Durangoko Azoka, espacio cultural y digital

Un año más la Durangoko Azoka ha sido el epicentro de la cultura vasca durante la primera semana de diciembre. Un escenario perfecto en el que durante cinco días en el que la creatividad, la historia, la tradición y las nuevas tecnologías han ido de la mano para subrayarnos en un entorno cada vez más gloablizado y mostrarnos al mundo como una cultura de vanguardia.

Con más de 110.000 visitantes, la 52 edición de la Azoka volvió a estar dividida en varios espacios (ocho) temáticos entre los que destacó de nuevo Kabi@, un entorno volcado con la digitalización que bajo el lema «ha pasado de ser a actuar» ha buscado señalar la importancia de la comunidad.

La «plaza digital» contó el primer día con una «Gamer Gela» y con el exitoso «Game Erauntsia» en el que los videojuegos vascos volvieron a tener un lugar de privilegio para mostrar al público -pequeños y mayores- que hay vida más allá de los grandes estudios internacionales y que cultura y nuevas tecnologías pueden y deben ir de la mano.

El jueves 7 se cedió el testigo a las aplicaciones y los teléfonos móviles con iniciativas como AppInventor que permitieron conocer más de cerca el trabajo necesario para desarrollar estos pequeños programas que nos hacen la vida mucho más fácil. También hubo tiempo para hablar de ciberseguridad con talleres en los que se trató la privacidad y la gestión de la seguridad en nuestro entorno.

El viernes 8 le llegó el turno a Wikipedia. La gran herramienta de conocimiento online desde principios de este siglo supone un enorme reto en cuanto a la creación y gestión de contenidos. Precisamente por eso se presentaron charlas en las que se animó a los asistentes a aprender a hacerlo y a poner en valor el enorme trabajo de todos aquellos que hacen posible (con sus errores y virtudes) la gran plataforma online para la democratización del conocimiento.

Con el comienzo del fin de semana, el espacio Kabi@ se centró en la comunidad de contenidos vascos en la red centrándose especialmente en bloggers, operadores, cooperativas y la revolución digital en materia editorial. Una oportunidad, esta última, que permite dar una difusión mucho mayor a las culturas «minoritarias» gracias a la globalización que permite internet.

El domingo, último día de la Plaza Digital tuvo un papel especialmente relevante el análisis de la situación de la mujer en la tecnología. Una temática cada vez más presente en las mesas redondas y que se centra, sobre todo, en la importancia de dotar a los avances técnicos y a los contenidos del punto de vista femenino, así como de aprovechar la enorme capacidad de las nuevas generaciones como se ha hecho en otras disciplinas.

En definitiva, una cita ineludible en el calendario para aquellos que disfrutamos de la cultura, defendemos la nuestra como un elemento diferenciador y entendemos las nuevas tecnologías como la herramienta indispensable para expandirla y democratizarla.

Noticia recomendada por Binary Soul

Durangoko Azoka, la nueva cultura vasca se consolida

Un año más, la cita más importante de la cultura vasca tiene una cita en Durango. Desde el día dos al seis de diciembre los ocho espacios de la Azoka han sido testigos de mesas redondas y coloquios, con especial relevancia para los creadores, el mundo audiovisual, la cultura digital (genial como siempre Kabi@), el aprendizaje, las artes escénicas y las retransmisiones en streaming.

El evento, demostración desde hace más de medio siglo de la evolución de la cultura vasca y el euskera, puso especial énfasis en las demandas de contenidos de las nuevas generaciones. De la cultura como aprendizaje y como ocio y, sobre todo, demostró la apuesta de los creadores de contenidos por las nuevas tecnologías como herramientas de distribución de la lengua y la identidad cultural.

Es por ello que hubo un espacio dedicado a Wikipedia y sus contenidos en euskera -con talleres de edición-, una apuesta por las redes sociales, cursos de programación (Python), mesas de debate sobre internet y, cómo no, un espacio para el ocio digital y los videojuegos.

Con una llegada cada vez más masiva de jóvenes (muchos de ellos estudiantes), la Feria se muestra como una cita ineludible para aquellos que quieres mostrar las nuevas formas de ocio y cultura para la generación millennial euskaldun. Una vez más, tanto las distribuidoras «clásicas» como los medios de comunicación y las start ups quisieron estar presentes para mostrar sus propuestas.

El cambio generacional entre los asistentes (algunos medios hablan de la media de edad más baja hasta la fecha) quedó plasmado también en los productos que demandaban en los stands de las distribuidoras y editoriales donde algunos juegos como Sorginen Kondaira -que gozó de una gran aceptación en la feria del año pasado- fueron muy solicitados.

La presencia de Game Erauntsia, comunidad de aficionados a los videojuegos, consolida el espacio euskaldun dentro de esta enorme industria y, sobre todo, confirma la demanda del mercado de contenidos diferentes al mainstream que aúnen cultura y ocio.