Navidad 2015, los mejores regalos tecnológicos

Un año más lanzamos nuestras ideas navideñas para que Olentzero, Santa Claus y los Reyes Magos tengan una buena lista para regalarnos a todos en función de nuestros gustos y nuestras aficiones. ¿Os pedís alguna?

  • Para aquellos que no entienden la vida sin moverse y hacer deporte les proponemos que encarguen una buena partida de las Fitbit Charge HR. Su funcionamiento es sencillo e intuitivo y lejos de monitorizar toda nuestra actividad a modo pro, nos permite saber cómo y cuánto nos movemos en cualquier momento del día y de la noche. Una forma inteligente de controlar nuestra salud apoyándonos en una gama de productos de lo más variada y la mayor comunidad 2.0 de fitness del mundo. Ofrece mucho por muy poco dinero. ¿Qué más se puede pedir?
  • Una de las decisiones más difíciles para los gamers es qué plataforma seguir. Nosotros lo tenemos claro, aunque la Xbox One es un centro de ocio incomparable, la calidad de títulos y la potencia gráfica de la PlayStation 4 es incomparable. Con la industria enzarzada en una guerra por asombrarnos más que nunca -desde las historias hasta la resolución o la música y las increíbles campañas de marketing- los chicos de Sony siguen siendo la referencia. Star Wars Battlefront, Fallout 4, Call of Duty: Black Ops III, Assassin’s Creed Syndicate, Gran Turismo, God of War III, Uncharted, Batman Arkham Knight, etc. nunca se vieron y se oyeron tan bien. Para vosotros, jugadores.
  • Hay amantes de la música que anhelan el sonido «perfecto» con una imagen retro. Lo mejor de dos mundos: conectividad total, sonido 2.0 fluido sin interrupciones con bajos profundos y agudos limpios envuelto en un diseño a la altura de los mejores. Philips lo ha conseguido con el modelo ORT7500/10 que reinterpreta la legendaria Philetta e incluye tecnología Bass Reflex, DAB con sincronización automática, entrada de audio multiplataforma, bluetooth, etc.
  • Cinéfilos y fans de las series que no podéis separaros ni un momento del séptimo arte y la gran pantalla, por fin se han escuchado vuestros ruegos y Netflix ya ha llegado. Su catálogo, aunque todavía está creciendo, ofrece una buena cantidad de series en exclusiva y promete mejorar cuando se acaben los contratos de emisión de Canal Plus. Su aplicación es fluida e intuitiva. Su precio es mucho mejor que el de cualquier operador clásico (el máximo son 11,99€ con cuatro pantallas simultáneas y resolución 4K) y sus posibilidades de uso casi ilimitadas. El regalo definitivo para aquellos que quieran algo diferente y totalmente personalizable.
  • Siempre hay gente que piensa que la versión 2.0 es mejor que la analógica. Desde un electrodoméstico hasta un juguete. Y el tiempo, al final, parece darles siempre la razón. Para ellos, para los geeks os proponemos el juguete digital definitivo: un dron. Hay uno para cada bolsillo (desde los espectaculares Bebop Drone de Parrot hasta los más que solventes Droni Stream con cámara de Imaginarium). Una nueva forma de divertirse y ver el mundo. Un regalo de lo más original.
  • Para que los más pequeños vayan cogiendo el gusto por la innovación y la tecnología les proponemos una inscripción para la edición 2016 de la First Lego League. Hay una gran cantidad de proyectos científicos diferentes en los que participar y con los que aprender sobre ciencia, tecnología y trabajo en equipo. Una experiencia única que puede traducirse en una beca. Perfecto para jóvenes entre 10 y 16 años, si en casa hay alguno más pequeño con intereses de este tipo, la JrFLL es la mejor opción. Algo para compartir y recordar.

Televisión online, las mejores opciones de pago

Después del revuelo que ha provocado el cierre de The Pirate Bay y su posterior resurrección y ante los incesantes rumores de la llegada de Netflix a nuestro mercado -tanto los operadores de cable como otros servicios que ya operan en la actualidad temen una acogida tan buena como en los demás mercados- nos hemos decidido a presentar una lista de los mejores servicios legales para disfrutar de series y películas online. ¿Con cuál os quedáis?

  • Yomvi. Por el momento la mejor alternativa en nuestro mercado cuenta como avales su alianza (eso sí, cada vez menor) con Canal Plus y la difusión que le permite Vodafone. Con un catálogo de 1.500 películas y 120 series, no es el más completo pero sí el más versátil y actualizado. Desde 6€ al mes, es una de las mejores opciones multisoporte y el verdadero rival de la televisión de pago clásica, por el momento.
  • Waki TV. Un poco más caro -6,99€ al mes-, cuenta con 1,4 millones de clientes en el Estado con 4.000 títulos y 300 temporadas de series. Su mejor carta, sin duda, es su nuevo pack con HBO, el mejor creador de contenidos del momento. También es multiplataforma.
  • Mitele. La plataforma del Grupo Mediaset ofrece sus series gratis y películas a un precio realmente competitivo, menos de 3€. En su contra, un mayor «fondo de armario» que le permita competir de tú a tú con los anteriores.
  • Filmin. Una de las primeras en nuestro mercado, ha ampliado su catálogo gracias al empujón que ha recibido del Ministerio de Cultura. Su precio, 8€ al mes, lo coloca al límite de la competitividad. Una plataforma especial para un cliente menos comercial que en otros casos.
  • Voddler. Un videoclub clásico permite un precio muy atractivo en los títulos (de 1 a 4 euros en función de su actualidad) gracias a la inserción de publicidad antes del visionado. Aunque aquí no ha conseguido una gran difusión, en otros países es una referencia. Su problema fue una cantidad de contenidos poco variada en su lanzamiento.
  • Movistar Series. Sin duda, uno de los más atractivos para nosotros (ya que permite tener una buena oferta con el propio proveedor de internet) y la confirmación de que Netflix no anda lejos. Con sólo una demora de 24 respecto al estreno en Estados Unidos, permiten disfrutar de cualquier contenido donde y como queramos. Siempre en alta definición y con la opción de la versión original. Por cierto, sólo cuesta 7€ al mes IVA incluido. Nada mal.
Sin duda, parece que el modo en el que consumimos televisión ha cambiado. No sólo por la sustitución del tiempo que pasamos en el sofá por el que disfrutamos con nuestras tabletas y smartphones sino por los cambios en los contenidos que visionamos. La era de los Youtubers ha llegado para quedarse.