SanDisk Ultra USB 3.0, a toda velocidad

Hasta la fecha hemos tenido la suerte de poder probar a fondo diferentes soluciones de almacenamiento de datos de SanDisk. Los californianos se han especializado en la gestión de información como pocos y han conseguido crear un catálogo de dispositivos periféricos ultraportátiles que tienen mucha utilidad tanto en el ámbito profesional como entre los usuarios medios.

Precisamente por eso, cuando nos ofrecieron testar a fondo su unidad flash de su gama USB 3.0 Ultra no lo dudamos. Sobre el papel las especificaciones prometían: una tasa de transferencia de hasta 100 MB/s que gracias a su conector USB 3.0 permitía multiplicar por diez la velocidad a la que trabajamos con un USB 2.0. Además, nuestra unidad contaba con una capacidad de 256 GB. Podríamos probar con archivos verdaderamente pesados.

Pensando en cuál sería el mejor escenario para probar el equipo pensamos en tocar la puerta de nuestros asesores tecnológicos de Binary Soul. En plena vorágine de presentaciones en la Feria MetalMadrid 2015 y con equipos tan interesantes como su Motion Box a buen seguro tendrían archivos pesados que pusieran a prueba el Ultra.

Uno de los puntos fuertes que más atrajeron a los chicos de la start up era la posibilidad de emplear el software SanDisk SureAccess que permite encriptar con contraseñas los archivos que introducimos en el pen. Toda la información queda protegida por el protocolo AES de 128 bits. Sin duda una garantía excepcional para aquellos que quieran guardar contenidos importantes sin miedo.

En la mano llama la atención por su ligereza y su estilizado diseño. Cuando los chicos de SanDisk nos anuncian que cuenta con una garantía de cinco años no nos sorprende: da la sensación de que todo se ha pensado al detalle y que todo se ha construido con mimo y a conciencia. No es el clásico pen USB que podemos comprar en una tienda.

Una vez insertado en el ordenador la velocidad con la que se carga es propia de un equipo USB 3.0: el equipo reconoce el dispositivo externo fácil y rápidamente. Después cuando nos ponemos a traspasar los datos (da igual el tipo de archivo o su peso) todo es fulgurante. La capacidad de procesamiento a la hora de cargar los archivos es sencillamente fulgurante. Da igual cuántos seleccionemos a la vez.

Configurar SecureAccess es muy rápido y sencillo. una vez descargado el software podremos tener un acceso rápido y seguro a la carpeta encriptada y trabajar con los archivos. Realizar modificaciones y guardarlas «a salvo» de posibles pérdidas. Sin duda una opción excepcional para cualquier contenido profesional importante así como datos bancarios particulares, contraseñas, direcciones, etc.

En definitiva, un dispositivo que puede sustituir fácilmente a un pequeño disco duro externo, perfecto para transferir datos de forma rápida y efectiva y, sobre todo, con un precio (100€) muy competitivo.

Dispositivo testado por Binary Soul

SanDisk, todo tipo de soluciones de almacenamiento

Como ya hemos dicho otras veces, SanDisk es, probablemente, una de las empresas con mejor catálogo de soluciones de almacenamiento del mercado. Productos como iExpand Ultra Fit colocan a los de California como una de las que mejor ha plantado cara a la era de la nube con soluciones integrales e inteligentes a los problemas de gestión de datos derivados de la mayor capacidad de gestión de datos de los dispositivos móviles (desde portátiles hasta mp3) así como al crecimiento exponencial de su penetración en el mercado. Ahora os presentamos tres de sus productos más prometedores que hemos podido probar durante las últimas semanas.

Ultra microSDXC UHS-I Card

Si tuviéramos que definir la Ultra microSDXC las mejores palabras serían solución integrada. Más allá de ser una tarjeta microSD con capacidad de hasta 128 GB -lo que hará que te olvides de los problemas de espacio por muchas fotografías que tomes o vídeos que grabes- SanDisk ofrece además para los dispositivos Android una aplicación (Memory App Zone) en Google Play pensada para la gestión automática de todo lo que almacenemos en el dispositivo.

Así, esta solución dual nube-soporte físico, permite la gestión de todos los contenidos entre ambas plataformas pasando los contenidos de una a otra sin mermar la capacidad de procesado del terminal gracias a su puntuación como «Clase 10» en la velocidad de transferencia de vídeos Full HD y hasta 48 MB/s para otros contenidos.

Una de las cosas que más nos ha llamado la atención en la mano es la increíble solidez de construcción. Resistente al polvo, al agua, a grandes variaciones de temperatura y a los rayos X (esto último no lo hemos probado pero nos fiamos del certificado que adjunta el fabricante) el dispositivo nos garantiza que los datos sobrevivirán en casi cualquier entorno… incluso en aquellos en los que el smartphone o tablet que lo portan no lo harán. El pack, por cierto, incluye adaptador para diferentes formatos de ranura de expansión.

Dual USB Drive for Type-C Devices

En la línea del anterior, SanDisk propone con este adaptador USB Type-C una solución a uno de los puertos más polémicos y con más futuro de los últimos años (sobre todo desde el lanzamiento de los nuevos MacBook).

Una memoria flash dual que incluye dos conectores: un Type-C reversible y el penúltimo estándar de la industria, el USB 3.0. Esto, sobre el papel, permite hacer la transferencia de contenidos entre cualquier equipo del mercado sin importar sus puertos gracias a su compatibilidad «universal» (es retrocompatible con USB 2.0).

Con una capacidad de transferencia de hasta 32 GB asegura que los contenidos de casi cualquier smartphone o tablet del mercado puedan acabar en cualquier otro soporte sin el más mínimo esfuerzo ni la instalación de cualquier tipo de driver o adaptador.

La velocidad de transferencia que mostró en las pruebas nos ha sorprendido gratamente tanto en el momento de la recepción de la misma como al traspasarlo a otro equipo sin importar que emisor o receptor fueran Mac, PC, Android, iOS o Windows Phone. Eso sí, una vez más, los usuarios de la plataforma de Google podrán disfrutar de la Memory App Zone para gestionar más fácilmente cualquier contenido traspasado.

Dual USB Drive 3.0

El último producto del conjunto de soluciones de almacenamiento y transferencia móvil que hemos probado está especialmente pensado para dispositivos Android. Este drive doble con puerto USB 3.0 permite traspasar información entre androides y entre smartphones y tablets y ordenadores (PC y Mac) con una velocidad sorprendente y con un volumen considerable.

Con una capacidad de almacenamiento de hasta 64GB y una tasa de transferencia máxima de hasta 130 MB/s. Esto permite una gestión de contenidos desde dispositivos móviles que se ha visto muy pocas veces tanto por volumen como por transferencia además de los certificados de seguridad que SanDisk siempre implementa en este perfil de productos.

La herramienta, una vez más, se potencia exponencialmente gracias a la gestión que permite la aplicación en Google Play para trabajar con todos los datos una vez transferidos tanto en el device de origen como en el equipo de destino.

MacBook, nuestras primeras impresiones

Por fin ya está en las tiendas el nuevo ultraportátil de Apple de 12 pulgadas que viene para romper todos los cánones de la industria (incluidos los que ya rompió el MacBook Air) y que supone una enorme apuesta de los de la manzana por la nube y los procesadores de nueva generación.

Como casi todo lanzamiento o reinvención de Apple el MacBook es polémico por concepto. Parece que el incremento constante de ventas de los ordenadores de la manzana ha hecho que en Cupertino hayan preferido experimentar con el nuevo en vez de tocar modelos que reportan importantes beneficios cada trimestre.

Buen ejemplo es la inclusión de un único puerto USB-C así como un diseño ultraminimalista y unos materiales de lujo. En la mano el MacBook entra por los ojos del mismo modo que los hacen los iPad Air, los iPhone Plus o los prodigiosos iPod Nano. Desde la elección de los colores hasta la calidad del último rincón del dispositivo son un guiño a los demás iDevices para que el cliente se sienta en la necesidad de completar su «colección».

En increíblemente ligero y muy manejable. Además su escaso grosor permite que quepa en casi cualquier bolso o mochila. Una suerte de iPad con teclado en el que echamos de menos el panel táctil. Centrándonos en la pantalla, por cierto, maravilla por su brillo, sus colores nítidos y su resolución. Como casi no tiene marcos -lo mismo ocurre con el teclado- la sensación de estar ante un equipo muy pequeño se acrecenta a cada minuto que trabajamos con él.

El teclado -del que sorprende la anchura de las teclas en proporción al tamaño del conjunto- es rápido y destaca por su tacto diferente. Es cierto que todos los teclados de Apple destacan por su suavidad y por el escaso recorrido de las teclas, sin embargo, la nueva tecnología tipo mariposa que inaugura el MacBook hace que se requiera un periodo de adaptación. A veces da la sensación de que no se ha pulsado correctamente.

Lo mismo ocurre con el procesador Core M. Requiere adaptación (sí, aunque suene sorprendente, el chip requiere que nos acostumbremos a él). Es tan silencioso que si no fuera por la pantalla no distinguiríamos si el equipo está encendido o apagado. Además, mueve con mucha fluidez el ordenador cuando trabajamos en la nube o con aplicaciones que exigen poco: léase iWork, iLife, etc. Nos tememos, sin embargo, que sufrirá cuando demandemos más por su propia arquitectura.

El punto más polémico -y que sirve de globo sonda para Apple- es la inclusión de un único puerto USB en el ordenador. Por muy avanzado que este sea (y por mucho que la empresa explique cuánto usan sus clientes iCloud) no poder contar con ninguna ranura física puede ser un problema a la hora de trabajar con equipos externos -se nos ocurren fotografías- pero también cuando queramos cargar el móvil. Salvo que nos gastemos mucho dinero en el adaptador.

En definitiva nos parece un buen equipo que no tendrá demasiado recorrido comercial (su precio es muy alto) pero que sirve para hacer más fieles a los fieles (aquellos que denostamos hace tiempo cualquier ranura en el smartphone o tableta) y para demostrar la gran ligereza de OS X (un entorno operativo con la capacidad de Windows que es capaz de funcionar fluidamente en un procesador similar al de los Chromebook). Esperemos poder probarlo más a fondo para salir de dudas.