Amazon Fire Phone, sus secretos

Es sin duda una de las sorpresas más importantes (aunque esperadas) del mercado de telefonía de los últimos tiempos. Después de hacerse rogar durante meses Amazon, por fin, ha lanzado su terminal inteligente: el Fire Phone, un modelo de gama media-alta que espera renovar el éxito de la tableta Kindle Fire y que, de momento, sólo se venderá en Estados Unidos a un precio de 649 dólares o con un contrato con AT&T.

La llegada del terminal vino precedida de multitud de rumores sobre su hardware que se han cumplido casi al dedillo. Incluso la sorpresa de sus cuatro cámaras. El panel es un IPS LCD con una resolución de 315 PPI y una diagonal de 4,7 pulgadas. En su interior trabaja un procesador Qualcomm Snapdragon 800 de cuatro núcleos a 2,2 GHz, cuenta con 2 GB de RAM y entre 32 y 64 GB de capacidad de almacenamiento. La cámara trasera tiene 13 Mp y estabilizador óptico mientras que la frontal cuenta con una resolución de 2,1 Mp. Todo ello alimentado por una batería de 2.400 mAh y que corre con la versión 3.0.5 de Fire OS (la evolución propia de Amazon sobre Android).

Sobre el papel son buenas especificaciones. Es cierto que no es lo último del mercado (a pesar de su precio libre) y que cuenta con altavoces estéreo, una cámara que en la presentación miraba de tú a tú a los líderes del mercado y una GPU Adreno 330 que denota el interés de Amazon por lo multimedia. La duda, sin embargo, es si merece la pena por su precio.

El objetivo de este terminal es sencillo: que el usuario compre. Desde la utilidad Firefly, que permite fotografiar algo, que el smartphone lo reconozca y te lo ofrezca desde la tienda de Jeff Bezos, hasta el clásico (aunque renovado) Fire OS, pensado en que el acceso a Amazon sea tan intuitivo como respirar.

Es cierto que ofrece novedades como la «perspectiva dinámica» que gracias a sus cuatro cámaras saben continuamente dónde están los ojos del usuario y permiten que la pantalla principal o el navegador se mueva solos. También incorpora servicios como capacidad de almacenamiento ilimitado en Amazon Cloud Drive, han mejorado el servicio Mayday (que permite soporte técnico a cualquier usuario en menos de 15 segundos y que ya estaba en Kindle Fire) o la integración con Fire TV. Pero también que, como veremos ahora, no destaca tanto sobre sus rivales como para tarifar 199 dólares en su versión menos capaz y con permanencia.

De los grandes smartphones del mercado, sólo el iPhone 5S (con un SO más ligero) y el Huawei Ascend P7 (más barato) cuentan con un procesador menos potente;  por un precio similar los Lumia 930, Galaxy S5 y Xperia Z2 mejoran su cámara; son muchos los que graban en 2K y 4K, tienen mucha mejor resolución de pantalla o multiplican su autonomía. Es cierto que las cifras no lo son todo (he ahí el ejemplo del iPhone, teóricamente menos potente pero mucho más capaz que muchos titanes con Android o Windows) pero, si tenemos en cuenta que Fire OS es un fork muy personalizado de Android… no se nos ocurre por qué pagar mucho más por este terminal que por un LG G3 o un Nexus 5.

Su fuerza reside, sin duda, en el ecosistema Amazon. Lo malo es que, como ocurre con los de la manzana, ahí también reside su debilidad. El tiempo (y su futura expansión a otros mercados) nos dirá cuál es su aceptación.

Amazon Coin, ya entre nosotros

Primero llegó a Estados Unidos y Reino Unido. Una moneda con la que poder comprar productos en la Amazon Appstore a razón de 0,01 euros por cada unidad monetaria. Desde el martes 13 también está disponible en amazon.es Amazon Coin, sólo un día más tarde que en Francia o Italia. Un sistema de pago, recuerda la empresa de Jeff Bezos, que no tiene nada que ver con la polémica Bitcoin -precisamente por eso cuenta con un tipo de cambio fijo- y que está sujeta a impuestos.

¿Cuál es entonces la utilidad de la Amazon Coin? Pues aunque para el cliente no haya una gran diferencia entre pagar con su moneda local o la virtual, ésta ayudará a los desarrolladores a monetizar su trabajo y, sobre todo, a darle valor. La apuesta de la firma es seria. Precisamente por eso el día de su lanzamiento regaló a todos sus clientes de Kindle Fire y a aquellos que se descargaran la actualización de su app 500 coins (5 euros) para utilizar en su tienda.

Si todo ocurre como en los dos primeros mercados, esto serviría para relanzar las aplicaciones de pago en cada mercado. «El precio de las aplicaciones queda totalmente en manos de los desarrolladores». Sin embargo, por mucho que lo vendan como una ventaja sólo para los creadores de contenidos, el gasto en juegos en Estados Unidos aumentó un 300% y esto redunda directamente en el beneficio de los de Seattle.

Otro de los datos curiosos es que, mientras que el tipo de cambio en Estados Unidos es de 0,01 dólares por cada Coin, en Europa será de 0,01 euros. La relación de valor entre ambas divisas de referencia no es equitativa lo que, en gran parte, enjuagará la diferencia de descargas que se esperan a este lado del Atlántico (Estados Unidos suele ser bastante más dinámico en las compras por estos canales).

Preguntado por si Amazon Coin es una nueva divisa que entra a competir en el negocio de las virtuales, Ricardo Carbonero, responsable de la Appstore de Amazon en el Estado, asegura que «no tenemos intención de fluctuar». Tendremos un tipo de cambio fijo porque lo importante es que los clientes y los desarrolladores se sientan seguros en las transacciones. Una nueva moneda ha llegado, ¿la usaréis?

iPad Mini, ¿sólo un mini iPad?

Muchos medios especializados han resumido el iPad Mini como un iPad 2 encogido -y obsoleto- para pugnar en el mercado con las tabletas de 7 pulgadas -especialmente Nexus 7 y Kindle Fire-. Sus prestaciones diferenciadas lo alejan lo suficiente del Nuevo iPad (la joya de la corona de las tabletas) a cambio de un precio mucho más competitivo que asegura que no se canibalicen las ventas entre ambos iDevices. No obstante, como veremos a continuación, el Mini es mucho más que una versión renovada y empequeñecida de una tableta anterior.

 

Lo primero que llama la atención cuando encendemos el modelo es su pantalla. Con una diagonal de 7,9 pulgadas son muchos los que pensaban que tenía un tamaño idóneo para estrenar la pantalla Retina de Apple. Sin embargo, para bajar costes, los de Cupertino optaron por la misma pantalla que el iPad 2 con una resolución de 1.024 x 768. Mucho entonces auguraron una resolución inferior que la de otros rivales como el Galaxy Tab 2 o el Nexus 7. Lo que no dijeron es que se trata del mismo panel comprimido desde la 9,7 pulgadas hasta las 7,9 lo que eleva el número de píxeles por pulgada enormemente hasta los 163 y aumenta considerablemente la resolución frente al iPad 2. Sólo el Nexus 7 de Google tiene más resolución, pero una mayor capacidad de contraste y no tratarse de un panel Pentile como en el caso de la Nexus hace que las diferencias disminuyan en la práctica.

 

Siguiendo con los cambios relevantes, cuando los ingenieros de hardware de Apple diseñaron el Mini concluyeron que era necesario un diseño más ergonómico y un mejor sonido puesto que las funciones de música se multiplicarían al tratarse de un dispositivo más portátil y manejable. Precisamente por eso añadieron dos altavoces (frente a 1 de sus hermanos mayores) para poder escuchar música en estéreo. La experiencia iTunes se multiplica.

 

Parte de ese nuevo diseño ergonómico consistía en que los bordes del marco que rodean la pantalla son de diferente grosor, algo que no ocurre con los iPad grandes y que le da una imagen mucho más estilizada. No obstante está decisión va mucho más allá de la imagen del equipo, se busca tener más superficie de agarre cuando trabajamos con la tableta en posición horizontal y, sobre todo, por sostenerla con una sola mano cuando está a 90º. Además, como cuando está en vertical nuestros dedos tocan parte de la pantalla, los ingenieros han conseguido que el Mini sepa cuándo estamos sujetándolo y cuándo estamos interactuando con esa zona de la pantalla. El gran problema que veía Jobs en las pantallas menores a las 10 pulgadas desaparece.

 

Por último, contar con 7,9 pulgadas frente a las 7 de su competencia (a la que analizaremos mañana) supone un 35% más de superficie de trabajo y ocio. Mientras que los Nexus 7, Kindle Fire y Galaxy Tab cuentan con 22 pulgadas cuadradas de panel, el de Apple cuenta con 30 lo que permite visionar las imágenes, jugar o leer mucho más cómodamente.

 

Una vez encendido sorprende la velocidad con la que trabaja. Es cierto que su chip es el A5 que ya montaba la segunda generación de la tableta, pero, como ocurre en el iPhone 4S, el procesador parece llevarse mejor con dispositivos más pequeños. Tal es su fluidez y potencia (la casa dice que es el mismo que el del iPad 2, pero las pruebas de laboratorio han demostrado que trabaja más «ligero) que incluso han añadido Siri, una de las aplicaciones estrella de iOS 6.

 

En cuanto a las cámaras, como en el caso del iPad 3 y 4, monta la cámara iSight de cinco lentes y una calidad de 5 Mp para fotografías y 1.080p para vídeo. Sin embargo, el Mini nos regala una cámara frontal (FaceTime) de 1,2 Mp para fotos y 720p para vídeo con lo que el pequeño se convierte en el mejor tablet Apple para imágenes hasta la fecha.

 

Lo mismo ocurre con su conectividad. El nuevo dispositivo es, al igual que el Nuevo iPad (4) cellular, es decir, podrá conectarse a redes 4G o LTE para una transmisión de datos mucho más rápida fuera de las redes WiFi (no tendrá funciones de teléfono). La denominación viene por un problema de compatibilidad de los estándares LTE que tuvo el iPad 3 en algunas regiones como el Reino Unido. Desde Cupertino aseguran que el nuevo es perfectamente compatible con todas las redes de alta velocidad del planeta activas. Tardará (mucho) en llegar a España.

 

Por último, el único modo de conectar el iPad Mini a la red de alimentación es mediante el puerto Lightning que sustituye al viejo Docking que lleva acompañando desde 2001 a los dispositivos de la manzana. El nuevo conector lleva unos chips en el propio cable que sirven para autentificar su origen y, además, para minimizar el tiempo de carga (un 35% más rápido), transmitir los datos al ordenador o televisión mucho más rápido o, gracias a un pequeño procesador, para seleccionar los pines más efectivos para la transmisión de electricidad… Una maravilla que, mediante un adaptador, podrá utilizarse en dispositivos más antiguos.

 

Para ser justos tenemos que decir que la mejora en el tiempo de carga viene acentuada por un nuevo adaptador de 12w.

 

En definitiva, un modelo con una pantalla mejor que la de la competencia, más ligero, rápido, con acceso ilimitado al universo Apple, un muy buen equipo de cámaras para captar fotos y vídeo y, sobre todo, un dispositivo con personalidad propia que, por primera vez, tiene un precio accesible (desde 329€ el de 16 Gb con conectividad WiFi hasta los 659€ con 64 Gb de capacidad y conectividad 3G y WiFi).

Kindle, una familia bien avenida

Se acerca la Navidad (sí, faltan todavía 40 días, pero muchos ya empiezan a comprar los regalos) y, este año más que nunca, parece que los gadgets serán los regalos estrella. Entre tanto Nexus, iPad Mini y smartphone de última generación, parece que los eBooks serán uno de los favoritos por los compradores -por lo menos, así lo desvela el estudio de Gartner, que considera que en enero de 2013 habrá un 50% más de libros electrónicos activados que hace once meses-. De todos ellos (son muchos), hay uno que destaca sobre manera. Se trata de Kindle, el libro electrónico de Amazon, la gran biblioteca de internet y la cuarta tecnológica en discordia.

 

No obstante, cualquiera que se asome a la web de Jeff Bezos descubrirá que no sólo hay un Kindle y, sobre todo, que no todos los miembros de esta poblada familia hacen los mismo. ¿Quién es quién y para quién está pensado cada uno? En las siguientes líneas intentaremos descubrirlo.

 

 

  • Kindle E Ink: el primero de todos. Sus seis pulgadas de pantalla de tinta electrónica y su conectividad WiFi es ideal para aquellos que quieren un libro electrónico sólo para leer. Es sencillo de manejar, su capacidad impresiona, es ligero y, sobre todo, muy barato: 79€ por entrar al universo Amazon. Sus cartas de presentación son magníficas: hasta 1.400 títulos que se pueden descargar en menos de un minuto cada uno gracias al WiFi de alta velocidad. Todo ello en 70 gramos y con posibilidad de acceder a más de 8.000 libros que cuestan menos de 5,99€. Nada mal. Como «pero» necesitaremos un conversor para escapar del formato elegido por Amazon, mobi. Por lo demás, el Kindle más acertado.
  • Kindle Paperwhite: por 50€ más que en el básico contamos con el que es, sin duda, el libro electrónico más avanzado del mercado por el momento. Se trata de un dispositivo que incluye en su pantalla de 6 pulgadas un panel retroiluminado y autajustable que trabaja junto a la tinta electrónica para facilitarnos la lectura en cualquier condición lumínica. Además, la densidad de píxeles aumenta un 62% y el contraste y nitidez de los textos un 25%. Asimismo, los ingenieros de Amazon han trabajado para mejorar las posibilidades de personalización de los libros gracias a 6 nuevos estilos de fuentes configurables en 8 formatos. La autonomía también ha mejorado y ahora el Paperwhite puede trabajar durante dos meses sin interrupción ni necesidad de enchufes. Sólo la capacidad de almacenamiento se ha visto reducida: hasta 1.100 volúmenes. Para el que el WiFi no sea suficiente, hay una versión 3G por 60€ más. Por cierto, Amazon se encarga de la cobertura y el plan de precios.
  • Kindle Fire: un paso más allá se encuentra Kindle Fire. La tableta de Amazon trabaja fluidamente gracias a Android y se muestra diferente a sus primos de sistema operativo gracias a un interfaz personalizado por los de Bezos, una tienda de aplicaciones nativa y, sobre todo, unas enormes posibilidades de uso. Por 159€, Amazon nos propone un equipo con un procesador a 1,2 Ghz y 1 Gb de RAM que trabaja hasta un 40% más rápido que en la primera versión del Fire. Compatible con casi todos los servidores de correo, gracias a un navegador nativo permite trabajar muy rápido por internet y con emails. La cuenta de Amazon en la nube permite un almacenamiento ilimitado de contenidos y de aplicaciones. La tableta perfecta para los que no pueden vivir sin Amazon -y no necesitan nada más-. Muy recomendable por su bajo precio.
  • Kindle Fire HD: la joya de la corona se puede configurar con 16 o 32 Gb de capacidad de almacenamiento, tiene una pantalla HD con filtro polarizado -antirreflectante-, audio Dolby, WiFi de doble antena y doble banda para mejorar el streaming, un procesador de 1,2 Ghz mejorado y una tarjeta gráfica 3D HD dedicada, así como una batería de larga duración que nos permite «jugar» con ella hasta 11 horas sin descanso. Además, toda la biblioteca de Amazon y la capacidad ilimitada de Amazon Cloud. No es un iPad Mini ni un Nexus 7 (tampoco lo pretende), pero por 199€ ofrece mucho más que la competencia equivalente.

¿Cuál es el vuestro?

Amazon, cambio radical

Jeff Bezos fue tajante en su presentación: «queremos ganar dinero con la gente que usa nuestros servicios, no con la que compra nuestros aparatos». De este modo, el fundador y máximo responsable de Amazon remarcó la estrategia de la compañía en la que el aparato no es el fin, sino el medio para entrar en el inmenso mundo de la primera «librería» de internet.

 

El primer paso de Amazon ha sido dejar los precios por los suelos: su lector básico Kindle ha bajado hasta los 69$ (79€ en el Estado) pese a haber sido renovado no sólo en lo referente a su hardware, sino también en cuanto a la calidad de la imagen en su pantalla y ser más ligero, estilizado y delgado.

 

También presentaron su nuevo lector avanzado, llamado Paperwhite, costará 119 dólares y se podrá reservar en la web de la empresa desde hoy mismo. Además, para redondear la efeméride, Bezos dio el primer dato desde que se comercializa Kindle Fire. La tableta de la compañía ya tiene una cuota de mercado del 22% en Estados Unidos. Nada mal, pero muy lejos del dominio aplastante en el negocio de los libros electrónicos.

 

Precisamente para mejorar este porcentaje, Bezos anunció que próximamente llegarán al mercado tabletas más potentes y en alta definición para -esto no lo dijo pero se da por hecho- competir con los iPad de Apple y el Nexus de Google.

 

Los dos dispositivos incorporarán utilidades como Time Limits, que acota el tiempo que pueden estar los niños utilizando la tableta o X Ray que nos dirá qué actores salen en la película que estamos viendo. Con tamaños de 7 y 9 pulgadas y equipados con MIMO (la tecnología que permite un flujo de varias entradas y salidas de información del aparato de forma simultánea) fijan su tarifa de acceso en 179$ y acaban en 499$, un coste mucho mayor al que la librería nos tiene acostumbrados, pero mucho más baja que la de algunos de sus rivales de alto standing.

 

Del mismo modo que ocurre con Paperwhite, los nuevos Kindle Fire HD y el Fire básico ya están disponibles en la web de Amazon para su compra y reserva. Con el Fire de alta gama Amazon entra a competir por precio -y algunas prestaciones- con el Nexus de Google con la única diferencia que los compradores no lo recibirán en sus domicilios hasta el 25 de octubre. Para reforzar sus atractivos remarcaron que su velocidad del procesado es hasta un 40% más rápida que la de sus rivales lo que la convierte en el dispositivo de su estilo más rápido del mercado.

 

Para sus futuros compradores, una buena noticia, de la gigantesca biblioteca de más de un millón de títulos de Amazon, 42.000 ya están en castellano.