Apple, llegaron los ¿nuevos? iPad

Era, sin duda, una de las citas marcadas en rojo por los analistas. La fecha en la que Apple diría oficialmente cómo le van las cosas al tan criticado iPhone 6 y la fecha -un día después- en la que respondería a los Nexus de Google. Los iPad, que aunque siguen siendo los más vendidos del mercado ya no son mayoría, se renovaban. Los iMac, de los pocos ordenadores que siguen creciendo en cuota casi ajenos a la debacle PC, también. Y quizá, sólo quizá, alguna novedad en el defenestrado Apple TV.

iPad Air 2, todavía más delgado

 

Si en los smartphones la batalla es por conseguir la mejor pantalla y la mejor relación pantalla-tamaño, en las tabletas la pelea es por el peso y grosor (definitivos en su manejo). Y parece esos dos ítems pocos los manejan mejor que los de Cupertino. Si el iPad Air era francamente delgado y ligero -ese apellido no es gratuito en Apple- su heredero, el Air 2, es un 18% más fino (6,1 mm) y deja su tara en 437 gramos. Dos datos sorprendentes para un dispositivo con unas medidas de 24×17.

Pero más allá de un diseño cada vez más apetecible (quizá los puntos más débiles de las Surface y Galaxy Note), también se han mejorado aspectos que no podían demorarse más en un equipo premium. Los reflejos de las pantallas Retina siempre han sido bastante criticados. La nueva laminación integral y la película antirreflectante se quedan con hasta el 56% de los reflejos lo que, aseguran, permitirá sacar más rendimiento de los 2.048×1.536 píxeles (la resolución sigue siendo la misma).

En su interior, como no podía ser de otra forma, trabaja la dupla A8X-M8. La segunda generación de coprocesadores con arquitectura de 64 bits que tan buen resultado dio en los iPhone 5S y iPad Air y que tan ágilmente mueve iOS 8 en los nuevos iPhone. La RAM sigue fijada en 1 GB (la confianza en la ligereza de iOS es ciega) y el reparto de capacidades cambia: desaparecen los 32 GB y la familia se queda en un acceso de 16 (a todas luces escaso), 64 GB y 128 GB -nos preguntamos cuánta gente escogerá el Air 2 con un teclado Bluetooth y cuanta el MacBook Air-.

La cámara ha sido otro de los puntos más cuidados por Apple. El sensor se mejora hasta una resolución de 8 Mp con f/2,4 y permitirá también graba a 1.080p. La lente de cinco elementos contará con casi todas las funcionalidades de la de su hermano telefónico y la coloca como una de las referencias entre las tabletas. La cámara frontal también se ha mejorado gracias al empujón que está viviendo FaceTime entre los usuarios de iOS.

Aunque el sensor sigue rezando 1,2 Mp y grabación a 720p, capta hasta un 81% más de luz y gracias a la unión de éste con los nuevos micrófonos duales parece que las videoconferencias serán mucho mejores que hasta ahora. Ya disponible en la tienda de Apple, el precio comenzará en los 489€ de la versión 16 GB WiFi y llegará a los 809 del modelo LTE de 128 GB.

Por cierto, la última sorpresa de los nuevos Air llegó de la mano de una vieja añoranza de la compañía: una SIM libre made in Apple que permitirá a sus clientes en EEUU y el Reino Unido pasar de una operadora a otra en función de la tarifa que más les convenga sin necesidad de introducir las tarjetas de cada empresa. Algo con lo que ganar comodidad e independencia. No sabemos que opinan de momento las operadoras -varias han colaborado- pero si la estrategia se extiende a otros fabricantes parece que habrá un gran cambio en el negocio.

iPad Mini 3, ¿qué hay de nuevo, viejo?

 

La presentación del iPad Mini 3 duro muy poco. En un evento en el que el nuevo iMac Retina y el iPad Air 2 se llevaron casi todos los aplausos el pequeño de la familia de tabletas -el éxito de ventas que hace que los iPad sigan siendo superventas- estuvo en un segundo plano porque casi no recibió mejoras.

Estéticamente es casi idéntico al Mini Retina. Sólo el Touch ID denota que estamos ante un equipo nuevo. Sus dimensiones son las mismas, su peso -340 gramos- también y hasta su resolución permanece inalterada. Ni rastro del antirreflectante o de los chips A8X y M8. Los A7 y M7 que se presentaron para la generación anterior siguen siendo los que darán la cara ante un sector que pierde fuelle por la presencia de los phablets y el éxito de los iPhone 6 Plus. ¿Tendría razón Jobs sobre el tamaño de las tabletas y fue sólo una moda pasajera? El tiempo lo dirá pero que la marca que indica hacia donde va el mercado de tabletas desde 2010 sólo añada una carcasa dorada y un sensor dactilar no habla bien ni de Apple ni de lo que se espera de las tabletas pequeñas.

De momento, durante unos meses convivirán en el mercado las tres pequeñas: iPad Mini, iPad Mini Retina (o Mini 2) y iPad Mini 3 con sus diferentes precios y capacidades de almacenamiento así como conectividad. Para nosotros un sinsentido que esperemos no se traduzca en una actualización en medio año como ocurrió con el iPad 3 y el 4.

8.1 y Apple Play

 

La presentación de los equipos móviles de la casa y las quejas que han recibido los de la manzana ha hecho que Apple presentara iOS 8.1 a bombo y platillo. Esta actualización -que debió salir hace varias semanas- viene a solventar todos los problemas que iOS 8 ha dado a muchos usuarios: desde autonomía hasta problemas de compatibilidad con dispositivos que nunca habían dado un problema.

Disponible desde este lunes 20, viene a ser lo que debió ser iOS 8 desde el principio. Traerá consigo iCloud Photos en versión Beta y también será el pistoletazo de salida de Apple Play la plataforma de pagos mejorada de la empresa.