Donostia Tech Week, mostrando el potencial del Territorio

Durante estos días (del 20 al 23 de junio) se está celebrando en Donostia la Tech Week, un evento que tiene como objetivo mostrar el potente ecosistema tecnológico e innovador de Gipuzkoa. En un territorio con una alta concentración industrial y turística, la migración digital se antoja clave para el crecimiento del tejido productivo de modo que la iniciativa es un escaparate perfecto para generar networking y conectar a líderes, investigadores, creativos, inversores, estudiantes y directivos.

Dividido en cinco temáticas: innovación y tecnología; talento y nuevos perfiles profesionales; start ups; tendencias de marketing digital y women in tech; se busca crear un polo de atracción para empresas tecnológicas, empresas locales -sea cual sea su tamaño-, estudiantes, formadores y profesionales de modo que puedan ponerse en contacto para comenzar a solventar los retos del futuro en el Territorio.

El día de las start ups (hoy 22 de junio), además, la Tech Week se unirá al Konekta Summit con el fin de permitir que 10 de ellas puedan conseguir inversores, el empujón necesario para que una buena idea no se quede en una buena intención.

Además, los asistentes podrán disfrutar de más de 40 ponentes provenientes de todos los espectros sociales implicados: universidades, pequeñas empresas, instituciones públicas, consultoras, empresas tecnológicas, fondos de inversión, emprendedores, expertos en identidad digital y medios de comunicación.

Mención especial -para nosotros- merecen Enrique Rodal, periodista freelance especializado en nuevas tecnologías; Gema Climent, CIO de Nesplora; Cristina Aranda, CMO de MujeresTech; Rosario Sierra, Sales Manager de LinkedIn España o Iosu Madariaga, Director de Tecnología y Estrategia del Gobierno Vasco.

El programa comenzó con la jornada de innovación y tecnología, en el que se mostró el potencial del entramado empresarial guipuzcoano así como la buena salud del sector. Empresas pequeñas que mediante la cooperación interempresarial y el apoyo puntual de las instituciones consiguen hacerse un hueco en un mercado de lo más competitivo.

La segunda jornada se dedicó a los nuevos perfiles profesionales -críticos en medio de la revolución industrial 4.0- así como el papel de la mujer en las empresas tecnológicas y, en general en el sector.

Como hemos dicho, hoy se celebra una de las jornadas más importantes gracias a la colaboración del Konekta Summit que permitirá poner en contacto a innovadores e inversores. Una mezcla absolutamente necesaria para sacar adelante las nuevas tecnologías.

El último día será el destinado a marketing digital, un área de especial interés dado el tipo de empresas (pequeñas cooperativas) que nutren gran parte de la economía del territorio. Una buena gestión del mismo es clave para ganar visibilidad tanto de las compañías como de la zona en mercados como el turístico.

En definitiva, una muy buena iniciativa que busca demostrar a locales y visitantes el enorme recorrido que tienen las nuevas tecnologías en la economía y la sociedad de la región.

Global Innovation Day 2017, celebrando el ADN innovador vasco

El 16 de mayo, un año más, el Palacio de Euskalduna de Bilbao será el escenario del Global Innovation Day en el que bajo el lema «explora el pasado, crea el futuro» la Agencia Vasca de Innovación, Innobasque construirá un escaparate centrado en la innovación en nuestro territorio.

Como es habitual los asistentes podrán participar txokos, talleres, conferencias y coloquios solo que este año, coincidiendo con el décimo aniversario de la agencia, se han diseñado nuevas actividades como son los Circuitos por los txokos y la «ruta de la innovación», dos iniciativas que combinan teoría y práctica y que buscan activar el espíritu innovador de los asistentes.

Los txokos se repartirán en cuatro áreas: globalidad, conectividad y relaciones, entornos favorecedores y bienestar y calidad de vida. El objetivo será acercar a los asistentes los productos y servicios de referencia en Euskadi así como algunas de las colaboraciones interempresariales en estos ámbitos.

Los talleres experimentarán la innovación en vivo. ¿Cómo? Recordándonos cómo era Euskadi hace 10 años. De esta forma podremos intentar imaginar cómo será dentro de una década. Para ello se expondrán las metodologías, técnicas y herramientas que se emplean para mirar al futuro tomando como referencia nuestro pasado.

Los debates, coloquios y conferencias serán más abiertos y participativos que nunca. El objetivo: hacer que los innovadores del presente y el futuro puedan aprender y compartir sus experiencias. Porque el desarrollo es algo que necesitamos potenciar entre todos aquellos que llevan la innovación en su ADN.

La Ruta de la Innovación será una de las estrellas de esta edición en la que las personas jóvenes podrán visitar algunos de los proyectos y lugares más significativos de la innovación en Bilbao. Con la Ría como elemento vertebrador, clave de todo el proceso y motor de la renovación y modernización de la ciudad.

El evento, una vez más, subrayará su carácter abierto, dinámico y participativo en el que se buscará el networking y crear conexiones entre las empresas participantes así como con otras instituciones que forman parte del mismo.

El año pasado, el Global recibió más de 2.000 visitantes que tomaron parte de los 57 txokos, 27 talleres y asistieron a las charlas de 22 ponentes. El número de organizaciones colaboradoras ascendió hasta 106.

El plazo de inscripción -gratuito- ya está abierto y es tan sencillo como rellenar los datos personales en esta página web.

Singularity University, ¿y si lo reformulamos todo?

Es habitual que cuando pensamos en las universidades de referencia a lo largo y ancho del planeta nos vengan nombres tan célebres y antiguos como Oxford, Cambridge, Havard, Stanford, MIT, Imperial College o Zurich. Sin embargo, las nuevas tecnologías y el espíritu innovador (más bien disruptor) de algunas regiones del planeta ha hecho que incluso la enseñanza universitaria se esté reformulando por completo.

Uno de los ejemplos más claros es el de Singularity University, una institución académica con sede en Silicon Valley cuyo objetivo es «reunir, educar, e inspirar a personas que se esfuercen por comprender y facilitar el desarrollo exponencial de tecnologías y promover, aplicar, orientar y guiar estas herramientas para resolver los grandes desafíos de la Humanidad».

Ubicado en el Centro de Investigación Ames de la NASA, es una de las referencias desde su fundación en septiembre de 2008 como un complemento a las universidades tradicionales para potenciar el emprendimiento, la innovación y la tecnología.

Con esta carta de presentación no es de extrañar las expectativas que levantó la presentación de Diego Soroa el pasado 19 de enero de su programa Global Solutions y del nodo Singularity U en Bilbao que ha puesto en marcha junto con otros emprendedores.

El Global Impact Challemge (curso que, por cierto, sigue abierto a inscripciones) busca ampliar la visión tanto de los innovadores como de los inversores. Romper la barrera -miedo- que hace que se quiera minimizar el riesgo y que acaba limitando el progreso en el área tecnológica y, sobre todo, estrangula el futuro de las start ups, pequeñas empresas llamadas a cambiar las reglas.

La propia SingularityU se define a sí misma como un Think tank que se centra en buscar soluciones a los grandes retos de la Humanidad. Lo que puede parecer -desde un punto de vista tradicional- algo megalómano o utópico, recibe las alas y las vías necesarias para obtener coaching y financiación.

De hecho, el programa presentado, Global Solutions Program, permite, durante 10 semanas, entrar en contacto con expertos en tecnologías disruptivas con una gran influencia para, en una última fase poder crear un proyecto de negocio en equipo que podría generar un impacto positivo en más de 10 millones de personas. En definitiva, una posibilidad de crecer con unas métricas muy provocadoras.

Para ingresar se pueden seguir varios caminos, desde la inscripción directa (hasta el 13 de febrero), hasta un concurso de acceso (hasta el día 21) o bien mediante el Global Impact Challenge. En cualquier caso, el Bilbao Chapter -nodo Bilbao- seguirá estando asentado en la Villa formado por personas que han pasado por la SingularityU y que tienen como objetivo identificar proyectos y personas con potencial disruptivo y allanarles el camino.

Una herramienta que mediante reuniones periódicas cada dos o tres meses sobre temáticas especializadas permita crear soluciones y servicios en el contexto local. Un proyecto, por ahora, sin ánimo de lucro que cuenta con un enorme recorrido y con la posibilidad de crear un gran valor añadido en la sociedad.

Noticia recomendada por Binary Soul

Bind 4.0, industria e innovación siempre de la mano

Desde hace tiempo existe en Euskadi una apuesta firme por la Industria 4.0. Una nueva forma de reinterpretar este sector estratégico para la economía a partir de la implantación de procesos productivos de alto valor añadido mediante nuevas tecnologías, softwares y sistemas de control en las fases de creación del producto para mantener altos estándares de calidad que supongan una ventaja competitiva definitiva en el mercado.

Herramientas como la fabricación aditiva, la producción mediante impresiones 3D, la robótica colaborativa (equipos industriales emplazados en entornos abiertos para que interactúen entre sí y con humanos), los sistemas ciberfísicos (añadir tecnologías de la información y la comunicación a equipos industriales analógicos para volverlos inteligentes), la realidad virtual y aumentada, la computación en la nube y el análisis del Big Data, son fundamentales para cimentar ese salto productivo.

Con grandes conglomerados industriales volcados en su reconversión al 4.0 -destacan CIE Automotive, CAF, ABB o Danobat- tanto las instituciones públicas como las propias empresas privadas vieron desde el principio la necesidad de crear un programa acelerador de start ups para crear el tejido necesario que permitiera a Euskadi afianzarse en un sector estratégico a nivel mundial a medio plazo.

El programa, llamado Bind 4.0 ha preseleccionado a 52 start ups que presentarán sus propuestas y proyectos con el fin de acceder a los programas de mentoring en el que además de acceder a formación y tutorización intensivas pueden recibir importantes sumas de financiación para desarrollar sus objetivos.

Bind 4.0, así mismo, es un escenario idóneo para el networking en el que todos los participantes podrán acceder a un ecosistema de colaboración interempresarial fundamental para que las pequeñas empresas puedan conseguir aliados estratégicos que garanticen su futuro y potencien su crecimiento y las compañías consolidadas puedan recibir ideas de los actores innovadores.

Planteado desde un principio de equidad en el que todas las empresas cuentan con las mismas posibilidades de presentar y desarrollar su proyecto, algunas de estas pequeñas firmas podrán conseguir contratos de hasta 75.000€ para llevar a cabo actividades relacionadas con la industria inteligente.

En definitiva, un programa de 24 semanas en el que las start ups se juegan la posibilidad de pasar a formar parte de uno de los ecosistemas empresariales más importantes de nuestra economía y en el que las grandes corporaciones tienen la oportunidad de incorporar nuevas formas de entender el desarrollo industrial y la tecnología gracias a las aportaciones de emprendedores e innovadores.

Noticia recomendada por Binary Soul

Emprendizaje e innovación, el papel de los medios

Sin duda, la revolución industrial 4.0 y la entrada de lleno en la era de las Tecnologías de la Información y la Comunicación ha cambiado completamente la forma en la que se desarrolla la sociedad. Nuestras relaciones personales han cambiado -solo el tiempo dirá cuáles de esos cambios son positivos, cuáles negativos y, sobre todo, cuáles perdurarán-, nuestras relaciones sociales se han expandido y nuestros trabajos han mutado para incrementar nuestra productividad a través de nuevas herramientas.

Es por ello que, a pesar de la situación económica que vive Occidente -con una crisis que parece acompañarnos de forma perenne- y de la situación de agitación política vivimos en una era sin precedentes para que la innovación y los emprendedores prosperen. Nunca hubo tanta tecnología al alcance de tantos y nunca hubo tantos dispuestos a formar, ser formados y compartir.

No obstante, parece claro que para que la sociedad cambie (y deje de mirar con recelos ciertos avances tecnológicos) es necesario que los individuos y los diferentes actores sociales cambiemos. Es de este modo que la sociedad podrá acoger en su seno y seguir a aquellos miembros que tienen más claro que el sistema establecido, la estructura actual, debe cambiar para seguir creciendo.

La actividad económica, totalmente ligada a la idiosincracia cultural, social y política de la comunidad, no está, por tanto, exenta de esta necesidad de cambio y actualización. De esta forma, los ciudadanos -trabajadores- serán una parte fundamental del crecimiento de las empresas y su evolución hacia formatos más innovadores y éstas serán actores fundamentales en la evolución de las sociedades como miembros sociales más relevantes.

De esta forma, la entrada en escena de pequeñas start ups y emprendedores individuales ha hecho que las empresas se vean impulsadas a crecer y desarrollarse como agentes innovadores. El motivo es sencillo: ningún agente económico puede sobrevivir en el tejido económico si no contempla los procesos de innovación como parte intrínseca de su naturaleza.

Y es aquí donde el círculo vuelve a su inicio: la sociedad. Hay agentes claves en todo este proceso. El más importante, a buen seguro, es la educación. Cambiar el formato de enseñanza y pasar del modelo  memorístico a uno experimental y emplear nuevas herramientas en los procesos de aprendizaje cambiarían por completo la forma en la que los jóvenes se relacionan con lo que les rodea. Cimentar la enseñanza en un modelo de prueba y error y con bases empíricas que los acerquen a la Ciencia y a nuevas formas de entender las Humanidades.

Otro agente clave son los medios de comunicación. Tanto en sus formatos clásicos -papel, radio y televisión- como en otros más modernos -redes sociales, agregadores de contenidos, podcasts, etc.- es necesario que den difusión a los esfuerzos innovadores de los nuevos actores sociales. Mostrar que las nuevas y rompedoras ideas no son algo que se da en garajes en California y que en esta esquina del mundo hay un rico vivero de emprendedores y personas dispuestas a cambiar la forma en la que hacemos las cosas.

Su capacidad para dar visibilidad y difusión a nuevos proyectos no solo puede permitirles acceder a nuevas formas de financiación que les permitan crecer y sobrevivir sino que pueden impulsar a terceros a hacer lo propio con sus ideas o a sumarse a proyectos que ya existen.

 

Noticia recomendada por Binary Soul