Apple, apuesta por la imagen

El hombre de la fotografía es uno de los principales responsables por los que Nokia siempre ha sido sinónimo de fotografías excelentes. Se llama Ari Partinen y es, además de ser uno de los ingenieros más reputados de la casa finlandesa, es una de las grandes pérdidas desde que comenzó la era Microsoft en Espoo.

Como analizamos recientemente, además del sonido, la batalla por la calidad de la imagen será, sin duda, uno de los factores claves en el desarrollo del segmento premium en el mercado de los móviles. Sabedores de ello -y defensores dispositivos con una capacidad fotográfica sobresaliente-, Apple ha fichado al ingeniero que comenzará su labor en Cupertino el próximo mes de junio.

Hasta hace poco, el nórdico era uno de los máximos responsables del departamento que desarrollaba la tecnología Pure View de Nokia y que creó la tan aplaudida cámara del Nokia Lumia 1020: un sensor de 41 Mp con tamaño 1/1.5″ retroiluminado con una lente Carl Zeiss de seis piezas capaz de grabar vídeo a 1080p 30 fps empleando un zoom óptico de cuatro aumentos. Una maravilla que ha aunado el aplauso tanto de la crítica como de la competencia y usuarios.

Con vistas no al inminente iPhone 6 (ni a la siguiente generación de iPad), el trabajo de Partinen será, sin duda, mejorar la cámara de todos los dispositivos -ordenadores incluidos- para no sólo hacer frente a sus rivales Android y Windows, sino volver a marcar una buena diferencia en cuanto a la calidad de las imágenes -en cuanto a lo que se puede hacer con ellas, el trecho sigue siendo casi insalvable-.

Con todo el potencial del software de Apple, la buena base con la que ya cuentan los iDevices y la experiencia que puede aportar el ex trabajador de Nokia, parece que la estrategia por volver los iPhone aún más premium es mucho más que un proyecto de marketing.