Hannover Messe 2018, de la evolución a la revolución

La semana pasada, del 23 al 27 de abril, Hannover ha sido la capital mundial de la industria gracias a la última edición de la Hannover Messe, una feria nacida después de la II Guerra Mundial que ha permitido colocar a la ciudad de Baja Sajonia como referencia ineludible en sectores tan críticos como la fabricación avanzada, robótica, impresión 3D, digitalización del conocimiento, energías limpias o inteligencia artificial.

El evento, que tuvo como país invitado a México, demostró el enorme avance del sector año tras año y, sobre todo, plasmó lo aprendido por las empresas durante los últimos meses, lo que permite mostrar una evolución responsable y adaptar las novedades a las necesidades del sector. De esta forma, hubo espacios dedicados a la robótica colaborativa, al mantenimiento predictivo, a los gemelos digitales (fundamentales para perpetuar el know how y garantizar una formación adecuada para los operarios) o la inteligencia artificial.

Todos estos avances, resultado de la evolución del internet de las cosas y herramientas como el Big Data y el Blockchain que permiten multiplicar el valor añadido de los fabricantes y conseguir productos y soluciones no solo más personalizadas sino también más eficaces.

La sostenibilidad, otra de los pilares de la industria 4.0, fue también uno de los temas recurrentes. Es necesario la consecución de energías limpias fácilmente integrables en los procesos productivos así como el reciclaje de los excedentes energéticos de los procesos industriales (algo que nos recuerda iniciativas tan interesantes como el Proyecto Calor de Innobasque) no solo para minimizar la huella de carbono de la industria sino también para conseguir una mayor independencia y competitividad respecto a otras regiones.

En todo ello también tiene un papel fundamental la consecución de materiales más ligeros, resistentes, maleables y adaptables que adquieren mayor relevancia gracias a procesos como la fabricación aditiva y la impresión 3D. Una nueva generación de materias que unida a una cadena de suministros inteligentes y una logística 4.0 adaptada a esta nueva era multipliquen la competitividad del sector y lo hagan crecer dentro de sus economías.

No obstante, al margen de toda esta demostración técnica, la feria fue también un lugar para la reflexión y el debate. Para el análisis de las nuevas estructuras de mercados y para aprender de otros sectores que se han adaptado o, directamente, han generado la revolución digital de la industria. Especialmente interesante fue el estudio de las «economías de plataforma» en las que se estudió al detalle los modelos de éxito de empresas como Microsoft, Amazon, Google, Apple y Facebook y se vio qué se podía importar de su comportamiento.

De esta forma, la industria ha de sopesar la posibilidad de relacionarse con su consumidor final a través de internet con los beneficios y riesgos que esto conlleva: desde acercarse de una forma menos costosa a cualquier cliente potencial en cualquier rincón del planeta a entrar en una carrera de precios y servicios al tener a la competencia a un solo «click». Empresas como Siemens ya han comenzado a generar sus propias plataformas digitales, no obstante, parece un proceso que llegará de una forma diferente a otros sectores.

En definitiva, el evento se centró más que nunca en la unión de diferentes sectores para un desarrollo del sector integral. Desde la forma en la que la digitalización ha transformado la obtención de materias, su transporte, transformación y comercialización hasta la forma en la que los avances tecnológicos cambiarán las fábricas a otras más inteligentes y los productos y soluciones finales de los actores del sector cambiarán otros negocios (automoción, domótica, transporte, componentes, medicina, etc.).

Una etapa (la cuarta revolución industrial) que más que nunca se muestra como la suma de varias revoluciones parciales de otros sectores sociales y económicos y que puede convertirse en la más profunda reconversión hasta la fecha.

Noticia recomendada por Binary Soul

Binary Soul, lanzada hacia la industria 4.0

Si recientemente hablábamos de la Hannover Messe como una de las mejores formas de saber hacia dónde va la industria (robótica, automatización, virtualización, procesos de capacitación para los operarios, etc.), pocos días después de cerrar su edición de 2017, vemos cómo multitud de empresas tienen proyectos en marcha para que el sector vasco siga siendo una de las referencias continentales -siempre teniendo en cuenta el tamaño de nuestro pequeño país-.

De esta forma, podemos ver como empresas de referencia en sus sectores se alían con otras más pequeñas y digitales para sacar adelante proyectos que le permitan apuntalar su eficacia y su eficiencia. El último ejemplo es el de IPF (Industria de Poliuretano Flexible) y Binary Soul -especialistas en virtualización- que han puesto en marcha un proyecto de configuración de plantas para el proceso de fabricación de planchas de poliuretano.

El objetivo es facilitar la creación y virtualización de áreas de fabricación que permita mostrar los procesos de distribución final en formato 3D, explorar las plantas de IPF, ver simuladores de funcionamiento y recibir información sobre todos los elementos que constituyen el modelo. En definitiva, generar un sistema que haga que la compañía especializada en el desarrollo de soluciones a medida para la industria de fabricación de espuma flexible de poliuretano ubicada en Bizkaia siga siendo una de las referencias del sector.

El hecho diferencial, sin duda, es el desarrollo de una herramienta 3D de última generación que permita al cliente conseguir una configuración a su medida de su capacidad productiva mucho más allá de fríos números reflejados en una hoja de cálculo.

IPF se encuentra en un momento clave en el que ofrece a sus clientes el desarrollo de proyectos para sistemas de almacenaje, de transporte así como de procesos de automatización para encontrar soluciones a problemas presentes y futuros de la industria.

Desde su nacimiento en 1994 la empresa ha sido un referente en el desarrollo e incorporación de nuevas tecnologías por lo que la creación de una aplicación por parte de Binary Soul que permita crecer a la empresa dentro de la industria 4.0 -con todo lo que esto conlleva en cuanto a gestión de producción, capacitación de operarios o virtualización de procesos- es solo un paso más en el ADN tecnológico de ambas firmas.

La pequeña cooperativa de Bilbao ya tiene experiencia en colaborar con otras empresas industriales como Iraupen o Amada así como en el desarrollo de proyectos de virtualización y capacitación como el Gamified Training System. Un ejemplo de cómo es posible realizar una adaptación desde otros sectores -en este caso el de los videojuegos- para conseguir sinergias y colaboraciones entre empresas que redunden en un segmento de mercado más competitivo para todos.

En definitiva, un nueva y prometedora apuesta de dos empresas comprometidas con las nuevas tecnologías, la industria 4.0 y la digitalización como pilares para el desarrollo de una economía más competitiva, eficaz y sostenible.

Hannover Messe, escaparate inmejorable para la industria vasca 4.0

Durante la última semana Hannover ha sido el centro industrial mundial gracias a su famosa feria. En ella regiones, empresas e instituciones han presentado sus planes estratégicos así como sus novedades y servicios para preparase ante el desafío que supone la nueva reconversión industrial.

La capital de Baja Sajonia ha sido testigo de las novedades presentadas en áreas como la automoción, ingeniería electrónica y ambiental, la eficiencia energética o la subcontratación industrial. De esta forma, en el pabellón 8 se pudo disfrutar del stand Basque Industry 4.0, con más de 100 metros cuadrados que incluían un espacio para reuniones y presentaciones así como una sala virtual.

Si bien, la estrategia de Fabricación Avanzada fue la gran estrella del evento, hubo espacio para presentar también los proyectos más importantes que se están desarrollando en las Universidades, centros de Formación Profesional, Centros Tecnológicos, asociaciones cluster, empresas del ámbito 4.0 apoyados en diferentes soportes como la realidad virtual, la realidad aumentada, conferencias, etc.

Para la delegación vasca uno de los días más importantes fue el de la jornada para empresas alemanas en la que la Consejera Arantxa Tapia compartió espacio con Emilio Titos, director de Mercedes-Benz España, el principal inversor alemán en nuestro territorio. Además, se desarrolló una mesa redonda con Ulrich Mehlmann (PMG Holding Polmetasa), Valentín Guisasola (Grupo Schaeffler) y Thays Zapatero (Siemens) representantes de tres de los inversores germanos que más tiempo llevan en nuestro entramado económico.

Asimismo, bien con stands propios o bien en los de sus cluster, hasta 26 empresas formaron parte del evento en el que mostraron su saber hacer en materias tan diversas como Big Data (IK4-Ikerlan y Tecnalia); computación visual (Vicomtech); digitalización (Innovae-AgLa4D) o serious games aplicacos a la industria (Ludus y Binary Soul).

La Hannover Messe fue, sin duda, la piedra de toque para la plataforma que el Grupo de Pilotaje ha puesto en marcha con el propósito de poner en manos de las empresas vascas los recursos prioritarios para ser competitivos en el escenario internacional.

De la mano de SPRI, los clusteres y la Red Vasca de Ciencia y Tecnología nuestro ecosistema de innovación se ha podido mostrar como una de las referencias continentales y, sin duda, ha mostrado que cuenta con un futuro de lo más prometedor.