo explica así: «este mezclador supone el primer paso para demostrar que ya podemos fabricar circuitos integrados de grafeno. Y de la misma manera en que se fabrican los de silicio -presentes en el corazón de casi todos nuestros dispositivos-, porque el mismo proceso sirve para ambos materiales. El próximo paso será fabricar el chip de grafeno«.

Hablan de primer paso porque este circuito de grafeno ha sido creado en un laboratorio y su capacidad de cálculo todavía es bastante limitada. No obstante, explican que ya se puede emplear en «sensores, dispositivos móviles y pantallas«.

Las esperanzas puestas en el grafeno, carbono en estado puro aislado hace sólo siete años por Andre Geim y Kostya Novoselov, radican en sus características físicas a medio camino entre semiconductor y metal, así como su resistencia -200 veces superior a la del acero-, gran flexibilidad y conductividad eléctrica.

Martín Garijo dice que su empleo permitirá crear dispositivos electrónicos cada vez más pequeños y baratos gracias a su «extraordinaria conductividad«, si bien, anticipa que convivirá bastante tiempo con el silicio. IBM ha cumplido su promesa, el futuro está llegando.

Asistentes a la conducción, ángeles de la guarda tecnológicos

La tecnología es, según Wikipedia, el conjunto de conocimientos técnicos, ordenados científicamente, que permiten diseñar y crear bienes y servicios que facilitan la adaptación al medio ambiente y satisfacer tanto las necesidades esenciales como los deseos de las personas. Si hay un campo en el que se aplique esta definición, es el de la automoción.

Nuestros amigos de Autobild ha hecho una lista de cuáles son los avances tecnológicos que suelen -o deberían- equipar nuestros vehículos y que, sin duda, hacen nuestra conducción más cómoda.

  • Asistente de distancia de seguridad: integrado dentro de un sistema mayor que algunas marcas han denominado Tempomat -las alemanas- y otras Cruise Control -control de crucero en inglés-, sigue con una cámara delantera al coche precedente y mantiene de modo autónomo la distancia de seguridad con él. Los sensores del vehículo rastrean hasta una distancia de 100 metros y, si no se respeta esta distancia, hace actuar a los frenos -incluso el freno motor-. Su precio en el mercado va desde los 1.500€ de un Ford Focus hasta los 2.450€ del paquete que lo incluye en el caso del Toyota Avensis.  Su gran tara se da cuando cambiamos de carril o, simplemente, cuando queremos adelantar, ya que no reconoce las luces de los demás vehículos. Sólo las formas. Se trata de una tecnología con un amplio margen de mejora y desarrollo.
  • Faros con luz dinámica: este equipo ajusta el contraste del haz de luz del asfalto en función de las condiciones que rodean al vehículo (el tipo de vía, la climatología, etc.).  La mayoría de los sistemas sólo dependen de la velocidad, pero otros más avanzados -como los de Mercedes, Opel o el Grupo Volkswagen- disponen de cámaras adicionales en el espejo interior que son capaces de distinguir incluso si llueve o hay niebla. Muchas veces se asocia a un asistente de luz en carretera o faros adaptativos en curva. Un gran «invento» que mejora la visibilidad en todas las condiciones. Su coste suele ir unido al de los Faros Xenón, aunque en algunas marcas se paga por separado (en BMW vale unos 1.300€).
  • Asistente de luz en carretera: la luz de carretera se regula según el tráfico que nos viene de frente o en zonas bien iluminadas. Cuando no detecta a nadie en nuestro camino, un dispositivo reactiva las «largas». El funcionamiento es sencillo: una cámara situada en el retrovisor interior reconoce las luces del tráfico por delante y hace que el faro se apague o encienda. Su precio suele comenzar en 300€ -como es el caso de Volkswagen-. Otras marcas los unen a los faros bixenón o dentro de otros paquetes más completos. Entonces ronda los 1.000€. Es un ejemplo de un servicio a nuestra comodidad más que a nuestra seguridad.
  • Asistente de estacionamiento: la panacea para aquellos que odian aparcar. Sin embargo, tiene «truco». El coche busca solo el hueco donde aparcar y realiza la maniobra ayudado por unos sensores ultrasonido. Una vez detectado el sitio, el conductor engranará la marcha atrás y sólo tendrá que acelerar y frenar. Cuesta entre los 635€ de un Lancia Delta a los 800€ de un Passat. Nos parece demasiado teniendo en cuenta que suele requerir un hueco tan grande que cualquiera podría aparcar sin ayuda.
  • Freno de emergencia en ciudad: uno de los ingenios más espectaculares ideados por los suecos de Volvo es este sistema que reconoce el peligro y detiene por completo el vehículo sin necesidad de que el conductor intervenga. De este modo se intenta evitar el alcance y, por lo tanto, sus consecuencias. Este sofisticado freno requiere de un láser con un alcance de seis metros que mide la distancia con el vehículo que nos precede cuando circulamos a menos de 30 km/h. En caso de que se detenga, todo el equipo trabaja solidariamente hasta frenarnos y, por debajo de los 15 km/h evita la colisión. De momento sólo lo llevan modelos de Ford y Volvo, que cobran a partir de 1.050€. Aunque pueda parecer insuficiente, las estadísticas detectan que la mayoría de atropellos en ciudad se hacen en zonas peatonales o de prioridad para el peatón, donde la velocidad raramente supera los 30 km/h. Puede salvar muchas vidas.
  • Avisador de fatiga: un ejemplo de tecnología futurista aplicada al automóvil del presente. El coche reconoce los signos de pérdida de concentración y nos recomienda -mediante señales acústicas o visuales- que hagamos una parada. El sistema de Mercedes -otra vez- genera en los primeros momentos de la conducción unos patrones de comportamiento que relaciona con la hora del día y la duración del viaje gracias a 70 sensores. En función de estos datos es capaz de saber cuándo conducimos erráticamente. A pesar de todo ello, su precio es de 179€.
  • Pantalla Head-Up (HUD): ofrece toda la información clave de la conducción -velocidad, indicaciones del GPS e incluso señales de tráfico- sobre el parabrisas o en una superficie transparente normalmente construida en plexiglás. Nacida en la aviación militar, esta tecnología se sirve de una lente ubicada tras los indicadores que proyecta las imágenes que percibe en nuestro campo de visión y que nos permite no tener que apartar la mirada de la carretera. Algunas marcas ya lo equipan de serie (Toyota en el Prius), otras cobra poco por ella: Peugeot, 350€. Esta tecnología no sólo nos ayuda a guardar la concentración, sino que también salvará algún que otro punto del carnet.
  • Alerta de abandono de carril: su funcionamiento es sencillo. Si el conductor se despista y amenaza -o lo hace- con invadir el carril contrario o salirse a otro carril -en el caso de las vías con un único sentido- se le envía una advertencia para que corrija su trayectoria. Unas cámara o unos sensores infrarrojos distinguen las marcas del asfalto y los márgenes de la vía de modo que cuando nos acercamos a ellos, el coche nos «pita». En el caso de Citroën, inventor del dispositivo, el volante nos vibra por el lado por el que nos vamos a salir. Su precio oscila entre los 535 y los 2.450€ en función de si lo equipamos sólo o dentro de un paquete mayor.
  • Aviso de vehículo en ángulo muerto: este asistente supervisa el tráfico en nuestra misma dirección y que se nos acerca por ambos lados. Si detecta un cambio de carril, un piloto ubicado en el salpicadero o en el propio retrovisor brilla y recibimos un pitido que nos alerta sobre la existencia de un vehículo a nuestro lado o en una zona susceptible de impacto. Para que funcione es necesario un radar, un láser o una cámara. Algunas marcas, como Mazda, lo equipan de serie, mientras que otras nos cobran hasta 1.000€. Su defecto, en ciudad funciona de continuo y nos puede llevar a engaño.
  • Reconocimiento de señales: lee las señales de tráfico y nos las muestra en una pantalla. Una cámara se encarga de rastrear todas las señales viales y los compara con su base de datos. Si hay coincidencia, recibimos un aviso. A veces, incluso nos avisa de situaciones coyunturales como la lluvia. Su precio va de los 450€ de Opel a los 1.050 de Ford. Su problema, a veces confunde señales de velocidad o símbolos. No es del todo fiable… todavía.
  • Sistemas de reducción de daños en una colisión: el coche detecta una posible colisión y prepara todos los sistemas pensados para mitigar daños. Unos sensores detectan una frenada brusca, la inestabilidad del vehículo o que no se reduce la velocidad frente a un obstáculo. Dependiendo del modelo, el coche reduce la velocidad o, incluso, se detiene. Los más completos tensan los cinturones, cierran las ventanas y colocan automáticamente los asientos en posición óptima. Normalmente suele estar disponible como un paquete en los topes de gama. Toyota lo equipa en el Avensis por 1.250€. Curiosamente, Mercedes lo incluye por sólo 382€. Es el mejor ejemplo de tecnología que nos protege en vez de conducir por nosotros. El Pre-Safe, como lo llaman los alemanes, es la mejor inversión que se puede hacer en un coche. Sobre todo si llevamos compañía.

Toshiba y YouTube, una nueva forma de ver la televisión

Toshiba presenta un televisor que reconoce al usuario…


Cuando parecía que todas las posibilidades de interacción entre el espectador y la televisión estaban inventadas -por el momento-, el fabricante japonés Toshiba ha presentado un modelo que es capaz de [Enlace roto.] que tiene delante y sintonizarle, de modo automático, su canal preferido con los ajustes de imagen y sonido seleccionados previamente por el mismo. El «cerebro» del dispositivo, incluso, es capaz de apagarse si detecta que no hay nadie delante suyo, así como de crear listas de «favoritos» personalizadas entre los contenidos grabados.

Hasta ahora, la gama Regza se había caracterizado por sus facilidades para sincronizarse con otros dispositivos del hogar, desde el WiFi hasta los ordenadores domésticos, pero los ingenieros han querido dar un paso más con su Personal TV y hacer que desde el mando a distancia se puedan activar diferentes aplicaciones del iPad y el iPhone.

Este servicio de televisión inteligente ya está disponible en las gamas ZL, YL y WL de la empresa, que presentan también un novedoso sistema de optimización de imagen gracias a un potente procesador que calibra continuamente el color, contraste y brillo de cada imagen para conseguir la de mejor resolución. Además, al igual que otros modelos de la competencia es capaz de sobreescalar cualquier imagen 2D a 3D.

Otra de las apuestas de la compañía japonesa ha sido la presentación de un modelo LED de 40 pulgadas retroiluminado que permite ver imágenes en tres dimensiones sin necesidad de gafas. La pregunta que nos hacemos desde aquí es si, después del «éxito» de la Nintendo 3DS, el modelo tendrá buena acogida. ¿También tendrá tope de tiempo de visionado? Suponemos que no. En cualquier caso, habrá que esperar hasta 2012 para saberlo.


… y YouTube ofrecerá 20 canales «premium»


Y después de hablar de hardware, es hora de pasarnos a los contenidos. Según ha publicado The Wall Street Journal, el portal de vídeos propiedad de Google, YouTube, pretende crear 20 canales de televisión premium  a través de los cuales ofrecería unas diez horas de producción propia a la semana. Según el rotativo neoyorquino, la oferta debería estar disponible a finales de año.

Las cifras del proyecto están a la altura de las dos compañías y, según publica el [Enlace roto.], la inversión ronda los 100 millones de dólares. Aunque desde YouTube no han comentado nada al respecto, uno de los portavoces de la compañía han explicado en el portal Cnet que están trabajando para mejorar la experiencia del usuario.

Con este paso, YouTube se acerca más a Netflix -principal portal estadounidense de acceso en streaming a películas y series- que a su propio concepto de red social de vídeos. Para algunos expertos, este paso se podría ver como un modo de Google de potenciar su proyecto Google TV. Hemos de recordar que [Enlace roto.] para emitir partidos de ambas ligas en directo.