Tabletas, una para cada bolsillo

A pesar de que cuando hablamos de tabletas casi todas las miradas se centran en el iPad o en el Galaxy Tab (hasta ahora el único rival que le ha aguantado de lejos el ritmo de ventas), hay una tableta para cada bolsillo y para cada necesidad. Con ayuda de Personal Computer os presentamos los mejores modelos por precios.

Hasta 280 euros


Son la gama de acceso al mundo de las tabletas, pero eso no significa que sean malos equipos. Menos centrados en el diseño que la referencia del mercado, dejan de lado opciones menos necesarias para potenciar lo esencial. Aquí tenéis algunas de las mejores:

  • Archos 70 Internet Tablet: ofrece una memoria de 8 gigas y un rendimiento aceptable con casi todo tipo de software. Su gran experiencia en el sector (lleva desde 2010 apostando por las tabletas) hace de sus productos equipos muy fiables. Equipado con Android 3.2 Honeycomb, nos regala un acceso directo a Google Play. Su pantalla de 7 pulgadas y su procesador a 1,2 Ghz le dan un notable por sólo 200€.
  • Energy Sistem i828 HD: su principal fuerte está en la relación calidad precio. Por 229€ tendremos un modelo con pantalla de 8 pulgadas, el mismo procesador Cortex A8 a 1,2 Ghz y 8 gigas de memoria ampliable hasta los 32. Trabaja bien con las aplicaciones de Android Market. Incluye cascos y funda.
  • ViewSonic ViewPad 10E: en el límite de los 280 euros encontramos un equipo de casi 10 pulgadas y procesador Cortex A8 a 1 Ghz con memoria de 4 gigas ampliable. Su sistema operativo es un poco más antiguo ya que viene con 2.3 Gingerbread. Aún así, su pantalla y su enorme batería de hasta 200 horas en reposo garantizan buenos ratos multimedia.
  • MemUp SlidePad 101: aunque su procesador es el mismo que en los demás equipos, no consigue sacarle buen rendimiento. Navega bien por internet y ejecuta bastante bien las aplicaciones, pero su sistema operativo versión Froyo penaliza a un equipo que cuesta 280€. Podría ser mejor.

Hasta 500 euros


Con un precio mucho más «respetable», son equipos ostensiblemente más potentes que los anteriores a los que, quizá, sólo les falte el caché de sus hermanos mayores para ser superventas.

  • Acer Iconia Tab A100: con procesador de doble núcleo a 1 Ghz, 8 gigas de memoria ampliable, pantalla de 7 pulgadas y HoneyComb 3.2, el Iconia es un equipo francamente rápido. Su pantalla HD y su salida HDMI la hace ideal para disfrutar de la experiencia de la alta definición. Sencillo de usar. Una buena compra que se queda en 289€.
  • Archos 10.1 G9: la serie G9 de Archos es la mejor del catálogo de la compañía. La pantalla de 10,1 pulgadas, buena resolucón y un excelente contraste se mueve bien gracias a un procesador Cortex A9 de doble núcleo a 1 Ghz (sí, el del iPad 2). Disponible con 8, 16 y 32 gigas de capacidad, viene con Android 3.2 para poder disfrutar de una gran tienda de aplicaciones y, sobre todo, un sistema operativo fiable. Cuesta 299€.
  • BQ Newton: en un guiño a la PDA Newton de Apple, la firma estatal presenta un modelo con pantalla multitáctil de 9 pulgadas y un procesador mononúcleo a 1 Ghz. Equipado con Gingerbread tiene una buena relación calidad-precio (se está vendiendo con grandes ofertas y podrías adquirirla hasta por 220€). Buena pantalla y buen sonido. Recomendable.
  • RIM BlackBerry Playbook: el inicio de todos los males de RIM es una tableta multitáctil de 7 pulgadas con procesador de doble núcleo a 1 Ghz, 1 giga de RAM su sistema operativo es sencillo y estable. Disponible con 16, 32 o 64 gigas de capacidad es ideal para uso profesional. Su diseño es lo peor de un equipo que debería venderse mejor. Cuesta 499€.


Gama alta


  • HTC Flyer: otro equipo de 7 pulgadas con pantalla multitáctil y procesador de doble núcleo a 1,5 Ghz. Su pantalla tiene muy buena resolución y su audio es sobresaliente. Incomprensiblemente equipado con Gingerbread, incluye un lápiz táctil para tomar notas más cómodamente. Cuenta con sensor de luz y dos cámaras de buena calidad. Cuesta 699€. Demasiado.
  • Asus Eee Pad Transformer Prime: tener en su interior un procesador Nvidia Tegra 3, poder acoplarle un teclado físico que hace de batería secundaria y estrenar Android 4 entre las tabletas convierten a este híbrido en el mejor soldado del ejército Android. Su diseño sigue siendo tosco, pero se le perdona por la colección de conexiones de última generación. A partir de 500€ en el formato de 32 gigas, es, sencillamente, impresionante.
  • Motorola Xoom 2: la avanzadilla de la unión entre Google y Motorola Mobility trae un procesador de doble núcleo a 1,2 Ghz, una pantalla multitáctil HD de 10,1 pulgadas y una memoria de 16 gigas ampliables. Su velocidad de ejecución es de las mejores del mundo androide. Es sencilla de usar y con un buen plan de precios la podrás conseguir por poco más de 200€.
  • Sony Tablet S: a su diseño ergonómico hay que unirle una pantalla de grandes dimensiones y alta definición; un rendimiento impecable de la mano de un procesador Nvidia Tegra 2 de doble núcleo a 1 Ghz, hasta 32 gigas de memoria y el certificado PlayStation. Por 429€ tendrás un equipo bestial.
  • Samsung Galaxy Tab 10.1: hasta ahora el gran androide tiene una pantalla envidiable de 10,1 pulgadas, un procesador dual core a 1 Ghz, 16 gigas de memoria ampliable y un buen precio -479€ con algunos planes de precios-. Su audio también destaca.
  • Apple iPad: rendimiento espectacular, velocidad fulgurante con su chip A5X de doble núcleo y su GPU quad core, hasta 64 gigas de capacidad, pantalla Retina 2K, nuevo software, diseño espectacular y cuidado. ¿Quién da más? Aunque la versión sin 3G de 16 gigas cuesta 499€, no te conformes, añade 3G y aumenta la memoria. Te merecerá la pena.

Espero que la lista os haya sido de ayuda… ahora sólo tenéis que ir de tiendas.

Samsung y RIM, una de cal y una de arena

Después de los problemas de patentes que bloquearon la venta de algunos productos de Samsung Electronics en mercados tan importantes como el alemán, el holandés o el australiano, la multinacional coreana ve la luz al final de túnel.

El Tribunal Federal de Sidney levantó el bloqueo que rezaba sobre su tableta Galaxy Tab 10.1 en el país austral y que impedía su comercialización desde el mes de octubre el pasado 30 de noviembre. La decisión, previa a la sentencia definitiva que determinará si los coreanos podrán comercializar definitivamente su tableta en el continente, ha tenido en cuenta que la vida comercial de un producto de este tipo es de alrededor de un año, por lo que tener bloqueada su venta durante meses supondría «matar» a la tableta en el mercado. La decisión, además, permitirá a Samsung disfrutar de la campaña navideña, la más importante del año.

Su suerte en Europa no ha sido tan buena. El bloqueo que no permite la comercialización de su tablet en Alemania -el mercado más importante del continente- sigue vigente ya que los jueces germanos no han tenido la misma consideración sobre la vida comercial del producto y consideran que el dispositivo coreano es una copia del de Apple.

En cuanto a Holanda -otro de los países donde el litigio tiene lugar- el juez tampoco ha levantado la prohibición para la comercialización de tres terminales de la gama Galaxy debido a la vulneración de unas diez patentes en propiedad de los de Cupertino. Dentro de poco se sabrá el resultado de la contienda en Francia.

Sorprendentemente, los jueces californianos -hogar de Apple- han sido mucho más permisivos con la empresa asiática. Los coreanos -principal vendedor de teléfonos móviles en Estados Unidos- han visto como la magistrada Lucy Koh del juzgado de San José (capital de Silicon Valley) denegó la petición de Apple bloquear la venta de productos de Samsung Electronics en suelo estadounidense.

Koh explicó que «no queda claro que la comercialización de teléfonos o tabletas por parte de Samsung supongan un daño irreparable para Apple». De momento, quedan otros 20 litigios en 10 países. Parece que esto es sólo el principio y que aún queda mucho para solucionar el conflicto -salvo la llegada de nuevos productos libres de todas estas suspicacias-.

RIM, en peligro por el Playbook


Cuando se presentó en el Mobile World Congress de Barcelona en marzo de este mismo año el PlayBook de RIM formaba parte de ese nutrido grupo de tabletas conocidos como los «anti-iPad». Casi nueve meses después muchos de ellos ni siquiera se comercializan y otro gran grupo está a precios de saldo –HP TouchPad o el propio PlayBook-.

El problema es que las alternativas eran tan caras como el original pero carecían del caché de la tableta de Apple y, sobre todo, de su potente sistema operativo. La situación es tan grave para la competencia -sólo Samsung le hace sombra- que algunos fabricantes, como el canadiense RIM, tendrán que asumir cuentas millonarias por su enorme stock que no consiguen vender.

En el caso que nos ocupa, los fabricantes de las BlackBerrys, tendrán que sumar a sus resultados una partida negativa de más de 360 millones de euros para amortizar los 1,2 millones de tabletas que no consiguen vender y que van equipadas con un sistema operativo obsoleto.

Su vida comercial ha sido un continuo descenso. Durante su primer trimestre en el mercado se «colocaron» un millón de unidades. En el segundo la cifra a duras penas llegó al medio millón. El último, ni siquiera 150.000. La situación es tan dura que en la web de RIM regalan una tableta a quien compre dos. Sin embargo, desde la empresa se muestran optimistas y, a diferencia de HP, no piensan en retirarse del mercado. Mike Lazaridis, CEO de los canadienses, explica que el «mercado de tabletas todavía está en una etapa infantil» y que en breve comercializarán un nuevo modelo con el nuevo software PlayBook OS 2.0 que hará del equipo una tableta mucho más atractiva y eficiente.

El reciente fallo en sus sistemas de mensajería, las malas ventas de su tableta, la bajada en la cuota de mercado frente a los crecientes Android, la bajada del valor de sus acciones de 70 a 17 dólares en sólo medio año y el éxito del Kindle Fire de Amazon (que superará holgadamente al Tab de Samsung en las listas de ventas según IHS iSupply aunque estará a años luz del 65% de la cuota de mercado del iPad) parecen no mermar las expectativas de una empresa que siempre ha buscado un camino y un cliente diferentes. Ni siquiera el anuncio que ni en 2011 ni en 2012 lograrán los beneficios esperados. Desde aquí, suerte a una empresa diferente que siempre ha sabido hacer las cosas bien.