Garmin Index, mucho más allá del peso

No es la primera vez que hablamos de un dispositivo relacionado con el deporte y la salud (es uno de los segmentos del sector tecnológico más pujantes). Ni siquiera lo es de una báscula inteligente (el CES de Las Vegas fue muy generoso con ellas). Sin embargo, sí es la primera vez que vamos a hablar de un «periférico» de Garmin, una de nuestras tecnológicas favoritas.

Index permite que cuando la conectemos a la app de nuestro móvil podamos controlar datos sobre nuestro peso, masa corporal, masa muscular, porcentaje de agua, grasa corporal y masa ósea. Utilizando un sistema de impedancia bioeléctrica, el dispositivo envía una pequeñísima cantidad de corriente eléctrica a través de uno de los pies. Ésta recorre el cuerpo y sale de nosotros por el otro pie.

El proceso es tan sutil y rápido que en pocos segundos -y salvo que llevemos un marcapasos u otros dispositivos médicos internos- aparecerán todas las mediciones en la pantalla LED del dispositivo. Después, éstos se envía vía WiFi a nuestro smartphone (o a la web) donde gestionaremos todo ello desde la comunidad Garmin Connect.

Y por gestión entendemos realizar un seguimiento semanal, mensual o anual. Unir esos datos a los de los equipos inteligentes de la casa -pulseras, pulsómetros, smartwatches, etc.- y sumarlos a otros datos de nuestro perfil (voluntarios) como la edad, el sexo o la altura. Todos ellos modificables a posteriori.

La puesta en marcha es sencilla y rápida. Basta con cuatro pilas AAA que nos darán una autonomía de casi un año. Después hemos de seleccionar con un interruptor las diferentes unidades de medida y finalmente -siguiendo unos pocos pasos- vincularla al Bluetooth de nuestro smartphone y a la red WiFi doméstica.

Con memoria para ser empleada por hasta 16 usuarios diferentes (todos ellos podrán crearse perfiles propios en Connect), Index es capaz de distinguir de forma autónoma a todos sus usuarios sin necesidad de realizar ningún ajuste previo uso cotidiano. Si se equivocara porque los datos son muy similares, no hay problema, el mismo interruptor inicial nos permite seleccionar al usuario que queramos.

Garmin quiere que sea un dispositivo bien utilizado: una herramienta de salud. Y para ello se ha encargado de dar ciertos consejos al usuario desde la configuración. Es preferible que se use en las mismas condiciones a diario, esperando dos horas después de comer o beber, hacer ejercicio o darse una ducha. También recomiendan no usar calcetines (de hecho, lo ideal es el pesaje sin ropa) para facilitar la conductividad de la corriente eléctrica.

Finalmente, con todos los datos de su plataforma podremos aunar una vida sana y activa con nuestra evolución o, en su caso, acudir a un especialista que pueda asesorarnos.