Gadgets, ¿quién dijo que tienen que ser caros?

Para muchas personas las nuevas tecnologías son el vicio del siglo XXI. Dispositivos pensados para hacernos la vida más fácil (y engancharnos) que suelen tener un denominador común: un precio bastante alto y una vida bastante corta. ¿Es eso verdad? Os presentamos una pequeña colección de gadgets que, por poco precio, os tendrán a la última.

  • NGM Harley Davidson. Windows Phone 8.1 (compatible con Windows 10), procesador quad core a 1,2 GHz, 1 GB de RAM, 8 GB de almacenamiento ampliables, cámara posterior de 8 Mp, acabados en cuero, panel de 5 pulgadas HD y 269€ de precio. ¿Se puede pedir algo más? Que tenga un diseño diferente. Hecho. Lo construye NGM y lo decora la legendaria casa de motos.

  • Kit Audio Philips. Diseño retro gracias a unos auriculares Strada con diadema de tela, controladores de 32 mm de alta potencia, sistema acústico abierto para un sonido más fluido y natural, un altavoz con tecnología Bluetooth de alcance de 10 metros, sistema anti distorsión y batería de alta capacidad. Todo por 50€. ¿Tienes excusa para no llevar tu música a todas partes?

  • SPC Smartee Watch 2. El fabricante español SPC se ha centrado en el desarrollo de dispositivos de bajo coste y un rendimiento notable. Su reloj inteligente llega a su segunda generación con un diseño limpio y unas especificaciones en la media del mercado pero con una ventaja irrefutable: un precio de 129€. Con capacidades métricas para la práctica deportiva y un funcionamiento excelente con el ecosistema Android, sorprende por su buen rendimiento. Indispensable si dudas de la necesidad de llevar un ordenador en la muñeca.

  • Mi Power Bank 10400 mAh. La solución más sencilla, capaz y barata para tener siempre la batería cargada. Con capacidad para recargar un iPhone 6 cuatro veces, se carga al 100% con solo 5 horas de alimentación. Algo propio de equipos premium con un precio mucho mayor que los 30€ que Xiaomi nos pide por su sistema externo. Excelente.

  • Nikon D3200. Sí, un gadget de 400€ no es barato pero, si miramos su rendimiento, compite con equipos mucho más caros y sale airoso. Sus prestaciones son bestiales, su interfaz y modos de uso, perfectos para los no muy iniciados: hace fotos de hasta 24 Mp, su ISO llega a 6.400, tiene prestaciones de vídeo Full HD, sensor CMOS y tecnología para compartir cualquier contenido al momento vía smartphone. Además, incorpora un sensor AF-S DX 18-55 mm f/3.5 VR. Una maravilla.