Ford Mustang 2015, paso a la leyenda

 

 

Ayer fue un día histórico para Ford y para Europa. La firma más emblemática de Detroit y de los fabricantes americanos presentó ayer de la mano de Bill Ford, su presidente, el evento Go Further en Barcelona. 2.500 personas abarrotaban el centro de congresos para ver la inminente actualización de uno de los automóviles más legendarios: el Ford Mustang 2015, el primero en comercializarse oficialmente en Europa. El evento, por cierto, se retransmitió a la vez en otras cinco ciudades: Dearborn, Nueva York, Los Ángeles, Shanghai y Sydney.

 

Coincidiendo con el 50 aniversario de su lanzamiento, el Mustang mezcla su legendario ADN con el del Concept EVOS para convertirse en un modelo más eficaz y eficiente. Por primera vez un muscle car de la marca del óvalo implementará un bloque de cuatro cilindros. El excelente EcoBoost de 2.3 litros, turbocompresor e inyección directa. Una maravilla que eroga 305 caballos y nos regala 407 Nm de par. Pero como en Detroit no tienen la palabra suficiente en su diccionario, también han anunciado desde el primer día un hormonado V8 de 5 litros y 425 caballos que irá recibiendo modificaciones durante su vida útil para aumentar potencia y minimizar consumo -la versión actual tiene variantes de hasta 675 caballos-.

 

Como primer Mustang global, el coupé americano también será el primero con suspensión en los dos ejes: el delantero será McPherson y el trasero de paralelogramo deformable -en vez del clásico eje rígido-. También contará con un chasis completamente renovado que lo hará mucho más eficaz en las reviradas carreteras europeas. Una máquina que, según las pruebas propias de Ford, es capaz de batir a un M3 de 450 caballos en Nürburgring, aunque con un diseño y un precio mucho más logrados.

 

Otro de los puntos fuertes de esta nueva generación es la tecnología de a bordo. Para mejorar su comportamiento (piedra angular de la estrategia global de Ford, ser imbatibles en este apartado) el Mustang 2015 incorpora de serie un sistema que permite modificar la respuesta de acelerador, control de estabilidad, dirección y velocidad del cambio.

 

En cuanto a infotainment también recibe un renovado equipo SYNC multimedia con una pantalla de hasta 8 pulgadas, 12 altavoces y un navegador convencional (en la versión estadounidense de Car And Driver hablan de un servicio muy especial derivado de la colaboración de Ford y Apple).

 

Por cierto, ayer también se presentaron los nuevos Ka Concept y Edge Concept (llamado a ser el gran SUV de los americanos en nuestro continente) pero a estos primos del Mustang los dejamos para otro día.

 

 

Os dejamos algunas fotos del mito para que juzguéis vosotros mismos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ford Mustang 2015, ¿yankee o italiano?

 

 

Si hace un mes anunciábamos la llegada de la última versión de la actual gama Mustang a Europa, ahora os mostramos cómo será el nuevo potro cuando sea lanzado en 2015. Del mismo modo que el Corvette ha refinado sus líneas -y tiene un aire Ferrari inconfundible-, el otro supercar americano por excelencia se ha convertido en un Gran Turismo proporcionado, armónico y mucho más refinado. Puro estilo… italiano.

 

Estas curvas, en cualquier caso, no resultarán ajenas a los que sigan la actualidad del fabricante de Detroit. El Concept Evos, al que muchos le asignamos el rol de nuevo Capri, se ha convertido en el buque insignia de la casa. Se abandonan los faros cuadrados y se toman formas más rasgadas, dinámicas, elegantes. La vista lateral es algo más reconocible gracias a su característica ventanilla trasera y su parte trasera sigue teniendo sus característicos e inconfundibles faros: tres tiras verticales símbolo de garra y velocidad.

 

Los voladizos, sin embargo, son mucho más cortos. Los cromados aparecen en los marcos de las ventanas, la calandra adopta una forma mucho más trabajada -muy Aston Martin- y los pasos de rueda se estilizan. Este musculitos se ha hecho un traje a medida en Milán.

 

El interior también ha recibido un buen repaso. Los diseñadores se han dado cuenta de que vintage no significa plástico viejo. Se ha trabajado mucho en mejorar los materiales -si va a ser global y no de consumo interno para Estados Unidos, tendrá que competir con modelos con acabados mucho más suculentos- y se ha procurado mantener las formas reconocibles. Además, por primera vez la tecnología táctil entra en el habitáculo gracias al sistema MyFord Touch.

 

No obstante, el mayor cambio del coupé no está sólo en sus formas -mucho más acertadas- o en su interior -necesariamente mejorado-, también en sus mecánicas. Hasta ahora no era muy comprensible que el fabricante ganador dos años del mejor motor del mundo gracias a su tecnología EcoBoost contara sólo con motores de gran cilindrada y discutida eficacia para sus deportivos.

 

En un primer momento las versiones de serie equiparán los bloques V6 3.7 de 305 caballos y V8 5.0 de 420 acoplados a la nueva transmisión de 10 velocidades que están desarrollando junto a General Motors. Sin embargo, las filtraciones de la propia firma han dejado claro que como se espera que esta versión tenga un ciclo de vida largo, los bloques serán actualizados. El V8 recibirá una mejora completa en materiales y componentes para minimizar consumo y aumentar la potencia hasta los 500 caballos -mucho más acorde con lo que se espera de semejante cilindrada- y, lo más sorprendente, se introducirá un cuatro cilindros turbo de 2,3 litros y 310 caballos para sustituir al V6. De hecho, los ingenieros trabajan a contrarreloj para que estos sean los bloques el día de la presentación.

 

Y como el espíritu de Ford ahora es globalizar motores, modelos y calidad (bien para los demás que se aprovechan de su experiencia en Europa), no sería de extrañar que el Mustang 2015 recibiera el motor Ecoboost V6 de 3.5 litros y 400 caballos que empezarán a montar las versiones Vignale de modelos como el Mondeo y el S Max en sus inminentes renovaciones.

 

Por encima, y en una edición limitada y dedicada sólo a coleccionistas y a los amantes de los deportivos de raza, el Shelby GT500 equipará el bloque bautizado como Trinity: un 5.800 con compresor y disposición V8 que eroga 662 caballos y que, con el peso del conjunto optimizado con los nuevos materiales lo convertirán en el Mustang más rápido de la historia.

 

En medio, habrá ediciones como la rumoreada Voodoo con un motor biturbo de unos 5,5 litros y que rondará los 550 caballos o una fantaseada versión GT350 con motor ¡bóxer! que multiplicaría su eficacia en el paso por curva y aumentaría considerablemente su confort de marcha. Todos estos son rumores -publicados por la versión americana de Car and Driver- que sólo nos dejan una cosa clara. El Mustang ha cambiado para siempre… y lo ha hecho para mejor.

 

Mustang, el potro llega a Europa

¿Cuántas veces hemos visto en las películas carreras entre muscle cars? Modelos de gran cilindrada, tamaño y potencia, con una carrocería musculosa, aerodinámica y de gran presencia que hacía palidecer a sus equivalentes europeos y japoneses de su época. Ahora, en pleno siglo XXI y con la ecología como principal bandera de los fabricantes de automóviles -y también gracias al enorme éxito que el Camaro está cosechando en toda Europa- Ford se ha decidido a que, por primera vez, el mítico Mustang llegue a Europa. La guerra ha cruzado el Atlántico.

 

El presidente de la filial europea del quinto fabricante mundial y segundo americano anunció en el Ford Open World de Amsterdam celebrado a principios de septiembre que la llegada del deportivo de la casa por excelencia se debe a la enorme expectación que el Mustang levanta en el Viejo Continente y también a la estrategia One Ford que pretende aumentar el número de modelos y tecnologías disponibles en Europa de aquí a 2017 -los rumores sobre el Taurus ya se han disparado-.

 

Aunque la estrategia de la compañía se centra en vehículos funcionales con un diseño agresivo -como son los SUV y monovolúmenes compactos y las berlinas de consumo razonable- Odell considera que el Mustang es compatible con la estrategia verde de Ford puesto que sus ventas supondrán un porcentaje del total del grupo y ayudará a que los motores de gasolina vuelvan a ganar prestigio -no generan tantas sustancias cancerígenas como los diésel-.

 

Así, los de Michigan dejaron entrever que junto al Kuga, SUV con un enorme éxito en Europa, y el EcoSport, modelo aún más pequeño de todocamino, no sería raro que se lanzara en los próximos meses el Edge, SUV híbrido de gran tamaño que ha cosechado un gran éxito en Estados Unidos y Sudamérica por su buena relación calidad-precio-economía de uso.

 

La versión básica del Mustang que se comercializará a este lado del Atlántico contará con un motor V6 -no se barajan los cuatro cilindros para este mito del automovilismo-  de 3,7 litros y 305 caballos que entrega toda su potencia y par al eje trasero. Tanto en la versión Coupé como en la Cabrio, el Mustang podrá equipar cajas de cambios manuales y secuenciales.

 

Preguntado por la posibilidad de que lleguen versiones más potentes -en clara referencia a los Camaro más poderosos- Odell explicó que aún no se saben los precios ni las escalas de potencia, pero sí se ha confirmado que el modelo «estará a la altura de su historia». ¿Quién dijo deportivos diésel? Otro problema para los TT, Golf GTi y compañía…