Aplicaciones, también para el Mac

Hasta ahora hemos hablado de las mejores aplicaciones para smartphones y tabletas. Las mejores disponibles en el entorno iOS y en Android. Sin embargo, Apple, la empresa que popularizó estos pequeños programas, también ofrece una buena colección en la MacApp Store específicas para sus potentes ordenadores que no os podéis perder. Esta es nuestra recomendación con la ayuda de la revista Gadget.

  1. iBooks Author: permite escribir un libro de cualquier temática compatible con los dispositivos iOS. Tremendamente intuitiva y sencilla, permite diseñar con todo lujo de detalles un libro electrónico para que esté disponible en su enorme tienda. Además de gratuita, imprescindible para los creativos.
  2. Keynote: si Pages o Numbers son fácilmente sustituibles por Word o Excel, la diferencia entre Keynote y Power Point es inmensa. Es la diferencia entre hacer un garabato o un Goya. En pocos pasos, y con alguna de las 44 plantillas, podrás realizar presentaciones perfectas y, gracias a iCloud, llevártelas a cualquier parte. Sólo cuesta 16€.
  3. Evernote: el programa del desarrollar homónimo es el precursor de la nube (ahora «en manos» de iCloud) permite almacenar y clasificar notas y contraseñas, PDFs, tarjetas de visita, webs, documentos, etc. de un modo sencillo y eficiente. Aunque hay una versión premium de pago, desde aquí creemos que llega con la gratuita.
  4. Things: otra de productividad, esta vez de la mano de Culture Code. Similar a los recordatorios del iPad, sigue el método GTD -Get Things Done- para guardar y administrar todas tus tareas pendientes para ir ejecutándolas en la fecha que has seleccionado previamente. Su precio, 40€ nos parece excesivo si tenemos en cuenta que existen alternativas mucho más baratas. Sin embargo, su gran éxito demuestra que tiene algo que las demás no: sencillez y eficiencia.
  5. Bento: la aplicación de File Maker cuesta también 40€ pero su función como base de datos que permite cruzar contenidos de diferentes programas, así como sus 35 plantillas prediseñadas y su compatibilidad multiplataforma la hacen una herramienta de escritorio ideal.
  6. TV España TDT: tener una pantalla de alta definición de al menos 21 pulgadas y no aprovecharla parece un disparate. Ya no necesitarás gastar dinero en una antena colectiva de TDT, sólo una buena conexión a internet y los 2,39€ que cuesta esta aplicación. La única pega es que sólo permite reproducir, no graba.
  7. ImageWell: excelente y barata (3,99€) aplicación de diseño que permite editar imágenes de forma sencilla e intuitiva. Es muy compacta lo que le otorga una velocidad extraordinaria. La mejor de su tipo, sin duda.
  8. Audio Hijack Pro: cualquier sonido que se reproduzca en tu Mac será grabado de un modo sencillo y rápido. Registra desde podcasts hasta conferencias en Skype o la melodía de una web o la radio. Existe una versión más sencilla gratuita pero estamos seguros de que la premium, de 24€, la amortizarás rápidamente. Disponible en softonic.
  9. Mensajes: si WhatsApp ha revolucionado el concepto que ya creó el BlackBerry Messenger, esta aplicación en estado Beta viene para cambiar para siempre la comunicación entre ordenadores. Integrada por defecto en el próximo Mountain Lion, permite mandar mensajes ilimitados -adjuntos incluidos- a cualquier dispositivo con una manzana grabada: iPods, iPads, iPhones o Macs.
  10. Quicksilver: la versión vitaminada del Finder permite abrir cualquier programa instalado en el ordenador, buscar archivos o datos, ejecutar scripts, etc. Ahorra tiempo por su sencillez de uso al unificar Finder con Spotlight. Además, es gratuito.
  11. MailRaider: permite migrar todos los ficheros del Outlook de Windows al Mac. Lo mejor, permite recuperar adjuntos que venían con los mensajes originales para que no pierdas ni un dato. Para los que en la era de Gmail y Hotmail todavía usan el gestor de correo de Microsoft.
  12. Parallels: aunque es cara (80€) puede ser de gran ayuda para aquellos que migren de Windows a Mac y no quiera perder las licencias de los programas comprados. Es un virtualizador perfecto que permite utilizar todos los programas sin importar la plataforma en la que estemos. Muy útil.
  13. Free Memory: uno de los pecados más habituales de los usuarios de Mac es que nos olvidamos del ordenador. Si no andamos sobrados de RAM o te gusta tener muchas aplicaciones abiertas al mismo tiempo, este programa liberará memoria cancelando procesos abiertos que están «muertos». Además de recomendable, gratuita.
  14. Entonnoir: para los que no necesiten un gran ancho de banda para su Mac y quieran guardar una buena parte para sus otros dispositivos, esta aplicación permite limitar el ancho dedicado al equipo. Ideal si se comparte piso o si se tienen muchos dispositivos conectados.
  15. NetWork Strength: permite conocer la intensidad de la señal WiFi que llega al Mac con lo que resulta muy útil para portátiles que se mueven dentro de casa o en la calle. Por si fuera poco, proporciona información de su IP Local y pública.
  16. iStat Menus: el programa de Bjiango permite controlar los procesos del ordenador -consumo de la CPU, ancho de banda, temperatura, memoria RAM, etc.- en un solo menú. Gracias a esta aplicación (gratuita) sabrás siempre que pasa dentro de tu equipo.
  17. Pixelmator: la alternativa al Photoshop cuesta sólo 24€, sirve para ejecutar prácticamente todo lo que se hace en el de Adobe pero de un modo mucho más sencillo -al estilo Mac-. Una maravilla que hay que probar.
  18. MySMS: cuando parecía que iban a desaparecer de los teléfonos, la Mac App Store nos permite enviar los obsoletos SMS desde nuestro ordenador. Se sincronizan automáticamente con cualquier dispositivo que queramos y cuestan según nuestra tarifa contratada. Útil y gratis.
  19. The Unarchiver: descomprimir un zip ha dejado de ser un misterio para los Mac. Esta aplicación gratuita soporta la mayoría de formatos del mercado y destaca especialmente por su rapidez. Genial y gratis.
  20. AppCleaner: la última de todas es una aplicaciones para, precisamente, eliminar aplicaciones fácil y completamente -lo más importante-. Basta con arrastrar y soltar encima del icono el programa que queramos quitar. El resto es «cosa suya». Imprescindible.

Yo ya me he bajado 10… ¿cuántas te quedas?

OS X Mountain Lion, el híbrido perfecto

El anuncio llegó ayer a primera hora de la mañana desde Cupertino. El exitoso sistema operativo Mac OS X Lion recibirá este verano -sólo 7 meses después de su lanzamiento- una nueva actualización que servirá para unificar aún más el ecosistema Apple. El nuevo programa ya ha sido presentado a los desarrolladores para que puedan empezar a trabajar sobre él y tiene como principal novedad que las aplicaciones y utilidades más utilizadas de los dispositivos iOS llegan, por fin, a los potentes ordenadores de la empresa.

En la nota de prensa Philip Schiler, vicepresidente sénior de Marketing mundial de Apple, ha explicado que Mountain Lion ha sido creado pensando en iCloud, la nube según la firma, que cuenta ya con más de 100 millones de usuarios. Con el típico tono de la compañía ha puntualizado que en los últimos cinco años «el Mac ha crecido mucho más rápido que los PC» y que «con Mountain Lion las cosas serán aún mejores».

Mejoras de la era post PC


Más allá de toda la parafernalia de la nota de prensa de Apple, hemos de decir que las mejoras que parece traerá el nuevo entorno serán notables. Los programadores de Cupertino han añadido a Lion los servicios más exitosos de iOS: Messages, Notas, Recordatorios, el Centro de Notificaciones, el famoso Game Center, la duplicación de AirPlay, Twitter y Share Sheets.

Una de las que más agradeceremos los usuarios será, sin duda, Messages. Ésta sustituye a iChat y permite mandar mensajes, archivos, fotos y vídeos sin límite de un Mac a otro Mac o dispositivo iOS. Además, como su predecesor, es totalmente compatible con Google Talk, Yahoo! Messenger, Aim y Jabber.

Para los que encuentran en los juegos una «tara» a los Mac, Game Center permitirá añadir juegos de todo tipo hasta ahora sólo disponibles para los dispositivos móviles y, sobre todo, personalizar el modo de jugar en el equipo. Así, las partidas podrán trasladarse inmediatamente a cualquiera de los equipos Apple e, incluso, compartirlas con otros jugadores conectados desde otros ordenadores, iPhones, iPods o iPads.

En cuanto a las redes sociales, Twitter aparece totalmente integrado dentro de otros programas como Safari, Vista Rápida, el gracioso Photo Booth, Vista Previa o las aplicaciones. De este modo, cualquiera de nuestras acciones puede ser tuiteada en el momento sin salir de los programas para que la experiencia sea más intuitiva y agradable para el usuario.

Respecto a el centro de notificaciones, su funcionamiento será similar al de iOS. Todos los mensajes, recordatorios, actualizaciones, notas en las redes sociales, etc. aparecerán en la pantalla con sólo deslizar un dedo por el Magic Mouse o el Magic Trackpad. Con Share Sheets la «experiencia Mac» será más fácil de compartir con terceros que utilicen cualquier plataforma. Sobresaliente.

En cuanto a AirPlay Mirroring, su punto fuerte serán las mejoras a la hora de trabajar con Apple TV. Todos los contenidos se escalarán automáticamente desde el formato original del archivo hasta las posibilidades del televisor de destino -hasta 1.080p- con lo que la calidad final se multiplicará.

Todo ello, además, quedará enmarcado en la nube. Con esta versión iCloud queda confirmado como el eje sobre el que pivotarán todos los nuevos programas y equipos de Apple. Gracias al ID de Apple (que cualquier usuario de iTunes tiene) se configurarán automáticamente los contactos, mensajes, calendario, correo electrónico e, incluso, FaceTime.

Además, gracias a iCloud Documents, todos los cambios, incluso en los archivos de trabajo, quedarán actualizados vía push. Es por ello que no nos extraña que todas las aplicaciones que desarrollarán durante estos meses los programadores tienen como única condición que han de ser totalmente compatibles con iCloud.

Más seguridad

Sin embargo, una de las novedades que más ha llamado la atención en su presentación es Gatekeeper, una avanzada prestación de seguridad que protege el equipo frente a malware y proporciona, en palabras de Schiller «todo el control sobre las apps que instalamos en el Mac».

Con el Gatekeeper el usuario del Mac podrá decidir entre instalar aplicaciones desde cualquier fuente o decantarse sólo por las apps creadas por desarrolladores con un ID autorizado de Apple.

Además, la nueva aplicación de seguridad se encargará de controlar todas las posibles incursiones en cualquiera de nuestros equipos Apple de modo simultáneo gracias a su compatibilidad con iOS 5. De este modo, no sólo aseguraremos uno de nuestros «i»Gadgets, sino que protegeremos completamente nuestro entorno en Apple.

Esta novena versión, que en su afán de unificarse con iOS pierde su característico «Mac», estará disponible en unos meses sólo a través de la MacApp Store de Apple.

Durante 23 trimestres consecutivos los Mac han ganado terreno a los PC con Windows y Linux. Además, su mejoras y versiones renovadas salen, de media, más del doble de rápido que en el caso del entorno de Microsoft. Parece que el dominio de los de Gates no es tan claro como parecía hace sólo un lustro.

Aquí tenéis el vídeo de presentación para que veáis de qué es capaz el nuevo felino.

Google y Apple, en busca del ecosistema definitivo

Ayer hablamos por primera vez de Microsoft y su nuevo ecosistema a partir de Windows 8 y Windows Phone Mango. Sistemas operativos hermanos que, apoyados en Skydrive -la nube según Microsoft-, servirán para crear un todo que tiene a los programas de la multinacional americana como nexo y que consigue que todos los dispositivos sean capaces de hacer todo.

Aunque la idea pueda parecer novedosa para los de Redmond, uno de los primeros gurús en idear algo parecido fue el difunto Steve Jobs. El líder de Apple ideó un mundo en el que su empresa era la propietaria de la máquina y del programa que utilizaba. El éxito pareció darle la espalda durante décadas pero el lanzamiento de los iPod, iTunes, iPhone, iMac, MacBook, iPad, AppTV, AppStore, etc… convirtieron a una empresa al borde de la extinción en la tecnológica de referencia y en una de las empresas más valiosas del mundo.

Ahora son todas las demás (Sony, Amazon, Samsung, Google, Microsoft, etc.) los que promueven la conectividad total entre gadgets… siempre que sean los suyos. Hubo un interesante debate a este respecto en las jornadas del CES de Las Vegas. Su nombre The next best thing: the ecosystem no deja lugar a dudas de la importancia que esta estrategia -denostada en el pasado- puede tener en un futuro cercano para todas estas empresas.

El ponente del tema fue Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google, quien resumió en pocas palabras el secreto de cualquier ecosistema: «el truco del mercado de consumo es que los aparatos funcionen». Esta obviedad, dijo, es el motivo por el que iOS y Android son los dos únicos ecosistemas completos del mercado. Si bien, hizo un guiño a su empresa al mostrar «su asombro» por lo que había conseguido Android en sólo tres años.

Frente a las críticas de fragmentación que le recordaron algunos de los presentes Schmidt argumentó que «una cosa es la fragmentación, que es mala, y otra la diferenciación, que es buena. La segunda da la opción de escoger al consumidor. Si los aparatos que llevan diferentes Android no se entendieran entre sí, sí podríamos hablar de fragmentación, pero esto no ocurre».

Para reforzar esta idea Schmidt habló de «la voz soberana del consumidor». «Si algo no le gusta o no le funciona -prosiguió- dejará de comprarlo y se pasará a la competencia». Fue entonces cuando se acordó de Apple, su máximo rival, al que acusó de «acabar con la competencia» con las reiteras demandas de sus abogados a empresas como HTC, Samsung o Motorola que suelen llevar parejas la retirada de productos del mercado.

No obstante, el presidente de Google también reconoció que precisamente Apple y Google son las dos empresas que han conseguido socializar la tecnología. Hacerla accesible gracias a esos ecosistemas que han permitido que todos los dispositivos hagan de todo de un modo sencillo, rápido y eficiente. Desde aquí echamos de menos que se le preguntara por su opinión acerca de estos círculos cerrados que tantas veces a criticado en referencia a los de Cupertino.

El último guiño del debate se lo llevó Amazon. Schmidt alabó el gran trabajo de la compañía de Jeff Bezos a la hora de crear un ecosistema en torno a la lectura… aunque recordó que está basado en Android. Si podéis ver la entrevista en YouTube descubriréis que Schmidt, con el auditorio lleno, estaba encantado de haberse conocido. Muy al estilo de su otrora gran rival e ideario de todo esto, Steve Jobs.

Apple, una vez más de récord

Si comenzamos la semana analizando la propuesta de Nokia y Microsoft para los dispositivos móviles y seguimos ayer con las novedades de Google y su Android ahora, para acabar, nos centraremos en Apple. El gigante fundado por Steve Jobs hizo público el pasado martes que su sistema operativo para equipos móviles, iOS había logrado los 250 millones de ventas. Así, en la vorágine de cifras -a cada cual más espectacular y contundente- mostró los datos de comercialización de su tableta, que controla el 74% del mercado mundial.

Lo importante, las ideas…


El informe -que ya se presentó de modo liviano en la presentación del iPhone 4S– no hace sino reforzar la confianza de los accionistas en la empresa de la manzana. Los datos al respecto del iPhone, su producto estrella, le sitúan como el smartphone favorito del público: ya se han vendido 125 millones de unidades, lo que lo hace, además, el poseedor del 5% de la cuota mundial de teléfonos móviles. Además, una encuesta de satisfacción llevada a cabo por los de Cupertino por todo el mundo refleja que el 70% de los usuarios del iPhone se muestra muy satisfecho con su teléfono. Esta cifra es ostensiblemente superior a la que reflejaron los clientes de otras marcas donde sólo destaca HTC con un 49% de clientes «muy satisfechos». De momento, Samsung ha logrado vender más terminales inteligentes el último trimestres -27,8 frente a 17,1 millones-. La mala noticia para los coreanos es que Apple ha hecho público que se han vendido 4 millones de iPhone 4S en sólo el primer fin de semana de comercialización del aparato. Récord Guinness mediante, parece que Apple quiere recuperar su trono… y todavía no ha llegado Navidad.

En cuanto al iPad, creadora de su propio mercado, los números de la empresa ahora dirigida por Tim Cook son todavía mejores. Tres de cada cuatro tabletas en el planeta tienen una manzana en su espalda y el 95% de sus usuarios dicen estar «muy satisfechos» con la tableta y aseguran que «volverían a comprarla». La principal baza de este gadget son, sin duda, sus aplicaciones: casi 140.000 que han supuesto que Apple pague a sus desarrolladores más de 3.000 millones de dólares por las ventas de estos pequeños programas. Impresionante si tenemos en cuenta que [Enlace roto.] por no cumplir con los parámetros de calidad que exige la empresa californiana a sus desarrolladores.

Sin embargo, lo más llamativo para nosotros es el éxito del origen de todo este ecosistema, iTunes y los iPod. La página de descargas de pago de Apple -se queda corto decir la página de música- ha crecido a un ritmo desorbitado en los últimos meses. Nacida en 2003, en 2006 ya se habían descargado 1.000 millones de canciones en todo el mundo. Una cifra magnífica si no tenemos en cuenta que en 2010 se llegó a la enorme cifra de 10.000 millones de canciones bajadas.

La clave de este éxito fue, en palabras del difunto Jobs, abrir la tienda a Windows que «aunque era un producto netamente inferior, estaba más extendido». No obstante, el incesante éxito de los dispositivos de Apple ha hecho que sólo un año más tarde Tim Cook pueda celebrar otra efeméride: este mismo año iTunes ha llegado a los 16.000 millones de canciones descargadas.

Para redondear los datos sobre los periféricos de la empresa, el dossier refleja que el iPod controla el 78% del mercado de reproductores móviles a nivel mundial. De este modo, entre julio de 2010 y julio de 2011 se comercializaron 45 millones de unidades. El acumulado desde su lanzamiento en 2001 supera los 300 millones.

La cifra más inesperada, sin embargo, es la referida a Mac OS. Desde el lanzamiento de Lion hace unos meses, el sistema operativo ha tenido 6 millones de descargas, lo que aumenta un crecimiento superior al 80% respecto a su antecesor Leopard. Además, Apple se ha congratulado de superar a Windows 7 al  llegar a esta cifra un 10% más rápido que los de Microsoft. Además, la cuota de mercado de Apple en los ordenadores portátiles y de sobremesa ha aumentado hasta un sorprendente 23% siendo ya 58 millones los usuarios de Mac OS.

… que quedan por venir


Con semejante dominio en el mercado de periféricos, el éxito creciente en el de sistemas operativos para sobremesa, el de equipos domésticos y el de prácticamente cualquier nicho que toca, no es de extrañar que comiencen los rumores sobre el lanzamiento de un televisor.

Ya hablamos en agosto de este plan. Un equipo de alta gama totalmente integrado con iCloud y que funcionara con el entorno operativo de la casa. Sin embargo, la desaparición de Jobs y el lanzamiento del iPhone 4S, de iOS 5 y de Lion hicieron que nos olvidáramos del proyecto.

Esta vez ha sido Ben Ronsen, ex presidente de Compaq quien ha explicado en su blog que, además de ser un verdadero fan de los productos de Apple, Steve Jobs ya le había hablado de una televisión de la casa de la manzana hace… ¡casi 10 años! Desde aquí, no nos cabe duda de que se lanzará el equipo. Tampoco de que tendrá muchos adictos y muchos detractores -hay casi tantos fanáticos de la marca como iHaters-. Lo que damos por hecho es que, seguro, tendrá un gran éxito. Sobre todo si siguen potenciando las ideas por encima de las máquinas.

Windows 8, la alternativa PC ha llegado

El ambiente está muy ajetreado últimamente en Redmond, una pequeña ciudad de poco más de 45.000 habitantes conocida por ser la sede de Microsoft, el gigante fundado hace unas décadas por Bill Gates. ¿El motivo? El pasado 13 de septiembre el gigante dirigido por Steve Ballmer mostró al mundo las primeras pinceladas de su nuevo sistema operativo: Windows 8.

Este entorno es el más utilizado por todos los ordenadores del planeta. Da igual que los haya más chic, más estables, más profesionales o más coloristas. Sumando todas las versiones activas de Windows operativas hoy en día acumulan alrededor de un 85% de la cuota de mercado seguido, a «años luz» por MacOS -y creedme, no se trata de un plan «elitista» de Steve Jobs-.

La presentación del pasado martes nos dejó, sobre todo, pinceladas de que Microsoft ha aprendido de sus antiguos errores y, por una vez de sus rivales. Frente a caóticos interfaces como Windows Mobile los de Ballmer han desarrollado un mismo entorno con dos interfaces diferentes. Por un lado el «normal» dedicado a ordenadores de sobremesa y portátiles y otro al que han llamado «Metro» y que va dirigido a tabletas, ultrabooks, netbooks y smartphones.

Así, en la presentación se demostró que cualquier usuario que tenga dos dispositivos equipados con Windows 8 puede cambiar indistintamente entre ambas configuraciones tantas veces como desee para trabajar más rápido con sus archivos -del mismo modo que se puede hacer entre un Mac y un dispositivo «i» de Apple-.

Sin embargo, lo más sorprendente de todo lo ocurrido en Build fue la demostración de que WIndows es… menos Windows. De la mano de Emily Wilson, directora de programa, se demostró que la nueva arquitectura de chips para la que ha sido pensado Windows permite arrancar un ordenador rápido, muy rápido. Tan sólo 8 segundos para hacer que el usuario pueda trabajar a pleno rendimiento con su ordenador -doy fe que mi iMac, bastante vacío lo hace en 21-. Aquí tenéis la demostración.

Otra de las claves en la mejora del entorno -por lo menos en la versión preview que se mostró en Los Ángeles- es su total simbiosis con Windows Live lo que permitirá a los clientes del sistema trabajar con gran cantidad de contenidos desde la nube evitando llenar las memorias de sus dispositivos tanto portátiles como de sobremesa.

Metro, Windows con la punta de los dedos

Pero volvamos a «Metro» la cara más novedosa de la historia de las ventanas. Controlable con un dedo o lápiz óptico (en el caso de tabletas, móviles, etc.) o con el puntero del ratón de un sólo toque, incorpora en los terminales la exitosa tecnología de Kinect para hacer mucho más intuitivo su uso y, de nuevo, muchísimo más rápido. Un nueva necesidad que se presenta como un gran éxito.

Los nuevos iconos de Metro -a los que Microsoft llama Tiles, quedémonos con un nombre que vamos a oír muy a menudo- son grandes, inmersivos, sencillos y coloristas. Todo está donde debe estar y todo se ejecuta rápidamente. Si unimos esto a que normalmente los PCs tienen unas estructuras mucho más potentes que los ordenadores alimentados por otros sistemas operativos, las posibilidades de trabajo y multimedia se multiplican. Sus resultados en un Packard Bell iXtreme o un Asus para gamers se me antojan fulgurantes.

Para facilitar aún más el uso de este nuevo interfaz, Steven Sinofsky, encargado de presentar el nuevo invento, explicó que cada uno de los Tiles se actualiza de modo automático e independiente de los demás. Por ejemplo, al recibir un correo electrónico, un comentario en Windows Live o la actualización de un programa instalado en el PC.

La clave para toda esta versatilidad así como este eficaz funcionamiento fue que el sistema es apto para desarrollarse tanto sobre procesadores Intel como ARM. Para demostrarlo, en tiempo real, un trabajador de la compañía creó las 58 líneas de código necesarias para dar a luz una aplicación plenamente operativa, Photo Doodle. Un buen problema para Apple. En este enlace podréis ver la facilidad con la que 20 estudiantes han creado líneas de código durante diez semanas para crear Windows Mail. Prodigioso.

En un tono similar al que utilizó precisamente Steve Jobs allá por marzo para anunciar el obituario del ordenador personal, los de Ballmer explicaban que así como «Windows 95 cambió el PC, Build demostrará que Windows 8 lo cambiará todo». La apuesta es ambiciosa, en parte por la necesidad de resucitar su principal mercado y mostrar a los desarrolladores de Microsoft -clientes objetivos para los que se desarrolla Build- el potencial del nuevo programa en cualquier plataforma: su presentación se hizo en una tableta Samsung (normalmente equipadas con Android de Google, el gran dominador del segmento).

Compatible con Windows 7… y con Nokia


Una vez demostrado su buen funcionamiento en todo tipo de equipos la compañía se apresuró a anunciar su total compatibilidad con Windows 7. La mayor parte de los usuarios de Windows suelen tardar bastante en migrar al nuevo entorno -sobre todo los de XP, el gran éxito de Microsoft-. La razón es doble: casi siempre se dan rediseños muy profundos en el funcionamiento del programa y, sobre todo, el alto coste de las nuevas licencias (nada que ver con el precio de derribo de Apple y su Lion).

Algunos analistas explican que precisamente esta actitud rebajista de los de Jobs puede incidir muy positivamente en el mercado reduciendo drásticamente el precio de Windows 8 y, por tanto, el margen de beneficio de una esperable migración masiva al nuevo entorno -Windows 7 ha sido un fracaso casi tan mayúsculo como Millenium o Vista-.

En cualquier caso, la empresa dirigida por Ballmer se apresuró a anunciar también la total compatibilidad con Windows Phone 7 el mismo día que Stephen Ellop, CEO de Nokia y ex de Microsoft, hacía público en una entrevista en China y en el Twitter de la empresa que antes de finales de año se comercializará el primer terminal con entorno Windows. La esperanza de ambos gigantes de reverdecer laureles y acabar con el binomio Android-iOS pasa, precisamente, por crear una tercera gran plataforma que se muestre apetecible por su gran implantación en los hogares y centros de trabajo. Además, a pesar de su gran ventaja en el mercado, la presentación Chrome y el éxito exagerado de Apple en los dispositivos móviles se presentaba como una amenaza para Windows en su mercado de referencia: los estudios muestran que cada vez más clientes de Microsoft se cambian a Mac al haberse acostumbrado a iOS y para integrar mejor todos sus dispositivos.

Parece que por fin Microsoft cuenta con las herramientas adecuadas para volverse la empresa innovadora, dominante y seria que fue en su momento. La duda que nos surge ahora es cómo responderán a esta actualización Apple y Google. Creednos, lo harán.