Premios 2015: dispositivos móviles y wearables

Seguimos repasando lo mejor de 2015. Después de analizar el mercado de equipos de imagen y sonido ahora nos centramos en el gran negocio tecnológico de esta década: los dispositivos móviles y los wearables. Su impacto en nuestro día a día ha sido enorme… y está solo empezando.

Mejor smartphone premium Apple iPhone 6S


Si el iPhone 6 batió récords de ventas y dejó claro que Apple marcaba el ritmo del mercado, el 6S está dejando pequeñas las cifras de su predecesor. La evolución en el rendimiento es exponencial. Todo en él es más fluido. Algunas de sus innovaciones como el 3D Touch promete cambiar la forma en la que nos relacionamos con los equipos móviles. La mejora es sustancial hasta en los materiales de construcción. Un problema para los demás premium.

Mejor smartphone Google/LG Nexus 5X


Si hubiera que hacer una analogía cinematográfica a su lanzamiento esta debería ser «El retorno del Rey». LG y Google han vuelto a trabajar juntos para llevar al mercado el terminal Android por excelencia. Ninguno es más fluido -lo sentimos Samsung-, ninguno representa mejor lo que quieren en Mountain View de un dispositivo móvil. Y todo ello con un precio que sigue siendo irresistible (aunque menos que antes). Es perfecto para poner en duda hasta los más fervientes defensores de iOS. Sin duda, el mejor androide hasta el momento.

Mejor phablet Apple iPhone 6S Plus

Si el 6S ha supuesto una mejora respecto al iPhone 6, el 6S Plus es la forma que tiene Apple de meter dentro de una carcasa lo mejor de su ingeniería. Más resolución de pantalla, más fluidez gracias a un procesador más potente, más autonomía, mejor audio, etc. No es el creador del nicho. De hecho, debería haber llegado mucho antes, pero su rendimiento hace que podamos «perdonarlo». Toda la experiencia Apple a la enésima potencia (aunque con un precio igual de exagerado).

Mejor tablet Apple iPad Pro

El equivalente en tableta al anterior. También llega tarde. Es una versión musculada del iPad Air 2 y se echan en falta algunas cosas -como el 3D Touch que a buen seguro implementarán en el Pro 2- pero su uso después de unos días es adictivo. Es mucho más ligero de lo que puedan parecer las cifras en su manejo. Las pulgadas extra permiten disfrutar como nunca de la pantalla partida. Es increíblemente rápido gracias al chip A9X y, sobre todo, cada vez más apps se adaptan al famoso Pencil. Se verá mucho más de lo que pensamos en áreas de productividad.

Mejor smartwatch Apple Watch y Samsung Gear S2


Es la primera vez que damos un premio compartido y no es por no saber cuál es mejor o cuál nos gusta más, es porque ambos son absolutamente necesarios para entender la evolución de los relojes inteligentes en el mercado. El primero ha sido el empujón que necesitaban los Pebble y compañía para consolidar sus ventas y porque ha hecho que los fabricantes tradicionales se tomen en serio a estos equipos. El segundo porque es la demostración técnica de hacia dónde pueden ir estos wearables. Como siempre en la pelea entre Apple y Samsung es el mismo concepto de equipo bajo prismas diametralmente opuestos. Los dos indispensables.

Mejor wearable Fitbit Charge HR

Como suele pasar muchas veces con los equipos de la manzana, la Fitbit Charge HR no es el mejor equipo -por hardware- de su segmento, pero su experiencia de uso y su impacto en el mercado la convierten en la referencia. Es increíblemente intuitiva, muy fácil de configurar y usar, muy útil y ha hecho que mucha gente se anime a monitorizarse -con el impacto positivo que esto suele tener al hacernos mejorar a diario-. Uno de nuestros regalos favoritos y uno de los mejores gadgets que hemos probado este año.

Mejores auriculares Denon AH-GC20

Estos auriculares de diadema con tecnología Bluetooth 4.0 capaces de conectarse a dos dispositivos a la vez nos dejaron perplejos por su calidad de sonido. Cuentan con tecnología aptx de baja latencia así como con cancelación activa del ruido. Están construidos con materiales ligeros y resistentes y cuentan con un diseño espectacular. No solo nos parecen los mejores del año sino que podemos decir que son de los mejores que hemos probado desde que nació esta bitácora.

Nexus 2015, los smartphones según Google

Por fin llegó el día. Por fin se acabaron los rumores sobre cómo Google actualizaría sus smartphones para recuperar parte del terreno perdido frente a los fabricantes asiáticos y las ventas récord de Apple (si el 6 ha batido todos los registros, el 6S promete un éxito arrollador con más de 13 millones de unidades vendidas en pocas horas, más que ningún otro iPhone antes). La oferta, por primera vez, queda bien diferenciada. Dos terminales con dos capacidades y públicos diferentes. Si el 5X busca devolver a Google a la era dorada de los Nexus, el 6P quiere demostrar todo lo que un android de pura cepa es capaz de hacer.

Nexus 6P, al segmento premium con la ayuda de Huawei

Hace tiempo que Huawei ha dejado de ser otro fabricante chino de terminales para ser uno de los principales protagonistas del mercado. Por eso, cuando Google seleccionó al gigante para confeccionar una nueva hornada de smartphones todo el mundo se preguntaba hasta dónde podrían llegar. Por lo presentado ayer podemos decir que muy lejos.

El Nexus 6P cuenta con un cuerpo unibody de aluminio disponible en negro, blanco, color aluminio y dorado que incorpora un lector de huellas dactilares en su parte posterior y que es un guiño perfecto a las nuevas utilidades de seguridad de Android 6.

Por tamaño destaca por sus dimensiones generosas: el panel de 5,7 pulgadas obliga a unas cifras de 159,4 x 77,8 x 7,3 milímetros y a un peso de 178 gramos. Nada mal teniendo en cuenta que implementa una batería de 3.450 mAh (que en modo stamina nos alejará todo el día del enchufe sin problemas). De su exterior también destaca su cámara (menos salida de lo esperado), su flash doble, su sensor láser y una óptica para la frontal de primera. Por cierto, la resolución es QHD y los altavoces frontales tienen sonido estéreo.

En su interior trabaja un procesador Qualcomm Snapdragon 810 v2.1 (la que no se sobrecalienta exageradamente), 3 GB de RAM y de 32 a 128 GB de RAM no ampliables -si Steve Jobs levantara la cabeza-. Unas cifras excepcionales que prometen rendir al máximo gracias a que a diferencia de los demás productos del mercado, su Android 6.0 Marshmallow está libre de ninguna capa de personalización.

Solo echamos de menos un sistema de carga inalámbrico (vuelven al convencional) o un estabilizador de imagen óptico -una pena con todo lo que han mejorado las cámaras-. A cambio el terminal cuenta con un puerto de carga USB 3.0 Type-C y el sistema Quickcharge 2.0. Los precios oscilarán entre los 649 y los 749€ para la versión más «capaz».

Nexus 5X, ¿cumple lo esperado el heredero?

Por su parte, el 5X llega con la misión de suplantar el actual Nexus 5. Es cierto que ha habido otros terminales de por medio pero ninguno de ellos con el espíritu de los Nexus de antaño: gran rendimiento por poco dinero. ¿Cumple las expectativas el nuevo 5?

Fabricado por LG cuenta con un panel de 5,2 pulgadas con tecnología IPS y resolución 1080p para conseguir una densidad de píxeles de 420 ppp. Notable alto en este apartado pues el recubrimiento de seguridad Gorilla Glass 3 garantiza nitidez y resistencia por partes iguales. Como su «abuelo» cuenta con un acabado de plástico en tres colores que hace que parezca menos terminal de lo que realmente es pero que le hace ganar en ergonomía (y debería hacerle bajar el precio).

Los coreanos no han querido que su gama media-alta se quede muy detrás del 6P así que han incorporado un chip Snapdragon 808 de seis núcleos a 2 GHz con una GPU Adreno 418. Una muy buena dupla que cuenta con 2 GB RAM DDR3 y 16 o 32 GB de capacidad de almacenamiento. La batería, de 2700 mAh se ve premiada por una resolución más «normal» de la pantalla.

La cámara principal cuenta con la misma tecnología que el 6P: píxeles de 1,55 micrómetros, un formato similar a los ultrapixel de HTC -y que no tuvieron éxito- para llegar a una resolución de 12,3 megapíxeles. También incluye flash dual LED y también permite grabar vídeo 4K. La cámara secundaria cuenta con 5 Mp con un tamaño de 1,4 micrómetros por píxel. El gran pero es la ausencia del estabilizador óptico, algo que a buen seguro acabará restando rendimiento al conjunto.

Por cierto, como en su hermano mayor, el círculo que veis en su trasera es un lector de huellas que sirve para proteger mejor los contenidos del terminal así como para el uso de servicios como Google Play. Solo le vemos un problema y es que su precio de venta rondará los 479€, una cifra demasiado alta para un terminal llamado a competir con otros asiáticos que cuentan con un hardware mejor y el mismo sistema operativo. Habrá que esperar a probarlo para saber si llevar la palabra Nexus en la espalda es un factor diferencial como para abonar la diferencia.