Sony Vaio T, el único antídoto al MacBook

Son muchos los que se preguntan qué tienen los productos de Apple para fidelizar de tal modo a sus clientes y atraer a los que no lo son. Su precio es elevado y su rendimiento es discutible: mientras que para unos su sencillez y estabilidad (casi a prueba de hackers) es suficiente motivo para lanzarse a darle un mordisco a la manzana, para otros su «inferioridad» respecto a Windows es evidente. Menos programas libres, menos posibilidad de personalizar el equipo y, sobre todo, menos variedad en el mercado.

 

Durante décadas Microsoft mantuvo a raya a los de Cupertino -que estuvieron a punto de desaparecer poco antes de que volviera el hijo pródigo, Steve Jobs, a casa-. Sin embargo, la creación de nuevos ecosistemas y, sobre todo, el éxito de sus «periféricos» han hecho que una empresa minúscula hace 15 años ahora sea la mayor tecnológica del mercado y la primera empresa por capitalización bursátil.

 

Más allá del debate sobre el software y sobre las filiaciones a favor o en contra de Apple, todos coincidimos en que el diseño -sí, en algo tan práctico como un portátil prima el diseño- es fundamental para atraer a muchos clientes. Los MacBook son ligeros, elegantes, sofisticados… pero, sobre todo, son diferentes y fácilmente identificables en un contexto de estandarización tecnológica.

 

En plena batalla por el mercado de los portátiles ligeros -la de los grandes portátiles es otra historia puesto que también compiten contra los de sobremesa- Intel apostó por los ultrabooks. Dispositivos que, por concepto, son una réplica de los MacBook: ligeros, rápidos, con una autonomía más que respetable y, sobre todo, mucha potencia. Ahora, después de que muchos fabricantes hayan lanzado los suyos, Sony -la tecnológica con una filosofía más similar a Apple desde sus orígenes- lanza su gama T11/T13, el único modelo con suficiente carácter como para quitarle ventas a los de Cupertino.

 

Su diseño es compacto, elegante y sólido gracias a su chasis de aluminio y magnesio. Con una configuración bien escalonada (4 o 6 gigas de RAM) y una capacidad de almacenamiento para todos los gustos (hasta 512 Gb SSD Flash o con un disco duro híbrido de 320 o 520 Gb) cuenta con un arranque fugaz gracias a sus ligeros procesadores -a pesar de ser i3 de Intel, su velocidad de 1,4 Ghz y su tarjeta gráfica integrada hacen maravillas con Windows-.

 

En tan sólo un segundo el equipo está disponible desde hibernación y su novedosa batería hace que pueda sobrevivir hibernando hasta 90 días. A pleno rendimiento (que es como pasará casi toda su vida útil) nos permite disfrutar de hasta 9 horas de autonomía en los modelos con disco SSD. Excelente.

 

Conscientes de que la movilidad de estos equipos puede traer como resultado la pérdida del dispositivo y de todos sus contenidos, los ingenieros nipones han equipado a sus Vaio T con el servicio antihurtos de Intel llamado Anti-Theft. Esta función inteligente permite detectar cualquier robo potencial de información y bloquear el equipo para prevenir el acceso a los datos.

 

Si a todo ello le unimos una buena conectividad (con puertos USB, HDMI, VGA y RJ45) y un sonido a la altura de los mejores gracias a las tecnologías xLOUD y Clear Phase, tenemos un modelo mucho más que recomendable con un precio francamente atractivo. El T11, con pantalla de 11,6 pulgadas parte de 649€ mientras que el T13 lo hace desde 769€.

 

La única pega que podemos ponerle al Vaio es su excesivo peso en sus versiones más potentes: hasta 1,6 kilos. Si bien, será un precio razonable para aquellos que comprendan que una gran autonomía y un hardware de primera no caben en cualquier parte.

iOS 6 y nuevos MacBook, Apple se lanza

Aunque casi todos los focos -incluidos los nuestros- de la presentación de Apple del pasado lunes se centraron en Apple Maps, los de Cupertino nos trajeron otros dos grandes descubrimientos: iOS6 y la nueva generación de MacBooks. Aquí tenéis sus secretos.

 


iOS6, la referencia sigue mejorando


En una conferencia tradicionalmente ligada al software se hizo la presentación de la nueva versión de iOS. El sistema operativo que utilizan los iPhone y iPad llega a su sexta versión con unas 200 novedades respecto al actual iOS5. La principal es la llegada del asistente virtual Siri a las tabletas de la casa. Por cierto, el mayordomo digital por fin sabrá castellano y, por lo que explican desde Apple, han mejorado su entendimiento e inteligencia artificial para que gane efectividad (si funciona la mitad de bien que en la presentación de Apple Maps tendremos la sensación de tener a alguien literalmente «encerrado» en nuestro dispositivo). Por cierto, según anuncian en la web de Apple Siri «aparecera» con sólo llamarle, ya no tendremos que clicar en el botón del iPhone.

 

Además de funciones tan espectaculares como FlyOver (que permitirá pasar de mapas bidimensionales a imágenes panorámicas tridimensionales de los mismos) llegan otras más útiles como la integración de Facebook con el sistema -del mismo modo que está ahora Twitter- de modo que se vinculará a las aplicaciones, contactos o notas que tomemos en cualquiera de nuestros dispositivos «i».

 

En cuanto a las aplicaciones más «tradicionales» de los iPhone y compañía -que suelen ser las más exitosas- destaca la posibilidad de compartir selectivamente imágenes a través de PhotoStream. De este modo, si alguien quiere añadir una imagen a un álbum conjunto -o autorizado- recibiremos una notificación antes de que se carguen las imágenes en todos nuestros dispositivos. Por cierto, a modo de red social, podremos añadir comentarios y ubicaciones (temporales y espaciales) a todas nuestras imágenes. Tan sencillo como excelente.

 

Para los más viajeros y ocupados, Apple ha diseñado la aplicación PassBook. En ella el usuario podrá cargar todas las tarjetas de embarque, fidelización y compra que desee de modo que se podrán vincular códigos QR y cualquiera de las citas del calendario con los contactos y tener así una organización más completa de nuestros horarios. Por cierto, si añadimos que todo esto funciona a las mil maravillas con iCloud, tendremos nuestra agenda perfectamente organizada y sincronizada en tiempo real en todos nuestros dispositivos. Un buen guiño al mundo de la empresa y otra traba para RIM.

 

Menos llamativo -pero sí interesante para las operadoras- es que FaceTime por fin funcionará con redes móviles. Ya no dependeremos de una red WiFi para poder comunicarnos con otros dispositivos Apple. Más movilidad. Ahora sólo queda por saber cómo nos facturarán Vodafone, Movistar, Orange y compañía.

 

En cuanto a las funciones del teléfono -sí, estamos hablando de teléfonos- los informáticos de Cupertino han añadido la posibilidad de responder a una llamada entrante con el envío de un sms automático o personalizado a quien nos llama gracias a iMessage. Además, podemos seleccionar cualquier franja horaria para bloquear la entrada de llamadas gracias a «No molestar». Podremos, incluso, escoger qué contactos pueden saltarse el bloqueo… y podremos hacerlo manualmente o pedirle a Siri que lo haga por nosotros.

 

Safari y Mail también se actualizan. El primero contará con el botón iCloud Tabs que nos permitirá ver cuáles han sido las últimas web visitadas en los demás dispositivos Apple que tenemos vinculados a iCloud. Además, la lista de lectura ya no sólo salva las direcciones web sino que hace lo propio con toda la página lo que nos permitirá seguir visitándola incluso cuando no tengamos conexión a internet. Para acabar con el navegador, también han implementado la posibilidad de aumentar a pantalla completa cualquier página para que podamos verla en formato panorámico más nitidamente.

 

Por su parte, Mail añade la lista VIPs, también configurable desde los Contactos, para que los correos que recibamos desde alguno de los mismos queden marcados como más importantes y, de este modo, no dejemos nunca ninguno sin leer. Útil.

 

Las nuevas tiendas de aplicaciones -iTunes y AppStore- rediseñadas y la compatibilidad total con iPad2, Nuevo iPad y todos los iPhone desde el 3GS garantizan el éxito de un sistema operativo que cambia casi por completo para seguir siendo el mismo: la referencia.

 

 

Nuevos MacBook, problemas para los ultrabook


Ante la invasión de ultrabooks muchos se preguntaban cuánto tardarían en Cupertino en actualizar sus MacBook. Al parecer menos de lo esperado. El nuevo MacBook Pro es más delgado que su predecesor, viene con una pantalla Retina de 15,4 pulgadas con una resolución cuatro veces mayor que la de sus versiones anteriores (2.880 x 1.800 píxeles) y la nueva generación de procesadores Ivy Bridge (i7 de cuatro núcleos a 2,6 Ghz) de Intel en su interior. Más potencia, más velocidad y más resolución. Pero todo esto significa también más precio. El más potente escalará hasta los 2.200 dólares.

 

Por este precio Apple nos incluye la última tarjeta gráfica de Nvidia, 16 gigas de RAM DDR3 y hasta 768 gigas de memoria Flash. Una salvajada que casi nadie necesita y que está pensada casi exclusivamente para diseñadores. Precisamente para ellos Adobe ha retocado su Photoshop y Autodesk ha hecho lo propio con su AutoCad. El Bluetooth 4.0, los puertos HDMI y USB 3.0, además de las nuevas versiones de iMovie, iPhoto y Safari redondean un producto exagerado en su concepto pero que contará con versiones menos potentes que, seguro, seguirán siendo un éxito de ventas.

 

Apple tampoco se ha olvidado de sus MacBook Air. La familia de acceso a los portátiles ultraligeros y ultrarrápidos. Los más pequeños -de 11 pulgadas- costarán a partir de 888€ y, aunque no contarán con la tecnología Retina, sí disfrutarán de las versiones de procesadores actualizadas por Intel. El más potente de todos, el de 15 pulgadas, superará los 2.200€ y contará con la misma dotación que su «hermano» Pro.

 

Todos ellos -que comenzaron a venderse el pasado lunes- cuentan con la novena versión de OS X, Mountain Lion, cuya integración con iOS6 será total. Además, si tenemos en cuenta que, según Apple, los usuarios de Mac en todo el mundo se han triplicado en sólo 5 años, hasta los 66 millones, no es de extrañar que en Cupertino apuesten por sus portátiles. Nos preguntamos ahora qué harán con sus sobremesas iMac y con el enorme Mac Pro.

 

En julio tendremos Mountain Lion disponible en la AppStore por sólo 19,99$ (Lion costaba 29,99€, una ganga comparado con Windows) y acercará a nuestros ordenadores, entre otros a Siri. Estamos deseando probarlo.

OS X Mountain Lion, el híbrido perfecto

El anuncio llegó ayer a primera hora de la mañana desde Cupertino. El exitoso sistema operativo Mac OS X Lion recibirá este verano -sólo 7 meses después de su lanzamiento- una nueva actualización que servirá para unificar aún más el ecosistema Apple. El nuevo programa ya ha sido presentado a los desarrolladores para que puedan empezar a trabajar sobre él y tiene como principal novedad que las aplicaciones y utilidades más utilizadas de los dispositivos iOS llegan, por fin, a los potentes ordenadores de la empresa.

En la nota de prensa Philip Schiler, vicepresidente sénior de Marketing mundial de Apple, ha explicado que Mountain Lion ha sido creado pensando en iCloud, la nube según la firma, que cuenta ya con más de 100 millones de usuarios. Con el típico tono de la compañía ha puntualizado que en los últimos cinco años «el Mac ha crecido mucho más rápido que los PC» y que «con Mountain Lion las cosas serán aún mejores».

Mejoras de la era post PC


Más allá de toda la parafernalia de la nota de prensa de Apple, hemos de decir que las mejoras que parece traerá el nuevo entorno serán notables. Los programadores de Cupertino han añadido a Lion los servicios más exitosos de iOS: Messages, Notas, Recordatorios, el Centro de Notificaciones, el famoso Game Center, la duplicación de AirPlay, Twitter y Share Sheets.

Una de las que más agradeceremos los usuarios será, sin duda, Messages. Ésta sustituye a iChat y permite mandar mensajes, archivos, fotos y vídeos sin límite de un Mac a otro Mac o dispositivo iOS. Además, como su predecesor, es totalmente compatible con Google Talk, Yahoo! Messenger, Aim y Jabber.

Para los que encuentran en los juegos una «tara» a los Mac, Game Center permitirá añadir juegos de todo tipo hasta ahora sólo disponibles para los dispositivos móviles y, sobre todo, personalizar el modo de jugar en el equipo. Así, las partidas podrán trasladarse inmediatamente a cualquiera de los equipos Apple e, incluso, compartirlas con otros jugadores conectados desde otros ordenadores, iPhones, iPods o iPads.

En cuanto a las redes sociales, Twitter aparece totalmente integrado dentro de otros programas como Safari, Vista Rápida, el gracioso Photo Booth, Vista Previa o las aplicaciones. De este modo, cualquiera de nuestras acciones puede ser tuiteada en el momento sin salir de los programas para que la experiencia sea más intuitiva y agradable para el usuario.

Respecto a el centro de notificaciones, su funcionamiento será similar al de iOS. Todos los mensajes, recordatorios, actualizaciones, notas en las redes sociales, etc. aparecerán en la pantalla con sólo deslizar un dedo por el Magic Mouse o el Magic Trackpad. Con Share Sheets la «experiencia Mac» será más fácil de compartir con terceros que utilicen cualquier plataforma. Sobresaliente.

En cuanto a AirPlay Mirroring, su punto fuerte serán las mejoras a la hora de trabajar con Apple TV. Todos los contenidos se escalarán automáticamente desde el formato original del archivo hasta las posibilidades del televisor de destino -hasta 1.080p- con lo que la calidad final se multiplicará.

Todo ello, además, quedará enmarcado en la nube. Con esta versión iCloud queda confirmado como el eje sobre el que pivotarán todos los nuevos programas y equipos de Apple. Gracias al ID de Apple (que cualquier usuario de iTunes tiene) se configurarán automáticamente los contactos, mensajes, calendario, correo electrónico e, incluso, FaceTime.

Además, gracias a iCloud Documents, todos los cambios, incluso en los archivos de trabajo, quedarán actualizados vía push. Es por ello que no nos extraña que todas las aplicaciones que desarrollarán durante estos meses los programadores tienen como única condición que han de ser totalmente compatibles con iCloud.

Más seguridad

Sin embargo, una de las novedades que más ha llamado la atención en su presentación es Gatekeeper, una avanzada prestación de seguridad que protege el equipo frente a malware y proporciona, en palabras de Schiller «todo el control sobre las apps que instalamos en el Mac».

Con el Gatekeeper el usuario del Mac podrá decidir entre instalar aplicaciones desde cualquier fuente o decantarse sólo por las apps creadas por desarrolladores con un ID autorizado de Apple.

Además, la nueva aplicación de seguridad se encargará de controlar todas las posibles incursiones en cualquiera de nuestros equipos Apple de modo simultáneo gracias a su compatibilidad con iOS 5. De este modo, no sólo aseguraremos uno de nuestros «i»Gadgets, sino que protegeremos completamente nuestro entorno en Apple.

Esta novena versión, que en su afán de unificarse con iOS pierde su característico «Mac», estará disponible en unos meses sólo a través de la MacApp Store de Apple.

Durante 23 trimestres consecutivos los Mac han ganado terreno a los PC con Windows y Linux. Además, su mejoras y versiones renovadas salen, de media, más del doble de rápido que en el caso del entorno de Microsoft. Parece que el dominio de los de Gates no es tan claro como parecía hace sólo un lustro.

Aquí tenéis el vídeo de presentación para que veáis de qué es capaz el nuevo felino.

Apple 2011: a por todos los mercados

Apple tiene una de las gamas más dominantes del mercado. Uno de sus secretos es renovarla y mejorarla constantemente. En menos de un año han llegado a las tiendas -y hogares- de todo el mundo el nuevo iPod Nano, un nuevo iMacMacBook ProMacBook AiriPad 2iCloud, iOS 5 y un nuevo Lion X. Incluso Apple TV fue remozada recientemente. Toda la gama. Sólo el éxitoso iPhone 5, el sucesor del teléfono que creó los smartphones, parecía ajeno a esta renovación… hasta ahora. Y éste es sólo el principio de una marca que no sólo domina el mercado, sino que lo crea.

iPhone 5, en septiembre


Los Mac adictos -entre los que me incluyo- estamos de enhorabuena. La empresa de Cupertino ha decidido hacer frente al crecimiento del exitoso Android con el lanzamiento de una nueva versión del teléfono de referencia. El iPhone 5 llegará en septiembre y, según los rumores, no lo hará solo.

Aprovechando el lanzamiento del iOS 5 -alma de todos los dispositivos móviles de nuevo cuño de los de Jobs- Apple mejorará su iPhone 4 añadiéndole el potente procesador de doble núcleo A5 que ya equipa el iPad 2 -y del que puedo dar fe es mucho más rápido que el anterior A4-.

Pero ésta no será la única mejora en el hardware. El nuevo dispositivo equipará una nueva cámara posterior de 8 megapíxeles, así como una frontal para el FaceTime que podría rondar los 5 megapíxeles. Las fuentes también dicen que el nuevo terminal podría volver a las formas más redondeadas del original y siguiendo las mejoras aplicadas en la tableta de la casa, ganaría en resolución de la pantalla Retina, así como en delgadez, lo que le ayudaría a perder peso.

Además, para debilitar más los productos de Google, podría nacer un iPhone «4,5» más potente que el actual iPhone 4 pero más barato y sencillo que el próximo tope de gama. El motivo es simple: Android controla el 38% del mercado trabajando con varios fabricantes mientras que Apple controla el 18% del mercado mundial con sólo dos terminales (iPhone 4 y el testimonial iPhone 3GS, desfasado para los actuales estándares de la compañía).

Por cierto, también se habla de un esbozo o un lanzamiento de un posible iPad 2 mejorado en cámaras y pantalla, aunque los expertos creen que sería demasiado pronto y que afectaría a las ventas de la tableta líder del mercado.

iTunes TV, a por el mercado de las televisiones


Samsung es una empresa de vanguardia que, a día de hoy, fabrica alguno de los mejores paneles de televisiones del mercado. Los expertos coinciden en que Samsung 9000 y la D8000 son la actual referencia del mercado. Samsung también es el principal proveedor de Apple.

Es por ello que algunos medios estadounidenses como el Daily Tech se han hecho eco de la posibilidad de que Apple lance una televisión que funcione con iOS y que integre las funciones de AppleTV, AirPlay (la tecnología inalámbrica de la compañía) e iTunes, la tienda de contenidos multimedia de los de Jobs.

Según publica el medio, el televisor no necesitaría cables y se presenta como una alternativa mejorada de la alianza entre Sony y Google y al servicio de Netflix en Estados Unidos. Apple, que recientemente firmó un acuerdo de suministro en exclusiva de 7.800 millones de dólares con los coreanos estaría muy interesada en la tecnología Super PLS que permite mejorar el rendimiento de pequeñas pantallas de modo exponencial y su aplicación a paneles más grandes.

Data Map, a por Google Maps


Uno de los pocos acuerdos que tiene suscritos Apple con Google es el referente a la aplicación de cartografía Google Maps. Sin embargo, MacRumors ha encontrado una pista en las menciones legales del nuevo iOS5 que hace pensar que la empresa de Cupertino está trabajando en su propio sistema de cartografía.

La noticia saltó cuando la web especializada encontró bastantes licencias de uso relacionadas con una aplicación llamada Data Map y que englobaba a varias empresas de cartografía. En MacRumors no han tardado en unir esta relación de empresas con la política de adquisiciones de Apple cuando en 2009 compró PlaceBase y Poly9, firmas especializadas en navegación por satélite.

Recientemente han aumentado los rumores de directivos de la empresa que quieren dar a los usuarios de dispositivos móviles de Mac (sobre todo iPhone) un servicio de navegación en tiempo real mejorado. No obstante, esos mismos directivos dicen que implementar este servicio no conllevaría la ruptura con Google Maps.