Salón de Frankfurt 2013, todas las novedades

 

 

Mientras esperamos a que Apple desvele sus novedades para este otoño nos acercamos al Salón del Automóvil de Frankfurt donde la industria ha presentado algunos de los modelos más importantes para su futuro. La sorpresa de la cita de este año es que, frente a los tradicionales «bombazos» de los fabricantes germanos –juegan en casa-, algunos constructores como Jaguar o Ford han decidido traer conceptos casi listos para ser producidos. Aquí tenéis los modelos más destacados de la muestra.

 

 

  • Jaguar C-X17: ¿qué ocurre si unimos el diseño de Jaguar, uno de los más acertados del mercado, y lo aplicamos a un SUV? Esta maravilla de proporciones perfectas (4,71 de largo y 1,61 de alto), llantas gigantes (calza dos rodillos de 23 pulgadas) y un techo panorámico que parece no acabarse nunca. Se construirá íntegramente en aluminio: chasis, bastidor, mecánica… y equipará los mejores motores de la casa en conjunción con un bloque eléctrico. Prometen más de 300 por hora y menos de 100 gramos de emisiones. Poco más se sabe de un modelo que ha acaparado las portadas (y los encargos) de la muestra germana.

  • Audi Nanuk Quattro Concept: en el Nanuk Audi ha colocado su quintaesencia. Toda su tradición deportiva, todo su conocimiento técnico (que es mucho), un diseño que recuerda a otra época -directamente al legendario Quattro- y, sobre todo, todo su saber hacer en cuanto a tracción total. El resultado es este contundente modelo con bloque térmico V8 de 560 caballos unido a un motor eléctrico de 150 caballos que erogan en conjunto 700 y un consumo de 2,5 litros. Más allá de los números, sus acabados, interior renovado y construcción hacen de este futuro R8 una apuesta segura para los de los cuatro aros.

  • Aston Martin Vanquish Volante: la versión 2014 pone la guinda a la celebración del centenario de los de Gaydon. Es el primer modelo que hereda los rasgos del One-77 y añade mejoras al mítico V12 de la empresa que ahora nos concede 573 caballos, una punta de casi 300 por hora y un consumo algo menos descomunal. El peso se ha reducido considerablemente gracias al empleo de nuevas aleaciones y fibra de carbono pero todo el equipamiento tecnológico y de lujo se muestran como una tara para la deportividad que no es tan extrema como podría anunciar su motor.

  • Cadillac Elmiraj Concept: este modelo acaba con varios tópicos de golpe. Los yankees no saben hacer coches eficaces y deportivos; los fabricantes clásicos americanos están acabados y los Cadillac son coches para ancianos y del pasado. Lo ingenieros de General Motors se han centrado en el mítico Eldorado y lo han llevado de golpe al siglo XXI. Esta mole de 5,2 metros incorpora un V8 de 4,5 litros que eroga 500 caballos a los que se les suma una construcción ligera de clava la báscula por debajo de los 1.800 kilos. Habrá una versión que incorpore la mecánica del ELR (la misma que un Ampera pero ligeramente potenciada la parte térmica) y en su interior el pasajero compartirá espacio con medio Silicon Valley. Una gozada que, aunque no llega a los estándares de los fabricantes alemanes -costará lo mismo que un M6- demuestra que al otro lado del Atlántico no se han olvidado de cómo se hacen coches.

  • BMW Serie 4 M: y, hablando de los estándares germanos, el Salón de Frankfurt nos ha traído la versión definitiva del futuro M4. El acertado diseño del Serie 3 pierde dos puertas, retoca casi todas sus piezas levemente y gana músculo y tamaño para traernos uno de los mejores M de las últimas décadas. Todo en él es tensión y fuerza. Sobre todo bajo el capó donde se espera un bloque de 450 caballos unido a una caja de cambios secuencial de 8 marchas que enviará toda la potencia al eje trasero para hacer que siga siendo el cupé más divertido y deseado del mercado. Una pasada.

  • Citroën Cactus: aunque nació como C Cactus para la misma muestra en 2007, el compacto galo pierde parte de su nombre y retoca sus líneas para presentarnos cómo será el lenguaje de diseño de Citroën para sus modelos más inmediatos. Aunque recibirá numerosas variaciones cuando llegue a los concesionarios su interior modular aporta un soplo de aire fresco al anticuado salpicadero actual. Lejos de los aditamentos barrocos que caracterizan a los modelos parisinos, el Cactus se caracteriza por su sencillez de líneas. No se sabe nada sobre nuevas mecánicas pero seguro que incorporará los nuevos bloques desarrollados con BMW y que cumplen con creces la norma Euro VI.

  • Ford Mondeo Vignale Concept: con el nuevo Mondeo a las puertas el gigante de Detroit (que podría perder a su CEO con una inmediata incorporación a Microsoft) nos presenta una berlina mucho más cercana a los gustos europeos que a los estadounidenses. La línea Vignale se convertirá a partir de 2015 en el tope de gama de sus productos y en ella abundan los cromados, los pequeños detalles en aluminio y cuero (para el interior) así como toda la tecnología de infotainment con la que cuenta la empresa (MyTouch y SYNC).

  • Opel Monza: lo que empezó con el Adam (que estrena un frontal mucho más trabajado y diferenciado de la competencia) se redondea con este concepto que bebe de los años dorados de Opel. El Monza -un cupé derivado de la poderosa berlina Senator- resucita en forma de modelo de dimensiones considerables -4,7 metros- y alas de gaviota (que sabemos no llegarán a la producción) que aprovecha la construcción modular para reducir costes y que nos presenta el nuevo bloque tricilíndrico 1.0 SIDI habilitado para funcionar con gas natural y que incorpora la «planta» eléctrica del Ampera para tener un consumo irrisorio. Para los que creen que es sólo un ejercicio de los diseñadores de Russelheim… tiene pinta de convertirse en el Insignia de 2016.

  • Subaru VIZIV: el VIZIV es algo más que la declaración de intenciones en cuanto a diseño de los japoneses. Su mecánica híbrida de alto rendimiento se esconde bajo una carrocería de dimensiones compactas y ultraligera y colabora con un sistema cuatro por cuatro simétrico 2 a 2 tanto entre ejes como entre ruedas. Los interiores no son extremadamente lujosos pero sí prácticos y se ha trabajado el aprovechamiento del espacio como nunca. Estrena la caja de cambios Lineartronic CVT que no sólo elegirá entre marchas sino también entre el reparto de par y potencia a cada rueda así como el modo de conducción para ahorrar combustible en cada momento de forma automática. Tan sorprendente como excelente.

  • Volkswagen Golf Sportsvan: sin duda el menos emocionante de estos conceptos… pero el que más ventas aglutinará. Después de la poca exitosa versión monovolumen del Golf (llamada Golf Plus) los diseñadores de Volkswagen se han propuesto crear un modelo que no parezca una simple furgoneta o, pero, un trabajo de última hora a partir del exitoso compacto. La enésima versión del Golf no incorporará más mejoras que la estética pero sí supone una buena pista para descubrir cómo serán los nuevos monovolúmenes pequeños del grupo (Altea incluido) y, sobre todo, cuál será el nuevo lenguaje de diseño del Tiguan y compañía. Esperábamos más de Volkswagen.

 

Automoción, presente y futuro

Ayer tratamos el premio al Coche del Año recibido por el Tesla Model S (el primer eléctrico en conseguirlo en 63 años de galardón) como un guiño de la prensa especializada y el público -así como expertos del mundo del motor- a los modos de propulsión alternativos a los combustibles fósiles. Es por ello que hoy nos proponemos acercaros cuáles son los modelos más realistas que prescinden de la gasolina y que están llamados a poblar las carreteras mucho antes de lo que nosotros mismos pensamos.

 

 

  • Chevrolet Spark EV: su llegada a los concesionarios estadounidenses está prevista para enero de 2013. La versión eléctrica del exitoso urbano de Chevrolet es toda una declaración de intenciones de la nueva General Motors. El motor eléctrico cuenta con una potencia real de 130 caballos -sin picos ni valles de potencia en función de las reservas de las baterías que, por cierto, son de última generación, y nos regala un par motor de 400 Nm, mucho más que cualquier diésel o gasolina con la misma potencia. Las 300 celdas de las baterías de ion-litio garantizan una autonomía mínima de casi 150 kilómetros con unas conducciones normales de conducción. En ciudad ésta se dispara hasta los 200 gracias a un sistema de recarga energética en las frenadas y a los sistemas start-stop. Las ventajas no terminan aquí. Gracias a un cargador de última generación, el modelo tendrá un nivel de batería del 80% en tan sólo 20 minutos. La experiencia obtenida con otros modelos como el Volt ha permitido que la empresa estrella de General Motors pueda comercializarlo con una tarifa de lanzamiento de 20.000$, sin duda, un precio imbatible si lo comparamos con otros rivales. En cuanto a las prestaciones, de 0 a 100 en 8 segundos y una velocidad tope de 150 kms hora, mucho más que suficiente para circular a diario.
  • Ford Ecosport ZEV: el todoterreno pequeño de Ford es, sin duda, uno de los modelos más prometedores para los de Dearborn. Después de los millones de kilómetros invertidos en las versiones eléctricas del Fiesta (Bobcat en algunos mercados) y Focus (con sus variantes C-Max), el tercer constructor estadounidense se propone lanzar una versión del todocamino de acceso -con gran éxito comercial en Sudamérica- que contará con una tracción total eléctrica. Además, para ganar espacio para los pasajeros y las baterías, en vez del esquema motor delantero, transmisión, las llantas de las ruedas serán las encargadas de incorporar cuatro pequeños mecanismos para un total de más de 150 caballos y un par motor que supera holgadamente los 450 Nm. Además, al encontrarse los motores en las propias ruedas, las perdidas de tracción son nulas y la centralita sólo se encarga de minimizar el par de cada rueda. La autonomía que nos prometen (hay mucho más espacio para las baterías) supera los 400 kms y, aunque no dan tiempos de recarga, los rumores dicen que el SUV no debería superar los 25.000$.
  • Honda FCX Clarity: el primer fabricante de motores del mundo ya dispone de los mejores térmicos de gasolina del mercado, los diésel más silenciosos y con mejor relación cilindrada-consumo y un híbrido, el Insight, que aunque no consigue batir las ventas del Prius sí es una alternativa real al reinado del Toyota. El CR-Z, por cierto, fue el primer híbrido en demostrar que podía ser divertido (es ligero y directo) y está siendo premiado con muy buenas ventas en Estados Unidos y Japón. Es por eso que su apuesta va más allá del futuro inmediato y es una respuesta a la movilidad del futuro (y parece que para siempre). Se trata del FCX Clarity. Esta berlina eléctrica con pila de combustible trabaja como un vehículo completamente «normal» (si tomamos como estándar los modelos de gasolina). Tiene excelentes recuperaciones, un comfort de marcha a la altura del mejor Rolls Royce, unos acabados premium y un manejo y unas prestaciones impropias de un eléctrico. Sin embargo, donde saca más ventaja es en el tiempo de recarga: el mismo que con gasolina. Sólo se necesita repostar el hidrógeno, el elemento más abundante del universo. Es cierto que es difícil de conseguir y que, de momento, es un modelo en pruebas pero los nipones aseguran que si aumenta su demanda podrían bajar su alquiler de 600$ mensuales a cifras similares a las de un Accord (con el que compite por tamaño y prestaciones). Una maravilla que enamoró incluso a los presentadores de Top Gear.
  • Nissan Leaf: el eléctrico más vendido en el Estado y uno de los que mejores ventas acumula en todo el mundo es el sorprendente Nissan Leaf. Con la desaparición del Almera y tras la fusión con Renault los ingenieros nipones recibieron los fondos suficientes para investigar así como toda la tecnología del consorcio Samsung aplicado a las cuatro ruedas. El resultado ha sido un modelo decepcionante (por su enorme precio -más de 36.000€-) pero con un carácter innovador que ha demostrado a muchos clientes que es posible disfrutar de la conducción de un eléctrico igual o más que la de un diésel common-rail. La buena noticia es que la división de ingeniería estadounidense del binomio Nissan-Infiniti se ha puesto manos a la obra para mejorar el diseño y las prestaciones del vehículo. El relevo en 2014 nos promete varias cosas: un tiempo de recarga mucho mejor que el actual gracias a nuevos cargadores (actualmente se necesitan 8 horas en un enchufe normal); mejor esquema de suspensiones más adaptado al sobrepeso de las baterías -que prometen bajarán su tara cerca de un 40%- y, sobre todo, un tacto más real. Además, las buenas ventas del modelo, la implementación de tecnología híbrida en el resto del catálogo de Infiniti y Nissan así como los resultados de la división «eco» de Renault prometen bajar el precio del compacto gracias a las economías de escala. Qué ganas de que pasen dos años.
  • Toyota RAV4 EV: a principios de los ’90 el fabricante japonés marcó un antes y un después en la industria cuando se sacó de la manga un híbrido. El Prius se puso de moda y, generación tras generación, se ha convertido en el favorito de estrellas de cine, músicos, taxistas y millones de urbanitas en todo el mundo que premian la limpieza del motor y el comfort por encima de las prestaciones. A partir de este coche llegaron los Auris y Yaris Hybrid y desde su tecnología se creó el ejército azul de Lexus (que, por cierto, saca mucha ventaja a sus rivales germanos). Sin embargo, durante los últimos meses daba la sensación de que las ideas originales se habían acabado en la sede de Aichi. Fue entonces cuando el gigante asiático anunció el acuerdo de colaboración y la entrada en el accionariado de Tesla. Los japoneses darían medios y dinero a los californianos para que desarrollaran su gama de vehículos y a cambio, éstos últimos proporcionarían todo lo necesario para que los Lexus y Toyota dieran el salto definitivo al mundo eléctrico. De momento el concept RAV4 EV, que comenzará a comercializarse en 2014, promete un sprint de 7 segundos hasta los 100 por hora, una autonomía de casi 200 kms a plena exigencia y un tiempo de carga de 40 minutos (al 80%) y de tres horas al 100%. Todo ello sin renunciar a un equipamiento inmejorable y a detalles deportivos como las llantas ultraligeras de 18 pulgadas. ¿El precio? 35.000$, lo mismo que la versión más potente de gasolina, de la que calca prestaciones (excepto la velocidad, capada a 160 kms/h).
  • Mazda Demio/2: el otrora socio de Ford (llegó a tener un 33% de las acciones de los japoneses, ahora sólo tiene el 3) comercializa desde el mes pasado en Japón el Mazda Demio (2 en Europa).  El urbano cuenta con una autonomía de 200 kms, una potencia de 100 caballos, más de 150 Nm de par, un peso de 1.100 kilos, hueco para cinco pasajeros, 200 litros de maletero y un precio de 33.000€ (que incluye el mantenimiento total del vehículo, todas las reparaciones así como alquiler de baterías durante los cinco años de contrato). De momento se han colocado 100 unidades, sin embargo, este modelo de pruebas está llamado a validar la tecnología que podrían equipar los nuevos Mondeo y Mazda 6 en un par de años y que la empresa del Zoom zoom promete será mucho más barata.
La conclusión que sacamos es que, como en cualquier otra tecnología, el precio de los modelos apunta hacia una rebaja importante en cuanto los fabricantes busquen las sinergias pertinentes (como ha ocurrido con los motores térmicos) y, sobre todo, el consumo de los mismos se estandariza. La buena noticia es que la colaboración con las grandes tecnológicas es mucho mayor que en los modelos tradicionales (Samsung y LG se presentan como dos empresas estratégicas para abaratar y mejorar el rendimiento de las baterías). La mala es que sólo dos europeas, Renault y Volkswagen, están apostando por la electrificación (futuro a medio plazo). La gala lo hace gracias a la tecnología de Nissan y la alemana tiene una estrategia de precios que puede dejarla fuera del mercado antes de entrar en él. Parece que es hora de que dejemos los combustibles fósiles y también parece que es momento para que las autoridades apoyen estas nuevas tecnologías como Estados Unidos ha hecho con Tesla o General Motors y Japón con Toyota, Nissan y Honda. Si no, la primera industria continental puede pasar muchos apuros en poco tiempo.

 

VAG, ofensiva compacta

Cuando hace un par de años los dirigentes del Grupo Volkswagen se pusieron como objetivo ser el primer fabricante mundial de automóviles en 2018 fueron muchos los que les tacharon de locos. A pesar de contar con un gran catálogo de marcas dentro de su holding (Audi, SEAT, Skoda, Bentley, Bugatti, Lamborghini, Porsche, Scania, Man, Ducatti, la propia Volkswagen, un porcentaje de Suzuki e Italdesign Giugiaro) su negocio, por aquel entonces, estaba demasiado focalizado en el Europa.

 

Sin embargo, la empresa germana se dio cuenta de que tal cantidad de marcas le permitiría personalizar los vehículos a los gustos de sus clientes casi en cualquier parte del mundo (justo al revés que General Motors y Toyota, sus grandes rivales) con un coste muy bajo. ¿El secreto? El uso de plataformas transversales entre modelos. Por poner un ejemplo, los siguientes modelos comparten la misma estructura: Golf, Scirocco, Touran, Tiguan, A3, A3 Sportback, Leon, Altea, Altea XL, Altea Freetrack, Toledo, Octavia, Roomster, Yeti, Rapid… y todos ellos tienen éxito en diferentes puntos del globo.

 

Los modelos compactos, que son los que están representados en esa extensa lista, son, tradicionalmente, los preferidos por el público europeo. No obstante, el aumento de los precios del combustible en todo el mundo ha hecho que empiecen a tener una gran acogida en Estados Unidos, Latinoamérica, ciertas zonas de Asia (donde se convierten en el primer coche familiar) e, incluso, el exigente mercado nipón.

 

Para hacernos una idea de su peso específico: en Europa uno de cada tres coches comercializados pertenece al segmento C (compacto)… y uno de cada cuatro está fabricado por alguna de las marcas del Grupo Volkswagen. El porcentaje, por cierto, no para de subir y es que la empresa es la única que está aguantando no sólo la crisis que acosa la UE sino también la pujanza de los fabricantes asiáticos.

 

Precisamente por eso los de Wolfsburgo han decidido lanzar en los próximos meses las nuevas versiones de sus compactos. Aquí tenéis los secretos de cada uno de ellos:

 

 

  • Volkswagen Golf VII: a diferencia de lo que ocurrió con la plataforma pequeña -que la inauguraron con el SEAT Ibiza en vez de con el VW Polo- está vez será la «joya dela corona» la que estrenará la nueva plataforma compacta MQB. Más ligera, con menos piezas y, sobre todo, más personalizable por cada fabricante. El nuevo modelo contará con las míticas versiones GTI, cabrio, R, motores más eficientes, una versión eléctrica, un acabado premium y más opciones de personalización. Lleva décadas entre los más vendidos del mundo y es un mito sinónimo de durabilidad, carácter y deportividad. De él nacerán los nuevos Jetta, Tiguan, Golf Plus y Touran. Cuando parecía que los Astra, Focus y los asiáticos se acercaban al nivel del Golf, los de Volkswagen vuelven a marcar la diferencia.
  • Audi A3: el primo «rico» del Golf estrena generación con el doble propósito de seguir siendo el premium más vendido en todo el mundo -y eso que tendrá en el nuevo Clase A de Mercedes un duro rival- y, de paso, marcar la diferencia de status con un Golf cada vez más elitista. Estrenará motores más potentes y eficientes y versiones híbridas y eléctricas. De nuevo, los S y RS marcarán la diferencia en su segmento de mercado gracias a su tracción total y a su enorme potencia. Destacarán un Sportback que aprovecha mejor sus dimensiones interiores, un Cabrio para los más chic y un tres volúmenes que, aunque podría quitarle ventas al A4 le servirá para asentarse en Estados Unidos y en los países menos pujantes de Europa.
  • SEAT Leon III: junto con el Ibiza es la piedra angular de una empresa que, por fin, empieza a ver la luz al final del túnel. Su implantación en China, Latinoamérica y su posible lanzamiento en Estados Unidos vienen avalados por su aumento de ventas en Europa que, curiosamente, está ayudando a que los de Martorell capeen la caída de ventas en el Estado. Como los anteriores, contará con los nuevos TDi, TSi y, sobre todo, con versiones «verdes». Por primera vez se comercializarán versiones de 3 puertas que, explican, se diferenciará claramente del de cinco. Los FR y Cupra ganan elegancia y seguirán siendo los más deseados. Por cierto, la versión cabrio, que se espera para el Salón del Automóvil de Barcelona de 2013 será la gran sorpresa. Con el lanzamiento del Toledo se ha desestimado la llegada de un tres volúmenes. Desde SEAT aseguran que su deportividad seguirá marcando a la familia Altea y que podría llegar el ansiado Tribu, el SUV compacto de la casa. Mucho más deportivo y elegante que la segunda generación, retoma las líneas exitosas del primer Leon de 1999.
  • Skoda Rapid: llamado a rejuvenecer la imagen de la empresa checa, el Rapid es la primera variante de la plataforma MQB que empleará Skoda y que pronto heredarán los nuevos Octavia, Roomster y Yeti. Con un espacio de carga y un diseño interior mucho más que robusto, sus precios ajustados, su nivel de calidad y sus eficientes motores -así como su gama GreenLine, se encargarán de asegurar buenas ventas a la marca más rentable del Grupo. Todo un éxito en Europa del Este es la que más rápido crece en todo el mundo. Mucho más que a tener en cuenta para familias no demasiado grandes. Por cierto, contará, a medio plazo, con una versión RS.
¿Cuál es el vuestro?

Bizkaia, apuesta por la automoción

Fue el pasado 4 de noviembre en Amorebieta. El Diputado General, José Luis Bilbao, anunció el comienzo inmediato de la tercera fase del Automotive Intelligence Center cuya sede estará en el cercano municipio de Boroa y que supondrá una inversión de 15 millones de euros para crear un centro de desarrollo del sector clave en Europa.

El edificio, que estará completamente operativo en 2016 cuenta ya con un primer inquilino de lujo, el Grupo Volkswagen, líder continental del sector, tercer fabricante del mundo -por detrás de la japonesa Toyota y la estadounidense General Motors- y que tiene como objetivo el primer puesto en 2018.

El consorcio germano se ha hecho con un laboratorio del I+D+i de 2.500 metros cuadrados y se une a otros gigantes que ya han decidido formar parte de este proyecto de innovación e investigación sin precedentes en el Estado como la propia Toyota, Mercedes -Grupo Daimler- o la italiana Fiat.

Polo de innovación


La clave para el éxito que está teniendo el desarrollo del AIC es doble. Por un lado la fuerte inversión pública llevada a cabo tanto por la Unión Europea como por la Diputación Foral de Bizkaia -que con esta tercera fase suman ya un desembolso de 77 millones de euros- así como el atractivo de la creación de un polo de innovación de esta potente industria. (Ya vimos cuando estudiamos las TICs la importancia de la creación de clusters o polos de I+D+i).

El AIC se autodefine como «un centro único de generación de valor para el sector de la automoción basado en un concepto de innovación abierta donde las empresas pueden mejorar su competitividad por medio de la cooperación». Así, bajo la «orientación del mercado», integran conocimiento técnico, tecnología y desarrollo industrial.

Es por ello que se ponen como objetivo la creación de ese valor en tres vertientes diferentes: por un lado la personal, con la formación de mejores profesionales del sector; la de procesos, liderando tecnologías más avanzadas -en este punto la sinergias entre las diferentes entidades será un factor clave-; y, por último, en la producción: donde se cubrirá todo el ciclo de desarrollo de los vehículos.

En la presentación del AIC -que según José Luis Bilbao nace como concepto después de una reunión con responsables del sector en Alemania hace unos meses- se explicó que el mismo se focaliza en la integración de todas las estructuras necesarias -tanto locales como internacionales- para el desarrollo de esta industria en el territorio y en la creación de actividades independientes compatibles con la automoción.

Buen ejemplo de ello es la buena aceptación que está teniendo el proyecto entre la potente industria complementaria local: desde Tenneco, fabricante de los reputados amortiguadores Monroe, hasta Inauxa, consorcio de la industria auxiliar alavesa con sede en Amurrio y que se ha convertido en uno de los principales valedores de la inversión necesaria para llevar a cabo el proyecto.

Desde Volkswagen hablaron de la oportunidad única para reforzar el entramado industrial bizkaitarra, así como un forma de crear valor en el continente en una industria cada vez más globalizada y con una mayor compentencia externa tanto en los procesos de producción como en los de concepción y desarrollo de los productos. Ha nacido nuestro particular Silicon Valley.

Jaguar C-X75, el coche fantástico

Si ayer hablábamos del nuevo Lamborghini Sesto Elemento como un nuevo modo de aplicar materiales novedosos en un coche, hoy descubriremos el Jaguar C-X75, un nuevo modo de construir un automóvil. Este concept nace para conmemorar el 75 aniversario de la empresa del felino y lo hace como una apuesta por un futuro sostenible… y extremo.

El secreto de este revolucionario nace lejos de la carretera… en el cielo. Propone una hibridación novedosa: mezclar turbinas alimentadas por gas (cada una de 94 cv) con propusión eléctrica en las cuatro ruedas (195 cv entre los cuatro motores). El resultado no sólo es ecológico -con 28 gramos de CO2 por kilómetro, supera a todos los demás híbridos- sino que arroja unos resultados brutales: 580 cv de potencia bruta, de 0 a 100 en sólo 3,5 segundos y más de 330 por hora de velocidad punta. En modo eléctrico garantiza una autonomía de más de 100 kilómetros -algunos optimistas hablan de casi 200 en condiciones óptimas-, y de casi 1.000 empleando las microturbinas. Además, se carga en sólo seis horas en un enchufe doméstico -sin necesidad de cargas trifásicas ni adaptadores extraños-.

Ian Callum -jefe de diseño de Jaguar- ha usado la silueta de los XJ13, XK120, XJ220 y los C-Type, D-Type y E-Type que hicieron de los británicos una referencia en imagen. El resultado es excelente, al menos en el apartado técnico. Tener un coeficiente aerodinámico de 0,32 «calzando» unas llantas de 21 pulgadas tiene mucho mérito.

Su tamaño es tan espectacular como su «corazón», 4,6 metros de largo, 1,2 de alto y ¡más de 2 de ancho! Sin embargo, su construcción íntegra en aluminio le otorga una ligereza inusitada (1.350 kilos). Además, es reciclable al 50%.

Con este modelo -y gracias al apoyo incondicional y económico de Tata, su nuevo dueño- los ingleses vuelven a colocarse en la vanguardia tecnológica de la industria del motor y nos muestran que los coches del futuro no tienen por qué ser aburridos eléctricos con forma de nevera. Gracias Jaguar… y que cumplas muchos más.