Piratería, ¿y si incrementara las ventas de contenidos?

Toda clase de descarga de contenidos musicales, cinematográficos o similares que vulnere los derechos de autor está ampliamente perseguido. El motivo es sencillo: afectan negativamente a distribuidoras, autoras y toda la cadena de esta industria del ocio y, por lo tanto, hay que minimizarlas -o hacerlas desaparecer-. Sin embargo, ¿qué ocurriría si esto no fuera así?

Un estudio llevado a cabo por Jonathan Lee, del Departamento de Economía de la Universidad de Queen revela que en determinadas circunstancias la piratería podría servir para promocionar un álbum o película y, por tanto, para impulsar sus ventas.

El trabajo, que ha durado más de una década, ha estudiado minuciosamente la relación entre el efecto del uso compartido de archivos y las ventas de álbumes en formato digital y físico. La muestra, de 250.000 títulos y 4,8 millones de descargas llevadas a cabo en BitTorrent, parece más que suficiente como para confirmar su conclusión: «no hay forma de determinar si la piratería tiene un efecto positivo o negativo sobre las ventas».

Determinados parámetros como el artista, la popularidad del mismo, el género musical o el medio, son fundamentales para saber si se da una incidencia positiva o negativa en las ventas finales. De esta forma, según Lee, la piratería sí es dañina para las transacciones físicas mientras que hace todo lo contrario con las digitales ya que funciona como un poderoso «boca a boca» con las novedades y tendencias del mercado. De esta forma, aunque los artistas de primer nivel pierden ventas «tradicionales» estas se compensan parcialmente con las ventas 2.0.

Respecto a los menos populares, se puede concluir que la piratería sirve como un trampolín para los «verdaderamente talentosos». Ya que permite que los clientes potenciales les conozcan gratis y se aficionen a sus contenidos que más tarde comprarán. De tener que pagar por ellos la mayoría no saldrían del anonimato (en el modelo anterior a la era digital solo ocurría cuando contaban con el favor de sellos y radios fórmula).

Lo más llamativo de todo es que con muestras y sistemas de estudio diferentes, este nuevo informe refuerza las conclusiones de otro presentado por David Blackhurn, investigador de Harvard y titulado On-line Piracy and Recorded Music Sales en 2004 y que concluía que el intercambio de archivos es beneficioso para el 75% de los artistas que ven aumentar sus ventas y su presencia (con lo que sus giras son más populares y facturan más).

Diez años después, en 2014, la propia Comisión Europea (su Instituto de Prospectiva Tecnológica) corroboró que la piratería no afecta a las ventas digitales: «se ha concluido que los consumidores de música sustituyen el consumo legal de música por el consumo ilegal de la misma; pero gran parte de lo que se consume ilegalmente nunca se habría adquirido si la piratería no estuviera disponible».

Si a esto le unimos que multitud de expertos de la industria concluyen que la mayoría de los grandes artistas -sobre el papel los únicos afectados por las descargas- generan la mayor parte de sus ingresos por medio de sus giras, los resultados se confirman. ¿Qué deberá hacer ahora la industria? ¿Y las Administraciones?

Spotify Party, deja que la música fluya sola

Ahora que se acerca una de las noches más musicales del año Spotify pone al día sus funcionalidades y nos presenta Party, pensada en poner la banda sonora de nuestros momentos más especiales sean del tipo que sean.

Disponible tanto para iOS como para Android (pero no en los clientes web o escritorio) permiten acceder a un conjunto de listas diseñadas por expertos consultados por los suecos. DJs con más o menos renombre que lo han hecho de modo cuidadoso para adaptarse a cada necesidad. Esto, que puede parecer una excentricidad permite no tener que perder tiempo trabajando en el orden de las canciones y adecuando el crossfader.

Además, este servicio promete seguir creciendo para ir adaptándose cada vez a gustos más variados. Esto permitirá crear una gran biblioteca de listas para todas las situaciones y todo tipo de oyentes que disfrutarán de mezclas en exclusivas para la plataforma. DJ Diplo es, por ejemplo, el primero que ha creado contenidos solo para Spotify.

Lo mejor es que con el uso se van creando también listas por temática en las que se mantiene continuamente el ritmo con canciones entrelazadas entre sí del mismo tipo: mismo música, misma velocidad, etc. Además, si no nos conformamos con darle solo al play y queremos personalizar más el contenido podemos ajustar la velocidad de reproducción de la misma.

Al subir o bajar el ritmo la música -de nuevo, sin interrupciones- irá animándose o volviéndose más adecuada y sosegada. En cualquier momento, con solo ajustarlo desde el smartphone. Además, si alguna canción de las propuestas no nos gusta podremos quitarla, añadir alguna nueva o, directamente, reordenarlas.

Es la versión «indoor» de Spotify Running y tiene algo en común: su perfil de usuario es el de un amante de la música que usa la plataforma en streaming de referencia y que no quiere pasarse el día haciendo listas. Un nuevo ejemplo de que Spotify quiere crear un servicio cómodo, personalizable y camaleónico para todo tipo de clientes.

 

https://www.youtube.com/watch?v=MM3uj9zFy6M

iTunes, lo mejor de 2015

Un año más Apple ha publicado su selección anual con lo mejor del año en su tienda iTunes. Aplicaciones, canciones, películas, libros y podcasts que, aunque no necesariamente han de ser los más descargados -el factor precio es definitivo-, destacan por las buenas críticas que han recibido de los usuarios y por su calidad.

A continuación os desvelamos todos los premios de los de Cupertino:

Cine

  • Película más taquillera: Mad Max, furia en la carretera.
  • Película para toda la familia: Inside Out de Pixar.
  • Mejor director del año: Alejandro González Iñárritu por Birdman.
  • Mejor descubrimiento: Amy, la chica detrás del nombre.
Música (tanto iTunes como Apple Music en España)
  • Artista del año: Alejandro Sanz gracias a su disco Sirope
  • Nuevo artista del año: The Weekend.
  • Álbum del año: Quién me ha visto, de Rozalen.
  • Canción del año: El perdón de Nicky Jam y Enrique Iglesias.
Literatura
  • Mejor libro de ficción: La templaza de María Dueñas.
  • Mejor libro de misterio y suspense: Lo que no te mata te hace más fuerte de David Lagercrantz.
  • Mejor novela romántica: Si pensara en ti, te despreciaría de Mhairi McFarlane.
  • Mejor novela juvenil: Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo de Benjamín Alire Sainz.
Podcasts
Mejores apps para iPhone
  • Periscope el servicio de Twitter que nos permite realizar streaming de vídeo desde nuestros smartphone. La finalista fue Enlight uno de los mejores editores de imágenes de la tienda de Apple y una de las aplicaciones de descarga obligada en nuestros iDevices.
  • Lara Croft Go un juego de puzzles muy en la línea de la saga que ha recibido actualizaciones gratuitas y que es adictivo por su planteamiento. El otro título finalista fue The Mesh un juego de lógica donde los números son fundamentales y que requiere mucha calma y perspectiva del gamer.
Mejores apps para iPad
  • Fábrica de robots es una app educativa que permite a los pequeños construir robots que luego deberán utilizar para diferentes funciones. Muy recomendable. La otra finalista fue la app de productividad Liquid Text, que permite leer y realizar anotaciones sobre documentos PDF, doc, PPT y páginas web y que es una herramienta idispensable para los que consumen mucho contenido de texto en la tableta.
  • Horizon chase, un divertido arcade de coches que nos recuerda a los títulos de los años ’80 y ’90 se alza con el premio por su sencillez, jugabilidad y fluidez. El finalista fue el exitoso Rayman Adventures que, aunque no es excesivamente complicado es tremendamente adictivo.
Mejores aplicaciones de la Mac App Store
  • Affinity Photo es uno de los mejores softwares de edición de fotografía del entorno OS X (y no es poco) y sus continuas mejoras lo pueden convertir en uno de los estándares los próximos años.
  • Pillars of eternity uno de los mejores juegos del año. Su lenguaje gráfico es muy potente y eso se nota también en su precio. A la altura de los games para PC.

Navidad 2015, los mejores regalos tecnológicos

Un año más lanzamos nuestras ideas navideñas para que Olentzero, Santa Claus y los Reyes Magos tengan una buena lista para regalarnos a todos en función de nuestros gustos y nuestras aficiones. ¿Os pedís alguna?

  • Para aquellos que no entienden la vida sin moverse y hacer deporte les proponemos que encarguen una buena partida de las Fitbit Charge HR. Su funcionamiento es sencillo e intuitivo y lejos de monitorizar toda nuestra actividad a modo pro, nos permite saber cómo y cuánto nos movemos en cualquier momento del día y de la noche. Una forma inteligente de controlar nuestra salud apoyándonos en una gama de productos de lo más variada y la mayor comunidad 2.0 de fitness del mundo. Ofrece mucho por muy poco dinero. ¿Qué más se puede pedir?
  • Una de las decisiones más difíciles para los gamers es qué plataforma seguir. Nosotros lo tenemos claro, aunque la Xbox One es un centro de ocio incomparable, la calidad de títulos y la potencia gráfica de la PlayStation 4 es incomparable. Con la industria enzarzada en una guerra por asombrarnos más que nunca -desde las historias hasta la resolución o la música y las increíbles campañas de marketing- los chicos de Sony siguen siendo la referencia. Star Wars Battlefront, Fallout 4, Call of Duty: Black Ops III, Assassin’s Creed Syndicate, Gran Turismo, God of War III, Uncharted, Batman Arkham Knight, etc. nunca se vieron y se oyeron tan bien. Para vosotros, jugadores.
  • Hay amantes de la música que anhelan el sonido «perfecto» con una imagen retro. Lo mejor de dos mundos: conectividad total, sonido 2.0 fluido sin interrupciones con bajos profundos y agudos limpios envuelto en un diseño a la altura de los mejores. Philips lo ha conseguido con el modelo ORT7500/10 que reinterpreta la legendaria Philetta e incluye tecnología Bass Reflex, DAB con sincronización automática, entrada de audio multiplataforma, bluetooth, etc.
  • Cinéfilos y fans de las series que no podéis separaros ni un momento del séptimo arte y la gran pantalla, por fin se han escuchado vuestros ruegos y Netflix ya ha llegado. Su catálogo, aunque todavía está creciendo, ofrece una buena cantidad de series en exclusiva y promete mejorar cuando se acaben los contratos de emisión de Canal Plus. Su aplicación es fluida e intuitiva. Su precio es mucho mejor que el de cualquier operador clásico (el máximo son 11,99€ con cuatro pantallas simultáneas y resolución 4K) y sus posibilidades de uso casi ilimitadas. El regalo definitivo para aquellos que quieran algo diferente y totalmente personalizable.
  • Siempre hay gente que piensa que la versión 2.0 es mejor que la analógica. Desde un electrodoméstico hasta un juguete. Y el tiempo, al final, parece darles siempre la razón. Para ellos, para los geeks os proponemos el juguete digital definitivo: un dron. Hay uno para cada bolsillo (desde los espectaculares Bebop Drone de Parrot hasta los más que solventes Droni Stream con cámara de Imaginarium). Una nueva forma de divertirse y ver el mundo. Un regalo de lo más original.
  • Para que los más pequeños vayan cogiendo el gusto por la innovación y la tecnología les proponemos una inscripción para la edición 2016 de la First Lego League. Hay una gran cantidad de proyectos científicos diferentes en los que participar y con los que aprender sobre ciencia, tecnología y trabajo en equipo. Una experiencia única que puede traducirse en una beca. Perfecto para jóvenes entre 10 y 16 años, si en casa hay alguno más pequeño con intereses de este tipo, la JrFLL es la mejor opción. Algo para compartir y recordar.

Streaming, el modelo se consolida definitivamente en Europa

Por fin el streaming se consolida como la tabla de salvación y el proyecto de futuro de la música (digital o no). Las cifras que nos llegan desde los diferentes mercados europeos son muy prometedoras ya que su crecimiento es sostenido y, en algunos países, por fin se dan beneficios para la industria.

En el caso del mercado estatal, la Asociación de Productores de Música de España, Promusicae, explicó que durante los seis primeros meses del año la facturación de la música digital creció casi un 11% de los 63,6 a los 70,6 millones de euros. «Una mejora enteramente imputable al streaming». Los datos, que empezaron a mejorar en 2014 son un cambio de signo consolidado después de un largo periodo -de 2001 a 2013- donde la facturación cayó todos los semestres.

El negocio digital, además, ya supone más porcentaje (53,9%) que el físico en el conjunto de la industria algo que no deja de ser curioso si tenemos en cuenta que hasta hace poco estas empresas eran para esta misma patronal el foco de todos los males y el origen de la entrada en números rojos de discográficas y artistas. A este respecto Promusicae dice no haber cambiado de opinión sino que se han dado las condiciones en el mercado para que triunfen portales «legales» como Spotify y otros como Napster que han comprendido las reglas del juego.

Desde que en 2001 la industria marcó su año cumbre en facturación el negocio ha llegado a desplomarse un 80% sin embargo, los cambios en las tendencias de consumo de los usuarios así como el nacimiento de plataformas que remuneran a todos los eslabones de la cadena creativa y de distribución han sido clave para que el negocio pueda reorientarse.

De facto, las ventas de soportes físicos ha seguido cayendo un 5% y los CDs y vinilos -antaño líderes indiscutibles del sector- sufren por llegara a los 30 millones de euros de facturación. Sin embargo, desde la Asociación recordaron que siguen muy lejos de los 600 millones de euros de facturación de principios de siglo y que se tendrá que seguir apoyando iniciativas como Spotify para seguir creciendo. Respecto al resto del año, la campaña de Navidad, la implantación de Apple Music (que solo tiene formato de pago) y la consolidación de iniciativas como «Los Viernes Tu Nueva Música» serán claves para acabar en negro.

Reino Unido, la referencia

Promusicae también explicó que su referencia sigue siendo el Reino Unido. El país con más tradición musical del continente es también referente en cuanto a adopción de nuevas tecnologías -la no existencia de una barrera idiomática es clave- y solo hay que ver las últimas cifras hechas públicas por la BPI (Industria Fonográfica Británica): en la segunda semana de julio en el país se reprodujeron 505,8 millones de canciones, más del doble que en el mismo periodo de 2014.

La Official Charts Company, organismo encargado de cuantificar las ventas musicales en las islas, detalló que el artista más escuchado fue Ed Sheeran que acumuló 170 millones de canciones escuchadas, seguido de lejos de Sam Smith, con más de 100 millones en Spotify, Pandora y Apple Music entre otros. Llama la atención que ambos tienen 24 y 23 años de edad respectivamente lo que, en palabras del representate de la BPI es un claro mensaje a las discográficas para que comiencen a buscar la nueva generación de talento británico.

Las cifras anuales son igual de espectaculares ya que en lo que va de 2015 se han escuchado 11.500 millones de canciones, un 80% más que en 2013. Esto permite colocarse a la industria británica como la más solvente del panorama continental y la que mejor se ha adaptado al streaming.