iPhone 5, todos se preparan para su llegada

Como cada primavera, los seguidores y detractores de Apple afilan sus garras ante el posible lanzamiento de un nuevo smartphone. Mientras algunos especulan sobre si los de la manzana esperarán a las Navidades de 2011 para poner el producto en el mercado, otros esperan un nuevo golpe de efecto desde Cupertino para empezar a venderlo cuando nadie lo espere (al estilo de la primera generación en 2007).

Lo que si ha quedado claro -tanto en el último CES como en el CeBIT– es que la competencia, con Google a la cabeza, está más preparada que nunca.

LG Optimus 2X: el primer procesador de doble núcleo


Lo [Enlace roto.] en el Congreso Mundial de Móviles celebrado en Barcelona. Sus especificaciones maravillaron. Equipado con un procesador NVIDIA Tegra 2 a un gigahercio, que no sólo lo hace mucho más rápido que sus predecesores y que, en cierto modo, mitiga el excesivo consumo de energía de su llamativa pantalla de 4 pulgadas. La razón que arguye la empresa coreana es «sencilla»: si el teléfono da los resultados más rápido, la pantalla está menos tiempo encendida.

Con sólo 139 gramos de peso, equipa doble cámara: una frontal para videoconferencia de 1 megapíxel y una trasera de 8 que va acompañada de flash LED y que permite grabar vídeo hasta 1.080 píxeles. Para añadir más peso al equipo multimedia, añade una entrada HDMI que gracias a un cable (incluido en la caja) permite conectar el teléfono a otros dispositivos como una televisión. Todo esto se suma a los 8 gigas de memoria y la ranura de expansión microSD. Las primeras unidades a la venta funcionarán con Android 2.2 actualizable a la última versión del sistema operativo de Google 2.3. De momento, Vodafone lo comercializa en exclusiva.

HTC Sensation, la apuesta taiwanesa contra el iPhone

En la línea del anterior, HTC [Enlace roto.] hace pocos días su Sensation con un objetivo muy claro: ser mejor que el teléfono californiano en todas sus especificaciones. Vídeo a 1.080 píxeles. Cámara de 8 megapíxeles. Procesador a 1,2 gigahercios de doble núcleo. Pantalla de 4,3 pulgadas. Su único punto flaco: sólo 4 gigas de memoria, eso sí, ampliables con una ranura de expansión para tarjetas microSD.

El cuarto fabricante mundial comenzará su comercialización a partir del 1 de junio en exclusiva con Vodafone y, cómo no, apuesta firmemente por Android. De hecho, contará con su versión más moderna: la 2.3. Y para que funcione aún mejor, ha decidido incluir algunas mejoras en su propio software: HTC Watch, un vídeoclub que permite ver películas y series en alta definición; así como el famoso HTC Sense, el interfaz que permite al teléfono reconocer las acciones más frecuentes del usuario para agilizarlas.

Nokia da último empujón a Symbian


Mientras desde oriente nos llegan estas apetitosas novedades, desde Finlandia Nokia quiere darle un último impulso a su sistema operativo estrella: Symbian. En un año en el que [Enlace roto.], 12 de ellos inteligentes, ha anunciado que ninguno de ellos contará con el Windows Phone 7, programa que incluirán a partir de 2012.

Y dentro de esta estrategia la gran estrella es el nuevo Nokia E7. Con una pantalla de 4 pulgadas y un procesador Scorpion + Adreno, cuenta con una capacidad de almacenamiento de 64 gigas y una ranura de expansión para tarjetas microSD así como con una cámara de 5 megapíxeles, pantalla táctil, teclado qwerty extraíble, sistema de sonido Dolby Digital y un puerto USB OntheGo. Parece por detrás de sus rivales, pero es seguro que tendrá un buen número de seguidores entre los fieles de Nokia.

Xperia Play, una PlayStation con teléfono

Cuando en un mercado hay un líder destacado -Android- y un icono -iPhone- la competencia sólo tiene dos alternativas: sacar un producto a la desesperada -Nokia y Microsoft son el ejemplo- o algo radicalmente distinto. Sony Ericsson ha optado por lo segundo. Ya ha llegado el Xperia Play, la primera consola que llama por teléfono.

A simple vista es un teléfono normal con pantalla deslizable. Sus especificaciones indican que es un poco más grueso y pesado que otros de la competencia como algunos serie N de Nokia. Sin embargo, cuando el terminal se abre no aparece un teclado qwerty como en algunos otros Xperia. Ni tampoco una pantalla táctil como se pudo ver en el CES en algunos prototipos. Lo que se ve es un panel con las dos crucetas clásicas del mando de la PlayStation.

Y en plena era de Internet los juegos se descargan directamente de la red al móvil y se almacenan en los 8 gigas de memoria interna. De momento sólo hay 50 títulos que están disponibles tanto en Android Market como en PlayStation Suite, la tienda online de Sony. En el catálogo no hay sorpresas y, del mismo modo que ha hecho Nintendo con su 3DS, están todas las estrellas de la casa: Assassin’s Creed, Mortal Combat, Splinter’s Cell, FIFA 2010 y hasta Tetris y Sims 3.

En cuanto al hardware, los japoneses han echado el resto: pantalla de cuatro pulgadas, procesador de última generación, un potente motor gráfico dedicado, etc. Todo pensado para mejorar la experiencia de juego. A esto hay que sumarle 3G, WiFi, Bluetooth, cámara de 5 megapíxeles y un largo etcétera de extras que lo convierten en un smartphone con muy buena pinta.

Su cerebro es la versión 2.2 del Android de Google. Esto garantiza una buena transición entre aplicaciones, además de acceso a mapas (Google Maps), gestor de correo (Gmail), compatibilidad total con formatos de vídeo, acceso directo a YouTube -todo ello potenciado gracias a su pantalla de gran formato-…

Desde la casa aseguran que uno de los puntos fuertes es la batería y garantizan una duración de cuatro horas con un uso intensivo de la consola. Ya está disponible con Orange, Movistar y Vodafone y su precio libre es de 649€. Un juguete bueno pero caro.

¿Cuál es tu smartphone?

En el número de febrero de la revista Techstyle aparece un maravilloso reportaje de Rafael M. Claudín sobre la integración de los gadgets en nuestro día a día hasta ser un elemento central, incluso, en nuestro comportamiento. Son, seguramente, el dispositivo que más fácilmente nos acerca a la tecnología y, normalmente, definen -del mismo modo que la ropa o los coches- la personalidad y la preocupación de cada uno de nosotros hacia la misma.

Todo ello se acentúa gracias al desarrollo de los teléfonos inteligentes –smartphones– como instrumentos para hacer de todo… además de llamar por teléfono. Cada marca y cada desarrollador de sistemas operativos de los modelos ha creado una legión de seguidores y detractores: Apple contra GoogleAndroid; BlackBerry contra Nokia -o así era al principio-; todos contra Microsoft… etc. Y de esto se han aprovechado muchos fabricantes para aparecer con fuerza en el mercado, como Samsung o LG, que han desplazado totalmente a antiguas potencias como SonyEricsson o Motorola.

Por todo esto, nos catalogan -¡a los usuarios, no a los modelos!- dentro de esta tabla. ¿Cuál es tu categoría?

  • «Early adopters»: la forma anglosajona de describir a los usuarios más avanzados que siempre necesitan tener el último modelo en sus manos. Curiosamente, los estudios de mercado reflejan que son los más fieles a «sus» marcas. Lo mejor para las marcas -y peor para ellos- es que las tecnologías se renuevan cada vez más rápido, lo que les «exige» desembolsar dinero cada poco tiempo para seguir al día. Entre sus próximos objetivos están: Motorola Atrix 4GHTC Thunderbolt y el Samsung 4G LTE.
  • «Los que marcan tendencia»: en inglés «trendy seekers». Para ellos el teléfono está entre un dispositivo tecnológico y un complemento de moda que hace que les miren. Por eso son más susceptibles a marcas «comerciales» que unen buenos productos a precios altos y campañas de marketing excepcionales. Sus modelos favoritos son, sin duda, los tres más de moda de cada plataforma: iPhone 4Samsung Galaxy S, y LG Optimus Black.
  • «Usuarios multimedia»: para ellos el teléfono es una cámara de fotos y vídeo que, además, llama por teléfono y permite colgar las fotos y vídeos en flickr y Youtube. Sus preferidos son el Sony Ericsson XperiaAltek Leo -muchos todavía nos preguntamos si es una cámara con teléfono o un teléfono con cámara- y Motorola Droid Bionic. Sus cámaras son espectaculares.
  • «Adictos a las redes sociales»: en cuanto tienen el terminal en sus manos, activan las cuentas de correo electrónico, configuran los accesos a las redes sociales e, inmediatamente, cuentan todo esto en su facebook. Para ellos: Acer beTouch E210Nokia X3 Touch & TypeHP Palm Pre 2.
  • «Ejecutivos»: durante años sólo tuvieron las BlackBerry y la serie E de Nokia. Palm también se acercó a ellos, pero era un colectivo que sólo pedía tener acceso al correo electrónico. Esto provocó poco desarrollo en los terminales. Todo ha cambiado. Sus herramientas favoritas podrían ser la nueva BlackBerry Torch 9800, la Dell Venue Pro o el Sony Ericsson Office Phone.
  • «Usuarios clásicos»: si para ti Nokia y Motorola son y serán la referencia, te gustan los teclados físicos y, aunque seas un «moderno» te gustan que los móviles parezcan teléfonos móviles, eres un «clásico». Toma nota: Motorola Cliq 2HTC 7 TrophyNokia N8.
Dime con qué llamas y te diré quién eres.

El chip único

Hasta ahora los principales fabricantes de chips informáticos (AMD e Intel) mantenían una dualidad entre los equipos informáticos y los dispositivos móviles. Sin embargo, la llegada del iPod y toda la competencia que está generando en el mundo de las tabletas ha provocado que todos los fabricantes empiecen a buscar uno que sirva para todo tipo de equipos.

Actualmente, y como explican muy bien en la página del [Enlace roto.] en su noticia, existen dos tipos de arquitecturas para procesadores: los x86 empleados en ordenadores, y los ARM empleados, entre otros, para teléfonos inteligentes. Nadie tiene alternativas (hasta los Mac siguen esta estructura).

El motivo es que cada una de las arquitecturas prioriza aspectos diferentes: la x86 está especializada en trabajar en el procesamiento de gran cantidad de datos, mientras que la ARMes óptima para la comunicación de datos con el exterior.

Sin embargo, cuando la barrera entre los dos mundos ha desaparecido, tabletas y smartphones mediante, se ha dado la disyuntiva de qué es mejor para cada dispositivo.

Por ello tanto AMD e Intel están trabajando en chips con más potencia y menos partes en su estructura. Cada dos años se duplica el número de transistores, así como la potencia de la memoria intermedia y la capacidad gráfica del mismo, de modo que la reducción de componentes permite un mayor aprovechamiento del espacio ya que la información pasa por menos «intermediarios» y se optimiza, por tanto, su funcionamiento.

Lo mismo ha ocurrido con la integración del módem -fundamental en las comunicaciones de los teléfonos- en el chip. De este modo, ya se puede construir un portátil a partir de la estructura x86 o un smartphone o tablet potente sobre una ARM. Es aquí donde nace, por ejemplo, el procesador Atom de Intel, creado en una estructura x86.

Como siempre que hay una elección sólo queda adivinar, cuál será el estándar ganador.

Aplicaciones, las reinas del Mobile World Congress

Como cada año -de momento- Barcelona ha sido la sede del Mobile World Congress, la feria de móviles más importantes del mundo. Y ante la incertidumbre que rodea a todos los sectores, sólo se da por seguro que el sector de las aplicaciones para estos dispositivos, el App Planet, crecerá exponencialmente. Durante 2009 se descargaron 6.400 millones y las expectativas de crecimiento indican que durante este año se rondarán los 10.000 millones.

Samsung, Nokia y BlackBerry son los tres fabricantes que más han apostado por este mercado, aunque la presencia de MacWorld Mobile (Apple no está en esta feria) y de Android Market es más que destacable.

Sin embargo, como ocurre con todo lo relacionado con la tecnología, las cifras son muy diferentes por continentes. Así, aunque Asia es el principal cliente de estos productos -un 36% de las descargas se dan allí-, si se mide por ingresos, es Estados Unidos el principal destino con un 41,6% de las compras planetarias. Aún así, se prevé que en 2014 tomará el relevo al gigante norteamericano.

Por fabricantes, el despliegue de Nokia ha sido el más llamativo. El lanzamiento del flamante N8 ha sido todo un revulsivo para Ovi -la tienda de aplicaciones finesa- que ha pasado en un sólo año de las 8.000 a las 25.000 aplicaciones. A pesar de ello, estas cifras están todavía muy lejos de las 130.000 de Android Market -Google- y de la AppStore de iTunes.

Precisamente, el éxito de ésta última ha quedado patente con la descarga de la aplicación número 10.000 millones, según publicaba el pasado sábado 22 la revista Time. Las ventas de 10 millones de iPhones desde su lanzamiento en 2007, así como los buenos resultados de ventas del iPad -dueña del 95% del mercado mundial de tablets-.

El afortunado comprador de esa aplicación recibirá, según a anunciado la propia Apple una tarjeta regalo de 10.000 dólares para gastar en su tienda online. Seguro que podrá aprovecharlos con el nuevo catálogo de películas y series de televisión que implementa la tienda de la manzana.