Móviles chinos, ¿tan interesantes como parecen?

Los smartphones son, por ahora, el motor de crecimiento de las tecnológicas de consumo. Su ritmo de ventas supera al de cualquier otro dispositivo y todos los fabricantes luchan palmo a palmo por llegar al mayor número de consumidores. Sin embargo, ahora que parece que los mercados maduros parecen repartidos (Estados Unidos, Canadá, Australia, Japón, Nueva Zelanda y alguna «isla» en Europa para Apple y el resto del continente, América para Google) los grandes del sector se centran en los países emergentes. Mercados gigantescos donde fidelizar a clientes que no tienen un gran presupuesto para alcanzar su terminal inteligente.

 

Y es precisamente este hueco donde los fabricantes chinos parecen haberse posicionado con ventaja sobre los coreanos (hasta hace poco parangón de la relación calidad-precio). Nos sumergimos en una estupenda comparativa de teléfonos chinos que, además, están disponible en nuestro mercado para todos aquellos para los que la marca no sea un factor decisivo a la hora de renovar su terminal.

 

 

  • Huawei Ascend P6: este gigantesco terminal (aunque sorprendentemente fino) trabaja con un procesador quad core, cuenta con un juego de cámaras sobresaliente -la frontal tiene 5 Mpx- y un interfaz completamente diferente a cualquier otro androide. Disponible con varias operadoras (también se puede comprar libre en su web), destaca por su precio: 399€ para un premium del tamaño de un Galaxy Note es muy poco.

  • Xiaomi MI2S: la otra gran empresa tecnológica china está en pleno proceso de internacionalización -con bastante éxito- y está echando el resto para que sus terminales sean tomados en cuenta como una de las referencias del mercado. El procesador gráfico Adreno 320 lo comparan (ellos) con el de la Xbox ya que es capaz de mover 200 millones de triángulos por segundo. Lo malo es que no se esforzaron lo mismo con el resto de acabados. No es problema, libre cuesta 269€.

  • ZTE Grand S Flex: el fabricante de smartphones más reputado y exitoso de china nos presenta un equipo con 8,5 mm de grosor y una diagonal de 5 pulgadas totalmente volcado a la reproducción de contenidos multimedia en alta definición. Desde la imagen con una resolución sobresaliente, hasta el sistema de audio con tecnología Dolby Digital Plus. Sus auriculares, por cierto, de lo mejor del sector. Un equipo a tener muy en cuenta gracias a sus 269€ de precio (con Yoigo).

 

 

  • Meizu MX2: si los anteriores fabricantes se han hecho famosos por su mejor o peor hacer, Meizu llegó a los medios por sus bochornosas imitaciones del iPhone (siguen en práctica). No es un mal terminal -16 GB de capacidad en la versión básica, hasta 64 en la tope-, cuenta con el servicio gratuito en la nube FlyMe y una paleta de colores muy interesante, pero su diseño totalmente Apple le quita cualquier valor. ¿Su precio? 269€, menos que un iPod Touch.

  • Oppo Find 5: otro ejemplo de buen terminal con diseño equivocado (fusila a un Xperia). Tiene una pantalla Full HD de 5 pulgadas; una cámara sobresaliente de 13 Mpx y un procesador de última generación que lo hace francamente rápido. Incluso su precio libre, 299€ lo hacen interesante pero su diseño tira todo esto por los suelos. Poco serio.

  • Zopo C2: este potente terminal es uno de los mejores de la comparativa. Cuenta con una cámara de 13 Mpx y otra frontal de 5; flash LED, un software de captura de imágenes de primera, procesador quad core y 16 GB de memoria interna. Y todo ello por 186€. No encontrarás nada más barato con estas especificaciones en el mercado. Además, su diseño no está mal y sus acabados son similares a la de otros rivales de esta comparativa que cuestan el doble.

  • UMI X2: otra «bestia» con procesador de cuatro núcleos, 2 GB de RAM, pantalla de 5 pulgadas Full HD y Gorilla Glass, cámara de 13 Mp, ranura de expansión, etc. Y todo ello por 162€. Eso sí, su diseño es el de un Galaxy SIII y sus acabados los de un Galaxy Ace… tú decides.

 

 

  • iOcean X7 Elite: el último del análisis de Gadget cuenta con un panel IPS con tecnología OGS que amplían el ángulo de visión y la potencia de los colores de su pantalla de 5 pulgadas. Además, su diseño ultraplano así como su procesador de cuatro núcleos a 1,5 GHz completan un equipo de 32 GB de capacidad que sólo nos costara 275€. Notable.

 

Ahora vosotros decidís si merecen la pena. Por precio no será.

 

Móviles, ¿y si no quiero un smartphone?

Las ventas de teléfonos inteligentes están disparadas. Los dispositivos de moda ya se venden más que sus hermanos más «básicos» pero cada año cientos de millones de personas siguen decantándose por equipos sencillos, eficientes, seguros y con gran autonomía que sirven para llamar y enviar mensajes. La función básica de cualquier teléfono (algo que casi todos nosotros hemos olvidado). Además de esas cualidades, suman otra fundamental en tiempos de crisis: son mucho más baratos que sus primos inteligentes. Aquí tenéis una lista de los mejores del mercado, pensados para los que no quieren complicaciones (y no necesariamente para gente mayor).

 

 

  • Emporia Click: la casa británica tiene claro cuál es su público. Personas que quieren que sus dispositivos sean sencillos y eficaces. El Click va un poco más allá y es su primer terminal con cámara… pero para no complicarlo se activa con un botón dedicado en un lateral que, además, permite enviar las fotos directamente por MMS. Su pantalla es amplia y nítida. Los botones son grandes y ergonómicos y su menú es tremendamente sencillo e intuitivo. Por cierto, su calidad de construcción es muy superior a la de muchos smartphones de procedencia dudosa. Su precio, lo mejor, 99 euros… ¡libre!
  • Nokia Asha 306/311: puede que los Lumia no sean los mejores smartphones del mercado por culpa de lo «verde» que todavía está Windows Phone. Pero lo que está claro es que su construcción sólo lo igualan los Xperia y los iPhone y que lo que hacen lo hacen muy bien. Hay otra cosa que está claro: Nokia hace los mejores terminales «no inteligentes» del mercado. Son sólidos, están increíblemente bien acabados, su autonomía es prodigiosa y Symbian sigue siendo un SO básico de primera. Vienen con 40 juegos de EA precargados. Su pantalla de 3 pulgadas es muy fluida y su procesador de 1GHz (superior al de muchos iPhone) mueve el sistema operativo a una velocidad prodigiosa para un equipo de 109 euros (el 311; el 306 cuesta 79).
  • Alcatel One Touch 282: otro de los grandes de la primera generación de móviles. Cuando en Apple no sabían que era un teléfono media Europa llevaba los terminales galos en sus bolsillos. Ahora, su versión más sencilla -cuesta 29 euros- es ligero, sencillo, tiene una pantalla de 1,8 pulgadas tremendamente clara y ofrece (pensado en los mayores) marcación por voz, un botón de llamadas de emergencia pre programado, linterna, calendario, radio… Una opción genial para llamar y escribir.
  • ZTC C300: el fabricante chino ofrece otro terminal con base de carga (otro punto positivo del Alcatel) que cuenta con una pantalla TFT con pantalla de 2,4 pulgadas a color, cámara de fotos VGA, reproductor de MP3, botón de llamadas de emergencia, bluetooth, radio, linterna… Su sistema operativo recuerda al del Emporia por su sencillez y, aunque sus acabados son mucho más modestos que el de los rivales europeos, su precio no lo parece: 70 euros.
  • Orange Esencial Doro 610: la operadora francesa propone a sus clientes un terminal sencillo con una enorme pantalla de color con grandes caracteres, audio ajustable compatible con audífonos, y un sistema operativo tremendamente sencillo e intuitivo que nos recuerda a los Nokia de finales de los ’90. En su chasis cuenta con un botón de emergencia con el 112 precargado. Su precio parte desde 0 euros.
  • Akai AKMF011: el toque japonés viene de la mano de Akai que nos ofrece un baratísimo terminal -25 euros- con un peso de sólo 47 gramos y unas dimensiones (82x51x10,5) más cercanas a las de un iPod que a un teléfono móvil. Cuenta con pantalla LCD retroiluminada de 2 pulgadas y, aunque sólo ofrece funciones básicas -llamadas y mensajes- tiene una autonomía de 170 horas.

Ninguno de ellos estará entre los favoritos de los geeks pero todos ellos cuentan con un precio imbatible, unos acabados notables y una funcionalidad a toda prueba. Mucho más que recomendables.

 

NYC, punto WiFi

Cualquiera que haya visitado la Gran Manzana sabe que todo es enorme. Sus rascacielos son lo más obvio, pero hay estructuras aún más complejas y espectaculares. Los taxis se cuentan por miles, los usuarios del metro por millones, las calles son kilométricas y todos los servicios públicos soportan un uso extenuante. Todos menos uno: las cabinas telefónicas.

 

Entre los cinco distritos que conforman Nueva York hay repartidas 12.360 que casi no tienen usuarios. ¿El motivo? El uso casi generalizado de los teléfonos móviles no sólo para llamar, sino para comunicarnos mediante aplicaciones como WhatsApp o las redes sociales.

 

Es por ello que el Gobierno local ha decidido dar a las famosas payphones neoyorquinas una segunda oportunidad y, a modo de prueba, diez repartidas por Manhattan, Brooklyn y Queens han sido convertidas en puntos de acceso WiFi gratuitos. En las próximas semanas el programa piloto se extenderá también a los boroughs de Bronx y Staten Island.

 

Según explicaba en The New York Times Rahul N. Merchant, responsable del Departamento de Nuevas Tecnologías y Telecomunicaciones del ayuntamiento neoyorquino, «mientras decidimos qué hacer en el futuro con las cabinas públicas, este programa nos sirve como indicador de qué interés suscitan los servicios que se pueden ofrecer para los aparatos de nueva generación que se están fabricando».

 

La señal de cada punto WiFi, explica Merchant, tiene un alcance de entre 30 y 60 metros y no está sujeto a ninguna contraseña, con lo que cualquiera con un dispositivo con enlace WiFi podrá conectarse a internet sin necesidad de gastar parte de su tarifa de datos.

 

Respecto a los costes de este programa -que seguro servirá para incentivar el uso de dispositivos de última generación y por lo tanto potenciará las compras de este dinámico sector- no le ha costado un sólo dólar a los contribuyentes. Las empresas que se publicitan en las cabinas municipales han corrido con todos los gastos, incluidos los servicios de atención al cliente.

 

Los anunciantes pueden mantener así uno de los puntos más calientes en la exposición de productos y servicios no sólo por su cercanía con el público potencial, sino por la enorme implantación que la red de cabinas telefónicas tenían en la megalópolis estadounidense.

 

Hasta ahora, hasta 13 empresas diferentes han firmado un contrato de mantenimiento que expira en octubre de 2014 y que podría tener una prórroga en forma de instalaciones más potentes a cambio de las míticas cabinas. En cualquier caso, el ayuntamiento ha lanzado una campaña para que los ciudadanos hagan otras propuestas de usos potenciales de unos puntos que, a día de hoy, se han quedado completamente desfasados.