Premios 2016: imagen y sonido

Un año más se acerca el final del año y el momento de recapitular cuáles han sido los mejores dispositivos tecnológicos de este 2016. Equipos pensados para hacernos la vida más fácil y, sobre todo, para suponer una mejora en nuestro día a día (la tecnología nunca ha de ser el fin sino el medio). Esta séptima edición de los Premios La Caverna Cibernética buscan premiar tecnologías accesibles con un buen equilibrio entre rendimiento, utilidad y precio. Además, seguimos con la evolución que marcan los consumidores (y en el apartado de hoy los equipos reproductores dejan paso a los centros de ocio y a las plataformas de contenidos).

Mejor televisiónSAMSUNG KS9500

En 65 o 78 pulgadas, el modelo curvo SUHD de los coreanos devuelve a Samsung al trono (del que cayó por culpa de la tecnología OLED de LG el año pasado) gracias a su excelente paleta de colores, su diseño, su enorme contraste y su tecnología para minimizar los reflejos. Lo más impresionantes es que a pesar de su gran carga tecnológica y formato, su precio parte de los 3.999€

Mejor centro de ocioPLAY STATION 4 PRO

Si hubiera que definirla con una palabra, ésta sería potencia. Además es tremendamente versátil como centro de ocio gracias a Netflix, Spotify, el fondo de contenidos de Sony, etc. Su 4K dinámico es, por ahora, imbatible; su hardware destila potencia y velocidad y el ecosistema PS la convierte en un rival, por fin, a la altura de Xbox en este apartado. Un gran salto evolutivo.

Mejor plataforma de contenidosNetflix

Un año después de su aterrizaje en nuestro mercado se ha convertido en la referencia gracias a su apuesta por los contenidos propios, por conseguir recuperar parte de las licencias y por sus continuas actualizaciones. Este año, con la llegada de HBO llega su verdadera vara de medir pero, por el momento es imbatible. Por cierto, si disfrutáis de una pantalla 4K no dudéis en pagar el extra. Vale hasta el último céntimo que cuesta.

Mejor dispositivo de sonidoPhilips Fidelio B8

Cuando oímos hablar por primera vez en Xataka Home de una barra de sonido compatible con la tecnología Dolby Atmos fuimos bastante excépticos. Además, su precio no llegaba a los 1.000 euros. ¿Una forma muy inteligente de potenciar nuestra televisión ocupando y gastando poco? ¿Un dispositivo que acabaría olvidado en la última página de un catálogo? Una vez probado nos enamoró su sistema 5.1.2, su sistema de calibrado de audio, las posibilidades de personalización y su nitidez. Perfecto para espacios reducidos (o abiertos) y con un diseño excepcional. El complemento perfecto.

Mejor cámara de fotosCanon EOS 100D

En un momento en el que el mercado se divide entre aquellos (la gran mayoría) que consideran que la cámara de su smartphones es más que suficiente para captar sus fotos del día a día y aquellos puristas que emplean la más alta tecnología para retratar el mundo, modelos como la Canon EOS 100D cobra más sentido que nunca. Una réflex compacta con un precio contenido (por debajo de los 500€) que cuenta con toda la calidad de los nipones: un excelente visor, un software sencillo e intuitivo. Lanzada en 2014, sigue siendo la mejor del mercado en relación calidad-precio.

Mejor cámara de vídeoGOPRO HERO5 BLACK

Con los móviles ocupando todas nuestras grabaciones y capturas, las cámaras han dejado de ser una herramienta para recordar nuestro día a día y las más pujantes son las de acción. Y a pesar de los apuros que pasa la empresa y de que cada vez tiene más rivales de calidad, ninguna, aún, supera a GoPro y su gama Hero. Más ligera, más compacta, más capaz, con mejor diseño y el mismo precio. ¿Quién da más?

Sony MHC-V7D, ¡más madera!

La fórmula puede no parecer nueva, un sistema de audio integrado con bastante potencia, buena conectividad y un diseño llamativo pero sofisticado. ¿Qué hace entonces especial al Sony MHC-V7D? Que aunque no crea nada nuevo, casi todo lo hace mejor que los demás. Ocupa poco más que un altavoz de una cadena musical, permite gestión por gestos o controlarlo desde el móvil o tableta y su sonido… bueno, su potencia alcanza los 1.440w.

Que Sony haya vendido algunas de sus divisiones recientemente ha hecho que para muchos medios y consumidores se haya convertido en un fabricante por detrás de los dos gigantes coreanos. Pero nada más lejos de la realidad. La capacidad de diseño, la experiencia y las tecnologías en las estanterías de los japoneses y su calidad de construcción siguen siendo la referencia en todos los segmentos de mercado.

Y este centro de sonido es el mejor ejemplo. La tecnología Sony Smart High Power permite aumentar la presión acústica y eso… hace que los graves sean espectaculares. Puede hacer que tu casa retumbe sin la más mínima reverberación. Todo en su sonido es fluido y nítido. En eso tiene mucho que ver la capacidad de personalización del mismo. La configuración es sencilla, sin necesidad de muchos conocimientos en la materia gracias al sistema Clear Audio+ que optimiza siempre todo con un simple toque.

Como es obligatorio, el equipo no es un elemento aislado sino que está diseñado y pensado para interactuar con otros equipos domésticos. El MHC-V7D está preparado para interactuar de forma autónoma con el televisor y el reproductor. De este modo, su ecualizador tiene varias opciones automáticas para adaptarse al contenido. Por lo que pudimos ver en la demostración su modo fútbol -vale para cualquier evento deportivo- es sencillamente espectacular. La experiencia ambiental es la más parecida posible a un campo en directo.

Lo mismo ocurre con su «modo DJ» que permite personalizar las canciones con diversas herramientas  como añadir aplausos, gritos, saxos, reggaes e incluso comentarios y animaciones con nuestra voz. Para ello cuenta con dos entradas de micrófono. Por cierto, esta posibilidad casa perfectamente con el sistema de luz integrado que permite crear efectos de luz asociados a la música.

Lo más espectacular junto a su sonido, sin embargo, es su gestión por gestos o desde otros dispositivos móviles. Para pasar de canción, subir el volumen, ajustar algún la iluminación, etc. podemos emplear gestos bastante intuitivos. Pero si queremos algo más clásico, la tecnología NFC y el Bluetooth permitirá que hagamos todo esto además de escuchar canciones desde los dispositivos móviles. Solo necesitaremos una aplicación gratuita disponible para iOS y Android.

Por cierto, la marca ha anunciado que si este one-box se os queda corto, podréis utilizar el sistema Party Chain para vincularlo a otros equipos High Power de su catálogo y crear un sistema de sonido verdaderamente pro. ¿Su precio? 649€. Muy apetecible.

Bang & Olufsen, el sustituto perfecto

Cuando Apple compró hace unos meses Beats casi todos nos preguntamos dos cosas: por qué (eso seguimos preguntándonoslo a falta de que la conferencia de junio arroje algo más de luz) y qué ocurriría con los acuerdos comerciales que la casa tenía con empresas que son competencia directa de la empresa de la manzana. La respuesta es fácil. La compra de Beats supuso que dejara de colaborar, por ejemplo, con compañeros históricos como Hewlett Packard.

Así, cuando vencieron los contratos, la empresa de Palo Alto se encontró con una vacante para su proveedor de equipos de audio de sus ordenadores. Y hace solo una semana ya se ha hecho público cuál será la empresa que se encargará de proveer el hardware de sonido para el gigante de los ordenadores (y sus tabletas y demás productos). ¿Salen ganando con el cambio?

En nuestra bitácora siempre hemos defendido que Beats es una empresa bastante «efectista». Lo es porque la empresa fundada por Dr. Dre y Jimmy Iovine ha premiado siempre un sonido «colorista» y con graves muy marcados. Y lo es porque si hay algo que ha permitido un enorme éxito a los productos con la B es su excepcional marketing (harán buenas migas con Apple). Esto no significa que sus equipos suenen mal y que sean todo producto de la publicidad, pero sí que cuando se comparan sus dispositivos con los de los pesos pesados del mercado -Sennheiser, Harman Kardon, Sony, Bose, Pioneer o la propia B&O- les cuesta seguir destacando.

Su sonido nos encaja perfectamente con el perfil musical de sus creadores y de las principales listas de éxito: potenciar los graves queda fantástico cuando se escucha Hip Hop, heavy, música electrónica, etc. pero cuando se requiere un audio más «plano» que no desvirtúe el sonido -desde la música clásica hasta composiciones rock más complejas o el chill out- la distancia con sus rivales es enorme.

Como contrapunto de Beats encontramos a B&O. Una compañía que lleva 90 años en el mercado -Beats solo siete- que se caracteriza por sus diseños muy cuidados y sofisticados (nada de plásticos y colorines) y un sentido del sonido muy «audiófilo». Su sonido es catalogado por los expertos como «transparente y equilibrado».

En el comunicado que ha hecho público el acuerdo han explicado que todos los equipos de HP que incorporen el sello de los daneses contarán con unos circuitos de audio aislados de los demás componentes de la placa base (¿llevarán su propia placa?) con el fin de que las señales del sistema analógico se vean afectados por los circuitos digitales.

Además, han explicado que B&O rediseñará por completo la toma de auriculares de los equipos para controlar el número de partes metálicas y de este modo reducir el ruido de fondo. Para acabar, se diseñará entre ambas un panel de control del sonido para que sea mucho más personalizable que nunca por el usuario. Por cierto, los primeros equipos con el logo de Bang & Olufsen llegarán al mercado a lo largo de esta primavera.

CES 2015, Sony apuesta por la calidad

 

 

Seguimos analizando el primer gran evento del año y esta vez le toca el turno a uno de nuestros fabricantes favoritos, Sony. Referente por su calidad y por la variedad de mercados que toca con mucho acierto, el gigante nipón se ha marcado como objetivo devolver a los números negros su negocio de dispositivos móviles, aprovechar el espacio que ha dejado Samsung con su bajada de ventas y potenciar sobremanera sus departamentos de imagen. Estas son sus propuestas para 2015.

 

 

  • Action Cam. Si GoPro es la dominadora del mercado en ventas gracias a su familia Hero, Sony quiere ser un rival a tener en cuenta con su FDR-X1000V. Con capacidad de grabar en formato 4K a 30 fps, en Full HD la cifra se dispara a 120 imágenes por ciclo. Además, su mando a distancia permitirá ver lo grabado en cuanto pulsemos el stop. ¿Cuál es su ventaja frente a las Hero? Que en las imágenes que más rendimiento exigen Sony emplea el formato XAVC S que permite registrar una alta transferencia de datos por segundo: hasta 100 Mbps si empleamos una tarjeta microSDXC. La estabilización SteadyShot y el GPS integrado hacen el resto para que el dispositivo sea una de las referencias del mercado.

  • Walkman NW-ZX2. Es obscenamente caro (1.200 dólares) tanto como alta es la calidad de reproducción de audio de un equipo pensado para profesionales. Trabaja con Android 4.2 (esperemos actualizable) con lo que permite acceder al enorme universo de Google Play, cuenta con una memoria ampliable de 128 Gb y soporta una resolución máxima de 192 kHz/24 bits. Todo ello con una autonomía a máxima capacidad de 33 horas con lo que permite trabajar casi con cualquier tipo de archivo sin compresión. Pesa poco más de 230 gramos y sus diseños y acabados son propios de la alta relojería. Impresionante, aunque se verá poco.

  • X900. Mientras sus rivales en el mercado de televisores se centran en los paneles OLED y los curvados Sony ha decidido hacer lo que mejor sabe: ultra alta definición con un rendimiento y un diseño insuperables. Por un lado contamos con un equipo con un grosor de ¡4,9 milímetros! que trabaja con el chip X1 de nueva generación. Un cerebro que procesa mucho mejor y más rápido la señal de vídeo y que se encarga de analizar el tipo de señal que recibe para escalarla a la mejor posible (dentro de unos parámetros lógicos) y, sobre todo, de mantener siempre en el punto correcto el rango dinámico. La familia empieza en 65 pulgadas y trabaja con Android TV (compatibilidad con Google Play y Cast) a los que suma todo el universo PlayStation.

 
  • Wearables. Sin duda, uno de los problemas que está teniendo (y tendrá) Google Glass y cualquier otro wearable es quitarse el estigma de «producto sólo para geeks». Y eso parece haberlo comprendido Sony mucho antes que sus socios de Mountain View. Por eso, después de presentar hace meses sus SmartEyeglass ahora le toca el turno a las Atach!, un equipo que convierte en gafa inteligente a cualquiera. El sistema se coloca en la patilla derecha y se despliega una pantalla sobre la lente para acceder a los contenidos. Además, los nipones presentaron sus Smart B-Trainer, unos auriculares sumergibles y con memoria interna que, además, están pensados para aquellos que corren ya que adapta los contenidos al ritmo, da las instrucciones de voz deseadas y permiten planificar entrenamientos casi en tiempo real. Aunque son un prototipo, tendrán adeptos.

 

BluRay 4K, supervivencia de especie

2014 ha sido, en el sector audiovisual, el año de la llegada de la resolución 4K a los dispositivos domésticos. Televisores con cuatro veces más píxeles que las Full HD (a las que están llamadas a dejar obsoletas durante los próximos años) que dan un paso más en la búsqueda de la imagen perfecta -algunos fabricantes ya se están preparando para el lanzamiento del 5K en sus dispositivos.

Sin embargo, por el momento, el mayor reto al que se enfrenta este formato es a la falta de contenidos nativos que reproducir. Es cierto que muchos reproductores son capaces de escalar los contenidos Full HD y dotarlos de mayor profundidad y más nitidez pero el resultado (cualquiera que se haya acercado a una tienda de imagen donde estén reproduciendo contenidos 4K dará fe) no es el mismo.

Precisamente por eso los creadores de contenidos y las distribuidoras se han puesto manos a la obra para que con el nuevo año llegue al mercado un formato físico digital que permita aprovechar todo el potencial de esta nueva tecnología.

2014 ha sido también el año del consumo de contenidos en plataformas en streaming que no sólo permiten al usuario mantener espacio libre en sus equipos sino que también permiten una nueva forma de consumo bajo demanda mucho más cómoda que los medios tradicionales. No obstante, las limitadas conexiones de internet y el peso de los contenidos 4K (no sólo la imagen sino los completos estándares de sonido) hace muy complicado que un usuario medio pueda disfrutar de esta nueva forma de ver una serie o película.

Ese es el motivo por el que, aunque los formatos físicos tienen su fecha de caducidad anunciada, seguirán siendo necesarios para permitir la expansión de nuevos estándares de calidad de audio y vídeo aderezados, eso sí, de suculentos extras.

Una película de duración media (unas dos horas) en formato 4K/UHD tiene un peso de unos 50 GB lo que hace que el actual formato de disco BluRay se quede algo corto de capacidad para poder contener toda la información que se necesita. Es por ello que se espera que a mediados del año que viene -la BluRay Disc Association así lo asegura- lleguen los primeros discos de alta capacidad al mercado.

Esta mayor capacidad permitirá tener un mayor rango dinámico: las sombras y las zonas más claras de cada imagen se distinguirán mejor además de disfrutar de tasas de refresco de hasta 60 cuadros por segundo. En definitiva mucha más calidad de imagen que lo que los flujos de datos actuales permiten y que no sería difícil de portar en discos con capacidades de entre 66 y 100 GB.

Uno de los puntos diferentes será el uso de un nuevo códec pasando del H.264/AVC (Advanced Video Coding) al nuevo H.265/HEVC (High Efficiency Video Coding) o el nuevo sistema de protección anti-copia DRM.

En definitiva el espaldarazo para que la hiperrealidad entre por la ventana… y la pantalla del televisor.