iXpand Flash Drive, un accesorio indispensable para cualquier iDevice

Hace poco más de un año probamos una de las soluciones más inteligentes que han pasado por nuestras manos para todos aquellos que tienen un iPhone o iPad. Se trataba del iXpand, una solución de almacenamiento de archivos portátil de SanDisk compatible con iDevices y cualquier equipo de sobremesa o portátil con un puerto USB que permitía algo muy demandado por buena parte del mercado: poder sacar mediante soporte físico contenidos de los productos de Apple.

Aquel flash drive, del que seguimos aprovechándonos a menudo, se comercializa con diferentes capacidades -el nuestro es de 32 GB más que suficiente para un usuario medio- y resulta una herramienta mucho más útil de lo que se piense a priori aunque las grandes de Silicon Valley se empeñen en llevarnos ya al mundo conectado «en la nube».

Por eso, cuando SanDisk nos propuso probar el iXpand Flash Drive (también con 32 GB) nos preguntamos qué podía aportar diferente respecto a su hermano mayor más allá de un diseño algo diferente.

Cuando lo sacamos de la caja y lo conectamos al iPhone salimos de dudas en poco más de un minuto. La facilidad de uso es sorprendente. Solo tenemos que dejar que el equipo nos lleve automáticamente a la AppStore y nos enlace con la aplicación de iXpand.

La descarga viene acompañada de una rápida actualización del firmware y de un vídeo de 45 segundos que explican y aclaran las pocas dudas que pueden surgir del bien pensado software. La primera opción que nos da es configurar una copia de seguridad automática de las fotos del dispositivo cada vez que conectemos el equipo. De no quererlo basta con omitirlo y dejar que se dé más adelante la misma opción.

Después el mismo Drive nos organiza el contenido copiable para facilitarnos el trabajo y con un menú sencillo podremos descargarnos cualquier archivo -multimedia o no- del teléfono o tableta a la memoria externa para luego volcarla sin problemas a cualquier ordenador portátil o de sobremesa.

Una vez más, y como es habitual, el dispositivo carga y vuelca los contenidos con una velocidad sorprendente. En pocos segundos se pueden volcar sin problemas una enorme cantidad de archivos de todo tipo que saldrán en dirección al ordenador con la misma celeridad. Por si esto fuera poco, la aplicación es compatible con las posibilidades 3D Touch de los iDevices de última generación, lo que permite un acceso al programa aún más sencillo y directo.

El dispositivo es muy manejable. La estructura de goma y curvada le permite adaptarse tanto a la carcasa de aluminio como a las fundas protectoras de goma y piel sin dejar el más mínimo rastro. Además, el USB es fácil de manejar y de reconocer en el bolsillo (nosotros incluso hemos aprovechado su forma para introducir una anilla y usarlo de llavero).

En definitiva, lo que en principio nos parecía una pequeña variante del primer iXpand se ha convertido en un accesorio imprescindible que no solo nos hace la vida más fácil para trabajar con cualquier dispositivo no compatible con la generación WiFi (y algunos capados en locales públicos y centros de trabajo) y se ha convertido en un puente entre dos mundos que pensábamos que Apple quería dejar definitivamente destruidos. Una compra muy recomendable para cualquiera que tenga un iPhone o iPad.

SanDisk SSD Plus, multiplica la velocidad de tu ordenador

Hace unas semanas SanDisk nos propuso un reto: mejorar la velocidad de nuestro ordenador personal empleando uno de sus discos en estado sólido SSD Plus. Nos regalaron uno de 120 GB y lo instalamos en uno de los equipos de Binary Soul. Equipos que sufren un gran estrés debido a las tareas de programación intensivas a las que los someten los miembros del equipo. ¿Realmente podríamos multiplicar la velocidad como prometen en su web?

Con una velocidad de lectura secuencial de hasta 520 mb/s, tras realizar la partición y dejar el disco externo como la base para el sistema operativo (y el anterior disco duro como «biblioteca»), el arranque en Windows 10, sus programas y la transferencia de datos se hizo prácticamente inmediata. En solo 10 segundos un equipo con dos años (bien dotado pero con dos años) todo está operativo sin demora.

Aunque hicimos la prueba con el sistema operativo, puntualmente también cargamos algún archivo «mediano» (fotos, películas, canciones y algún juego) para buscar la mejora a la hora de abrirlos. Y el resultado fue igual de espectacular. En nuestra opinión no es la mejor opción -dejémoslo para los programas y no para los archivos y tendremos ordenador nuevo para un lustro- pero no deja de sorprendernos la agilidad con cualquier tarea que le pidamos.

El SSD Plus también nos sorprendió por su escasa rumorosidad y la ausencia de calor (mucho menos que la HDD tradicionales) así como por su baja demanda energética. Esto que podría parecer secundario no lo es ya que reduce la carga del suministro energético del conjunto del equipo -lo que relaja la tensión del conjunto, mejora su rendimiento y alarga su vida- y, de paso, mejora la experiencia cuando disfrutamos de contenidos multimedia.

Aunque su instalación (que se puede hacer gestionando una aplicación creada al efecto) es más complicada de lo que pueda parecer a simple vista, es suficiente con «salvar» los archivos y realizar una instalación del SO desde cero para luego vincularlo al ordenador y, por último, una vez reconocido como disco de referencia para el conjunto, realizar una partición del HDD para administrarlo como queramos.

También existe un tablero de control una vez instalado que permitirá gestionar las actualizaciones de software, comprobar el estado de la unidad en tiempo real así como clonar una nueva unidad y emplear un antivirus nativo.

Por encima del equipo que nos regalaron existe una opción de 240 GB que además de tener más capacidad permite una velocidad de escritura muy superior: pasa de los 180 Mb/s del de 120 a los 350 Mb/s. En definitiva, la herramienta perfecta para refrescar y multiplicar la vida de nuestro ordenador portátil o de sobremesa.

SanDisk Ultra USB 3.0, a toda velocidad

Hasta la fecha hemos tenido la suerte de poder probar a fondo diferentes soluciones de almacenamiento de datos de SanDisk. Los californianos se han especializado en la gestión de información como pocos y han conseguido crear un catálogo de dispositivos periféricos ultraportátiles que tienen mucha utilidad tanto en el ámbito profesional como entre los usuarios medios.

Precisamente por eso, cuando nos ofrecieron testar a fondo su unidad flash de su gama USB 3.0 Ultra no lo dudamos. Sobre el papel las especificaciones prometían: una tasa de transferencia de hasta 100 MB/s que gracias a su conector USB 3.0 permitía multiplicar por diez la velocidad a la que trabajamos con un USB 2.0. Además, nuestra unidad contaba con una capacidad de 256 GB. Podríamos probar con archivos verdaderamente pesados.

Pensando en cuál sería el mejor escenario para probar el equipo pensamos en tocar la puerta de nuestros asesores tecnológicos de Binary Soul. En plena vorágine de presentaciones en la Feria MetalMadrid 2015 y con equipos tan interesantes como su Motion Box a buen seguro tendrían archivos pesados que pusieran a prueba el Ultra.

Uno de los puntos fuertes que más atrajeron a los chicos de la start up era la posibilidad de emplear el software SanDisk SureAccess que permite encriptar con contraseñas los archivos que introducimos en el pen. Toda la información queda protegida por el protocolo AES de 128 bits. Sin duda una garantía excepcional para aquellos que quieran guardar contenidos importantes sin miedo.

En la mano llama la atención por su ligereza y su estilizado diseño. Cuando los chicos de SanDisk nos anuncian que cuenta con una garantía de cinco años no nos sorprende: da la sensación de que todo se ha pensado al detalle y que todo se ha construido con mimo y a conciencia. No es el clásico pen USB que podemos comprar en una tienda.

Una vez insertado en el ordenador la velocidad con la que se carga es propia de un equipo USB 3.0: el equipo reconoce el dispositivo externo fácil y rápidamente. Después cuando nos ponemos a traspasar los datos (da igual el tipo de archivo o su peso) todo es fulgurante. La capacidad de procesamiento a la hora de cargar los archivos es sencillamente fulgurante. Da igual cuántos seleccionemos a la vez.

Configurar SecureAccess es muy rápido y sencillo. una vez descargado el software podremos tener un acceso rápido y seguro a la carpeta encriptada y trabajar con los archivos. Realizar modificaciones y guardarlas «a salvo» de posibles pérdidas. Sin duda una opción excepcional para cualquier contenido profesional importante así como datos bancarios particulares, contraseñas, direcciones, etc.

En definitiva, un dispositivo que puede sustituir fácilmente a un pequeño disco duro externo, perfecto para transferir datos de forma rápida y efectiva y, sobre todo, con un precio (100€) muy competitivo.

Dispositivo testado por Binary Soul

SanDisk, todo tipo de soluciones de almacenamiento

Como ya hemos dicho otras veces, SanDisk es, probablemente, una de las empresas con mejor catálogo de soluciones de almacenamiento del mercado. Productos como iExpand Ultra Fit colocan a los de California como una de las que mejor ha plantado cara a la era de la nube con soluciones integrales e inteligentes a los problemas de gestión de datos derivados de la mayor capacidad de gestión de datos de los dispositivos móviles (desde portátiles hasta mp3) así como al crecimiento exponencial de su penetración en el mercado. Ahora os presentamos tres de sus productos más prometedores que hemos podido probar durante las últimas semanas.

Ultra microSDXC UHS-I Card

Si tuviéramos que definir la Ultra microSDXC las mejores palabras serían solución integrada. Más allá de ser una tarjeta microSD con capacidad de hasta 128 GB -lo que hará que te olvides de los problemas de espacio por muchas fotografías que tomes o vídeos que grabes- SanDisk ofrece además para los dispositivos Android una aplicación (Memory App Zone) en Google Play pensada para la gestión automática de todo lo que almacenemos en el dispositivo.

Así, esta solución dual nube-soporte físico, permite la gestión de todos los contenidos entre ambas plataformas pasando los contenidos de una a otra sin mermar la capacidad de procesado del terminal gracias a su puntuación como «Clase 10» en la velocidad de transferencia de vídeos Full HD y hasta 48 MB/s para otros contenidos.

Una de las cosas que más nos ha llamado la atención en la mano es la increíble solidez de construcción. Resistente al polvo, al agua, a grandes variaciones de temperatura y a los rayos X (esto último no lo hemos probado pero nos fiamos del certificado que adjunta el fabricante) el dispositivo nos garantiza que los datos sobrevivirán en casi cualquier entorno… incluso en aquellos en los que el smartphone o tablet que lo portan no lo harán. El pack, por cierto, incluye adaptador para diferentes formatos de ranura de expansión.

Dual USB Drive for Type-C Devices

En la línea del anterior, SanDisk propone con este adaptador USB Type-C una solución a uno de los puertos más polémicos y con más futuro de los últimos años (sobre todo desde el lanzamiento de los nuevos MacBook).

Una memoria flash dual que incluye dos conectores: un Type-C reversible y el penúltimo estándar de la industria, el USB 3.0. Esto, sobre el papel, permite hacer la transferencia de contenidos entre cualquier equipo del mercado sin importar sus puertos gracias a su compatibilidad «universal» (es retrocompatible con USB 2.0).

Con una capacidad de transferencia de hasta 32 GB asegura que los contenidos de casi cualquier smartphone o tablet del mercado puedan acabar en cualquier otro soporte sin el más mínimo esfuerzo ni la instalación de cualquier tipo de driver o adaptador.

La velocidad de transferencia que mostró en las pruebas nos ha sorprendido gratamente tanto en el momento de la recepción de la misma como al traspasarlo a otro equipo sin importar que emisor o receptor fueran Mac, PC, Android, iOS o Windows Phone. Eso sí, una vez más, los usuarios de la plataforma de Google podrán disfrutar de la Memory App Zone para gestionar más fácilmente cualquier contenido traspasado.

Dual USB Drive 3.0

El último producto del conjunto de soluciones de almacenamiento y transferencia móvil que hemos probado está especialmente pensado para dispositivos Android. Este drive doble con puerto USB 3.0 permite traspasar información entre androides y entre smartphones y tablets y ordenadores (PC y Mac) con una velocidad sorprendente y con un volumen considerable.

Con una capacidad de almacenamiento de hasta 64GB y una tasa de transferencia máxima de hasta 130 MB/s. Esto permite una gestión de contenidos desde dispositivos móviles que se ha visto muy pocas veces tanto por volumen como por transferencia además de los certificados de seguridad que SanDisk siempre implementa en este perfil de productos.

La herramienta, una vez más, se potencia exponencialmente gracias a la gestión que permite la aplicación en Google Play para trabajar con todos los datos una vez transferidos tanto en el device de origen como en el equipo de destino.

SanDisk Ultra Fit, mejorando lo presente

La imagen con la que empezamos el post de hoy es, probablemente una de las más vistas en los medios especializados las últimas semanas. Una forma muy gráfica con la que los californianos han querido explicar al mundo cómo han conseguido meter 128 GB de capacidad en una unidad externa USB 3.0 de un tamaño sorprendentemente manejable.

Si a principios de mes os presentábamos el iExpand como una solución muy inteligente para multiplicar las capacidades y conectividad de los iDevices, el Ultra Fit es una evolución de un equipo que ya se presentó hace meses con capacidades escaladas de 16, 32 y 64 GB y que con este salto cuantitativo se convierte en un periférico muy a tener en cuenta en la era de la ultramovilidad y los SSD.

Para hacernos una idea, 128 GB, la capacidad para almacenar unas 20.000 canciones o unas 16 horas de vídeo Full HD es el disco duro de salida de los MacBook Air, o la capacidad máxima de los smartphones top, léase Galaxy S6, Note 4 o el propio iPhone. Esto significa que en poco más de lo que ocupa un dólar o un euro, podremos multiplicar la potencia de muchos dispositivos. Y todo a un precio bastante razonable (la versión de 64GB se puede encontrar por unos 40€ en Amazon).

Pero realizar esta obra de arte que duplica la capacidad de almacenamiento Philippe Williams -responsable de marketing de producto de la empresa- explicó a los medios que fue necesario cambiar la forma de plantear el dispositivo. Hubo que «pensar a lo alto y no a lo ancho» puesto que para poder meter tanta capacidad en tan poco espacio hubo que apilar las matrices de almacenamiento verticalmente. Unas matrices que, por cierto, son más finas que el cabello humano.

Plug-and-stay

El reducido tamaño y la gran capacidad de esta versión de 128 GB hace que la propia compañía lo defina como un periférico plug-and-stay. Un equipo que ocupa poco, nos da mucho servicio y no necesitamos sacar para ganar movilidad. Además, su tamaño mínimo lo hace especialmente susceptible de perderse en un despiste.

Y eso también ha hecho que la empresa siga mimando el diseño de un equipo que, a buen seguro, tendrá una buena aceptación por parte del público ya que además de utilidad se mimetizará con el diseño de nuestro ordenador. Desde aquí solo nos planteamos como duda el futuro de un equipo -no del concepto- que aunque emplea el último estándar USB (el principal ahora mismo en la industria) podría verse amenazado de consolidarse el nuevo USB-C pensado en ser un todo-en-uno y no un puerto para tener equipos conectados ad eternum.

Mientras vemos si la apuesta de Apple es la acertada -parece que en esto Google sí que la apoya- este Ultra Fit se nos antoja una forma inmejorable de incrementar las posibilidades de nuestros equipos. Bien hecho SanDisk.