Sorginen Erronkak, el secreto de un juego adictivo

 

Frente a la música, el streaming, el cine o cualquier otro tipo de entretenimiento, los videojuegos son el ocio más lucrativo del mercado. No solo por su facturación sino también por su ritmo de crecimiento y por su enorme potencial. Prácticamente cualquier temática es susceptible de ser digitalizada y gamificada

 

La explosión de las plataformas móviles, además, ha hecho que el mercado haya virado hacia títulos diferentes. Es cierto que Sony, Microsoft y Nintendo son, gracias a sus centros de ocio/consolas, las referencias del negocio, pero también que 3.000 millones de equipos iOS y Android activados hacen de los smartphones y tabletas un mercado muy atractivo.

 

Todo ello ha redundado en un escenario con una enorme diversidad en el que tanto los grandes estudios como los independientes han demostrado tener hueco y capacidad para crear juegos de todo tipo. Desde clásicos de deporte, arcade, estrategia, etc. hasta otros de más educativos (y, sin duda, igual de adictivos).

 

En este último escenario es donde nos encontramos Sorginen Erronkak, creación del estudio vasco Binary Soul que no solo continúa con la saga de Sorginen Kondaira sino que muestra la versatilidad de la cooperativa bilbaína como desarrolladora de contenidos en diferentes formatos y plataformas.

 

Disponible para las dos plataformas móviles de referencia (iOS y Android), el juego tiene varios ingredientes para convertirse en un éxito. Por un lado se aprovecha del enorme potencial de unir euskera y ocio. No solo entra en un hueco del mercado prácticamente vacío, sino que no pierde el componente educativo y cuenta con una configuración segura y responsable de la tecnología para acercarse a un público de todas las edades (también a los niños, el sector social más desprotegido en este sentido).

 

Además, Sorginen Erronkak, tiene un gran atractivo para los amantes de la mitología, tanto autóctonos como extranjeros. Disponible en inglés, castellano y euskera, tiene un aire mucho más fresco que otros legendarios más manidos por el gran público y este sector: la japonesa o la clásica, por ejemplo. Un mundo que también cuenta con gran aceptación en la diáspora, comunidades vascas remotas afincadas en América, Oceanía y Asia, sobre todo. No menos interesante es la aportación de Aritza Bergara mediante poemas y descripciones de los seres mitológicos protagonistas en la aventura.

 

Finalmente, la estructura del juego -tres temáticas diferentes con un enorme componente de autosuperación- es adictiva. Es difícil parar de jugar y no buscar siempre batir nuestro mejor registro.   Por supuesto, el juego permite competir en línea con otros jugadores. Es interesante saber si, a pesar de la sencillez de cada prueba serás mejor que tus amigos. Las apariencias engañan. La curva de aprendizaje es prácticamente nula. Todo está donde debería y, sobre todo, todo funciona como debería.

 

Es por todo esto que consideramos Sorginen Erronkak como un juego harto recomendable para gamers de toda condición y edad. Aquellos que quieren aprender más sobre nuestra cultura o aquellos que simplemente quieren divertirse. Pide muy poco a cambio de un muy buen momento de diversión.

iExpand, una gran solución en la palma de la mano

Sin duda, uno de los puntos débiles que siempre le han achacado los usuarios de Windows y Android  a Apple es la manía casi obsesiva de la empresa de eliminar puertos, entradas y ranuras o, como mucho, dejarlas solo con opciones propietarias de la empresa. Curiosamente, aunque la tendencia de los demás fabricantes ha sido también eliminar la puerta de entrada que aumenta las capacidades de los dispositivos móviles, son muchos los fabricantes especializados que siguen lanzando periféricos que mejoren la experiencia del usuario.

SanDisk es, sin duda, una de las líderes mundiales en el mercado de soluciones de almacenamiento y es, seguramente, una de las firmas que más se ha preocupado por adaptar su catálogo a la revolución móvil. El mejor ejemplo, sin duda, es el último dispositivo que hemos tenido el privilegio de probar: el iXpand.

Se trata de una flash drive configurable con capacidades de 16, 32, 64 y 128 GB que permite traspasar contenidos de un modo ultrarrápido y muy intuitivo entre PC, Mac y dispositivos iPad y iPhone. Su diseño, sólido y estilizado no deja lugar a dudas: un puerto USB y un Lightning que permiten -el primero- la conexión con los ordenadores, y el segundo con los iDevices.

A través de la aplicación propietaria de SanDisk ver vídeos, traspasar fotografías o archivos y realizar copias de forma automática cuando lo conectamos es muy sencillo y permite -lo más importante de todo- liberar espacio de nuestros dispositivos. Si tenemos en cuenta que las versiones más exitosas de iPhone y iPad son las menos capaces (16 GB) debido a su precio -ellos argumentan que lo mejor es redondear la capacidad con más espacio en iCloud- nos parece una solución sobresaliente.

Por cierto -y esto es un punto muy importante- como es el software de la aplicación la que se encarga de reproducir los contenidos soporta los principales formatos del mercado (.AVI, MP4, WMV, etc.) y permite disfrutar del formato prohibido en Apple: MP3.

La tasa de transferencia es sorprendentemente rápida (anuncian el triple que un dispositivo estándar de 2,5 MB/s) y, aunque no hemos podido verificarlo exactamente, la sensación de velocidad es muy alta. Todo fluye y en las dos semanas que hemos trabajado con él -y lo hemos hecho con gran variedad de contenidos entre iMac, iPad y iPhone- no hemos sufrido ningún parón o bajada de rendimiento.

Respecto a la seguridad, para aquellos que tengan miedo a perder el smartphone, la tableta o el propio iXpand, el equipo permite cifrar con contraseñas los archivos más delicados -o todos- para que no sean descargables ni reproducibles en iDevices indeseados. Compatible con todos los equipos Apple que corran con OS X 10. 6 o superior o iOS 7.1 o superior, todavía da más cancha con Windows: desde Vista puede trabajar con cualquier PC.

Por último, destaca por su autonomía. Su sistema de puertos permite cargar fácilmente su batería de 3.7V que viene precargada y que garantizan no quedarse tirado en mitad de una transferencia o una reproducción. Los precios, entre 69€ y 169€ lo hacen una solución muy interesante -y una buena forma de ahorrar dinero en la compra de los dispositivos móviles. Mucho más que recomendable.

Móviles, ¿y si no quiero un smartphone?

Las ventas de teléfonos inteligentes están disparadas. Los dispositivos de moda ya se venden más que sus hermanos más «básicos» pero cada año cientos de millones de personas siguen decantándose por equipos sencillos, eficientes, seguros y con gran autonomía que sirven para llamar y enviar mensajes. La función básica de cualquier teléfono (algo que casi todos nosotros hemos olvidado). Además de esas cualidades, suman otra fundamental en tiempos de crisis: son mucho más baratos que sus primos inteligentes. Aquí tenéis una lista de los mejores del mercado, pensados para los que no quieren complicaciones (y no necesariamente para gente mayor).

 

 

  • Emporia Click: la casa británica tiene claro cuál es su público. Personas que quieren que sus dispositivos sean sencillos y eficaces. El Click va un poco más allá y es su primer terminal con cámara… pero para no complicarlo se activa con un botón dedicado en un lateral que, además, permite enviar las fotos directamente por MMS. Su pantalla es amplia y nítida. Los botones son grandes y ergonómicos y su menú es tremendamente sencillo e intuitivo. Por cierto, su calidad de construcción es muy superior a la de muchos smartphones de procedencia dudosa. Su precio, lo mejor, 99 euros… ¡libre!
  • Nokia Asha 306/311: puede que los Lumia no sean los mejores smartphones del mercado por culpa de lo «verde» que todavía está Windows Phone. Pero lo que está claro es que su construcción sólo lo igualan los Xperia y los iPhone y que lo que hacen lo hacen muy bien. Hay otra cosa que está claro: Nokia hace los mejores terminales «no inteligentes» del mercado. Son sólidos, están increíblemente bien acabados, su autonomía es prodigiosa y Symbian sigue siendo un SO básico de primera. Vienen con 40 juegos de EA precargados. Su pantalla de 3 pulgadas es muy fluida y su procesador de 1GHz (superior al de muchos iPhone) mueve el sistema operativo a una velocidad prodigiosa para un equipo de 109 euros (el 311; el 306 cuesta 79).
  • Alcatel One Touch 282: otro de los grandes de la primera generación de móviles. Cuando en Apple no sabían que era un teléfono media Europa llevaba los terminales galos en sus bolsillos. Ahora, su versión más sencilla -cuesta 29 euros- es ligero, sencillo, tiene una pantalla de 1,8 pulgadas tremendamente clara y ofrece (pensado en los mayores) marcación por voz, un botón de llamadas de emergencia pre programado, linterna, calendario, radio… Una opción genial para llamar y escribir.
  • ZTC C300: el fabricante chino ofrece otro terminal con base de carga (otro punto positivo del Alcatel) que cuenta con una pantalla TFT con pantalla de 2,4 pulgadas a color, cámara de fotos VGA, reproductor de MP3, botón de llamadas de emergencia, bluetooth, radio, linterna… Su sistema operativo recuerda al del Emporia por su sencillez y, aunque sus acabados son mucho más modestos que el de los rivales europeos, su precio no lo parece: 70 euros.
  • Orange Esencial Doro 610: la operadora francesa propone a sus clientes un terminal sencillo con una enorme pantalla de color con grandes caracteres, audio ajustable compatible con audífonos, y un sistema operativo tremendamente sencillo e intuitivo que nos recuerda a los Nokia de finales de los ’90. En su chasis cuenta con un botón de emergencia con el 112 precargado. Su precio parte desde 0 euros.
  • Akai AKMF011: el toque japonés viene de la mano de Akai que nos ofrece un baratísimo terminal -25 euros- con un peso de sólo 47 gramos y unas dimensiones (82x51x10,5) más cercanas a las de un iPod que a un teléfono móvil. Cuenta con pantalla LCD retroiluminada de 2 pulgadas y, aunque sólo ofrece funciones básicas -llamadas y mensajes- tiene una autonomía de 170 horas.

Ninguno de ellos estará entre los favoritos de los geeks pero todos ellos cuentan con un precio imbatible, unos acabados notables y una funcionalidad a toda prueba. Mucho más que recomendables.