CES, ¿cómo cambiará todo en 2017?

Si hace pocos días analizábamos las novedades de la feria de electrónica de consumo de Las Vegas, ahora nos toca el turno de saber cómo cristalizarán las tendencias en el actual mercado. La gran apuesta sin duda serán las realidades. Tanto la aumentada como la virtual verán crecer su espacio en nuestro día a día y la unión de ambas parece llamada a ser un nuevo soporte para todo tipo de contenidos.
Aunque para muchos la realidad virtual esté aún lejos de ser un producto/servicio consolidado para el gran público, durante los últimos meses son varios los fabricantes que han demostrado sus enormes posibilidades en campos como los juegos, la formación, la medicina, la industria o la investigación. HTC, Sony, Facebook, Microsoft, Google o Samsung no quieren perderse esta nueva forma de acceder a contenidos y quieren recuperar los miles de millones invertidos en los últimos meses.
La realidad aumentada, que aunque parezca más desconocida tuvo en Pokémon Go su mejor exponente, también tiene mucho que decir en campos como el comercial (automoción, textil, inmobiliario, etc.), educación, comunicación, etc.
Es por ello que la suma de ambas tecnologías, que los expertos han empezado a llamar mixed reality, cuenta con muchos ingredientes para empezar a implementarse en juegos (Hololens), sistemas móviles (Project Tango), etc.
Sin duda, para que esta triada se consolide será necesario que el hardware esté a la altura. Y no solo en forma de potentes equipos de sobremesa. También será necesario un salto en componentes y periféricos. En primer lugar destaca el nuevo cerebro que Qualcomm ha preparado para dispositivos móviles. En segundo lugar, wearables, drones, etc. que permitan una nueva forma de captar la realidad y de relacionarnos con ella.
Muy ligado a esta nueva forma de obtener contenidos multimedia están las nuevas tecnologías de imagen: léase pantallas OLED, pantallas ultraplanas, mejores tarjetas gráficas, etc. que se implementan en todo tipo de soportes. Los ordenadores, que por mucho que los sentencien nunca acaban de morirse, alcanzan un nuevo formato: el de los convertibles. Lejos de ser una suma de tableta y teclado, permiten resoluciones increíbles, velocidades de procesado fulgurantes, etc.
De esta forma, 2017 se antoja como el año de la revolución de los soportes. Consumiremos contenidos en gafas de realidad virtual; los ordenadores mutarán en tabletas y las tabletas en smartphones. Las pantallas se confundirán entre sí gracias a que todos los equipos tienen potencia para hacer casi de todo. El motivo es que a las puertas de la conectividad 5G los usuarios quieren consumir todo tipo de contenidos en cualquier lugar. Es la ultraconectividad por velocidad y por demanda.
Un momento de inflexión en mercados como el de los videojuegos, el comercio electrónico, internet, la educación (mediante la gamificación), la industria, etc. El CES de Las Vegas, un año más, nos ha demostrado -excentricidades al margen- la velocidad a la que puede (y debe) cambiar el mundo.
Noticia recomendada por Binary Soul

CES 2017, sus claves

Un año más Las Vegas han sido durante cuatro días el centro tecnológico mundial gracias a la 50 edición del CES, la feria de electrónica de consumo más importante del planeta. El ambiente que se respiraba era algo más agitado del habitual ante la inminente llegada del polémico Donald Trump a la Casa Blanca. Mientras algunos piensan que su patriotismo económico solo restará competitividad al país, otros piensan que la repatriación forzosa de capitales permitirá a la tecnología convertirse en el gran motor económico de la primera potencia mundial.

Aún así, una vez más, el evento sirvió para mostrar las líneas maestras de la industria durante los próximos meses aunque, como es habitual, no hubo ni rastro de precios o fechas de lanzamiento en algunos de los productos y servicios más aclamados. Aquí os las desgranamos.

VR, AR y Mixed Reality. Sin duda la gran apuesta en los últimos meses de las tecnológicas. Si durante 2016 las opciones que se han consolidado han sido la de Samsung y Facebook (Gear y Oculus), ahora le toca el turno le toca a DayDream de Google. La realidad aumentada también tuvo su momento con juegos como Pokémon Go. Ahora la apuesta es mezclar ambas opciones. Alloy de Intel parece la más avanzada hasta el momento. Lo mejor es que es una tecnología abierta a la espera de que otras tecnológicas como Google, Facebook, Amazon y Samsung se unan.

Movilidad 3.0. A nadie le sorprende que las empresas automotrices sean de las grandes protagonistas del CES. Cuando Ford se presentó por primera vez sorprendió a propios y extraños pero la evolución de los modelos autopilotados, las nuevas tecnologías para los motores e incluso en materiales para componentes han hecho que sean indispensables en la feria. De eso hace ya 10 años y ahora hay marcas que incluso tienen lanzamientos específicos como es el caso de BMW con sus i, Faraday con su FF91, Honda con su NeuV, la Formula E y bicicletas eléctricas para descontaminar India y China.

Robótica. Sin duda, la estrella del evento fue Alexa. La asistente virtual de Amazon que ya tiene nuevos clientes como Huawei y LG. Los segundos la han implementado en Airport Guide Robot y HubRobot para convertirlos en ayudantes en los aeropuertos internacionales o el hogar.

Imagen. El CES lleva tiempo ganando espacio en cuanto al día a día digital. Los grandes fabricantes de móviles suelen realizar los lanzamientos en eventos «privados» lo que hace que el CES se quede para lo que de verdad importa. Las televisiones tuvieron como estrella un modelo de LG con 2,57 mm de grosor, el de una tarjeta de crédito. Se llama OLED TV W. Como otros modelos de Samsung y Huawei que aúnan potencia y delgadez, el sistema inteligente está en una barra externa anexa que cuenta con sonido Dolby.

Niños y tecnología. La idea no es que los niños estén más tiempo con la consola o con el dispositivo móvil. Es aplicar la tecnología para que se desarrollen más y mejor. Sensores que monitorizan su sueño, ropa inteligente que controlan su temperatura, respiración y movimientos. Todo ello conectado con los padres y, si se desea, con centros médicos. Además, se han creado nuevas herramientas de aprendizaje entre las que destacan el lenguaje de programación. Para los que quieran una versión más «lúdica» también existen mascotas 2.0 que hacen lo mismo mientras juegan con los niños.

Salud y belleza. Del mismo modo que se contra a los niños, los adultos cuentan con wearables cada vez más potentes y precisos (los smart watches parecen un juego de niños) además de herramientas que podrían catalogarse «de belleza». Desde espejos que analizan las arrugas, poros e imperfecciones de la piel que se expone -no solo por salud-, hasta peines que son capaces de analizar el cuero cabelludo, sus problemas y recomendar tratamientos.