Samsung, una nueva vuelta de tuerca a las tabletas

El lanzamiento del iPad2 ha traído consigo un terremoto en el sector de los dispositivos portátiles. Y dónde más se ha notado es en Corea, hogar del máximo rival de los de Cupertino. Samsung ha decidido poner a dieta su gama Galaxy Tab para conseguir que tengan un peso y un grosor ligeramente inferiores a los del ingenio californiano.

Es por ello que han creado una tableta de 8,9 pulgadas (que se queda por encima de las 7 de la primera edición, pero por debajo más de 10 del iPad2 y del Galaxy Tab 10.1) y que disfruta de un grosor de 8,6 milímetros, tres menos que el de la manzana.

Aún así, el punto fuerte de este dispositivo Android será su precio: Samsung lo ha tasado entre los 470 y 589 dólares. También por debajo de los 610 del Pad. Además, lo han equipado con un procesador de doble núcleo y es compatible con Flash: las dos grandes carencias del gadget de Silicon Valley.

En la noticia publicada el pasado 23 de marzo en el [Enlace roto.] se explica que, como otras tabletas de la firma coreana, vendrá equipado con la versión Honeycomb de Android y dispondrá de grabación de vídeo en formato HD -algo único de esta familia de tabletas- aunque la pérdida de grosor también se ha traducido en pérdida de resolución: de 8 megapíxeles a tres.

Samsung y Google, matrimonio bien avenido

Cuando Apple presentó el iPhone allá por 2007 toda la competencia se quedó sorprendida y, sobre todo, retrasada. Aunque ya sabían cómo podía ser el artilugio de los de Jobs -básicamente un iPod Touch que llama por teléfono- ninguno de sus rivales había sido capaz de adelantarse. Nokia no podía competir mermada por un sistema operativo arcaico. Sony vio que había perdido la lucha de los dispositivos de reproducción de música portátiles -los iPod pasaron por encima de la familia Walkman– e intuía que lo mismo podía ocurrir con los SonyEricsson: fueron los primeros móviles multimedia.

Samsung no tenía una gama de productos asentada, pero sí fabricaba potentes procesadores y las mejores pantallas del mercado. Un buen hardware que sólo necesitaba un sistema operativo que le pusiera al nivel de la competencia. Así, a diferencia de HTC que apostó por Windows Mobile, Samsung buscó cobijo en el único programas de software que podía hacer sombra al fiable iPhone OS: el novedoso Android de Google. La empresa que más había sorprendido al mundo informático por sus productos se presentaba como alternativa a la dicotomía Mac o PC.

El nacimiento del Google Samsung Nexus S es sólo una rúbrica a esta gama de productos exitosa. Equipa la versión 2.3 del sistema operativo y, entre sus numerosas aplicaciones puede funcionar como mando a distancia de algunos televisores coreanos. En especial los de la gama 7000 y 8000 equipados con SmartTV y que permiten navegar por Internet y trabajar en el aparato, smartphone mediante.

En lo que atañe a la nueva Galaxy Tab, esta conexión entre dispositivos mediante WiFi permitirá intercambiar contenidos entre los televisores y la propia tableta, incluso cuando la televisión está apagada. Este fue uno de los usos más reseñados en la presentación de productos que Samsung llevó a cabo en Madrid hace sólo unos días: resulta ideal «si se quiere acabar de ver una película en la cama». Parece cómodo. Por cierto, también es compatible con los BluRays y Home Theatres de la empresa.

Samsung, primer proveedor de Apple

Que Apple es una de las empresas de moda es algo que no sorprende a nadie. Que Samsung -que recientemente acaba de estrenar su condición de primera empresa tecnológica de consumo a nivel mundial- es una de las pocas en posición de hacerle la competencia tampoco. Ambas marcan tendencias y ambas son rivales, sobre todo en el de dispositivos móviles. Sin embargo, el dinero hace extraños compañeros de viaje y, precisamente por ello, la empresa de Jobs y la coreana han suscrito un acuerdo de 7.800 millones de dólares (unos 5.800 millones de dólares) según el cual la segunda se convierte en el principal proveedor de los de Cupertino.

La noticia, que publicó el pasado día 15 el [Enlace roto.], tiene como origen la búsqueda de los californianos de la tecnología Super PLS de Samsung que les garantizaría una mayor resolución y calidad en las pantallas de los futuros iPad 2.

Según la noticia, no es probable que el acuerdo entre ambos gigantes se haga público ya que la existencia de la misma se debe a la «lectura atenta» de los balances trimestrales de Apple en los que se hace una reserva de 3.900 millones de dólares para un contrato de suministro no especificado. Si bien, parte de esta partida estaría reservada también a mejorar componentes tanto de la memoria como del procesador (el «prodigioso chip A4 de Apple también viene de Seocho Samsung Town).

Uno de los datos más curiosos de este acuerdo es que el mismo se refiere tanto a las tabletas como a los smartphones de Apple donde Samsung es su principal competidor con la gama Galaxy (Galaxy Tab en el caso de la tableta y Galaxy S en el del dispositivo telefónico). Para hacer frente al famoso iOS de Apple los coreanos equipan los sistemas operativos de Google, Android.

El mercado espera con expectación el resultado de esta alianza, sobre todo teniendo en cuenta lo cercana que está la llegada de la versión 10.1 de la tableta de Samsung que contará con una pantalla de 10,1 pulgadas para luchar directamente con el iPad.

Hace dos años Apple ya firmó un acuerdo de largo recorrido para asegurarse suministros con la también coreana LG para el suministro de pantallas LCD.

Samsung Nexus S, el nuevo móvil de Android

Han sido muchos los intentos por desbancar a la referencia del sector. Samsung lo ha intentado con un móvil como el Galaxy S. Con una gran pantalla, unas prestaciones inmejorables… pero demasiado grande. Google lo intentó con el Nexus One, mucha capacidad, pero poco gancho comercial. LG echó el resto con su Optimus Black, pero Windows Phone 7 todavía es demasiado «débil». El iPhone, aunque no es el más vendido, es la referencia. Probablemente porque fue el primero y el que más rápido se renueva, pero, en cualquier caso, la referencia.

Por ello ahora han unido sus fuerzas. De ello ha salido el [Enlace roto.]. En el Ciberp@ís ya lo han probado y sus conclusiones no pueden ser mejores. Pequeño, suave, ligero y con el sistema Gingerbread preinstalado. Su pantalla de 4 pulgadas curvada es mucho más adaptable a la mano que una plana y ha sido trabajada para aumentar su resolución, brillo, contraste y color. Ahora es, al menos, 1,5 veces más nítida que la de su predecesor -según el fabricante-.

También ha trabajado sobre el sistema operativo, ahora en su versión 2.3 -la previa antes de que salga el esperado HoneyComb de Android- para que sea más sencillo, intuitivo y, sobre todo, rápido en su faceta multitarea. El teclado ha sido mejorado, pues era uno de los puntos débiles de los anteriores Android. Y, cómo no podía ser de otro modo, se ha activado la posibilidad de realizar llamadas a través de Internet gracias a la implementación de las VoIP (Voice IP o IP de voz).

Y como el fuerte de Google es Internet, el dispositivo puede ser utilizado como terminal WiFi para hasta seis aparatos alternativos. Todo ello se une a un procesador de 1 Ghz y 16 Gb de memoria interna para convertirlo en uno de los teléfonos más rápidos del mercado… y una de las puertas de acceso a la red más potente.

Para los que, además, busquen prestaciones multimedia, su cámara es de 5 megapíxels y sirve tanto para tomar fotos como para grabar vídeo, además de como escáner. Entre su dotación de serie: Google Search, Google Maps 5.0, Gmail y Google Earth. ¿Será suficiente?

Principales fabricantes mundiales de ordenadores

Si algo caracteriza al mes de enero es sus listas. Hay listas de fabricantes de todo tipo y como los fabricantes tecnológicos no podían ser menos, el [Enlace roto.] publicó el pasado día 28 el estudio de Canalys sobre los principales constructores de PCs.

La noticia no daría para más (después pondremos el listado) si no fuera porque Gartner, una consultora especializada también en estas lides, ha publicado el suyo y las diferencias son notables. El problema reside en que, mientras que la primera contabiliza las tabletas como ordenadores, la segunda los considera dispositivos portátiles más parecidos a smartphones que a los ordenadores.

Una vez se suman los datos de tablets a los ordenadores, las conclusiones son las mismas en ambos estudios: Apple se dispara gracias a la fortaleza en Estados Unidos y Hewlett Packard retiene el cetro por enésimo año consecutivo.

  1. Hewlett Packard: 17,7% de la cuota de mercado mundial (18,78 millones de ordenadores vendidos)
  2. Acer: 12,8% de cuota con 13,58 millones de dispositivos.
  3. Apple: 10,8% del mercado con 11,46 millones de ordenadores de los que 7,33 son iPads.
  4. Dell: 10,8% de la cuota con 11,4 millones de ordenadores.
  5. Lenovo: 9,1% del mercado con 9,6 millones de dispositivos vendidos.

El mercado vendió, en su conjunto, 105,8 millones en el último trimestre de 2010. De este modo, además de que Apple ha superado a Dell, sólo cabe destacar que los de la manzana están cada vez más cerca de HP en su mercado local.

Otra empresa que está de enhorabuena es Samsung: gracias a las buenas ventas del smartphone Galaxy S y de sus semiconductores se ha colocado como líder tecnológico mundial de gran consumo con un beneficio neto récord de 10.522 millones de euros.

Los surcoreanos se han consolidado como el segundo fabricante mundial de teléfonos móviles (sólo por detrás de Nokia) y supera ya en ingresos a Hewlett Packard (100.650 millones de euros por 91.937 de los estadounidenses).

Además, su tableta (hasta ahora el único rival serio del iPad) está sirviendo para amortiguar la caída de ventas en el sector de televisiones planas LCD debido al aumento de la competencia y la caída de los precios y los márgenes.

El Home Cinema total

Últimamente he podido comprobar en mis propias «carnes» lo complicado que puede ser para algunos usuarios instalar un equipo de Home Cinema -formado por altavoces, subwoofer y amplificador- unirlo a un reproductor de BluRay y llevarlo hasta la televisión.

Lo que en principio es algo bastante sencillo, muchas veces se convierte en algo difícil si el consumidor está acostumbrado al sistema: «meto el dvd y le doy al play». Es por ello que Samsung, en su línea de facilitar productos sencillos y de calidad a precios racionales, ha lanzado al mercado una nueva generación de sus equipos de home cinema con BluRay integrado.

En este caso vamos a hablar del HT-C6930, un reproductor 3D con un amplificador integrado que eroga hasta 1330 vatios repartidos en 7 canales con sistema de sobreescalado para formatos de menor calidad que decodifica toda la gama Dolby y DTS (a excepción de DTS NEO6 y Dolby EX). Cuenta con 2 entradas HDMI, así como una salida (pensada para la TV) compatible con 3D, módulo WiFi, y varios puertos USB.

A todo ello hay que unirle un moderno iDock incluido que permite sincronizar los contenidos de tu iPhone o iPod con los altavoces; el programa AnynetPlus para utilizar todos los dispositivos de la marca bajo un único mando a distancia; el sistema AllShare para conectar los dispositivos de modo inalámbrico; el control de sonido inteligente -que equilibra automáticamente las diferencias de volumen y potencia entre los diferentes canales- y la compatibilidad con el formato DivX.

No nos extraña que haya sido elegido por la revista Stuff como el equipo integrado del año. Su precio, poco más de 1.000€.