Microsoft y Nokia, se fragua la alianza

Bloomberg ha anunciado ya los detalles de un acuerdo -todavía sin firmar- que unirá durante los próximos cinco años a dos gigantes de la tecnología: Microsoft pagará mil millones de dólares a Nokia para que sus teléfonos equipen el sistema operativo para móviles de los de Seattle, Windows Phone 7. Del mismo modo, Nokia pagará una pequeña licencia por cada copia del programa empleado en sus terminales.

Este movimiento, penalizado por el mercado que ha hecho caer el valor de las acciones de Nokia un 26% desde que se anunció la alianza con Microsoft por las dudas que genera, era el siguiente paso de un camino que se inició con la elección de Stephen Elop, ex dirigente de Microsoft, como máximo dirigente de los fineses.

El convenio sirve para que Microsoft gane una plataforma importante para la expansión de su sistema operativo, que se había quedado rezagado frente a Android (líder mundial desarrollado por Google) y iPhone OS (la referencia del mercado). Para Nokia, en un primer momento, se traduce como un recorte de inversión en su departamento de I+D.

Para Elop, este [Enlace roto.] es el mejor al que podían llegar ambas compañías ya que Nokia no ha sido capaz de desarrollar una plataforma con la que hacer frente al iPhone -lanzado en 2007- ni tampoco con la que superar Android -que, aunque posterior, es el más vendido en todo el planeta-. Nokia ya ha encontrado una plataforma que no esté en llamas y ya no necesitará saltar al mar, o eso es lo que Elop cree.

Lo único que tenemos claro desde aquí es que, como bien dice el patrón de Nokia, la guerra de los smartphones ya ha trascendido los propios dispositivos y se trata ahora de una «guerra de ecosistemas». Aunque parece que esto sólo acaba de empezar.

Día de lanzamientos

Hay días en los que los medios se ponen de acuerdo para anunciar todos los lanzamientos de las empresas tecnológicas. Tanto periódicos como blogs hablan hoy de dos movimientos que pueden poner patas arriba sus respectivos nichos de mercado:

iPad 2


Como cada primavera la empresa de Cupertino se prepara para agitar el mercado y los bolsillos de sus fieles. Después de retocar los iPod y el iPhone (al que seguro darán una actualización este verano) los de Jobs se preparan para lanzar la segunda versión de su tableta el próximo dos de marzo.

Todo ello fue publicado ayer por el blog «Boom Town» del New York Times, según se hace eco [Enlace roto.]. Al parecer, las fuentes consultadas por el blogger indican que la presentación no se demorará mucho más ya que Apple quiere tener el nuevo dispositivo en sus tiendas, como muy tarde, en abril.

Trece meses después de su nacimiento y de vender 15 millones de unidades (cifras más que buenas) llega un sucesor que será más delgado, ligero, con más resolución de pantalla y dos cámaras de vídeo y foto para facilitar la aplicación FaceTime. Otras publicaciones hablan también de la posibilidad de dos tamaños, uno de 10 pulgadas como el actual y otro de 7 para hacer frente a otros tablets de la competencia como el Galaxy Tab de Samsung.

Smartphones de bajo coste de Nokia

El CEO de Nokia -que recientemente vendió todas sus acciones de Microsoft, su anterior empresa- Stephen Elop anunció ayer que una nueva hornada de teléfonos inteligentes saldrá a la venta con precios competitivos y equipados con sistema operativo Windows Phone 7 con la intención de devolver al estrellato al primer fabricante mundial que ve cómo cada vez pierde más cuota de mercado.

El objetivo de Elop es diferenciarse de Apple, referencia en el nicho de smartphones, gracias a precios muy bajos que se conseguirán con la colaboración del programa de Bill Gates. Éstos buscan también dar un giro a su estrategia ya que, hasta el momento, siempre habían adaptado su programa a potentes terminales destinados a hacer la competencia al omnipresente iPhone y a los Android más punteros.

Todo ello ha provocado que Microsoft no haya podido entrar en la guerra de terminales baratos y que, por lo tanto, su implantación en el mercado sea menor de la esperada por la propia compañía. ¿Estarán a tiempo de recuperar el terreno perdido?

Nokia abre la ventana

Como publicaba [Enlace roto.] hace una semana, la finlandesa Nokia, primer fabricante mundial de móviles ha anunciado un «amplio acuerdo estratégico» con la estadounidense Microsoft para crear un sistema operativo basado en Windows Phone 7 que le haga posible competir con el iOS de Apple y el poderoso Android de Google.

Con este acuerdo, los de Espoo implementaran el nuevos sistema en su gama de teléfonos inteligentes -smartphones- en detrimento de MeeGo, su propia plataforma para móviles que, a pesar de no haber llegado todavía al mercado, se ha mostrado incapaz de luchar con las grandes referencias del mercado.

La alianza, además, dotará a los terminales Nokia de una plataforma para el desarrollo de aplicaciones móviles al estilo de la AppStore de Apple o del Android Market del famoso buscador. Sin embargo, el objetivo final no es otro que recuperar, por parte de Nokia, el liderazgo mundial en la innovación en el sector de la telefonía móvil, muy deteriorado desde el lanzamiento, allá por 2007, del primer iPhone.

Tal es la preocupación del gigante lapón que su recién nombrado consejero delegado Stephen Elop -«curiosamente» viene de Microsoft- comparó la situación de su empresa con la de una «plataforma petrolífera en llamas» en un comunicado interno dirigido a sus trabajadores.

Elop añadió la necesidad de realizar un cambio en el camino de Nokia hacia el futuro. Y que parte de ese salto que les ayudará a volver a convertirse en la referencia de su mercado no es otro que la alianza con el gigante del Estado de Washington.

Nokia sigue siendo hoy en día el primer fabricante de teléfonos móviles con una cuota de mercado del 39,1%, por delante de la coreana Samsung con un 10,2% y la estadounidense Motorola con un 8%. Aunque los resultados parecen buenos, están muy lejos de finales de los 90 y principios de la década pasada, cuando los finlandeses eran dueños de más del 50% de la cuota mundial.

Aplicaciones, las reinas del Mobile World Congress

Como cada año -de momento- Barcelona ha sido la sede del Mobile World Congress, la feria de móviles más importantes del mundo. Y ante la incertidumbre que rodea a todos los sectores, sólo se da por seguro que el sector de las aplicaciones para estos dispositivos, el App Planet, crecerá exponencialmente. Durante 2009 se descargaron 6.400 millones y las expectativas de crecimiento indican que durante este año se rondarán los 10.000 millones.

Samsung, Nokia y BlackBerry son los tres fabricantes que más han apostado por este mercado, aunque la presencia de MacWorld Mobile (Apple no está en esta feria) y de Android Market es más que destacable.

Sin embargo, como ocurre con todo lo relacionado con la tecnología, las cifras son muy diferentes por continentes. Así, aunque Asia es el principal cliente de estos productos -un 36% de las descargas se dan allí-, si se mide por ingresos, es Estados Unidos el principal destino con un 41,6% de las compras planetarias. Aún así, se prevé que en 2014 tomará el relevo al gigante norteamericano.

Por fabricantes, el despliegue de Nokia ha sido el más llamativo. El lanzamiento del flamante N8 ha sido todo un revulsivo para Ovi -la tienda de aplicaciones finesa- que ha pasado en un sólo año de las 8.000 a las 25.000 aplicaciones. A pesar de ello, estas cifras están todavía muy lejos de las 130.000 de Android Market -Google- y de la AppStore de iTunes.

Precisamente, el éxito de ésta última ha quedado patente con la descarga de la aplicación número 10.000 millones, según publicaba el pasado sábado 22 la revista Time. Las ventas de 10 millones de iPhones desde su lanzamiento en 2007, así como los buenos resultados de ventas del iPad -dueña del 95% del mercado mundial de tablets-.

El afortunado comprador de esa aplicación recibirá, según a anunciado la propia Apple una tarjeta regalo de 10.000 dólares para gastar en su tienda online. Seguro que podrá aprovecharlos con el nuevo catálogo de películas y series de televisión que implementa la tienda de la manzana.

La extraña semana de Apple

Las últimas semanas del año son siempre ajetreadas: compras, comidas, estrés navideño en definitiva. Al parecer, las empresas tampoco se libran de todo esto y un buen ejemplo es la empresa de Steve Jobs. En un sólo día se han publicado dos noticias de lo más curioso sobre los de Cupertino.

Llega el iPhone 5


El Confidencial publicó ayer la noticia «más esperada» del año: ya tenemos iPhone 5. Hasta ahora, todo normal. Incluso si tenemos en cuenta que se fabrica en China y que tendrá pantalla tactil, podemos estar ante una noticia normal. Lo más curioso, sin embargo, es que este nuevo terminal no ha sido lanzado por Apple. Esto nos coloca en una situación sin precedentes, es la primera vez que una empresa me too -imitadora- lanza una copia al mercado antes incluso de que llegue el original.

Por lo que comenta la noticia del periódico digital, las prestaciones no merecen ni ser comentadas. Pero sí es cierto que el modelo lanzado tiene características que la rumorología de Internet adjudica al nuevo modelo de Apple. Lo más curioso es que es la misma empresa que no hace muchas semanas lanzó al mercado el iPed. Para hacer más kafkiana la historia, este teléfono se fabrica en Shenzhen, paraíso de los imitadores y sede de Foxconn, fabricante de todos los componentes de Apple para sus productos.

Aunque desde Cupertino no se han pronunciado por esta nueva copia a su modelo estrella -normalmente la mayoría de compradores de modelos de alta gama ven en la marca un plus-, sin embargo, el modelo de Meizu parece elevar significativamente el nivel frente a otras imitaciones de gama baja.

Demanda de Nokia


La otra noticia de la que se hicieron eco los medios ayer fue la demanda interpuesta por Nokia en los juzgados de Londres, Düsseldorf y Mannheim alegando que Apple utiliza sin su permiso en sus modelos hasta 13 patentes de la firma de Espoo.

Así, los fineses acusan a los de Silicon Valley de incorporar en sus modelos una pantalla multitáctil desarrollada por Nokia sin ejecutar la consiguiente indemnización por usar una patente registrada.

La noticia del New York Times explica que el famoso «movimiento» con el dedo que nos permite pasar rápidamente entre menús y la tecnología para acceder en tiempo real a cualquier tienda de aplicaciones (Ovi en el caso de Nokia y Appstore en la de Apple).

No obstante, esta batalla legal no es nueva. Desde el lanzamiento y éxito del iPhone, básicamente a expensas de Nokia, las acusaciones legales han sido constantes. Nokia ya demando a Apple hace unos años en el juzgado de Delaware por abuso de posición dominante en el mercado, y Apple a Nokia por utilizar sin su permiso otras 13 patentes.

«El motivo por el que Nokia pone demandas en varios países a la vez es porque, en caso de ganar, multiplica los ingresos a los litigantes», explica Peter Chrocziel, abogado de la propiedad intelectual de Freshfields Bruckhaus Deringer en Múnich. Si tenemos en cuenta que cada smartphone supone registrar alrededor de unas mil patentes, parece que esto no ha hecho más que empezar.