Durangoko Azoka, espacio cultural y digital

Un año más la Durangoko Azoka ha sido el epicentro de la cultura vasca durante la primera semana de diciembre. Un escenario perfecto en el que durante cinco días en el que la creatividad, la historia, la tradición y las nuevas tecnologías han ido de la mano para subrayarnos en un entorno cada vez más gloablizado y mostrarnos al mundo como una cultura de vanguardia.

Con más de 110.000 visitantes, la 52 edición de la Azoka volvió a estar dividida en varios espacios (ocho) temáticos entre los que destacó de nuevo Kabi@, un entorno volcado con la digitalización que bajo el lema «ha pasado de ser a actuar» ha buscado señalar la importancia de la comunidad.

La «plaza digital» contó el primer día con una «Gamer Gela» y con el exitoso «Game Erauntsia» en el que los videojuegos vascos volvieron a tener un lugar de privilegio para mostrar al público -pequeños y mayores- que hay vida más allá de los grandes estudios internacionales y que cultura y nuevas tecnologías pueden y deben ir de la mano.

El jueves 7 se cedió el testigo a las aplicaciones y los teléfonos móviles con iniciativas como AppInventor que permitieron conocer más de cerca el trabajo necesario para desarrollar estos pequeños programas que nos hacen la vida mucho más fácil. También hubo tiempo para hablar de ciberseguridad con talleres en los que se trató la privacidad y la gestión de la seguridad en nuestro entorno.

El viernes 8 le llegó el turno a Wikipedia. La gran herramienta de conocimiento online desde principios de este siglo supone un enorme reto en cuanto a la creación y gestión de contenidos. Precisamente por eso se presentaron charlas en las que se animó a los asistentes a aprender a hacerlo y a poner en valor el enorme trabajo de todos aquellos que hacen posible (con sus errores y virtudes) la gran plataforma online para la democratización del conocimiento.

Con el comienzo del fin de semana, el espacio Kabi@ se centró en la comunidad de contenidos vascos en la red centrándose especialmente en bloggers, operadores, cooperativas y la revolución digital en materia editorial. Una oportunidad, esta última, que permite dar una difusión mucho mayor a las culturas «minoritarias» gracias a la globalización que permite internet.

El domingo, último día de la Plaza Digital tuvo un papel especialmente relevante el análisis de la situación de la mujer en la tecnología. Una temática cada vez más presente en las mesas redondas y que se centra, sobre todo, en la importancia de dotar a los avances técnicos y a los contenidos del punto de vista femenino, así como de aprovechar la enorme capacidad de las nuevas generaciones como se ha hecho en otras disciplinas.

En definitiva, una cita ineludible en el calendario para aquellos que disfrutamos de la cultura, defendemos la nuestra como un elemento diferenciador y entendemos las nuevas tecnologías como la herramienta indispensable para expandirla y democratizarla.

Noticia recomendada por Binary Soul

Durangoko Azoka, la nueva cultura vasca se consolida

Un año más, la cita más importante de la cultura vasca tiene una cita en Durango. Desde el día dos al seis de diciembre los ocho espacios de la Azoka han sido testigos de mesas redondas y coloquios, con especial relevancia para los creadores, el mundo audiovisual, la cultura digital (genial como siempre Kabi@), el aprendizaje, las artes escénicas y las retransmisiones en streaming.

El evento, demostración desde hace más de medio siglo de la evolución de la cultura vasca y el euskera, puso especial énfasis en las demandas de contenidos de las nuevas generaciones. De la cultura como aprendizaje y como ocio y, sobre todo, demostró la apuesta de los creadores de contenidos por las nuevas tecnologías como herramientas de distribución de la lengua y la identidad cultural.

Es por ello que hubo un espacio dedicado a Wikipedia y sus contenidos en euskera -con talleres de edición-, una apuesta por las redes sociales, cursos de programación (Python), mesas de debate sobre internet y, cómo no, un espacio para el ocio digital y los videojuegos.

Con una llegada cada vez más masiva de jóvenes (muchos de ellos estudiantes), la Feria se muestra como una cita ineludible para aquellos que quieres mostrar las nuevas formas de ocio y cultura para la generación millennial euskaldun. Una vez más, tanto las distribuidoras «clásicas» como los medios de comunicación y las start ups quisieron estar presentes para mostrar sus propuestas.

El cambio generacional entre los asistentes (algunos medios hablan de la media de edad más baja hasta la fecha) quedó plasmado también en los productos que demandaban en los stands de las distribuidoras y editoriales donde algunos juegos como Sorginen Kondaira -que gozó de una gran aceptación en la feria del año pasado- fueron muy solicitados.

La presencia de Game Erauntsia, comunidad de aficionados a los videojuegos, consolida el espacio euskaldun dentro de esta enorme industria y, sobre todo, confirma la demanda del mercado de contenidos diferentes al mainstream que aúnen cultura y ocio.

Sorginen Kondaira, escribe tu leyenda

Varias semanas después de saber sobre Sorgina Pirulina -un juego de componente educativo inspirado en la mitología vasca- la start up Binary Soul por fin ha anunciado el lanzamiento de la versión definitiva (Gold Release) del título.

Con un nombre más atractivo y maduro, Sorginen Kondaira -La leyenda de las Brujas- nos adentra en las aventuras de una joven bruja que ha de enfrentarse sola a Gaueko, el señor de la noche, que ha aprovechado el solsticio de verano para hacerse con los poderes de las demás sorginak y sus eguzkilores con el fin de asestar a su enemiga la diosa Mari el golpe de gracia y poder instalar la oscuridad para siempre.

En este juego de plataformas la protagonista tendrá que recorrer emplazamientos legendarios de la mitología vasca (el dolmen de Sorginetxe, el Bosque de Oma, las cuevas de Zugarramurdi y Tartaloetxe) y aliarse con seres mágicos para superar diferentes retos e ir liberando a sus compañeras.

Con un gran respeto por nuestra cultura y nuestra lengua, el título está pensado para presentar a los jóvenes parte de nuestras tradiciones y mitos así como para fomentar el uso del euskara y potenciar sus capacidades cognitivas gracias al empleo de puzzles y minijuegos y otras mecánicas con componentes didácticos.

Durante las pasadas Ferias de Durango y Festival Fun&Serious Binary Soul ya presentó una versión RC (candidata a definitiva) para mantener un feedback con los clientes de su juego de plataformas y el resultado no pudo ser mejor: un gran interés de los más jóvenes gracias a su imagen atractiva y a su alta jugabilidad.

Próximamente la versión definitiva llegará a las tiendas para que los más jóvenes puedan aunar ocio digital y disfrutar de un contenido diferente a lo que habitualmente encontramos en las librerías y en los videojuegos.

Nacida en la primavera de 2014, Binary Soul es una pequeña cooperativa especializada en soluciones de digitalización, virtualización y gamificación sita en Bolueta que gracias a la diversidad de los profesionales que la componen muestra una gran capacidad a la hora de dar soporte a todas las fases del desarrollo de videojuegos.

Con anterioridad la firma ya ha presentado otros proyectos  de juegos en los que ha apostado por soluciones innovadoras para atraer a los gamers a la cultura vasca como Euskal Herriko Pilota Birtuala en la que gracias a herramientas de realidad virtual podemos disfrutar de una experiencia como pelotaris en un típico frontón vasco.

Noticia recomendada por Binary Soul

Durangoko Azoka 2015, del ocio analógico al digital

Muy pocos eventos pulsan mejor la salud de la cultura vasca que la Durangoko Azoka. Durante medio siglo (la primera edición fue en 1965), ha sido el lugar de encuentro de los diferentes sectores de la actividad cultural de Euskal Herria. Libros y discos, primero; contenidos multimedia en todo tipo de soportes, después; y, por último, videojuegos con temática vasca han tenido su lugar año tras año en un marco incomparable.

Uno de los últimos espacios en llegar ha sido Kabi@, donde las inquietudes de una nueva generación, la de los nativos digitales, quedan cubiertas más allá de la oferta de los grandes creadores de contenidos y ocio 2.0.

Dentro de ese espacio tuvo especial relevancia el papel de Game Erauntsia, una comunidad de aficionados a los juegos nacida hace un año y presentada entonces en la propia Azoka, que tiene como única premisa que tanto los contenidos como la comunicación entre sus miembros ha de ser en euskera.

El grupo nació como respuesta a una demanda cada vez mayor de contenidos en nuestra lengua: durante el año pasado los vascos gastamos 42 millones de euros en videojuegos pero las cifras indican que, por el momento, solo tres de cada diez títulos desarrollados por empresas vascas están en esa lengua con lo que el porcentaje final es muy pequeño.

Por suerte, hay proyectos que cada vez están ganando más protagonismo y están permitiendo la migración de nuestras tradiciones y cultura a la era digital. [Enlace roto.] y [Enlace roto.] destacaron Sorgina Pirulina y Euskal Herriko Pilota Birtuala como ejemplo del nuevo ocio en la Azoka. Además, en palabras de Urtzi Odriozola, uno de los fundadores de Game Erauntsia, «iniciativas como las de Binary Soul son de vital importancia para el desarrollo de videojuegos en euskera» y estos son «un punto clave para que el euskera pueda estar presente en el ocio de las personas».

A día de hoy los grandes estudios, por motivos de rentabilidad, aún no han mostrado interés en trasladar sus títulos de referencia a nuestra lengua, no obstante, el nacimiento de proyectos como las aventuras de Pirulina -«que tiene un fuerte componente educativo ya que permite transmitir los valores de la cultura vasca a través de la mitología y el euskera», según Santiago Córdoba– les demuestran que hay un nicho de mercado esperando esos contenidos.

La otra cara de la moneda es Euskal Herriko Pilota Birtuala que durante dos horas hizo las delicias de los asistentes gracias a su espectacular puesta en escena -realidad virtual mediante- y que se erige como una «herramienta para fomentar el deporte vasco». ¿Hay mejor forma de hacer una presentación de uno de nuestros deportes más internacionales?