Navidad, nuestra lista de regalos

Ha pasado otro año más y como nos hemos portado muy bien ha llegado la hora de hacer nuestra lista de regalos para esta Nochebuena (y, de paso, se nos han ocurrido un montón de ideas que pueden pedir los demás), por eso os presentamos -gracias al estupendo ranking que todos los años hace Xataka– los gadgets más deseados para cada tipo de persona -amante de la tecnología-. ¿Queréis alguno de estos?

  • Para el deportista Nike nos propone sus Nike Show-x2 Pro que, más allá de lo que pueda parecer (unas simples gafas) son todo un compendio tecnológico. Empezamos por sus lentes duales con corte del cristal realizado por laser que permiten tener una visión óptima sea cual sea el ángulo; seguimos por sus monturas diseñadas para garantizar el agarre en cualquier situación; el puente nasal ventilado y ajustable reduce la condensación y cuenta con protección total frente a los rayos UVA y UVB. 115€.

  • Para los amantes de la música hemos escogido unos viejos conocidos, los Sennheiser Urbanite. Cuentan con un diseño moderno y sofisticado, la calidad de sonido a la que nos tiene acostumbrados esta referencia del mundo del sonido y un precio muy competitivo para un equipo con características profesionales: 177€. Todo en ellos está pensado para destacar. Un regalo que está pensado para durar años.

  • Para los gamers más clásicos proponemos este teclado con contactos mecánicos que permite una mayor durabilidad -sabemos lo duro que pueden aporrear algunos las teclas cuando les sube la adrenalina durante una partida- y que gracias al sistema de retroiluminación personalizable ayudará a ambientar las partidas: el Razer BlackWidow Chroma. Disponible también con teclado para castellano -no se va a usar sólo para jugar- cuesta 170€.

  • Para aquellos que entienden que todos los regalos deben ser educativos les proponemos una suscripción anual a Smartick que ayudará de una forma divertida a que los más pequeños de la casa mejoren exponencialmente sus capacidades matemáticas. Puede parecer un regalo caro (310€) pero sus resultados lo convierten en toda una inversión. De los más interesantes que nos trae Xataka.

  • Para los niños con unos intereses más creativos, sin duda la mejor opción es Darkside Ollie. La versión 3.0 de los Mecanos que permitirá, pieza a pieza, que el niño construya un robot giratorio que podrá controlar desde cualquier smartphone y tableta mediante una conexión Bluetooth. Con cargador USB y con miles de colores (puede emitir luz), es un regalo con el que haremos que los más pequeños se interesen por la mecánica y con el que compartir mucho tiempo con ellos (¿no es ese el mejor regalo?).

  • Uno de los mejores regalos para los más sibaritas es esta cafetera espresso automática, con autolimpieza del circuito de café, sistema de preparación extraíble, molinillo incorporado con hojas cerámicas -el café nunca se quemará- de Philips. La Saeco HD8743/11 cuesta unos 400€, aunque en Amazon, por ejemplo, la encontrarás por unos 200. Un regalo para (casi) toda la familia.

¿Ya habéis decidido como tecnificaréis vuestras Navidades?

 

Auriculares, ande o no ande…

 

Pensados para proporcionar comodidad y sensación de aislamiento mientras escuchamos música o jugamos, los supraauriculares XXL han asaltado, gracias a su acertado diseño, el mundo de las tabletas y los smartphones. No es raro ver a alguien por la calle con estas diademas en su cabeza o colgando de su cuello como un accesorio más de moda lleno de tecnología. Os presentamos una selección de los mejores para nosotros (preparad la lista para esta Navidad).

 

 

  • Philips A5 PRO. Pensados por y para profesionales de la música, los A5 PRO ha contado en su desarrollo con los consejos de Armin Van Buuren. Su influencia se nota en sus cápsulas ultraligeras que giran 90 grados, las almohadillas extracómodas o su excepcional aislamiento del ruido. Su respuesta de frecuencia alcanza de los 10 a los 24000 Hz, su sensibilidad es de 105 dB y su impedancia de 16 ohmios. Todo ello sin abandonar un diseño limpio y moderno. 299€.

  • B&O Beoplay H6. Los más caros de esta comparativa (399€) son también los más lujosos y, en nuestra opinión, los que disfrutan de un diseño más acertado. Diseñados por Jakob Wagner, sus cápsulas están construidas a partir de un único bloque de aluminio lo que les otorga una estanqueidad y una calidad de sonido sobresaliente. Con puertos en ambas carcasas para facilitar la conectividad o compartir música entre varias diademas, destaca por su comodidad, su rango de frecuencia y la calidad de su sonido. De los graves más bajos a los agudos más altos todo es nitidez.

  • Sennheiser Momentum. Estos auriculares on-ear destacan por su refinado diseño. Construidos con acero inoxidable, aluminio y piel cuentan con unos remates propios de las mejores tapicerías de los coches de lujo, son extremadamente agradables al tacto, confortables y con unas capacidades más que notables. 18 ohmios de impedancia, una respuesta de entre 16 y 22000 Hz y una sensibilidad de 116 dB indican que los alemanes saben bien lo que se hacen. Además, cuentan con un control externo para equipos iOS excepional. 199€.

  • Bose Soundtrue. Con un diseño menos refinado que los anteriores -se nota también en un precio más bajo, 180€- Bose nos propone dos opciones de Soundtrue, uno on-ear y otro around-ear. Todos plegables y con un diseño ergonómico gracias, en parte, a un cable a prueba de enredos. Su estilo más informal y sus materiales los hacen perfectos para prácticas deportivas y al aire libre. Y todo con el sello de sonido de los americanos.

  • SONY MDR-10RC. Una de las pegas de los auriculares XXL es su dificultad para transportarlos. La empresa que revolucionó la música portátil ha pensado en todo para solucionarlo y propone unas diademas extremadamente plegables y ligeras que unidas a su diseño con salidas esculpidas en las cápsulas permiten un sonido excepcional. Su rango va de los 5 a los 40000 Hz, sus diafragmas de 40 mm permiten unos graves maravillosos y su impedancia de 40 ohmios garantizan una experiencia redonda. Además, son los más baratos: 119€.

 

IFA de Berlín, sus novedades

El primer día de la gran feria de electrónica de consumo europea nos ha dejado un buen puñado de novedades. Todos los fabricantes están intentando entrar en la mayor cantidad posible de mercados y, ante el empuje de constructores jóvenes como los chinos, los gigantes japoneses y coreanos se reciclan para seguir siendo atractivos para los clientes.

 

 

  • Samsung: además del cacareado Galaxy Gear, el gigante tecnológico ha presentado la edición 2014 de su tableta Galaxy Note 10.1. El dispositivo, uno de los más exitosos en su tamaño, es ahora más delgado (7,99 mm) y cuenta con un acabado mucho más estiloso: pasa del plástico glossy a piel sintética. Su pantalla LCD también mejor su resolución hasta casi 300 ppp y, para gestionar mejor todo ello, han incorporado un procesador Exynos de 8 núcleos y han aumentado la RAM hasta 3 GB. Otro de los destacados fue el nuevo Galaxy Note 3. El creador del segmento de los phablet recibe una pantalla FullHD de 5,7 pulgadas, un acabado de más calidad -repite la piel sintética en la parte trasera- un rebaja su peso hasta los 168 gramos. También dispondrá en la versión LTE de una procesador Qualcomm de 4 núcleos y otro de 8 núcleos para algunos mercados seleccionados (lo mismo que ocurre con el S4). Otra de las grandes mejoras reside en su cámara de 13 Mpx que permitirá grabar vídeo en formato 4K a 60 fps. Su nueva y mejorada batería (que le otorga una autonomía exagerada comparada con cualquier smartphone) y un S Pen renovado con nuevas funciones redondean un dispositivo sobresaliente. Uno de los mejores Android.
  • Sony: Sony ha sido, sin duda, uno de los fabricantes más activos. Además de su nuevo Xperia Z1, también nos ha presentado una video cámara 4K «doméstica». Aunque su precio de 4.500€ lo aleja de los bolsillos menos acaudalados, su esfuerzo por que sea accesible la coloca más cerca de los precios de consumo que de los profesionales. Su sensor CMOS Exmor R de 1/2.3 pulgadas y su objetivo de 20 aumentos junto al sistema de estabilización de imagen y un software especialmente intuitivo hacen de esta cámara un modelo perfectamente apto para iniciados. Es tan buena que ha eclipsado por completo la cámara HDR-MV1 pensada para grabar vídeos musicales. Por su parte, el fabricante ha mostrado su inminente Xperia Z1. Si la versión «normal» destacaba por su diseño y capacidad, flojeaba demasiado en la captura de imágenes. Nada mejor que lanzar una edición que se va hasta las 5 pulgadas de diagonal y que incorpora una cámara de 20 Mp con tecnología Triluminos y X-Reality. Incorpora un nuevo procesador quadcore a 2,2 GHz y una tarjeta gráfica Adreno 330 así como 2 GB de RAM. Para acabar, los nipones también presentaron la tercera edición de su Reader. Mantiene la pantalla de 6 pulgadas con tecnología Pearl y 16 niveles de gris y viene con 2 GB de capacidad ampliables hasta 32. Baja su peso (200 gramos) y su grosor (11,3 mm) así como una batería renovada que permite una autonomía de hasta 2 meses en reposo. También han llegado nuevos ultrabooks Vaio pero la caída del mercado de PCs los hace menos relevantes.
  • Philips: sin atisbo de aparecer en nada que tenga que ver con movilidad ni informática, uno de los últimos fabricantes europeos de electrónica de consumo sigue apostando fuerte por la imagen. Así, su renovada familia 9000 se presenta en 65 y 85 pulgadas -5.000 y ¡15.000! euros, respectivamente- con resolución 3.840×2.160: Ultra HD (4K) y, gracias a su tecnología Ultra Pixel HD permite escalar contenidos convencionales a este formato. La tasa de refresco de 900 Hz, la tecnología Micro Dimming Pro -que regula la retroiluminación LED- y el Ambilight en tres zonas redondean una de las mejores televisiones que jamás han construido los holandeses.
  • LG: aunque sea el tercer fabricante mundial de móviles y teléfonos inteligentes, la distancia con Samsung y Apple ha provocado que LG ponga el acento en otros segmentos de mercado. Así, una de sus grandes propuestas es el televisor LA9650 con resolución 4K. La gran diferencia con los caros y potentes LA9700 reside en el sonido -si bien es cierto que con un Home Cinema, se queda en nada-: frente a una barra deslizante y un subwoofer, esta nueva generación presenta dos altavoces laterales y el subwoofer lo que nos otorga un sonido menos envolvente. Como el equipo de Philips cuenta con un sistema de escalado de la calidad de imagen algo que, dada la escasez de este tipo de contenidos, usaremos a buen seguro. Aunque aún no hay precios, desde al feria han asegurado que serán enormemente competitivos y han bautizado su panel como el primero Ultra HD para el consumo en masa.
  • Xiaomi: mientras todos los ojos miraban a los nuevos Galaxy Note, el fabricante chino lanzó el Xiaomi 3, un modelo de 145 gramos, un grosor de 8,1 milímetros, pantalla LG de 5 pulgadas que se puede usar con guantes o bajo el agua, una cámara con sensor Sony de 13 Mp y el mismo equipo de sonido que Cirrus Logic desarrolla para los iPhone. Casi nada. En su interior, los dos procesadores móviles más rápido hasta la fecha: un Qualcomm Snapdragon 800 a 2,3 GHz y otra versión con un Tegra 4 Nvidia a 1,8 Ghz. A eso hay que sumarle 2 GB de RAM y la tarjeta SanDisk más rápida con una tasa de transferencia de hasta 120 Mb por segundo. Lo mejor, no obstante, es su precio de 250€ para la versión de 16 GB y de 315 para la de 64 GB. No es de extrañar que en 90 segundos vendieran 100.000 unidades en su tienda online (el único modo de adquirir los dispositivos de la casa china).
  • Qualcomm: y para seguir con la tradición de empresas tecnológicas que entran por la puerta grande en nuevos mercados, los de San Diego anunciaron la producción de su propio smartwatch: el Toq que ya está disponible para que los desarrolladores trabajen en el y que costará unos 300 dólares. A diferencia del Galaxy Gear, será compatible con cualquier equipo Android con una versión superior a 4.0.3 y contará con una pantalla táctil visible directamente bajo la luz del sol gracias a la tecnología MiraSol de la casa. El Toq tendrá una variante para amantes de la música y otra que girará en torno al servicio Qualcomm Life y el control de las constantes vitales.

 

Bases de sonido, explota tu smartphone

Si ayer hablábamos de las cámaras de fotos como un accesorio «amenazado» por los smartphones, hoy, gracias a las bases de sonido, veremos como nuestros smartphones se pueden convertir en una alternativa totalmente válida para las microcadenas y los reproductores mp3 (incluidos los célebre iPod de Apple). A continuación os presentamos los mejores altavoces para Android y iPhone (también para los equipos con Windows Phone).

 

 

  • JBL On Air Wireless: reproduce la música almacenada en cualquier equipo de Apple mediante un dock y, lo mejor, mediante WiFi, también las guardadas en la biblioteca de los PCs y Macs. Para redondear el modelo, los estadounidenses le han añadido funciones de alarma, radio o timbre para que tenga más funciones. Su único pero es que este estilizado modelo cuesta 349€.
  • Yamaha PDX-31: la maravilla de la fotografía con la que abrimos el post está disponible en gris, rojo, rosa y negro piano -nuestro favorito-. Este sistema de audio con dock para reproducir música carga también el smartphone (funciona, de momento, sólo con dispositivos Apple) y nos canta mediante dos altavoces de 15 w. Una entrada auxiliar estéreo nos permite conectarlo con dispositivos externos. Su precio es mucho más contenido que el anterior: 159€.
  • Energy Docking 330: los ingenieros españoles proponen una torre con dock para iPhone y iPod Touch con 60 w de potencia, tiene sintonizador de radio FM y reproduce archivos musicales desde pendrives y tarjetas de memoria. Cuenta con salida de vídeo para conectarlo al televisor. Su precio, 119€.
  • Panasonic HC37: en su estilizado frontal se esconde un dock para iPhone. Además, cuenta con un reproductor de CD y un control de radio por internet gracias a la pertinente aplicación de la AppStore de la manzana. Su altavoz de bambú nanométrico tiene una potencia de 40 w. Todo esto cuesta 209€. Lo exótico se paga.
  • Sony RDP-XA900: los nipones quieren demostrarle al mundo que siguen siendo la referencia en música portátil y para ello han creado un modelo que almacena la música de nuestros iDevices así como de la biblioteca de iTunes y la transmite inalámbricamente gracias a la tecnología AirPlay. Funciona también con Android -no podían dejar de lado a sus Xperia- sólo que en este caso la conexión con el ordenador se hace vía Bluetooth. La bandeja con el dock es retráctil y se oculta cuando no lo usamos. Su sonido es el más estilizado de la comparativa con graves profundos y agudos nítidos. Sus 549€ de tarifa lo exigen.
  • Philips Fidelio AS141: los otros pioneros de la música portátil presentan la evolución de su gama Fidelio con un dispositivo que carga la batería de los equipos Android mientras se conecta con ellos vía Bluetooth. Gracias a una base adaptable es «inmune» a los diferentes conectores de los fabricantes y gracias a la aplicación Songbird puede reproducir y sincronizar la música con cualquier ordenador. Vale 339€.
  • Logitech Rechargable Speaker S135I: los suizos presenta un modelo portátil con 20 horas de autonomía en su modo de ahorro de energía. Cuenta con una toma de 3,5 mm para conectar con otros dispositivos diferentes a la colección de Apple y está disponible en gris, negro, verde y rosa. Cuando está conectado a la red puede cargar los dispositivos y tiene una autonomía de 6 horas. Todo ello por 80 euros.
Como conclusión, para los sibaritas que quieran escuchar su biblioteca musical de primera, os recomendamos el Yamaha. Su relación calidad precio es la mejor. Por encima, nuestra recomendación es que compréis un adaptador de iPhone o iPod para vuestro home cinema. Su sonido será netamente superior y vuestra factura mucho más baja.

 

Philips PicoPix, el proyector enano

Philips ha presentado -de la mano de Sagecom, su fabricante en la sombra– el nuevo picoproyector PicoPix 2330, un modelo diminuto que ofrece un brillo de 30 lúmenes en la mitad de espacio que sus hermanos mayores, mucho más caros y voluminosos.

 

Gracias al nuevo diseño del dispositivo, que tiene unas dimensiones de 97 x 54 x 22 mm y un peso de 130 gramos, y a la nueva correa-conector, este modelo ultraportátil de resolución media y una autonomía de entre 8 y 10 horas nos permite proyectar imágenes desde cualquier dispositivo con un USB macho o una tarjeta microSD gracias al lector de tarjetas ubicado en un lateral de la carcasa.

 

Para poner las cosas más fáciles, los ingenieros también han implementado una memoria interna de 2 Gb que, si bien se nos queda escasa para el almacenamiento nativo de fotografías o vídeos, es mucho más que suficiente para guardar presentaciones en cualquier formato -profesores y hombres de negocios son, sin duda, su público objetivo-. Sin embargo, conviene reseñar que el equipo no podrá reproducir contenidos «pesados» como un DVD con una fluidez ni mínimamente aceptable.

 

El talón de Aquiles de este proyector, sin embargo, reside en la reproducción de señales de vídeo desde equipos externos puesto que sólo cuenta con un conector A/V para la captación de vídeo por componentes. Al menos, sí se han acordado de las nuevas tecnologías y gracias a un adaptador, podremos conectar nuestro dispositivo Apple mediante un mini dock de 30 pines. Lo malo, que se vende como accesorio y que ahora los nuevos modelos llevan el conector Lightninng, aunque también podemos comprar el adaptador que venden los de la manzana.

 

Todo es mucho más sencillo cuando trabajamos desde un ordenador, tanto portátil como de sobremesa. La conexión USB y el software preinstalado por los de Philips permiten, incluso, hacer streaming con el dispositivo. De momento la lista de formatos compatibles es limitada, aunque los holandeses prometen actualizaciones de software que multiplicarán la compatibilidad.

 

En cuanto a la imagen proyectada, los 30 lúmenes se escalan hasta una pantalla de 59 pulgadas (1,5 metros) de diagonal. El único requisito es ubicarnos a dos metros del panel y, a poder ser, con la habitación a oscuras puesto que su resolución de 640 x 360 píxeles se queda algo corta en la era de la alta definición.

 

El contraste que nos regala es PicoPix es de 1500:1 y gracias a un pequeño altavoz de 1 W podremos escuchar los contenidos sin necesidad de altavoces. La botonera y la rueda de enfoque harán que regular la imagen sea más sencillo que en sus hermanos mayores.

 

En definitiva, la apuesta de reducir el proyector a la mínima expresión ha hecho que Philips se deje por el camino una buena parte de la calidad de imagen y alguna que otra conexión interesante. Sin embargo, si nuestros trabajos no requieren de alta definición y primamos los equipos compactos y baratos, los 279€ del PicoPix son una opción a tener en cuenta. 6/10 podría ser una nota más que suficiente.