iOS 9, sus novedades una a una

Ha recibido críticas por su continuismo y por la falta de novedades rompedoras. Sin embargo, el cambio en la plataforma móvil de Apple ha sido más que considerable gracias a la implementación de nuevas funcionalidades y a la mejora integral de algunas de las más célebres del universo de la manzana. Ahora, con más tiempo desde su presentación en el WWDC os desgranamos las novedades que los californianos han preparado para los iPhone y iPad.

  • Siri y Spotlight, comunícate con iOS. El asistente de voz más célebre del mercado da un paso adelante para comenzar a aprender del usuario y ser más proactivo. Proponernos posibilidades para mejorar la experiencia de uso. Por su parte, el buscador del sistema también se vuelve más potente para permitir más acciones que antes y, sobre todo, para aumentar el catálogo de respuestas.

  • Nueva gestión de las aplicaciones. Desde la operabilidad entre aplicaciones -Notas es la que más gana al poder «nutrirse» de casi cualquier otra app para añadir contenidos- hasta el empleo de Deep links (una de las demandas más exigidas por los desarrolladores). La multiventana, el modo Picture in Picture para ver un vídeo mientras tenemos otra aplicación abierta o los teclados QuickType para facilitar la introducción de datos son solo algunas de las mejoras más evidentes y necesarias de esta edición de iOS.

  • Aprendiendo de lo que le rodea. Un iPhone ha de ser paradigma de movilidad. Y para eso ha de facilitarnos nuestro día a día con un sistema de mapas que -por fin- esté a la altura. Añade buscador de líneas de transporte público, tiendas, restaurantes, etc. La unión con Car Play es ya total y permite que muchas de las funcionalidades del terminal pasen al coche. Y todo ello con una autonomía de hasta tres horas más que con iOS 8 gracias a una mejor gestión de recursos. ¿Podrá el iPhone 6S por fin pasar todo un día lejos del enchufe sea cual sea su uso?

  • Más ligero. Apple siempre ha defendido que con una buena gestión de iCloud, los 16 GB de su configuración más básica de los iDevices era más que suficiente. Sin embargo, iOS 8 ocupaba nada más y nada menos que 4,6 GB. iOS 9 se queda en unos escasos 1,3 GB que no solo garantizan más espacio, sino también más velocidad del conjunto. Además, la llegada de una app nativa de iCloud hará mucho más fácil gestionar esos 5 GB adicionales que tan complicados se le hacen a algunos usuarios.

  • Ajustes. Ya no solo es más sencillo encontrar los parámetros que queremos personalizar sino que también disfrutaremos de más ajustes para que el iPhone sea aún más un dispositivo a medida. La vibración, las notificaciones, la accesibilidad, la seguridad -será más sencillo blindar nuestro teléfono con nuevos sistemas de seguridad (un PIN de 6 cifras en vez de 4, por ejemplo)-, el modo ahorro, la calidad de la imagen de la pantalla, los contactos en los email, etc.

  • Más libertad para los desarrolladores. Desde la tipografía hasta las opciones de gestión de los sensores del terminal. Todo queda en mano de los desarrolladores para explotar mucho más las posibilidades de iPhone y iPad. Todo para poner en un aprieto a aquellos que no saben si decantarse por Android (totalmente maleable) o iOS (más seguro y estable). Sobre todo si tenemos en cuenta que además de la experiencia de uso, los de Cupertino han puesto la tilde en mejorar Metal para que la fluidez de las aplicaciones -incluidos juegos- de un gran salto.

iOS 9, reforzando los cimientos

iOS, el sistema operativo móvil de Apple, llega a su novena versión lleno de retos. Se encarga de mover los iDevices, la principal fuente de ingresos de la millonaria máquina de Cupertino, y los únicos que, por ahora, resisten el crecimiento incesante de Android y Google. Precisamente por eso, los de Tim Cook se han centrado en mejorar los puntos débiles de las generaciones anteriores ahora que cuentan con un hardware que está batiendo récords: mejorar aún más la experiencia de uso con más posibilidades y la misma estabilidad; multiplicar la autonomía -sobre todo por el desgaste que provocará la simbiosis con el reloj inteligente-; y blindar la seguridad ahora que Apple ofrece todo un universo de consumo en sus equipos. Estas son las claves que nos han mostrado para conseguirlo.

Siri, mucho más que responder

 

Cada semana los usuarios de iPhone y iPad interaccionan con Siri unas 1.000 millones de veces. Esto ha permitido que el sistema mejore un 40% respecto a versiones anteriores y su tasa de error se ha reducido al 5% (Google tiene un porcentaje del 8). Sin embargo, el objetivo en iOS 9 es que deje de ser un asistente para convertirse en una plataforma proactiva. El objetivo es que aprenda del usuario y sea capaz de buscar cosas que no están en su base de datos (como un teléfono) o, por ejemplo, si solemos correr a una hora con música, comenzará a reproducir nuestra lista favorita cuando conectemos los EarPods.

Además, Siri también será más capaz puesto que se integrarán datos de aplicaciones de terceros instaladas en el dispositivo para que los resultados de búsqueda sean más completos y más «a medida». De este modo, si añadimos una cita en el calendario o una ubicación en el mapa, Siri nos podrá decir cuánto tardaríamos en llegar y por dónde deberíamos ir. Incluso al rellenar correos el sistema es más proactivo y nos puede sugerir otras direcciones de email a las que solemos escribir en conjunto con la primera (amigos y familiares, por ejemplo).

Para los que se preocupen por la seguridad, Apple se ha posicionado justo a la contra que Google. Todo lo que Siri aprenda se queda en el terminal. No se comparte con terceros y no se vincula al ID de Apple para evitar hackeos. El problema es qué ocurrirá cuando cambiemos de terminal o tableta. Por supuesto, todas estas mejoras también mejorarían el rendimiento de Spotlight ya que su fuente de información para las búsquedas será mucho mayor.

Notas, News, Pay y Mapas, parecido pero distinto

Apple ha descubierto que las aplicaciones más sencillas como Notas son las preferidas por los usuarios de la manzana. Son fiables y limpias pero, por desgracia, suelen quedarse atrás cuando se comparan con las de terceros. Por eso iOS 9 se ha encargado de vitaminar algunas o, directamente, rediseñarlas desde cero.

Notas ahora permitirá añadir fotos, dibujos hechos a mano, notas rápidas, direcciones y casi cualquier contenido de cualquier otra aplicación en el teléfono o una web. No hace nada que no hagan las demás, pero se suma a una buena batería de mejoras de otras aplicaciones para redondear iOS.

Por su parte, Pay, uno de los lanzamientos de Apple más fructíferos en los últimos tiempos sigue lanzado. Ahora se aprovecha de que Passbook pasa a llamarse Wallet y que podrá incorporar también tarjetas de fidelización a las de pago y a las entradas de nuestros eventos favoritos. Todo ello protegido por nuestra huella dactilar y funcionando con periféricos a partir de tecnología NFC.

Los Mapas, sobre el papel, se acercan -y mucho- a los de Google. En la vista incluyen ya transporte público con rutas de autobuses, trenes, metro y ferrys. Además, nos indicarán las paradas (y las entradas) más cercanas así como restaurantes, bares, tiendas y eventos y nos especificará cuáles aceptan Apple Pay. Una vez más los de Cupertino muestran lo rápido que pueden desarrollar las cosas -cuando hay mucho beneficio de por medio-. Ni rastro de los fallidos mapas de hace un par de años.

Por último, se estrena News que bien podríamos presentar como el Flipboard de la casa. Explicaremos a la aplicación nuestros intereses y medios de comunicación favoritos para construir una revista totalmente personalizada. No es nada nuevo pero la baza de Apple es para qué descargarnos algo de un tercero si la aplicación nativa ya está optimizada para iOS. En un primer momento se lanzará solo en Australia, Estados Unidos y Reino Unido y, en función de los acuerdos con editoriales y su éxito en sus mercados fuertes, se atreverán con otros idiomas. El maquetado, hay que reconocerlo, sí está por encima de sus rivales. Tiempo han tenido para diseñarla…

Esta será una de las mejoras que más agradecerá el iPad, de capa caída por la bajada global de ventas de las tabletas ante la presión de los phablets. Sin embargo, la principal aportación de iOS 9 a la tablet será la incorporación de una tabla de herramientas o los atajos en los teclados físicos que añadamos al iPad y, sobre todo, de la pantalla dividida.

Sí, tampoco es nada nuevo (los Note lo tienen hace mucho tiempo) pero la fluidez con la que demostraron el funcionamiento del Picture in Picture para reproducir vídeos en una «pantalla flotante» mientras trabajamos en una app en el resto del panel o la división para pasar contenidos de una app a otra denota que ha merecido la pena la espera.

Disponibilidad, precios, ventajas y desventajas

El lanzamiento será en otoño -como es habitual- de forma gratuita -como es obligatorio- y funcionará en cualquier equipo que ya corra con iOS 8. Para los usuarios de iPhone 6 les garantiza una hora más de autonomía. Para los demás, les promete no quitarles horas lejos del enchufe ni tampoco rendimiento. El objetivo primordial para los de Cook era garantizar la estabilidad, la fluidez y, sobre todo, el rendimiento. Sin los errores de las versiones de iOS 8.

La beta para desarrolladores ya está disponible por lo que serán muchos los que se animarán a descargarlo pero, hay que recordar, que en Cupertino no lo recomiendan puesto que se trata de una versión de pruebas. ¿Hay más novedades? Sí, se llama Apple Music pero esa la trataremos mañana.

OS X Yosemite, ¿qué hay de nuevo, viejo?

A pesar de que en la última conferencia de desarrolladores de Apple el gran protagonista fue iOS 8 (el sistema operativo con el que corren los iPhone y iPad), para nosotros la gran evolución se ha dado en OS X, la plataforma para ordenadores de los de Cupertino que no sólo mejora sus utilidades y su aspecto sino que está más cerca que nunca del primero para crear un ecosistema continuado. Os presentamos las novedades más relevantes del nuevo universo Mac.

  • Diseño. Igual que iOS 7 trajo el paso del skeumorfismo a un diseño más limpio y minimalista, OS X Yosemite nos trae un interfaz más pulido, sencillo, ligero y translúcido. La tipografía (una de las obsesiones de Apple) se vuelve más moderna y ligera. Las barras horizontales se simplifican aunque ganan utilidades y las barras laterales se hacen también translúcidas para permitir ver qué hay detrás de ellas y, sobre todo, hacer más ligera las ventanas. Además, el nuevo Dock se viste de iOS y las principales aplicaciones (ya empezaron con iLife y iWork) como Mail, Safari, Mensajes, etc. actualizan su aspecto. Sí, en muchas cosas sigue siendo lo de siempre, pero con estos leves retoques vuelven a colocarlo por delante de Windows.

  • Centro de notificaciones y Spotlight. Ganan potencia y versatilidad. De un sólo vistazo (y de nuevo como en iOS) sabemos qué nos ocupará hoy y las citas más relevantes de los próximos días. Además, en el centro se podrán personalizar Widgets como el tiempo, la Bolsa, recordatorios, un reloj mundial personalizado, etc. Por su parte, Spotlight, una de las herramientas que más se emplea en Mac, pasa de un lateral al centro de la pantalla e implementa las búsquedas en el ordenador… Wikipedia, Bing, noticias, etc. Además, con sólo hacer click en el resultado deseado podrás enviarlo por email, mandar un mensaje o llamar por teléfono.

  • Safari. El navegador da un paso de gigante. Su nuevo diseño minimiza la barra de herramientas para que toda la ventana sea web. Además, las búsquedas pasarán de ser en el navegador configurado por defecto a hacerlo en Wikipedia, iCloud, Google, Bing, Yahoo!, Facebook, Twitter, LinkedIn y el ordenador a la vez. Los favoritos quedan integrados con los iDevices del usuario y las pestañas abiertas quedan organizadas por grupos de webs o temáticas (o como decida hacerlo el usuario). Además, las mejoras del JavaScript lo hacen el doble de rápido que Chrome (según Speedometer) con un rendimiento 6 veces superior al de éste en webs populares (según JSBench). Casi nada.

  • Mail. Frente a la fuerza de los servicios web, Apple llena de utilidades su programa. Permitirá realizar anotaciones sobre los correos y sus adjuntos y reenviarlo sin necesidad de abandonar el programa y abrir una segunda aplicación. Por cierto, podremos firmar sobre nuestro TouchPad o enseñarle nuestra firma a la webcam para que nuestros correos sean realmente personales. Además, el nuevo Mail Drop permite enviar paquetes de hasta 5 GB. Si el destinatario usa también un Mac no notará la diferencia, si usa otra plataforma, recibirá un enlace para descargárselo. Esto permite mandar la mensajería más pesada directamente a la nube para mejorar la velocidad y dejar más libre tu buzón.

  • Mensajes. Es cierto que para muchos se ha limitado a copiar a Whatsapp, pero también es cierto que Apple ha añadido una total funcionalidad al integrar todas las posibilidades a la versión para ordenadores del programa. Podrás enviar mensajes a cualquier terminal (si no tienen el programa recibirán un SMS), continuar conversaciones simultáneamente desde diferentes dispositivos, añadir personas a cualquier chat desde el punto de la conversación que tu quieras, etc.

  • Finder. El centro de operaciones de los Mac también se actualiza. Se vuelve más Windows al presentar por carpetas y ventanas los contenidos… e incorpora una específica para la cuenta en la nube. Esto permitirá, además, arrastrar cualquier archivo o carpeta hasta nuestra cuenta en iCloud Drive y tenerla disponible en cualquier lugar y cualquier equipo desde ese mismo momento. Se multiplican las posibilidades de organización de los contenidos y se implementa y mejora la funcionalidad AirDrop para compartir contenidos con otros equipos iOS y Mac. Además, la aplicación fotos mejora sus utilidades en el Finder… antes de llegar a iOS el año que viene.

  • Conectividad iOS-Mac. Responder llamadas en el ordenador; realizar llamadas desde el Mac; realizar teleconferencias y videoconferencias desde cualquier equipo y permitir pasar de un dispositivo a otro en el momento; responder a cualquier tipo de mensaje, de cualquier origen, desde cualquier dispositivo; emplear la utilidad HandOff para retomar cualquier actividad empezada en cualquier equipo en cualquier otro iDevice o Mac (incluido la redacción de mensajes o los podcasts); compartir WiFi o internet de un equipo a otro gracias a HotSpot, etc. Uno para todos y todos para uno.

Por cierto, todo esto será… gratis. ¿Todavía piensas en qué PC comprarte?