Spectre x2, el híbrido que HP necesitaba

Con el mercado PC cayendo en barrena y el de las tabletas estancado por el crecimiento de los phablets y los smartphones de cerca de 5 pulgadas la mayoría de los fabricantes han llegado a la conclusión de que es necesario lanzar productos que aúnen lo mejor de varios dispositivos para ganarse el favor de los consumidores. Equipos que sumen la potencia de los gadgets tradicionales y las virtudes de movilidad de la generación post 2010.

HP es uno de los constructores que mejor sabe escuchar al mercado y por eso ha sacado lo mejor de sus estanterías (y de las de sus socios Microsoft e Intel) para presentarnos el nuevo Spectre x2, una tableta híbrida que destaca por el cuidado y el mimo con el que se ha pensado. Empezando por el packaging, que nos denota que estamos ante un modelo premium desde la caja, hasta por sus materiales de construcción: aluminio de la mejor calidad.

Cuando lo sacamos del cartón destaca su monobloque de aluminio y su pieza móvil de acero inoxidable que permite colocarlo en diversas posiciones para trabajar con él y disfrutar de contenidos multimedia. Sobre el papel recuerda mucho a la solución de Microsoft Surface pero en las manos se nota que los acabados son mejores y que hay un gran trabajo de diseño industrial detrás.

Con solo 8 milímetros de grosor y 0,82 kilos de peso, este modelo de 12 pulgadas tiene un excelente ratio tamaño-peso. No es incómodo de tener en las manos y es muy ligero para transportar. Incluso cuando le acoplamos el teclado -rematado con el mismo mimo y cuidado y con una ergonomía muy bien trabajada- el conjunto se queda en 1,19 kilos. Una cifra excelente para un equipo metálico que promete una gran durabilidad.

Al encenderlo nos sorprende la velocidad con la que carga Windows 10 Home. Es cierto que es un sistema operativo ligero y pensado para no hacernos «perder el tiempo», pero también se nota el trabajo que hace el procesador Intel Core M7-6Y75 a 1,2 GHz con función boost a 3,1 y dos núcleos acompañado de los 8 GB DDR3L de SDRAM a 1666 MHz. No se nos ocurre ningún trabajo que pueda llevar a cabo un usuario medio que pueda hacer que este hardware flojee.

Además, contar con 128 GB de disco duro en estado sólido nos garantiza una sobresaliente gestión tanto de programas como de contenidos y una carga rápida de cualquier cosa que le pidamos al dispositivo. Como hemos dicho, parece que nada se ha dejado al azar en el desarrollo del Spectre x2 y que tiene claro cuál es su objetivo: ser la referencia entre los híbridos con Windows 10.

Su tarjeta gráfica Intel HD 515 nos permite disfrutar de una gran variedad de juegos -algo importante con las nuevas funcionaldidades de Windows 10- y solo flojea con los títulos más exigentes de última generación. Incluso soporta edición de vídeo y foto siempre que no sea con archivos muy pesados (pensados para dispositivos de otros tipo con otra arquitectura más específica y potente).

Otra cosa que llama la atención es su panel WLED retroiluminado de 12 pulgadas. La tecnología BrightView nos regala colores brillantes, negros profundos, un gran contraste y una nitidez al alcance de televisores de última generación. El salto de calidad dado en este apartado por HP es llamativo. Es cierto que estamos ante un modelo premium, pero también que la calidad de visionado de contenidos (Netflix, por ejemplo) es excepcional. Un factor diferencial respecto a la competencia, sobre todo si le unimos un sistema multitáctil con una agilidad de primera que gestiona de forma fulgurante cada uno de nuestros estímulos.

La otra pata de la experiencia multimedia es siempre el sonido. Después de que Apple comprara Beats la empresa se buscó una nueva pareja de baile y la elección no pudo ser más acertada. Bang & Olufsen pone un equipo de altavoces dobles con un cableado propio y separado para evitar interferencias o ruidos ajenos propios del hardware que destaca por unos agudos definidos y poderosos y unos bajos que, sin llegar a este nivel, no decepcionan y dan una buena experiencia en su conjunto para un equipo de estas características.

Como es habitual en HP, el Spectre x2 cuenta con muy buena conectividad: 2 puertos USB 3.0 Type-C, lector de tarjetas multiformato SD, un combo de auriculares y micrófono y lápiz óptico. En un momento en el que mucho fabricantes optan solo por la nube, HP sigue teniendo claro que tener opciones diferenciadas siempre es positivo y enriquece la experiencia de usuario.

En cuanto a las cámaras, el modelo cuenta con dos, una Full HD de 5 Mp en el frontal que incorpora la tecnología TrueVision para facilitar las videollamadas y otra de 8Mp con el mismo sistema pensada para crear contenido multimedia.

La guinda del pastel es una batería de polímero de ion-litio de tres celdas y 42W/h que nos ha garantizado en varias pruebas 8 horas de autonomía con uso intensivo. Mucho más que suficiente para el día a día.

Respecto al precio, el modelo está disponible por 1.399€ una cifra que puede parecer alta pero que no decepcionará a ningún usuario. Un modelo pensado para perdurar, para convertirse en la solución de tableta y portátil de casi cualquier tipo de usuario y que satisfará a su propietario sea cual sea el uso que le dé.

JayBird X2, sonido de calidad en cualquier circunstancia

Si hace poco os presentábamos Spotify Running como una de nuestras aplicaciones favoritas para escuchar música mientras entrenamos (y, por qué no, durante una carrera) ahora llega el turno de hablar del soporte perfecto para escuchar nuestra música favorita cualquiera que sea la actividad deportiva que realicemos.

Después de haber tenido la suerte de probar auriculares bluetooth de bastantes marcas hemos de reconocer que, por sonido, diseño y relación calidad-precio una de nuestras favoritas es Jaybird. El fabricante es el proveedor oficial del equipo estadounidense de triatlón y tiene una enorme experiencia en desarrollar dispositivos que se adecuen a la práctica deportiva.

Hoy os acercamos los nuevos X2 que destacan por la alta calidad de los materiales de construcción así como por un diseño llamativo (tan en boga entre los equipamientos deportivos), ergonómico -tiene un enganche especial que ayuda a que las cápsulas no se salgan durante el ejercicio y cuenta con tres pares de almohadillas para adaptarse a cualquier usuario- y cuentan con una construcción resistente al sudor y a deportes tan duros como el cross-fit.

En cuanto a la tecnología que incorporan, cuentan con sistema bluetooth compatible con el codec Bluetooth SBC que se encarga de mantener el sonido lo más natural posible y un extraordinario sistema de cancelación de ruido externo que permite escuchar la música -o las llamadas- de la forma una nítida mucho más cercana a la de un equipo audio inalámbrico de alta calidad para consumo doméstico que para uno deportivo.

Si hablamos de software, el equipo es totalmente compatible con equipos iOS, Android, Windows y Blackberry OS. De hecho, han trabajado para que sea compatible con las nuevas posibilidades de iOS 9 para ajustar los ecualizadores a los gustos del usuario.

Por si esto fuera poco, la batería nos garantiza hasta 8 horas lejos del enchufe (no hay muchos smartphones que consigan esta autonomía con el bluetooth encendido, dicho sea de paso) algo nada desdeñable para un conjunto que mide 22×13 mm y pesa menos de 14 gramos. Lo consiguen gracias a una pila de polímero de litio de 100 mAh que se carga por completo en 2,5 horas más que suficiente entre sesiones.

Las cifras muestran una impedancia de 16 ohmios (más que notable) y una sensibilidad de los altavoces de 103 decibelios. Una vez más, más propia de un equipo de firmas como Sennheiser que de un equipamiento deportivo. Y todo ello con un estuche de alta resistencia para guardarlos donde queramos… aunque lo más seguro es que estemos deseando tenerlos puestos en nuestras orejas entrenando.

Philips PicoPix, en la palma de tu mano

El último dispositivo en llegar a nuestras manos -literalmente- ha sido el sorprendente Philips PicoPix PPX 4350, un proyector de bolsillo que destaca por su calidad de construcción, su ligereza y una conectividad sobresaliente. Un complemento perfecto tanto para aquellos que desean hacer presentaciones (trabajo) como para aquellos que quieren aprovechar todo el potencial de los dispositivos móviles de última generación y poder enseñar sus contenidos en cualquier lugar.

Hardware, muy bien pensado

Cuando recibimos el paquete nos llamaron la atención dos cosas: lo pequeño que era y lo poco que pesaba. Por mucho que se trate de un pico proyector cabe perfectamente en la palma de la mano y no será problema llevarlo en el bolsillo. Además, el equipo está construido con materiales que realzan su diseño y dan mucha sensación de robustez. En la línea de Philips.

Una vez encendido podremos compartir contenidos desde cualquier dispositivo fácilmente -es mucho más intuitivo de lo que sus instrucciones indican-. El sistema de proyección de la casa, WavEngine nos da hasta 50 lumens lo que unido a su tecnología LED -más nitidez y menos consumo- permiten proyectar contenido con resolución HD y colores muy conseguidos (destacan por su brillo) en superficies de hasta 60 pulgadas.

Como decíamos antes, se nos antoja un equipo perfecto para «ocio y negocio». Es muy sencillo traspasar contenidos (fotos, vídeos o cualquier multimedia) desde un tablet o un smartphone. Entre su arsenal cuenta con WiFi, miniHDMI, ranura para tarjetas microSD y bluetooth. Es imposible que se le escape ningún enlace.

El equipo incorpora una función Bluetooth audio que permite exportar el sonido a altavoces externos con buena calidad y el adaptador USBQuickLink lo hace aún más versátil. Además, el dispositivo dongle WiFi y el Miracast permiten traspasar contenidos muy rápidamente sin necesidad de cables. En definitiva, un «home cinema» de bolsillo o la herramienta perfecta para exponer proyectos en cualquier situación sin necesidad de complejos equipos informáticos e incómodos cables.

Todo en él se ha pensado mucho desde el punto de vista de la utilidad: el QuickLink también sirve como pulsera de seguridad cuando expongamos contenidos sujetándolo con la mano. También es cargador y el enlace físico para todo tipo de equipos algo más antiguos que no cuenten con conexiones inalámbricas de ninguna clase.

Por último, en un guiño a la autonomía, le han implementado 4GB de disco duro para poder llevar encima contenidos o películas sin depender de dispositivos externos de ninguna clase. Tan sencillo como comprarlas, descargarlas, traspasarlas y proyectarlas donde queramos.  Por cierto, para los amantes del aire libre, el equipo incorpora flash, luz de emergencia y SOS.

Apple Watch para deportistas, ¿merece la pena?

Estamos de estreno en el blog. A partir de ahora nos adentraremos en el universo de la tecnología aplicada al running de la mano de Onda Vasca y el Grupo Noticias. Y como no podía ser de otro modo comenzamos esta aventura semanal con uno de los debates más polémicos de los últimos tiempos: ¿merece la pena el Apple Watch Sport para un deportista?

A principios de verano ya analizamos varios modelos que por el precio del smartwatch de la manzana ofrecían prestaciones especializadas. Sin embargo, el diseño, la tentación de todos los productos Apple y su versatilidad cuando no se está haciendo deporte parece estar decantando la balanza a favor del dispositivo de los californianos.

Pero centrémonos de nuevo en la visión deportiva del equipo. Todo se centra en su aplicación Actividad que se encarga de medir el tiempo que estamos en pie, el ejercicio que detecta que realizamos y nuestro movimiento en general. Eso se plasma en forma de tres círculos concéntricos que se van cerrando de forma independiente: el primero por cada minuto que estamos en pie cada hora en periodos de doce horas; el segundo cuando realizamos los 30 minutos de ejercicio diario recomendado y el tercero según quemamos calorías en función de la edad, el sexo y la actividad que hayamos introducido que queremos llevar a cabo.

Muy similar a las mediciones que hace la app «Salud» en el iPhone, para las personas un poco activas o que cuenta con trabajos que no les permite sentarse, se sorprenderán de los kilómetros que caminan a diario o la cantidad de escaleras que se suben un día normal.

De momento, no parece que ésta sea una virtud que no puedan darnos otros modelos o una simple pulsera de actividad mucho más barata. Pasemos entonces a «Entrenamiento». Permite elegir entre varias actividades preprogramadas o diseñar una propia. Usando el GPS del iPhone y gestionando los datos del sensor de pulsaciones (sobresaliente), muestra un detallado informe con la distancia, el tiempo, la frecuencia cardiaca, las calorías quemadas, el ritmo y sus variaciones y la velocidad independientemente de que estemos en el gimnasio, corriendo o andando en bici. Para los triatletas malas noticias: resiste las salpicaduras, no se inmuta ante la lluvia gracias a su certificado IPX7 pero no puede sumergirse.

¿Significa esto que siempre que quiera entrenar tendré que llevar encima el iPhone? No. El smartwatch, desde la segunda versión de su sistema operativo, aprende de nosotros. Según corremos aprende cuántas zancadas necesitamos para realizar una distancia. De este modo, gracias a sus sensores podremos calibrarlo y llega un momento en el que podemos dejar en casa el smartphone y seguir registrando entrenamientos. Cuanto mayor sea el periodo de aprendizaje mejor será la forma en la que registrará la velocidad y la distancia de forma autónoma. Aún así, será difícil deshacerse de un margen de error que ronda el 5% -aunque la empresa garantiza que irá disminuyendo con el uso-.

¿Y si queremos llevar música? El dispositivo cuenta con una pequeña memoria interna que le permite guardar listas de música que podremos gestionar desde su aplicación nativa. Solo necesitaremos unos auriculares inalámbricos. Del resto se encargan la buena variedad de programas deportivos que ya tienen su versión para el reloj: Nike+, Endomondo, Strava, Runtastic, etc.

¿Lo convierte esto en un dispositivo mejor que un pulsómetro tradicional? Para entrenamientos básicos es mucho más que suficiente con el punto a su favor de sus utilidades cuando no estamos haciendo deporte. Además, los pulsómetros convencionales también te exigirán de un segundo equipo si no puedes correr sin música o si quiere registrar tu entrenamiento en tu aplicación favorita. No obstante, aquellos que busquen un dispositivo con mayor precisión de forma autónoma y que les ayuden a gestionar los entrenamientos de una forma mucho más compleja, sin duda, deberán decantarse por los grandes del sector: Polar, Garmin y Suunto.

Samsung Galaxy Tab S2, quiere ser la referencia

Hace pocos días Samsung presentó la renovación de su tableta Galaxy Tab S2 uno de los modelos de referencia del extenso catálogo de los coreanos que llegará a las tiendas a mediados de agosto y se presentará, como es habitual en los Galaxy Tab, en dos tamaños: 9,7 y 8 pulgadas.

Y es que esas son las únicas medidas «convencionales» de un dispositivo que se ha pensado al milímetro para mejorarlo en todo. Su marco de metal envuelve a una tableta con solo 5,6 milímetros de grosor lo que redunda en un peso final de entre 389… ¡y 265 gramos! en función del tamaño y de la configuración.

Como en la primera versión el panel cuenta con la tecnología Super AMOLED pero sí se nota una bajada en las dimensiones del conjunto. La versión grande pasa de 10,5 a la diagonal del iPad Air y la de 8,4 se vuelve más manejable. Esto también se ha traducido en una bajada de la resolución hasta los 2.048×1.536 píxeles aunque la nitidez y el brillo siguen siendo una de las referencias de la categoría. La sensación es de mirar a través de una ventana.

El lado positivo de esta bajada (imperceptible) de resolución es que el nuevo chip Exynos 5433 -el mismo del Galaxy Note 4– trabajará con mucha más soltura que su predecesor. Mantiene los 3 GB de RAM y las dos opciones de 32 y 64 GB de capacidad de almacenamiento. Las cámaras se han actualizado y dan un resultado notable a pesar de su resolución de 8 y 2,1 Mp.

¿En qué más se ha notado la bajada de tamaño, grosor y peso? En la capacidad de las baterías que ahora es de 4.000 y 5.870 mAh. Una vez más, una pantalla menos exigente redundará en menos necesidad energética lo que unido a un chip más eficiente y a un Android que promete mejorar en este aspecto dará una autonomía igual o mejor que en el modelo precedente.

Con un mercado en pleno retroceso -la tasa de renovación de estos dispositivos se acerca mucho más a la de los ordenadores que a la de los teléfonos- cada vez son más los fabricantes que están apostando por modelos más ligeros y portátiles. Además, la batalla con Apple por el modelo con mejor relación calidad-potencia-peso parece estar servida.