eBooks, el dolor de cabeza de Apple

Prácticamente cualquier mercado de dispositivos móviles está dominado por un gadget con una manzana en su «espalda». ¿Todos? No, hay un pequeño nicho de mercado que sólo le da dolores de cabeza a los de Cupertino, se trata de los libros electrónicos, un pequeño segmento dominado por los libros digitales de Sony, Amazon y compañía.

Sin embargo, el relativo éxito de los iBooks disponibles para iPad (también para iPhone y iPod Touch, aunque el tamaño de su pantalla no lo hace especialmente recomendable) ha supuesto que Apple haya entrado en el conjunto de editoras [Enlace roto.] por un bufete estadounidense por lo que considera un «pacto ilícito» para elevar el precio de los libros digitales e impedir a Amazon su política de descuentos para promocionar su Kindle.

La tradición estadounidense dice que las editoras fijan un precio y que las tiendas fijan el suyo -así cada distribuidor decide cuál quiere que sea su margen de beneficio sobre un precio mínimo- , sin embargo, los demandantes (dos particulares) consideran que HarperCollins Publishers, Hachette Book Group, MacMillan Publishers, Penguin Group y Simon & Schuster pactaron precios con los de Jobs para evitar que Amazon hiciera más apetecible su producto.

Lo peor es que se trata de una demanda abierta lo que, según la legislación estadounidense, permite que cualquiera pueda sumarse a la misma y solicitar a Apple una indemnización relativa al sobreprecio causado al mercado. El texto presentado por la oficina de abogados explica que Amazon ofertaba la mayoría de su catálogo a 9,99 dólares -en muchos casos menos- lo que hizo temer a las anteriores empresas que obtuviera una situación demasiado dominante en el mercado.

Ante la situación, en enero de 2010 pactaron con Apple que no se ofertarían los libros más baratos que en su tienda -el iPad estaba recién lanzado- e incluso acordaron no permitir la distribución en los sitios donde se diera esta situación. Esto obligo, según los demandantes, a Amazon a abandonar sus rebajas en las tarifas. En el las líneas de la denuncia se habla, incluso, de conspiración.

La aplicación de Kindle


Lo más curioso de todo esto es que la semana pasada Amazon ha lanzado una versión web de una aplicación para Chrome y Safari que permite la descarga de contenidos de su tienda en línea sin necesidad de pasar ni por Android Market ni la AppStore lo que evita que la librería más famosa de la red tenga que someterse a las exigencias de los de Larry Page o Steven Jobs.

La «alternativa», encontrada recientemente por el Financial Times, permite que cualquier usuario pueda acceder a cualquier libro electrónico desde cualquier tableta -con la situación actual del mercado es sinónimo a decir que desde un iPad- lo que se salta la barrera de Apple que prohíbe que cualquier aplicación pueda llevar al usuario a una tienda externa a la suya.

La aplicación web -ya que sólo está disponible desde un navegador-, no sólo es compatible con HTML5, el estándar bajo el que se ha desarrollado, sino que permite que los socios de su Kindle Club Reader accedan a través de la misma a su particular biblioteca, donde les ofrece 50 megas de almacenamiento gratuito.

La expectación reside en cuándo Apple se decidirá por bloquear esta opción, algo que todavía no ha hecho.

Sony lanza su nueva tableta y Amazon rebaja su Kindle

Sony lanza su tableta


Después de haber perdido su posición preponderante en el mercado tecnológico, Sony ha aprendido una cosa de la competencia: si se tiene un producto de referencia, hay que explotarlo. Así, después de lanzar el terminal inteligente [Enlace roto.], la corporación japonesa está ultimando su tableta basada en la famosa videoconsola. Lo que era un secreto a voces se ha convertido, por fin, en una confirmación oficial.

Las especificaciones de la tableta son de última generación, como no podía ser de otro modo viendo los últimos modelos lanzados al mercado por la empresa: 9,4 pulgadas, pantalla con resolución 1.200 x 800 HD Ready, sistema operativo Android Honeycomb (la versión específica para este tipo de gadgets), cámara frontal y cámara posterior, puerto USB, etc… Además, disfrutará de una completa integración con el ecosistema Sony: podrá «leer» juegos de la PS1 y estará integrada en la oferta musical digital de Sony, así como en Qriocity. La empresa espera tenerla en el mercado para el verano por un precio que rondará los 400 euros.

Amazon ofertará un Kindle más barato con publicidad


Para muchos compradores potenciales, uno de los problemas de los eBooks era su precio. La mayoría sobrepasan los 150€ y sólo ofrecen un parco acceso a Internet y la posibilidad de leer libros. Sus peores enemigas: las tabletas. Son ligeramente más caras, pero sus posibilidades de empleo son mucho mayores.

Es por ello que Amazon, uno de los referentes en este mercado, ha decidido dar la opción a sus clientes de comprar un Kindle más barato que los demás y, sobre todo, más barato que la competencia. ¿El secreto? Tiene publicidad en su escritorio.

Pero los lectores pueden estar tranquilos ya que, según la noticia de [Enlace roto.], la publicidad no llegará a las páginas de los libros. Para «redondear» más el producto», la librería online ha decidido añadir también descuentos. El debate que se abre es el siguiente: ¿cómo afectará a los lectores la inserción de publicidad en los libros? Hasta ahora era un mercado ajeno a los anunciantes. No obstante, desde la compañía ven este paso como un modo de acercar el Kindle a las tabletas, ya que en breve la dotarán de sistemas para que sea compatible con la tienda de aplicaciones de Amazon.