E3 2016, hacia dónde va la industria

Sin duda el E3 (Electronic Entertainment Expo) de este año ha sido uno de los más agitados y polémicos de los últimos años. El motivo es que la consolidación del 4K y la realidad virtual obligaban a las grandes del sector a presentar nuevos dispositivos compatibles y todas las miradas estaban en Sony, Microsoft, Nintendo y los grandes estudios.

Los nipones anunciaron unos días antes la llegada de una PS 4 Neo que fue una de las grandes ausentes del evento. Microsoft, por su parte, anunció dos consolas: la Xbox One S y la Xbox Scorpio. Y Nintendo, por su parte, dejó en casa la esperada Nintendo NX llamada a reflotar las ventas de esta histórica empresa.

Esto hizo que, en cierta manera, los grandes ganadores fueran los estudios (especialmente Electronic Arts) y los jugadores. La multinacional californiana celebró por todo lo alto su salto a su nuevo motor  gráfico Frostbite; Bethesda continuó ordeñando sus sagas con nuevos Fallout, Skyrim, Elder Scrolls, etc. y Ubisoft celebró por todo lo alto su treinta cumpleaños con un muy aplaudido «Trials of the Blood Dragon». Nintendo, como hemos dicho, se centró en sus licencias más exitosas, las que mantienen a flote la compañía: Zelda (el título más aplaudido con diferencia en la expo) y Pokémon.

Sin embargo, para nosotros, el punto más interesante fue la forma en la que Microsoft difuminó la frontera entre ordenadores y consolas. Las propuestas de hardware de los de Redmond destacan por su potencia. Scorpio es la entrada por derecho propio al universo de la realidad virtual en alta definición (gracias al procesador de 6 TFLOPs, el más potente hasta la fecha en una consola).

La empresa tiene claro que si bien PlayStation 4 está por encima en ventas, la llegada de la realidad virtual y el 4K así como la total compatibilidad de cualquier juego con One, One S, Scorpio y PC pueden dar la vuelta a la jugada. Algo que se potencia con la buena colección de servicios que esto supone y que convierten la propuesta de Microsoft en un verdadero centro de ocio en casa.

La respuesta de Sony pasa, sin duda, por ofertas como PS Vue y por una rumoreada unión entre la división de ocio de los nipones -una de las más interesantes del sector- con los chicos suecos de Spotify.

En cuanto a hardware es pronto para hablar de un claro ganador. La propuesta de una PS4 Neo (con un precio más alto que la actual PS4), las gafas PS VR (que rondan los 400€), los accesorios Move (30€ cada uno) y la cámara compatible se queda en casi 1.000€ mientras que la opción de una Xbox con Kinect -mucho más avanzado y con muchas más opciones de uso que las cámaras de Sony- se antojan más interesantes.

En definitiva, el E3 de este año, a pesar de las filtraciones y el desigual esfuerzo de las compañías para atraer a clientes potenciales demuestra la interesante evolución de la industria hacia motores gráficos mucho más potentes, resoluciones impensables hace poco, opciones de realidad virtual accesibles y una variedad de productos no vista en mucho tiempo.

Noticia recomendada por Binary Soul

E3 2016, ¿qué novedades llegarán a la industria de los juegos?

Como cada mes de junio el Centro de Convenciones de Los Ángeles (California) es sede la Feria más importante de la industria de los videojuegos. Los grandes del hardware (Microsoft y Sony) sacan pecho de las capacidades de sus dispositivos y los estudios se engalanan para presentar las primeras imágenes de producciones más propias de Hollywood -no en vano ya facturan más que sus vecinos cineastas-.

Este año, además, es la confirmación de la llegada de nuevas tecnologías al mercado. La realidad virtual ya está consolidada como una de las grandes apuestas del sector a corto y medio plazo. Sony ya ha puesto de largo su PlayStation con resolución 4K y los rumores indican que Microsoft hará lo propio con una nueva Xbox preparada para competir cara a cara con los nipones.

Por supuesto esto trae consigo la llegada de actualizaciones y nuevas entregas de títulos legendarios que se ponen al día para cambiar por completo la experiencia de juego de los usuarios. A continuación os dejamos algunos trailers de los juegos más esperados:

Battlefield 1 con un nuevo motor gráfico y ambientado en la Primera Guerra Mundial es, sin duda, uno de los grandes protagonistas del evento.

Call of Duty: Infinity Warfare también mejora su potencia gráfica y vuelve más complejo el argumento para que los jugadores puedan viajar al futuro y al espacio. Además, conseguirán una versión remasterizada de Modern Warfare.

Civilization VI, entre tanta vorágine de videojuegos para consolas uno de los lanzamientos más aplaudidos será el del sexto capítulo de la saga para PC de Sid Meier que coincide con el 25 aniversario de la franquicia. Todo el juego se ha reescrito para incrementar el colorido, mejorar la imagen e incrementar las opciones de jugabilidad. Indispensable.

Deus Ex: Mankind Divided. Otra saga que lanza un nuevo título. Heredero directo de Deus Ex: Human Revolution, la nueva aventura se centra en una amenaza terroristas en un apocalíptico año 2029. Eso sí, la nube y la experiencia de las entregas anteriores hace que podamos disfrutar de todas las técnicas aprehendidas en el anterior juego para incrementar nuestras capacidades ahora.

FIFA 17. En año de Copa América, Eurocopa y Juegos Olímpicos EA tenía claro que tenía que lanzar un título que supusiera un salto de calidad evidente para los jugadores. La gran novedad es que cambia su motor gráfico Ignite por el Frostbyte -que ya hemos visto en Battlefield- lo que le reporta mejoras en la imagen y en la fluidez de movimiento de los deportistas.

Forza Racing Championship es otro de los títulos indispensables de eSports. En este caso se presenta este aperitivo en el que se darán recompensas reales a los jugadores virtuales y en los que se añaden nuevas mejoras en la conducción de estos deportivos de ensueño.

Gran Turismo Sport también se pone al día para hacer frente a la franquicia exclusiva de Xbox. En este caso se han aliado con la FIA para mejorar el realismo de los circuitos, ha incrementado el número de coches disponibles y será disponible con el sistema de realidad virtual de Sony. ¿Qué más se puede pedir?

Y todo ello es solo la guinda a una Conferencia en la que aunque no se podrá conocer mucho más sobre la nueva PS4 con UltraHD se seguirán confirmando rumores sobre ella y su rival de Microsoft. La idea, si bien no es suplantar a la actual generación -con la que convivirá- pretende satisfacer a los jugadores con televisores 4K que demanden mayor calidad de imagen. Lo mejor es que todos los juegos serán compatibles con ambos dispositivos de modo que los propietarios de la PS4 «convencional» no verán como su equipo queda obsoleto.

La nueva «Neo» (es su nombre interno) será una alternativa más cara que se colocará por encima de los 500€. El motivo es sencillo, la empresa ha dicho que sacará beneficio con cada unidad vendida y eso hará que supere esa cifra puesto que es casi imposible conseguir un equipo compatible con 4K por menos de ese precio hoy día en el mercado.

Al parecer también se irán desvelando rumores sobre una nueva Xbox One en 2017 y una versión Slim de la actual con resolución 4K, compatibilidad con Oculus y la plataforma Xbox TV y aplicaciones propias.

Navidad 2015, los mejores regalos tecnológicos

Un año más lanzamos nuestras ideas navideñas para que Olentzero, Santa Claus y los Reyes Magos tengan una buena lista para regalarnos a todos en función de nuestros gustos y nuestras aficiones. ¿Os pedís alguna?

  • Para aquellos que no entienden la vida sin moverse y hacer deporte les proponemos que encarguen una buena partida de las Fitbit Charge HR. Su funcionamiento es sencillo e intuitivo y lejos de monitorizar toda nuestra actividad a modo pro, nos permite saber cómo y cuánto nos movemos en cualquier momento del día y de la noche. Una forma inteligente de controlar nuestra salud apoyándonos en una gama de productos de lo más variada y la mayor comunidad 2.0 de fitness del mundo. Ofrece mucho por muy poco dinero. ¿Qué más se puede pedir?
  • Una de las decisiones más difíciles para los gamers es qué plataforma seguir. Nosotros lo tenemos claro, aunque la Xbox One es un centro de ocio incomparable, la calidad de títulos y la potencia gráfica de la PlayStation 4 es incomparable. Con la industria enzarzada en una guerra por asombrarnos más que nunca -desde las historias hasta la resolución o la música y las increíbles campañas de marketing- los chicos de Sony siguen siendo la referencia. Star Wars Battlefront, Fallout 4, Call of Duty: Black Ops III, Assassin’s Creed Syndicate, Gran Turismo, God of War III, Uncharted, Batman Arkham Knight, etc. nunca se vieron y se oyeron tan bien. Para vosotros, jugadores.
  • Hay amantes de la música que anhelan el sonido «perfecto» con una imagen retro. Lo mejor de dos mundos: conectividad total, sonido 2.0 fluido sin interrupciones con bajos profundos y agudos limpios envuelto en un diseño a la altura de los mejores. Philips lo ha conseguido con el modelo ORT7500/10 que reinterpreta la legendaria Philetta e incluye tecnología Bass Reflex, DAB con sincronización automática, entrada de audio multiplataforma, bluetooth, etc.
  • Cinéfilos y fans de las series que no podéis separaros ni un momento del séptimo arte y la gran pantalla, por fin se han escuchado vuestros ruegos y Netflix ya ha llegado. Su catálogo, aunque todavía está creciendo, ofrece una buena cantidad de series en exclusiva y promete mejorar cuando se acaben los contratos de emisión de Canal Plus. Su aplicación es fluida e intuitiva. Su precio es mucho mejor que el de cualquier operador clásico (el máximo son 11,99€ con cuatro pantallas simultáneas y resolución 4K) y sus posibilidades de uso casi ilimitadas. El regalo definitivo para aquellos que quieran algo diferente y totalmente personalizable.
  • Siempre hay gente que piensa que la versión 2.0 es mejor que la analógica. Desde un electrodoméstico hasta un juguete. Y el tiempo, al final, parece darles siempre la razón. Para ellos, para los geeks os proponemos el juguete digital definitivo: un dron. Hay uno para cada bolsillo (desde los espectaculares Bebop Drone de Parrot hasta los más que solventes Droni Stream con cámara de Imaginarium). Una nueva forma de divertirse y ver el mundo. Un regalo de lo más original.
  • Para que los más pequeños vayan cogiendo el gusto por la innovación y la tecnología les proponemos una inscripción para la edición 2016 de la First Lego League. Hay una gran cantidad de proyectos científicos diferentes en los que participar y con los que aprender sobre ciencia, tecnología y trabajo en equipo. Una experiencia única que puede traducirse en una beca. Perfecto para jóvenes entre 10 y 16 años, si en casa hay alguno más pequeño con intereses de este tipo, la JrFLL es la mejor opción. Algo para compartir y recordar.

Morpheus, la realidad virtual toma forma

Aunque hayan pasado unos cuantos días del final de uno de los E3 más relevantes de los últimos años algunos de sus proyectos y prototipos siguen coleando en los medios por sus características. Buen ejemplo de ello es la respuesta que Sony mostró para minimizar el impacto de las Hololens de Microsoft: el Project Morpheus un casco de realidad virtual pensado para disfrutarse solo con la PlayStation 4 y sus mandos Move.

Un dato nada empírico deja claro la expectación que levantó el «invento»: más de cuatro horas de espera media para probarlas si no se tenía cita previa en turnos bastante cortos para probarlas en un universo digital diseñado ex profeso por los ingenieros de Sony que no solo realzaba las capacidades de Morpheus sino que envolvían en un halo de misterio su funcionamiento.

Cada uno de los testers contó con la ayuda de un operario de la casa que ayudaba a colocar correctamente el casco: un anclaje en la nuca y otro en la frente para poder ajustar después el punto de vista a las características de cada usuario. Por último, el brillo adecuado para que no deslumbre, los auriculares y los mandos. Puede parecer mucho más complicado que estos cascos tipos Tron que todos esperamos: ponerlos sobre la cabeza y estar inmersos en una realidad paralela. Sin embargo, los medios que lo pudieron probar en Los Ángeles garantizan que la experiencia, por ahora, es incomparable.

Preparado para juegos de todo tipo (desde Monster Escape, pensado en jugar al escondite con el monstruo del Lago Ness; a Kitchen, una demostración de potencia gráfica configurada por Capcom en forma de película de terror inmersiva) hasta experiencias en los que más allá de realidad virtual habría que hablar de hiperrealidad. Emplaza a quien lo disfruta en un Río de Janeiro futurista en los que la velocidad a la que se suceden las imágenes impresiona.

Y todo ello sin el más mínimo atisbo de píxeles sueltos, de saltos de imagen o de pérdida de calidad. El título, RIGS, da sensación de vivir al aire libre una aventura más propia de Fast&Furious: continuos movimientos, caídas, disparos, ataques sin concesiones que buscan que el jugador actúe dentro del juego. Nada de pararse a mirar.

La sensación es tal que fueron muchos los usuarios que explicaron sentirse muy mareados. La casa explica que por el tipo de juegos que se presentaron pero que las posibilidades son ilimitadas tanto por temáticas como por usos: también cabe la educación, la medicina y la industria. Sony garantiza que las gafas llegarán totalmente operativas al mercado en 2016 con una veintena de juegos ad hoc. La batalla por llegar al siguiente nivel está servida y las gafas-casco de realidad virtual tanto de Microsoft como de Sony tendrán mucho que decir. La duda es, ¿queda espacio para Nintendo? ¿Y para nuestros bolsillos y hogares?

Xbox One, lejos de la PS4

 

Microsoft ha anunciado la venta de su Xbox One número cinco millones, una cifra sobresaliente si no fuera porque Sony, recientemente, hizo público que su PS4 ya había comercializado siete millones de unidades. Es cierto que el centro de ocio de los americanos -llamar a cualquiera de las dos consola se nos queda corto- sólo ha llegado a trece países y que a lo largo de 2014 completará su mercado (China será crucial en el devenir de esta batalla), pero, para los analistas, la diferencia de 100 dólares con su competidora japonesa es una lacra demasiado pesada como para recortar la distancia.

 

Desde su presentación en el E3 quedó claro que ni la Wii 2 ni nuevos modelos como Ouya estaban a la altura de estas dos referencias. Se centraban en los gamers clásicos y lo hacían con las únicas armas con las que se les puede conquistar: un hardware sobresaliente, títulos en exclusiva de primera y mandos mucho más ergonómicos y con más posibilidades.

 

Los primeros requisitos de Microsoft sobre la necesidad de conectarse al menos una vez al día a su plataforma Live cayeron en el olvido. Sin embargo, la sensación de que los de Redmond querían controlar por todos los medios al usuarios -para combatir a la piratería o no- y la idea de pagar por todo (incluso por prestar un título por el que ya se había pagado- hicieron mella. Sony sólo tenía que dejar todo como estaba -aunque PS Network sea netamente inferior a Microsoft Live-.

 

Respecto al hardware, hay poca diferencia. Ambos son, literalmente, lo mejor que se podía hacer hasta la fecha. Brutales. Incluso sus mandos han sido mejorados -si es que se podía en el caso de la Xbox- para incrementar las sensaciones del usuario.

 

La batalla del software (Orbis el de la PS4 y Xbox OS para la americana) está algo más desequilibrada. Éste es el punto fuerte de Microsoft y aquí se notan las posibilidades de Skype, Kinect o las órdenes por voz -al más puro estilo Siri-. Además, como el de la Xbox recuerda mucho a Windows 8 -¿por qué será?- todo le resulta mucho más familiar al usuario.

 

¿Dónde reside el problema? En la obcecación de Microsoft de que todos los usuarios van a querer Kinect 2.0. No sólo es probable que muchos no lo quieran, sino que es probable que muchos no lo vayan a usar. Eso hace que la «oferta» de añadirlo en el paquete por 100 dólares haga que la tarifa final se dispare innecesariamente.

 

Con una experiencia de uso prácticamente idéntica. Con catálogos de juegos sobresalientes en ambos casos y con unas plataformas online muy similares en cuanto a rendimiento, acercarse a los 500 dólares tanto es un suicidio y un factor determinante: en países como el Reino Unido donde se han hecho ofertas por parte de distribuidores para bajar su precio esos 100 dólares las ventas se han disparado. Suponemos que, si quieren acercarse (y superar) a la PS4, el lanzamiento de una Xbox sin Kinect o más barata es cuestión de tiempo… pero tiempo es lo único que no tienen.