Smartphones, los mejores de 2013

La campaña de Navidad se acerca y todos los grandes fabricantes de teléfonos inteligentes tienen sus cartas sobre la mesa para ganar una partida de miles de millones de dólares en todo el mundo. En la época del año en la que más terminales de gama alta se venden y en el que todos estamos más dispuestos a rascarnos el bolsillo (¡es Navidad!) ninguno quiere quedarse atrás. Analizamos los topes de gama de cada plataforma para escoger el mejor de este final de 2013.

 

  • Samsung Galaxy S4: su enorme panel de 5 pulgadas tiene una resolución de 441 píxeles por pulgada. Aunque hay una versión supervitaminada de 8 núcleos en algunos mercados, al nuestro ha llegado un más «normal» con un chip de cuatro núcleos a 1,6 GHz (mucho más que suficiente). Su hardware, lleno de sensores, incorpora una cámara frontal de 13 mpx que graba vídeo HD. Todo ello funciona gracias a sus 2GB de RAM, la última versión de Android hasta ayer (4.3) y una potente batería de 2.300 mAh. Sus 130 gramos se pagan a 649€ (libre).

 

 

  • iPhone 5S: la edición más exitosa en ventas de la historia del iPhone es también el más potente. Mantiene una pantalla Retina de 4 pulgadas -la más pequeña de su segmento- y 326 ppp (¿por qué se ve tan bien si tiene mucha menos resolución que la de la competencia?). Cuenta con un procesador a 1,4 GHz que se apoya en un coprocesador que se encarga de todo el trabajo gráfico. El resultado es sorprendente. Aunque cuenta con sólo 1 GB de RAM, las pruebas de velocidad demuestran que su arquitectura de 64 bits lo convierte en el smartphone más rápido del mercado. Sus dimensiones compactas hacen que sea manejable y pese sólo 112 gramos. Viendo sus especificaciones parece que es el peor en todo (cámara de sólo 8 Mpx) pero los pequeños detalles e iOS7 lo convierten en el preferido del público -es el más vendido del mercado trimestre tras trimestre-. La manzana vale mucho. Se paga a 699€.

 

 

 

  • Nokia Lumia 1020: el Windows Phone por excelencia es una maravilla en las manos por tacto, acabados y fluidez. Su pantalla de 4,5 pulgadas cuenta con una resolución de 334 ppp y su procesador a 1,5 GHz se apoya en 2 GB de RAM para que todo funcione correctamente. Y eso que hay que tener en cuenta que su hardware es de lo más completo, incluyendo una cámara de ¡41 Mp! que, por supuesto, graba Full HD. Destaca, como en los Android, por su conectividad vía USB, NFC aunque flojea con una batería de 2.000 mAh que lastra ligeramente su autonomía. El mejor Windows Phone hasta la fecha cuesta 669 euros libre.

 

 

  • Google Nexus 5: este superterminal creado por LG para Google es la quintaesencia de Android. Su pantalla de 4,95 pulgadas tiene una resolución de 445 ppp. Su procesador quad core está más cerca del de un portátil gracias a su frecuencia de 2,3 GHz. Su cámara de 8 mp graba Full HD. Su RAM es de 2 GB. Sus dimensiones son francamente compactas para un dispositivo con todo tipo de sistemas de conectividad y una batería de 2.300 mAh. Una maravilla diferente que cuesta ¡349€! y que corre con Android 4.4. ¿A qué esperas a comprarlo?

 

 

 

  • Sony Experia Z1: una de nuestros fabricantes favoritos ha mejorado un terminal, el Xperia Z, que ya era magnífico. La nueva edición cuenta con un procesador Qualcomm 800 de cuatro núcleos a 2,2 GHz, 2 GB de RAM y una súper cámara de 20,7 mpx que graba Full HD. Con radio, NFC, USB, sistema de audio optimizado Sony, acceso al universo PlayStation y toda la biblioteca de ocio de la casa, un peso de 169 gramos, un acabado a la altura de iPhone y el Lumia y encima resistente a las agresiones y al medio, esta maravilla de 669€ viene de fábrica con Android 4.2 aunque ya se ha anunciado su inminente actualización a Kit Kat. Mucho más que recomendable.

 

 

 

  • HTC One: el que podría ser el canto del cisne de los taiwaneses es un equipo de primera. Su pantalla cuenta con una diagonal de 4,7 pulgadas con una resolución de 469 ppp (cualquier cosa que se visiona en este panel parece un BluRay). Para toda esta exigencia lo han equipado con un procesador de cuatro núcleos a 1,7 GHz y un quinto «fantasma» que ayuda con los gráficos. Su cámara frontal, aunque cuenta con sólo 4 Mp, tiene más resolución en cada uno de ellos (los famosos macropíxeles) con lo que, dicen, tiene la resolución de una de 12. Graba Full HD, damos fe. Con todo tipo de aditamentos en cuanto a conectividad, su batería de 2.300 mAh es de las mejores. Todo ello sin ser el más pesado (143 gramos) ni el más caro: 649€. Merece la pena.

 

ZTE y Nokia, sorpresas inesperadas

Las últimas horas nos han traído dos lanzamientos tan sorprendentes como positivos en el mercado de smartphones. El primero, por relevancia es el desembarco de Intel en un mercado en el que se juega gran parte de su supervivencia. El segundo es la apuesta definitiva de Nokia y el universo Windows Phone por la imagen y el ocio.

 

 

ZTE Grand X In, primer terminal Intel

 

Hace más de año y medio, en enero de 2012, el CES de Las Vegas fue testigo del anuncio del Lenovo K800 y el Lava Xolo. Los dos primeros terminales que trabajaban con un procesador Intel en su interior. La empresa californiana prometía una mejor gestión de la batería y una mayor potencia multimedia. Desde entonces los rumores sobre su llegada… se quedaron en rumores.

 

Ahora llegan de la mano de los chinos de ZTE que presentan un terminal con una pantalla de 4,3 pulgadas y una batería de 1.650 mAh. ¿Es suficiente? Sorprendentemente sí. Pero no sólo porque el procesador no gasta más de lo necesario, sino porque los orientales han desarrollado un software especialmente centrado en el ahorro energético. Cuando no es necesario prescinde del GPS, el WiFi o el Bluetooth. Eso permite que la cámara de 8 mpx (con unos colores ciertamente oscuros) y grabación de vídeo 1080 pueda trabajar sin problemas durante todo el día.

 

A simple vista parece un modelo algo anticuado (los nuevos Android ya no llevan el botón táctil de la lupa en la parte inferior) pero en su interior trabaja con Android 4. Lo malo es que su cargador, sus auriculares y sus 4 GB de capacidad de almacenamiento corroboran la sensación de equipo «barato». Lo bueno, que libre cuesta 225€, nada mal para un terminal con todas estas posibilidades.

 

 

Nokia Lumia 1020, «zoom reinventado»

 

Por su parte, Stephen Elop, CEO de Nokia, presentó la semana pasada el Lumia 1020. El terminal hereda casi todas las características del Pure View que los fineses nos presentaron hace un año, sobre todo, su exagerada cámara de 41 mpx. La principal diferencia es que si el Pure View «corría» con Symbian, el nuevo Lumia hace lo mismo que sus hermanos: deja todo en manos de Windows Phone 8.

 

Con una pantalla de 4,5 pulgadas y un enorme objetivo en su parte trasera -que será amarilla, blanca o negra- el equipo contará con estabilizador de imagen, 32 GB de capacidad de almacenamiento y flash Xenón. Como no podía ser de otro modo, Elop comparó imágenes tomadas con su nuevo dispositivo y otras hechas con los Galaxy S4 y iPhone 5. La diferencia, además de evidente, resultó innecesaria (multiplica las cualidades de las cámaras de sus rivales).

 

Como a máxima capacidad las imágenes del Lumia son demasiado pesadas, los ingenieros de la empresa han desarrollado el sistema Dual Capture que capta a la vez dos fotos, una de 38 Mpx y otra de 5 para que pueda ser compartida en Facebook o enviada a otro dispositivo (en definitiva, la foto «útil» es pero que en un Galaxy S4 o iPhone 5). Lo mejor es que la óptica cuenta con 6 lentes de cristal fabricadas por Carl Zeiss y que las imágenes que traspasemos a la televisión o imprimamos serán impresionantes.

 

Unido a todo ello se ha desarrollado un software que permite variar la exposición, la profundidad de enfoque, etc. El terminal, que costará en Estados Unidos menos de 300 dólares, vendrá con una carcasa para la carga inalámbrica de la batería y todas las aplicaciones Nokia gratuitas «de por vida».