2013, las mejores tabletas para regalar

 

Se acerca Navidad y las dudas sobre cuál es la mejor opción tecnológica para regalar se disparan. Desde esta bitácora intentaremos solucionar algunas de ellas proponiendo durante los próximos días las mejores compras para cada bolsillo. Hoy empezamos con tablets.

 

Antes de ir a la tienda o entrar en la web es importante que tengamos claro para qué se necesita el dispositivo. ¿Priorizamos poder personalizarlo (Android) o la seguridad y la fluidez (iOS)? ¿Es para ocio (Kindle) o para trabajar (Windows)? ¿Necesitamos que sea el tope de gama para un máximo rendimiento (más de 500€) o lo vamos a utilizar para navegar, redes sociales y correo electrónico (con unos 200€ es suficiente)? Lo mismo ocurre con su tamaño y peso ¿cuánta portabilidad necesitamos? Y, por último, ¿nos será suficiente con una conexión WiFi y compartir internet desde el smartphone cuando no haya conexión gratuita o preferimos la opción de 3G y estar siempre en línea?

 

Una vez solventadas estas dudas sólo tendremos que escoger entre estas opciones:

 

 

  • La mejor Android: sin duda, nadie hace mejores dispositivos Android que Google. Las tabletas Nexus son difíciles de conseguir por su maravillosa relación calidad precio. La opción de 10 pulgadas comienza en 399€ y la de 7 en 229€. Nosotros nos decantamos por las versiones sólo WiFi, no sólo nos permiten invertir en más capacidad de almacenamiento en vez de en conectividad 3G, sino que, con una buena tarifa de datos en el smartphone no echaremos en falta la microSIM. Compartir internet es francamente fácil y eficiente en Android y todo un ahorro. Eso sí, si es vuestra decisión, daos prisa, la tienda de Google suele agotarlas con facilidad.
  • La opción Windows: aunque las tabletas con el sistema operativo de Microsoft son las más caras, todavía podemos encontrar algunos buenos precios. Buen ejemplo es Samsung ATIV Book 9. Por unos 600€ tendremos un equipo que nos permite trabajar con la suite Office, una buena autonomía, buen procesador gráfico y una total hibridación con nuestro PC. Es de las más ligeras de su mercado y una buena opción para aquellos que quieren saltar del ordenador a la tableta poco a poco. Eso sí, su valor de reventa (importante en cualquier dispositivo electrónico) no es el mejor.
  • Un eBook potenciado: para la mayoría de los usuarios de tabletas, leer con una pantalla retroiluminada les cansa la vista. Para la mayoría de los usuarios de eBooks no poder hacer ciertas cosas que se puede en las tabletas es una tara. ¿Cuál es el punto intermedio? Kindle Fire HD. En dos formatos (8,9 y 7 pulgadas), la tableta de Amazon hereda lo mejor de dos mundos. El precio de los eBooks -la versión grande comienza en 229€- y la potencia de las tabletas. Eso sí, para los amantes de la libertad (Android, especialmente), un aviso: se es totalmente prisionero de Amazon y su tienda. La versión HDX de 7 pulgadas (también vale 229€) es nuestra favorita. Su hardware no decepciona y su funcionamiento es fluido. Una buena elección para aquellos que van más allá de las marcas.
  • iPad Mini Retina, potencia comprimida: para nosotros, la mejor tableta de este 2013. No es excesivamente caro (389€) para lo mucho que ofrece. Un procesador fulgurante. Un coprocesador gráfico que permite jugar sin límite. La seguridad de iOS y su mastodóntica oferta de aplicaciones específicas para tabletas. Tremendamente fluida. Con un diseño acertado que hereda de la versión anterior y una pantalla sobresaliente. Además, ahora es más ligera que nunca y su autonomía se mantiene en 10 horas. Nuestra elección.
  • iPad Air, todo a lo grande: para los que no les van las medias tintas. El iPad Air es obscenamente ligero. Increíblemente rápido. Sorprendentemente delgado y con una pantalla maravillosa. El Air es la esencia de las tabletas personificada (por algo fue la primera). Su experiencia de navegación está más cercana a la de un portátil que a la de una tablet. En su contra, que la diferencia de pulgadas con el Mini Retina se cotiza a 90€ en todas las versiones y además, pesa 130 gramos más. Habrá que calibrar bien si merece la pena.
  • Alternativa Samsung: si en Apple nos decantamos por la tableta pequeña, para los amantes de Samsung la mejor opción, sin duda, es la tableta grande. La Galaxy Note de 10,1 pulgadas. Como tableta de formato grande que es, su precio se dispara por encima de los 600€ en su versión con 4G, aunque, como hemos dicho, no es la opción más necesaria si se tiene una buena tarifa de datos en el smartphone. Rápida y con multitud de posibilidad gracias a su lápiz Stylus, es una buena opción para los amantes de la marca.
  • ASUS TF101: la propuesta de los taiwaneses es un modelo híbrido con 32 GB de capacidad y un hardware que, aunque no es el más moderno, es muy potente. Se le puede adjuntar por un poco más un teclado que lo convierte en un portátil de pleno derecho. Su precio, 449€ lo hace bastante competitivo, sobre todo si tenemos en cuenta que ronda las 10 pulgadas. Una muy buena opción para alternativos.
  • iPad Mini, el comienzo perfecto: ¿y si el regalo es para un niño o es el primer dispositivo de este tipo para el «regalado»? Entonces lo mejor es ir a algo seguro que no nos suponga un gran gasto. Nos decantamos por el iPad Mini «normal». La primera versión cuenta con el procesador A5 que moverá perfectamente las aplicaciones para la tableta y que, sin 3G, costará 289€. Es ligero y, gracias a iOS, su curva de aprendizaje es absolutamente plana. No durará mucho más tiempo en el mercado así que esta Navidad es un momento inmejorable para comprarla.

 

Kindle Fire HD 8,9, tú pones el precio

Como ha ocurrido en otros países, el avance de Amazon en el mercado español es imparable. Primer comenzó con los libros electrónicos. Después, poco antes de la campaña navideña, lanzo su tableta Fire de 7 pulgadas. Ahora, la empresa de Jeff Bezos nos ofrece el nuevo Fire HD 8,9, su tableta de mayor tamaño. Un equipo con una superficie similar a la del iPad -sigue siendo el punto de comparación de este nicho-, con una curiosidad: el precio lo pone el cliente.

 

Existen cuatro opciones posibles a la hora de decantarnos por el nuevo Fire HD: dos se refieren a su capacidad de almacenamiento (16 o 32 GB) y las otras dos tienen en cuenta la tolerancia del comprador a la publicidad (ellos lo llaman «ofertas especiales»). De este modo, si decidimos comprarlo con publicidad nos ahorraremos 15€ a cambio de visualizar contenidos relacionados con salvapantallas patrocinados, ofertas de accesorios, lanzamientos de la tienda de Amazon incluidos libros, aplicaciones, juegos o música.

 

Las dos buenas noticias relacionadas con esto es que en cualquier momento podemos abonar los 15€ para que la publicidad deje de llegar a nuestro Fire y que ningún «anuncio» se entrometerá mientras trabajamos con la tableta (leer, navegar, ver una película o usar una aplicación). A lo sumo cuando está en reposo o cuando nos movemos por el menú principal.

 

La compañía de Jeff Bezos entiende que esta publicidad es una pérdida de eficiencia de la batería y una cesión de datos del usuario ya que es necesario conectarse periódicamente a un servidor para acceder a los anuncios que, con el uso que hagamos del Kindle, se irán personificando.

 

Más allá de esta curiosidad -que seguro hará que muchos opten por «patrocinar» su tableta como los equipos deportivos hacen con sus equipaciones-, el Fire de talla XL se caracteriza por su facilidad de uso con un navegador y una tienda de contenidos con accesos directos e intuitivos y con un manejo inmejorable al incorporar una versión simplificada de Android. En cuanto al catálogo de contenidos de la tienda, es excelente. A toda la capacidad de Google Play le suma la enorme biblioteca de la tienda más grande de internet para mostrar una oferta inmejorable sean cuales sean los gustos del usuario.

 

Además, la premisa de los de Bezos es clara: prescindir de lo superfluo. Empezando por el 3G (está pensada para un uso doméstico o, en el mejor de los casos, para descargarnos lo que queramos con la velocidad de nuestro WiFi y luego disfrutarlo fuera de casa), siguiendo por unas opciones de configuración muy sencillas y recatadas y acabando con un interfaz en el que hay pocos «botones» y, sobre todo, lo más usado se presenta en un carrusel que no deja lugar al menor error.

 

No hay cámara trasera, sólo una frontal para poder usar Skype. La pantalla está reforzada para que no se pueda rayar -aunque en ningún momento hablan de una tecnología específica como el Gorilla Glass- y el sonido, gracias a la tecnología Dolby que incorpora, mejora ostensiblemente respecto a sus antecesores. Es cierto que no cuenta con los acabados en aluminio del iPad ni tampoco con la imagen de elegancia del Galaxy Note II, pero da sensación de robustez y de bien acabado. Suficiente por su precio.

 

Como los demás productos de Amazon, en cuanto se enciende y se vincula a una cuenta de usuario, precarga todos los contenidos de otros Kindle vía nube. A diferencia de otros productos de Amazon en España, no hay que esperar a tenerlo. En sólo 24 horas llegará a tu dirección de destino. En el año en el que el iPad perderá la cota del 50% de mercado (se quedará en un 46% frente al 49% del ejército Android), los Kindle Fire de Amazon se presentan como una gran alternativa para los que quieran una tableta sencilla, fiable y cargada de contenidos.

iPad Mini, sus rivales

Si ayer hablábamos de todos los secretos del iPad Mini -demostramos que es mucho más que una versión reducida del iPad 2- hoy os enseñaremos cuáles son sus principales rivales. Al fin y al cabo, el pequeño de la familia Apple no es más que un tiro en la línea de flotación para las principales tabletas pequeñas equipadas con Android, el sistema operativo de Google.

 

 

  • Samsung Galaxy Tab 2 7.0: lo ponemos el primero no porque sea el rival más fuerte, sino porque fue el primer rival del iPad original. El principal objeto de la ira de Steve Jobs -dijo que en un tamaño de 7 pulgadas no se podía disfrutar la experiencia multimedia que nos regala una tableta- se actualiza sin cambiar el diseño respecto a su primera versión y prescinde de elementos tan básicos como la luz de flash para la cámara posterior o el giroscopio. La contrapartida es un precio mucho más competitivo para un tablet perfectamente competitivo en el día a día.
  • Google Nexus 7: sin duda el rival más fuerte y temible. Sus bazas son muchas: un procesador de cuatro núcleos que lo hace tremendamente rápido, una pantalla con una gran resolución, el compromiso de Google de dotarla de continuas actualizaciones de Android así como la garantía de ASUS en todos su productos. Carece de conexión HDMI, cámara trasera y ranura para tarjetas (¿por qué en este caso no se levanta tanto lío como con los iDevices?) pero cuenta con una memoria interna desde 16 Gb, más que suficiente si lo unimos a la nube, y una autonomía de más de 10 horas. Su tarifa de 199€ de salida es imbatible por lo que ofrece.
  • Kindle Fire HD: el híbrido de Amazon es un dispositivo completamente Android (por mucho que Jeff Bezos lo niegue). La mala noticia es que el acceso a Google Play está capado -otro dispositivo susceptible de un jailbreak– y que todas las aplicaciones han de descargarse desde la tienda de la librería online. Entre sus pros destacan la calidad de la pantalla y el WiFi de doble banda que permite una rápidez de navegación inusitada para un dispositivo «no Google». Entre lo negativo, llama la atención la falta de una ranura de expansión, todo un quebradero para los que quieran almacenar toda su biblioteca sólo en el dispositivo. Está disponible en 7 y 8,9 pulgadas y se ha mostrado como el rival más duro de Apple en Estados Unidos.
  • Nook HD: más que un rival para el iPad Mini, es un rival para el Kindle Fire HD. El dispositivo de Barnes&Noble es otra «tableta bipolar» que sirve también como libro electrónico. En sólo 7 pulgadas ofrece una resolución de 1.440 x 900 píxeles con una buena tarjeta gráfica y un buen procesador que, al igual que el Kindle, tiene cerrado el acceso a Google Play. Su precio es idéntico a la anterior y también tiene una versión de 9 pulgadas. No obstante, requiere adquirirlo por internet y su biblioteca es sólo anglófona.
  • Motorola Xoom 2 Media Edition: con un formato de pantalla de 8,2 pulgadas y una resolución sorprendente además de un recubrimiento Gorilla Glass, el dispositivo de Motorola Mobility (subsidiaria de Google) tiene un diseño ergonómico diferenciado y un hardware envidiable (desde el procesador a la tarjeta gráfica o la conectividad). El único problema es que salir al mercado con una tarifa que empieza en los 419€ es condenarse a las estanterías más recónditas de Media Markt hasta que llegue la semana de inventarios. No se puede ser igual de caro que un iPad sin ser de Apple…
  • Acer Iconia Tab A110: el fabricante asiático no pasa por sus mejores momentos con sus ordenadores, por lo que las tabletas parecen un buen soporte para mejorar los resultados. Por 230 euros el Iconia nos ofrece una alternativa más portátil, con un procesador a 1,2 GHz y 1 Gb de RAM. Sus grandes peros son la ausencia de cámara posterior y una memoria interna de sólo 8 Gb. Al menos equipa, de serie, Android 4.1.

 

Kindle, una familia bien avenida

Se acerca la Navidad (sí, faltan todavía 40 días, pero muchos ya empiezan a comprar los regalos) y, este año más que nunca, parece que los gadgets serán los regalos estrella. Entre tanto Nexus, iPad Mini y smartphone de última generación, parece que los eBooks serán uno de los favoritos por los compradores -por lo menos, así lo desvela el estudio de Gartner, que considera que en enero de 2013 habrá un 50% más de libros electrónicos activados que hace once meses-. De todos ellos (son muchos), hay uno que destaca sobre manera. Se trata de Kindle, el libro electrónico de Amazon, la gran biblioteca de internet y la cuarta tecnológica en discordia.

 

No obstante, cualquiera que se asome a la web de Jeff Bezos descubrirá que no sólo hay un Kindle y, sobre todo, que no todos los miembros de esta poblada familia hacen los mismo. ¿Quién es quién y para quién está pensado cada uno? En las siguientes líneas intentaremos descubrirlo.

 

 

  • Kindle E Ink: el primero de todos. Sus seis pulgadas de pantalla de tinta electrónica y su conectividad WiFi es ideal para aquellos que quieren un libro electrónico sólo para leer. Es sencillo de manejar, su capacidad impresiona, es ligero y, sobre todo, muy barato: 79€ por entrar al universo Amazon. Sus cartas de presentación son magníficas: hasta 1.400 títulos que se pueden descargar en menos de un minuto cada uno gracias al WiFi de alta velocidad. Todo ello en 70 gramos y con posibilidad de acceder a más de 8.000 libros que cuestan menos de 5,99€. Nada mal. Como «pero» necesitaremos un conversor para escapar del formato elegido por Amazon, mobi. Por lo demás, el Kindle más acertado.
  • Kindle Paperwhite: por 50€ más que en el básico contamos con el que es, sin duda, el libro electrónico más avanzado del mercado por el momento. Se trata de un dispositivo que incluye en su pantalla de 6 pulgadas un panel retroiluminado y autajustable que trabaja junto a la tinta electrónica para facilitarnos la lectura en cualquier condición lumínica. Además, la densidad de píxeles aumenta un 62% y el contraste y nitidez de los textos un 25%. Asimismo, los ingenieros de Amazon han trabajado para mejorar las posibilidades de personalización de los libros gracias a 6 nuevos estilos de fuentes configurables en 8 formatos. La autonomía también ha mejorado y ahora el Paperwhite puede trabajar durante dos meses sin interrupción ni necesidad de enchufes. Sólo la capacidad de almacenamiento se ha visto reducida: hasta 1.100 volúmenes. Para el que el WiFi no sea suficiente, hay una versión 3G por 60€ más. Por cierto, Amazon se encarga de la cobertura y el plan de precios.
  • Kindle Fire: un paso más allá se encuentra Kindle Fire. La tableta de Amazon trabaja fluidamente gracias a Android y se muestra diferente a sus primos de sistema operativo gracias a un interfaz personalizado por los de Bezos, una tienda de aplicaciones nativa y, sobre todo, unas enormes posibilidades de uso. Por 159€, Amazon nos propone un equipo con un procesador a 1,2 Ghz y 1 Gb de RAM que trabaja hasta un 40% más rápido que en la primera versión del Fire. Compatible con casi todos los servidores de correo, gracias a un navegador nativo permite trabajar muy rápido por internet y con emails. La cuenta de Amazon en la nube permite un almacenamiento ilimitado de contenidos y de aplicaciones. La tableta perfecta para los que no pueden vivir sin Amazon -y no necesitan nada más-. Muy recomendable por su bajo precio.
  • Kindle Fire HD: la joya de la corona se puede configurar con 16 o 32 Gb de capacidad de almacenamiento, tiene una pantalla HD con filtro polarizado -antirreflectante-, audio Dolby, WiFi de doble antena y doble banda para mejorar el streaming, un procesador de 1,2 Ghz mejorado y una tarjeta gráfica 3D HD dedicada, así como una batería de larga duración que nos permite «jugar» con ella hasta 11 horas sin descanso. Además, toda la biblioteca de Amazon y la capacidad ilimitada de Amazon Cloud. No es un iPad Mini ni un Nexus 7 (tampoco lo pretende), pero por 199€ ofrece mucho más que la competencia equivalente.

¿Cuál es el vuestro?

iPad Mini, la revolución anunciada

Por fin ha llegado. El dispositivo que Steve Jobs digo que Apple nunca haría. El dispositivo que una empresa que pretende seguir liderando el mercado de tabletas tenía que hacer. En un momento en el que el negocio de las tabletas se resume en un «todos contra el iPad y el iPad contra todos», los de Cupertino han presentado un nuevo formato del tablet original. Se trata de un nuevo iDevice de 7,9 pulgadas y un precio mucho más atractivo que su hermano mayor (a partir de 329€) que se encargará de competir contra el Surface de Microsoft (que mañana verá la luz), el Kindle Fire HD de Amazon y la sorpresa que Google nos tiene preparados para este lunes 29, cuando nos mostrará una nueva versión de Android y, casi seguro, una nueva tableta.

 

En las puertas de la campaña navideña -la más importante del año para las tecnológicas, con mucha diferencia-, el iPad Mini se presenta como el producto ideal para que Apple acabe el año con una cuota de mercado aún mayor y pueda frenar el rápido crecimiento de los productos equipados con Android.

 

La quinta versión en dos años y medio del iPad -la cuarta es la versión remozada del iPad 3 o Nuevo iPad que ahora cuenta con el nuevo enchufe Lightning presentado con el iPhone 5- está construida íntegramente en aluminio, es compatible con todas las aplicaciones que funcionan con el iPad «normal», equipa el chip A5 del iPhone 4S -no necesita tanta potencia como su hermano mayor y utilizar este chip hace que el precio del conjunto baje- y una cámara iSight de 5 megapíxeles. Además, la pantalla tiene la misma resolución que la del iPad 2, excelente aunque un poco por detrás que la Retina.

 

En cuanto a su tamaño, su grosor es de sólo 7,2 milímetros y su peso se queda en 308 gramos. Su capacidad, por cierto, oscila entre los 16 y los 64 gigas, como es habitual en la casa. Se comercializará, además con dos opciones de conexión: sólo WiFi o WiFi más 4G -aunque en el Estado sólo se podrá usar la cobertura 3G-.

 

Desde su lanzamiento a finales de 2010, Apple ha comercializado más de 100 millones de tabletas y el iPad, principal dominador del nicho que inauguró tiene una cuota de mercado superior al 65%. Asimismo, casi todos los analistas coinciden en que ha sido el principal responsable de la caída de ventas de los netbook y los portátiles, un segmento donde sólo Apple crece (un 15% frente a la continua bajada de ventas mundial que se sitúa ya en el 1,2% por tercer año consecutivo).

 

Los iPad, además, son los responsables del 91% del tráfico web de todas las tabletas activadas en el mundo y sólo han visto bajar su dominio en las ventas frente a modelos más compactos, como el Galaxy Tab o el Kindle Fire HD -de ahí que Google haya empezado por el Nexus 7, modelo que no está teniendo las ventas esperadas por los de Mountain View-.

 

Sin embargo, el iPad Mini nace con una ventaja competitiva frente a todos sus rivales: las aplicaciones. Existen 270.000 dedicadas para el dispositivo de la manzana. Muchas más que para cualquier equipo con Android o Windows 8. Sólo Amazon se acerca -aunque lejos- gracias a su enorme cartera de contenidos para el consumo del usuario y, aún así, son mucho más restringidos. Además, el Mini será compatible también con las más de 400.000 disposnibles para el iPhone que, seguro, se verán mejor que en la «enorme» pantalla de 10 pulgadas del iPad clásico.

 

A este respecto, Phill Schiller fue directo en la presentación del nuevo modelo: «otros han intentado presentar una tableta más pequeña, pero han fracasado». Toda una referencia a los rivales antes citados. En la presentación en San José, la capital de Silicon Valley, Apple dejó claro que su público más objetivo son el mundo empresarial y el educativo. Según los cálculos de algunas consultoras, en 2014 habrá más iPads en las empresas que BlackBerrys. Hay compañías que ya utilizan hasta 18.000 con sus empleados y cada vez más comerciales las utilizan como herramienta básica.

 

Según Gartner, además, en 2018 el iPad tendrá suficientes aplicaciones como para ser una herramienta útil para, al menos, el 70% de los trabajadores. Además, la tableta está sustituyendo rápidamente al portátil en los centros educativos estadounidenses. Cook aseguró ayer que ya hay 2.500 aulas en el país trabajando con tabletas. Proyectos como iTunes U y iBooks Author -que ahora permitirá actualizar los contenidos publicados con nuevas herramientas- están siendo fundamentales para que Apple entre en segmentos sociales fundamentales y muy atractivos económicamente.