Gamescom 2017, la industria se viste de gala en Colonia

Aunque el mes de agosto parezca poco “intenso” para los amantes de la tecnología, esta industria siempre nos guarda algún regalo en forma de lanzamiento o de feria. La que vamos a tratar de resumir hoy, la Gamescom 2017 que se celebró en Colonia entre los días 23 y 26, es la más importante de Europa y el momento en el que las grandes del sector (Microsoft, Activision, Electronic Arts o Ubisoft entre otras) aprovechan para recapitular lo mejor del año y mostrar sus intenciones de cara a la campaña de Navidad.

Probablemente, uno de los anuncios más llamativos fue el de Microsoft que por fin ha puesto fecha al lanzamiento de la Xbox One X de la que ya acepta reservas. El dispositivo saldrá a la venta el próximo 7 de noviembre y contará con una edición especial, la Project Scorpio Edition que se agotó en pocas horas.

Con títulos como Forza Motorsport 7, Sea of Thieves y Jurassic Park Evolution, el dispositivo acaparó buena parte de las miradas. También de los aplausos cuando el responsable de Microsoft anunció que más de 100 juegos recibirán mejoras para esta plataforma y que los actuales usuarios de Xbox One podrán migrar sus datos a la nueva generación, incluida nuestra configuración favorita.

Las copias de juegos serán muy sencillas y se podrán realizar desde casa utilizando una red local y los parches 4K serán migrables mediante tarjetas de memoria extraíbles. Todo ello tuvo como guinda la llegada de Xbox Game Pass (un servicio que permite acceder a una biblioteca enorme de juegos por solo 9,99€ al mes) a ocho nuevos mercados así como la llegada de siete nuevos títulos a la plataforma online. Por cierto, el Xbox Design Lab que permite diseñar nuestros mandos a nuestro gusto también llega a más mercados, entre ellos el nuestro, a partir del 21 de agosto.

Y como la gran apuesta de Microsoft es hacer que cada uno juegue en el equipo que quiera y que Windows sea su centro neurálgico, también se anunció que Forza Motosport 7 se verá (y jugará) de forma espectacular también en PC. Se gana compatibilidad con accesorios y periféricos de todas las marcas así como con monitores de hasta 21:9 de proporción.

Por supuesto, hubo espacio para mucho más que la plataforma de los de Redmond. Bandai Namco, por ejemplo, presentó su esperado Dragon Ball Fighter Z; una nueva entrega de Ace Combat 7 así como el título multijugador Naruto to Boruto. Shinobi Striker.

Final Fantasy recibió una Pocket Edition y Ubisoft dio más información sobre la nueva secuela de The Crew. Rainbow 6 Siege o el Just Dance 2018 también se llevaron buena parte de la atención del público.

Assassin’s Creed Origin, Age of Empires, un nuevo Battlefield, Need For Speed: Payback o Star Wars Battlefront 2 fueron los títulos más reseñables para el gran público que ya está esperando la campaña de fin de año para actualizar estas sagas legendarias.

En cuanto a los prestigiosos Gamescom Awards, podemos hablar de un gran vencedor: Super Mario Odissey que se llevó cinco premios, incluyendo el de Mejor Juego. Más alejado del mainstream, Double Kick Heroes se llevó el galardón al mejor título indie.

En definitiva, una demostración de la importancia que tiene el mercado europeo para las principales industrias del sector, el giro que está dando la industria para convertir los dispositivos en centros de gestión de contenidos y el comienzo de la migración, casi definitiva, a soportes no físicos online con formatos similares a las plataformas en streaming.

Noticia recomendada por Binary Soul

Gamelab Barcelona 2017, mucho más que ocio digital

Un año más ha tenido lugar el Gamelab de Barcelona, uno de los principales eventos europeos para pulsar el estado de la industria del ocio digital y los videojuegos así como de todas las tecnologías que lo rodean y que están influenciando irremediablemente otros sectores como la educación, los medios de comunicación o la salud.

De esta forma, entre los días 28 y 30 de junio la capital catalana se convirtió en el centro de un negocio que está en constante cambio y que comienza a tener retos mucho más importantes que los técnicos: las nuevas formas de contar historias, el desarrollo y consolidación de un ecosistema para los eSports (y cómo evitar que mueran de éxito antes de consolidarse), la influencia de la publicidad en el negocio -y si realmente reporta un beneficio económico a largo plazo-, así como la adaptación al incipiente mundo móvil.

Así, en un momento en el que la expansión del negocio es constante -pero como ocurre en todos los sectores económicos no será definitiva- son cada vez más las voces que piden analizar el espectro de los no-jugadores para saber por qué no lo hacen y, sobre todo, si hay alguna forma de acercarlos a este tipo de ocio.

Por supuesto, también se abordaron retos como la adaptación de herramientas como la realidad virtual (decimos reto porque mientras que para muchos es una oportunidad de negocio, para otros es necesario saber cómo hacer que sea algo apto para el gran público) así como su uso en centros de ocio y en el sector comercial.

Todo ello fue abordado por gurús del sector como Richard Garriott, uno de los creadores más influyentes del sector; Fumito Ueda, Director creativo de GenDesign; Miko Kodisoja, cofundador de SuperCell; o Raphael Colantonio, cofundador de Arkane Studios.

Artistas, creadores, guionistas, diseñadores, innovadores y emprendedores que buscaron contar a los asistentes sus experiencias y problemas cuando arrancaron sus proyectos y también sus inquietudes sobre un negocio en constante cambio y expansión que afronta un momento crítico a la hora de expandirse a otros sectores y, sobre todo, abordar a la sociedad en general.

Uno de los espacios más aplaudidos por el público fue el Indiehub en el que pudieron conocer hasta 44 estudios independientes que mostraron sus últimas creaciones en la convención y que además fueron votadas por el público para los premios X Premios Nacionales del Videojuego. Divididos en 10 categorías, fueron los grandes protagonistas de la Hotel Hesperia Tower estos tres días.

Tequila fue el protagonista principal gracias a RiMe y también destacaron las nominaciones de Rel3vo con Baboon; Kaia con Dynasty Feud y Dedalus de Vertical Robot en las categorías de mejor juego de consola, mejor debut y mejor diseño.

Fundada en 2005, Gamelab es una organización sin ánimo de lucro que busca crear eventos en los que profesionales, académicos, investigadores, inversores, empresarios y otros actores del mundo del entretenimiento digital se den cita para compartir ideas y potenciar proyectos que puedan cambiar el sector.

FX Interactive, el adiós más doloroso

Hay una generación de gamers que se enganchó gracias a juegos deportivos sencillos. Simuladores donde los gráficos no eran lo más importante sino vivir el deporte como lo hacían los profesionales. Sentir un equipo con todas las consecuencias: buenas al ganar -su desarrollo- y malas al perder (el posible despido).

El PC Fútbol, nacido de los informáticos de Dinamic Multimedia a la par que se desarrollaba la profesionalización (y masificación) del balompié en el Estado es, para muchos, el juego de fútbol. Sin embargo, después de que FX Interactive, uno de los grandes estudios estatales y caído en desgracia los últimos años, no haya podido afrontar la deuda de 54.702 con un antiguo empleado parece haber muerto para siempre.

El estudio lleva varias sentencias, como acredita el BOE, que le han condenado al pago de diferentes cuotas por la situación de parálisis mal gestionada que vivieron a finales de 2014 y que en vez de haberse solventado con un concurso de acreedores simplemente se alargó en el tiempo hasta que la empresa no fue capaz de generar los ingresos mínimos para cubrir deudas que no paraban de crecer.

De malas maneras la dirección de la empresa decidió un despido fulgurante de parte de la plantilla sin contar con que ésta -con razón- litigaría por las mensualidades adeudadas. Ese fue el momento de inflexión.

Ni siquiera la reformulación del juego que fue un tótem durante más de una década (y que se debería relanzar en 2018 bajo el nombre de Football Club Simulator) puede hacer pensar que FX Interactive saldrá airoso de una deuda de 1,1 millones de euros (pagos no atendidos e incidencias judiciales por más de 840.000 euros y embargos por más de 250.000).

FX Interactive nace como heredera de Dinamic Multimedia después del despido de los hermanos Ruiz quienes se unieron a Ignacio Gómez como socio capitalista y se llevaron consigo su creación: el PC Fútbol.

Su posicionamiento fue el de un estudio que desarrollaba juegos asequibles y que adaptaba éxitos de estudios extranjeros a nuestro mercado. Imperivm es, probablemente uno de los mejores ejemplos. Pero la crisis financiera de 2008, el desarrollo de plataformas como Steam, la crisis de ventas de los PC en favor de otros soportes donde no estaban (smartphones, tabletas o consolas) y la falta de títulos propios condenó a una empresa que en su momento álgido llegó a facturar más de 12 millones de euros.

En 2014, su año más duro la cifra se contrajo hasta el millón de euros. Ahora, a pesar de una última vía de contratación para relanzar títulos, la esperanza parece perdida y el PC Fútbol con el que aprendimos a ser managers durante los años 90 parece un buen recuerdo de una época muy lejana.

Durangoko Azoka, la nueva cultura vasca se consolida

Un año más, la cita más importante de la cultura vasca tiene una cita en Durango. Desde el día dos al seis de diciembre los ocho espacios de la Azoka han sido testigos de mesas redondas y coloquios, con especial relevancia para los creadores, el mundo audiovisual, la cultura digital (genial como siempre Kabi@), el aprendizaje, las artes escénicas y las retransmisiones en streaming.

El evento, demostración desde hace más de medio siglo de la evolución de la cultura vasca y el euskera, puso especial énfasis en las demandas de contenidos de las nuevas generaciones. De la cultura como aprendizaje y como ocio y, sobre todo, demostró la apuesta de los creadores de contenidos por las nuevas tecnologías como herramientas de distribución de la lengua y la identidad cultural.

Es por ello que hubo un espacio dedicado a Wikipedia y sus contenidos en euskera -con talleres de edición-, una apuesta por las redes sociales, cursos de programación (Python), mesas de debate sobre internet y, cómo no, un espacio para el ocio digital y los videojuegos.

Con una llegada cada vez más masiva de jóvenes (muchos de ellos estudiantes), la Feria se muestra como una cita ineludible para aquellos que quieres mostrar las nuevas formas de ocio y cultura para la generación millennial euskaldun. Una vez más, tanto las distribuidoras “clásicas” como los medios de comunicación y las start ups quisieron estar presentes para mostrar sus propuestas.

El cambio generacional entre los asistentes (algunos medios hablan de la media de edad más baja hasta la fecha) quedó plasmado también en los productos que demandaban en los stands de las distribuidoras y editoriales donde algunos juegos como Sorginen Kondaira -que gozó de una gran aceptación en la feria del año pasado- fueron muy solicitados.

La presencia de Game Erauntsia, comunidad de aficionados a los videojuegos, consolida el espacio euskaldun dentro de esta enorme industria y, sobre todo, confirma la demanda del mercado de contenidos diferentes al mainstream que aúnen cultura y ocio.

F&S y AZPlay, Bilbao centro del mundo digital

Como ya dijimos la semana pasada, Bilbao ha sido el centro de la industria del videojuego y ocio digital durante unos días gracias a la coincidencia del Fun&Serious Game Festival (del 25 al 28 de noviembre) y al AZPlay (del 23 al 27 de noviembre). En ellos, lo mejor del negocio -tanto la industria convencional como la indie– se han dado cita para mostrar al público las grandes novedades y resumir lo mejor del año, así como para aunar a expertos, empresas consolidadas y start ups en un mismo recinto.

AZPlay 2016, el ganador fue el mercado indie

Si bien para el publico general el Fun&Serious puede ser más conocido gracias a sus nombres más famosos, el AZPlay es una cita europea ineludible para el sector independiente. En esta séptima edición aficionados venidos de todos los rincones, empresas locales y gurús de la realidad virtual (como Cirio Continisio, Technical Evangelist en Unity) o del sector indie (como Jana Palm, directora de Stugan, la aceleradora sueca de videojuegos, una referencia a nivel mundial) se dieron cita para diseccionar el panorama internacional y las posibilidades de la industria vasca.

La reunión sirvió también para acercar los juegos a los más pequeños que contaron con talleres en los que pudieron aprender a idear uno e incluso plasmar sus “videojuegos del futuro”.

No obstante, el plato fuerte fueron los premios 2016. En un ambiente dinámico -los juegos de los finalistas tenían un espacio para que los conociera el público- en el que se mezclaba divertimento con empresa y centros de formación y desarrollo de videojuegos vascos, se dieron a conocer los ganadores en las cinco categorías.

La mejor idea fue para Calendula de Blooming Buds Studio, una pequeña empresa formada por un equipo de siete personas que se llevaron el galardón gracias a su trabajada estética y su adictiva historia. El mejor diseño recayó en Etherborn, desarrollado por Altered Matter, un estudio español con cuatro miembros que han desarrollado un juego de plataformas en un universo de lo más exótico.

El sonido recayó en Tacenda, obra de Finifugu&&Friends, un excepcional equipo formado en el London School of Communications; el premio a la mejor jugabilidad fue para Moon River, una interesante y adictiva propuesta de Guillaume Cerdeira desde Suiza y el premio al mejor juego vasco fue para Kaia Studios y su Dinasty Feud.

Fun&Serious, una espectacular forma de acercarse al público

Mucho más “oficial” y con una gala de premios propia de Hollywood, el F&S siguió presentándose como una engrasada máquina de acercar lo más representativo de la industria al público de Bilbao. Con el Palacio de Euskalduna como centro de operaciones, el Museo Guggenheim como escenario inmejorable para la gala de premios y el Ayuntamiento como paladín, durante todo el fin de semana la Villa se convirtió en el centro de los juegos a este lado del Atlántico.


Como viene siendo habitual, la Fun Zone fue el evento más popular ya que cientos de aficionados coparon el recinto del Palacio de Congresos para poder divertirse con sus juegos favoritos y descubrir diferentes propuestas y nuevas tecnologías como las de Binary Soul, que llevó lo mejor de su catálogo: una demo de Ferox Ánima, su nuevo proyecto, un videojuego que se enclava dentro de la categoría de los MOBA y para el cual buscan el apoyo de alguno de los principales publishers del panorama mundial de la industria del videojuego.

Las VIT Talks permitieron que empresas locales, internacionales e influencers pudieran compartir sus puntos de vista sobre diferentes temas de actualidad así como ayudaron a acercar a los asistentes el complejo proceso de creación de un juego.

El Game Industry Forum fue el punto de encuentro en el que se dieron encuentros bilaterales entre publishers y desarrolladores con el fin de consolidar nuevos proyectos e intercambiar ideas y experiencias de una forma más intensa y efectiva.

Los ponentes del país invitado -en este caso la potente industria británica- enseñaron el camino a las empresas vascas para hacer un hueco en este competitivo negocio y fueron la guinda antes de que los premios Titanium pusieran el broche a la edición más popular hasta la fecha.

En definitiva, un fin de semana de los que ponen nuestra ciudad en el mapa y demuestran la capacidad económica de una industria en plena adolescencia como la del ocio digital.