Volvo, seguridad para ciclistas

Si hay algo que siempre nos ha fascinado de Volvo es su capacidad para diseñar, gestionar y preocuparse por todo lo que puede rodar por un camino o carretera. El fabricante sueco siempre se ha caracterizado por su compromiso por proteger a los más débiles (airbag para peatones, ahora cascos para ciclistas, sistemas de anclaje para niños, células de seguridad para pasajeros, etc.) y por su enorme inversión en los equipos de seguridad preventivos (mucho mejor que minimizar un impacto es evitar que ocurra).

Desde hace meses hemos seguido el trabajo de los de Göteborg en su proyecto de mapeado de vehículos en la nube. Un sistema inteligente que actualiza en tiempo real la ubicación de todos los automóviles y cruza los datos con su destino y velocidad para conseguir algo que los pájaros llevan millones de años haciendo: conseguir que se muevan armónicamente evitando que se golpeen entre ellos.

Ahora, el casco que os hemos presentado en el primer párrafo es otro paso más en hacer las carreteras más seguras. Es capaz de emitir su localización para que sea captada por esa nube de la que hablamos  por lo que el ciclista está ubicado en cualquier momento y en cualquier situación lumínica y climatológica de modo que los demás vehículos son conscientes de su presencia. Sabremos cómo y cuándo sobrepasarlos sin suponer un peligro para los demás coches ni poner en riesgo la vida del ciclista.

Por su parte, el caso avisará al ciclista de la proximidad de vehículos para que sepa como actuar y evitar movimientos bruscos en su trazada. Todo es inmediato y multiplica la seguridad de todos los que usan la vía.

Volvo no está sola en este proyecto. Cuenta con el apoyo técnico de Ericsson -otro gigante sueco- y con el desarrollo del software de los americanos de Strava, una de las mayores redes de deportistas en activo y que tienen una enorme experiencia en monitorización y geolocalización de usuarios (pequeños). El casco, el elemento crucial en este proyecto lo construye POC, conocida entre los ciclistas por la calidad de sus equipos.

En el siguiente vídeo os mostramos como funciona una tecnología que puede salvar muchas vidas.

Deportes outdoor, 11 apps imprescindibles

Totalmente sumergidos en la primavera y a un mes vista del ansiado verano son muchos los que ya están disfrutando de las bondades climáticas para practicar deporte. El tan de moda running, ciclismo, natación, triatlón, duatlón, etc. Todos tienen algo en común, cada vez son más los que los practicamos con nuestro smartphone encima. No sólo nos entretiene con música, sino que monitoriza nuestro entrenamiento, comparte nuestros logros y nos ayuda a ver nuestra evolución en el entrenamiento. Como la oferta de aplicaciones deportivas es enorme, os damos una lista con nuestros compañeros de Gadget de las 11 mejores del momento.

  • Nike+: una de las primeras, nació de la simbiosis entre los legendarios iPod y toda la mecánica de marketing de la empresa del Swoosh. Puede que no sea la más completa, pero sí una de las que más se actualiza, mejor trabaja la motivación y es más compatible con otras aplicaciones musicales.

  • Adidas MiCoach: la respuesta de los alemanes a la anterior cuenta como ventaja con un servicio que te marca el ritmo a seguir en cada entrenamiento en función de los objetivos del deportista. La desventaja es que el sensor MiCoach es bastante más caro -y completo- que la opción Nike. Eso sí, también es compatible con otros deportes.

  • Runkeeper: sin duda, una de las más completas y mejor pensadas para el atletismo. Permite personalizar el entrenamiento en función de metas y seguir meticulosos planes de entrenamiento (los mejores, aunque de pago, merecen mucho la pena). También cuida lo social. Una de nuestras favoritas.

  • Strava: absolutamente indispensable. Tanto para los que corren como para los amantes de las dos ruedas. No sólo ayuda con los entrenamientos, sino que permite comparar los registros con los de otros usuarios que entrenan en la misma zona y comparar las evoluciones. La más social y una de las más divertidas. ¿A qué esperas a descargártela?

  • Endomondo Sports Tracker: su punto fuerte es que cuenta ya con 20 millones de usuarios que lleva años creando rutas y compartiendo experiencias. Una comunidad que además suele aconsejarse y retarse. Una de las más recomendables.

  • Runtastic: en la línea de las anteriores, es una de las más completas ya que permite crear anotaciones en los registros en función de lo que rodea al entrenamiento -más completo que en la de Nike-. Muy buen sistema de geolocalización y mejores planes de entrenamiento. Una de nuestras favoritas.

  • Moves: de las pocas que no es gratuita (cuesta 2,69€), su éxito reside en su simpleza. Mucho menos compleja que las anteriores en cuanto al análisis de resultados, es ideal para principiantes que todavía no se han vuelto geeks del deporte.

  • Map my tracks: al igual que Strava, está más cerca de una red social que de una app sólo deportiva. Aún así, permite monitorizar los recorridos y compartir en directo el entrenamiento. Una buena opción para los que buscan algo diferente.

  • MyTracks: sólo para Android al estar desarrollada por Google, permite guardar y sincronizar datos como la velocidad, distancia o recorrido directamente en Google Drive para analizarlos más adelante. Una buena opción para los que no tienen un iDevice.

  • Polar Beat: si disfrutas de un equipo Polar (sí, sus equipos se disfrutan), esta aplicación será el complemento perfecto para planificar y seguir entrenamiento en función de metas, distancias, edad, peso, etc. Una de las mejores creadas por una marca.

  • Sports Tracker: entrenamiento realmente inteligente. Almacena datos como la ruta, velocidad, calorías quemadas y la progresión para luego analizarlas en el soporte que prefieras. Todo ello con una interfaz eficiente y muy trabajada. También tiene planes de entrenamiento personalizados.