Portátiles táctiles, los mejores

Si ayer hablábamos de la revolución que han supuesto las tabletas, hoy le toca el turno a los portátiles táctiles. Dispositivos que se reinventan completamente para ganar versatilidad e intentar frenar la caída de ventas ante las tabletas. Aquí os enseñamos los mejores del mercado, no tienen desperdicio:

 

 

  • Sony Vaio Duo 11: uno de los pocos que permite interactuar con su pantalla con los dedos o con un puntero que viene de serie y que nos permite tomar notas a mano o escribir correos electrónico como si se tratara de un bloc. Su pantalla Full HD de 11 pulgadas es la nota más llamativa de un equipo con procesador Intel Core i5 y 4 GB de RAM. Entre sus puntos fuertes un peso de sólo 1,3 kilos y un precio apetecible: 1.200 euros.
  • ASUS Zenbook UX31A: su presencia es espectacular gracias a su resistente y elegante chasis de aluminio. Su pantalla IPS multitáctil cuenta con retroiluminación LED y gracias a su tecnología ASUS Super Hybrid II puede estar largas temporadas en reposo sin casi consumir energía. Además, en 2 segundos está completamente operativo desde el estado de hibernación. Su peso es también de 1,3 kilos a pesar de que su pantalla sube hasta las 13,3 pulgadas. En su interior trabaja un procesador Intel i7 así como 4 GB de RAM DDR3. ¿El precio? Lo bueno se paga, en este caso, 1.699€.
  • Toshiba Satellite U840T: los que no hace mucho eran los mejores portátiles del mercado ahora tienen que reinventarse ante el empuje de los equipos del sudeste asiático. Toshiba nos propone un modelo con carcasa de aluminio en su primer ultrabook con pantalla táctil que, además, tiene un útil revestimiento antihuellas. Es de los pocos que combina un disco duro de 500GB con una unidad SSD de 32 GB que está pensado para aumentar la velocidad de arranque. Su pantalla no es la de mejor resolución pero tiene un buen tamaño (14 pulgadas) y disfruta de 6 GB de RAM DDR3. Entre sus «peros» un peso de 1,7 kilos (demasiado en un ultrabook). Entre sus virtudes, su procesador i5 y su precio de 999€.
  • Lenovo IdeaPad Yoga: el gigante chino heredero de IBM usa un panel con tecnología IPS multitáctil que garantiza un nivel de detalle en fotografías y vídeos envidiable. Es abatible 360 grados para hacerlo más fácil de manejar y cuenta con un sistema de sonido Dolby Home Theatre que le otorga una gran calidad sonora. En su interior tiene un disco duro de 128 GB SSD un procesador Intel i5 de tercera generación y 8GB de RAM DDR3 que multiplican su velocidad de trabajo. Todo ello en un dispositivo de 1,5 kilos y 1.299 euros. Mucho más que recomendable.
  • HP Xpectre XT TouchSmart: Hewlett-Packard fue una de las primeras empresas que apostó por los ordenadores con pantalla táctil. Ahora su ultrabook es el primero en incorporar un puerto Intel Thunderbolt que permite la transferencia de archivos a velocidades de vértigo. Como siempre, cuenta con tecnología Beats Audio en sus altavoces, una pantalla Full HD de 15,6 pulgadas, está completamente fabricado en metal y cristal y corre con un procesador Intel i5 unido a 4 GB de RAM DDR3. Su precio está ajustado hasta los 1.599 euros. Su única pega es que todo este equipamiento se traduce en 2,15 kilos.
  • Dell Inspiron 15R: si pensabais que nadie podría construir un portátil más barato que Toshiba, la empresa norteamericana os dará una sorpresa. Acabado en aluminio cepillado incorpora un disco de ¡1 TB! de capacidad e incluso una unidad óptica de discos DVD -grabadora-. Tiene una webcam de alta definición con micrófono incorporado. Por cierto, su procesador es un Intel i7 y cuenta con 8 GB de RAM DDR3. La razón de su precio tan asequible (799€) está en la resolución de la pantalla (1.280×720 para un panel de 15,6 pulgadas se nos queda corto) y un peso de 2,2 kilos.
  • Panasonic ToughBook CF-AX2: no es barato. Está dirigido casi exclusivamente al mundo de los negocios gracias a su imagen seria, robusta y a su diseño flip over que permite usarlo como una tableta. Sólo funciona con Windows 8 Pro y tiene una batería intercambiable en funcionamiento. Su pantalla tiene sólo 11,6 pulgadas; su procesador es «sólo» un Intel i5; cuenta con 4 GB de RAM y cuesta 2.178 euros. ¿El motivo? Pesa 1,1 kilos es resistente a salpicaduras, polvo, arena y a caídas a más de medio metro. Todo un ejemplo de solidez.

 

Sliders, ¿cuál es la referencia?

No son pocos los fabricantes que para frenar la sangría de ventas de sus portátiles ante el empuje de las tabletas se han decidido a lanzar híbridos. Dispositivos que pretenden aunar lo mejor del universo táctil de los tablets y de la enorme potencia de los ultrabooks. La solución más llamativa, sin duda, es la que han tomado Sony con su Vaio Duo 11 y Toshiba con su Satellite U920T, dos equipos slider en los que la pantalla oculta un teclado físico completo. ¿Cuál es el mejor?

 

 

Sony Vaio Duo 11


Los nipones están demostrando una capacidad de innovación y supervivencia inédita en otros gigantes tecnológicos. Samsung la ha ganado la partida en casi todos los mercados, sin embargo, están decididos a recuperar su puesto en la industria gracias a su saber hacer, a sus acabados exquisitos y a echar el resto en cada uno de sus nuevos productos.

 

El Vaio Duo 11 es un gran ejemplo. Cuenta con un teclado retroiluminado que incorpora un trackpoint óptico (esa especie de botón de plástico que hace las veces de ratón entre las teclas G, H y B) y que es francamente delgado. Su grosor de 1,7 cms no le impide incorporar dos puertos USB 3.0 -uno de ellos está habilitado para funcionar como cargador de otros dispositivos-, una salida HDMI y una ranura de expansión para tarjetas MS/SD (ni Micro ni Mini, las grandes y originales).

 

El híbrido cuenta con una cámara frontal Full HD y un sistema de sonido firmado por Dolby del tipo Home Theatre v4 Surround -con un sonido excelente- y una pantalla del tipo IPS con un amplio y estudiado ángulo de visión que es todo un guiño al universo multimedia del conglomerado Sony-Columbia. Además, los ingenieros no se han olvidado de la importancia de la autonomía de un equipo de estas características y han desarrollado una batería con forma de lámina que se puede acoplar en su base y duplicar la duración de la batería de serie de las 4 a las 8 horas a pleno rendimiento.

 

Pero los guiños no se acaban aquí: para los que se les quede corto un híbrido totalmente hábil para trabajar y el ocio, Sony ha incorporado un puntero sensible a la presión que satisfará también las necesidades de los más artistas o de aquellos que sólo se fían de los escriben de su puño y letra. Además, para los más nostálgicos, también incorpora una salida ¡VGA!, prehistórica, aunque algún usuario seguro le encontrará alguna utilidad.

 

¿Su precio? Desde 1.099€ en su versión básica que corre con un procesador Intel Core i3, tiene 2 Gb de RAM y un disco duro de 128 Gb SSD. Por cierto, su pantalla de 11,6 pulgadas es Full HD (1.920×1.080).

 

 

Toshiba Satellite U920T


 

 

 

Toshiba, por su parte, ha optado por hacer las cosas a lo grande. Frente a los 1,3 kilos del Vaio, el Satellite pesa 1,52 kilos. En parte por su mayor panel de 12,5 pulgadas (aunque su resolución es sólo de 1.366×768 píxeles) y en parte porque incorpora un teclado más generoso que el anterior que incluye, entre otras cosas, un trackpad clásico.

 

Su panel IPS está construido también con Gorilla Glass y es multitáctil -soporta hasta cinco acciones diferentes a la vez-. Su estructura tiene sólo 20 mm de grosor que, aunque pueden parecer muchos comparados con el Vaio son sobresalientes, cuenta con un puerto HDMI, dos USB 3.0 -de tamaño estándar- y una ranura para tarjetas SD. Uno de los USB, por cierto, es, como en el Vaio, del tipo Sleep-and-charge, es decir, permite cargar otros gadgets tanto si el Satellite está encendido como apagado.

 

 

En su configuración básica cuenta con un procesador multicore Intel i5, 4 GB de RAM y un disco duro en estado sólido de 128 GB. Esto significa que la escasa diferencia de precio respecto al Vaio queda subsanada más que de sobra con unas especificaciones técnicas netamente superiores.

 

El equipo dispone de una cámara posterior de 3 Mp además de una frontal de 1 Mp con sensor de luz ambiental y flash. Además, los ingenieros de Toshiba le han añadido acelerómetro, GPS, giroscopio y magnetómetro, típicos todos en tabletas pero no tan habituales en ordenadores portátiles. Por supuesto, el Bluetooth 4.0 y el WiFi no pueden faltar. La autonomía de este equipo de 1.199€ es de 6 horas según la propia casa.

 

 

Conclusión


Está claro que aunque ambos modelos sean, por concepto, competidores, están dirigidos a clientes bastante diferentes. Los dos darán el do de pecho tanto en ocio como en trabajo, pero si el Toshiba parece más preparado para la oficina -no sólo por sus mayores especificaciones técnicas, sino por una pantalla y un sonido inferiores y un mayor peso y grosor; el Vaio de Sony parece que es el sustituto ideal de aquellos que se han cansado de las limitaciones de las tabletas. Su pantalla Full HD, su sonido Dolby, su ligereza y formar parte de la plataforma de ocio de Sony son toda una garantía de divertimento. En general, para un usuario medio, el Vaio es mucho más que suficiente.

Vaio Duo 11, ¿alternativa al MacBook?

Como vimos ayer, la situación de los fabricantes japoneses no es sencilla. Sony, el más saneado de la triada que forma junto a Panasonic y Sharp tiene que mejorar sus resultados en mercados clave como las tabletas y los portátiles. Unos por su crecimiento y otros por los beneficios que aún suponen para los fabricantes. Precisamente por eso, el Vaio Duo 11 representa una de las mejores ofertas del mercado para aquellos que quieren la potencia de un ultrabook (un portátil ultraligero) y la portabilidad de una tableta.

 

Es cierto que al estar pensado como un portátil, el tamaño del Vaio Duo -su pantalla llega hasta las 11,6 pulgadas- se nos antoja algo más grande de lo deseado para una tableta (a pesar de que Google prepara un Nexus 13 por encima del actual tope de 10 pulgadas). Aún así, un grosor inferior a los dos centímetros y una construcción en aluminio y plásticos reforzados hace que su peso no sea exagerado.

 

Su batería con autonomía de 6 horas, sin embargo, deja mucho que desear para una tableta -el Nexus 7, mucho más pequeño, nos regala 10 horas, al igual que cualquier iPad-, y, aunque no está mal para un ultrabook, se queda lejos del rendimiento de su equivalente más cercano: el MacBook Air.

 

Le saca una gran ventaja, sin embargo, al de Apple. Se trata de su pantalla táctil que, aunque no disfruta de la resolución del equipo de la manzana -por muy poco-, sí nos permite mucha mayor agilidad a la hora de trabajar. Poder escribir directamente en su pantalla con el puntero o escoger si queremos escribir nuestros correos desde su sólido y ergonómico teclado es algo que, de momento, se le escapa a los de Apple.

 

Curiosamente, cualquier que acuda a las tiendas en línea de ambos fabricantes se encontrará que la diferencia de precio entre el Vaio Duo 11 y el MacBook Air equivalente de 11 pulgadas no sólo es mínima, sino que favorece (por una vez) a los de Cupertino.

 

Si escogemos el mismo procesador (i5 a 1,7 Ghz), la misma capacidad de almacenamiento (128 Gb en un disco duro en estado sólido), la misma RAM (4 Gb DDR3) y le añadimos el mismo software -paquete iWork frente a Office 2010; Apple Care Protection Center respecto a la Total Protection de McAfee; Adobe Lightroom 4 en comparación con iLife y, para ser justos, el adaptador de puertos USB para el MacBook Air- el de Sony se nos queda en unos exagerados 1.667,02€ (mucho para un portátil y salvaje para una tableta), frente a los1.556,99€ del portátil de Steve Jobs. Otro precio excesivo a cambio de un modelo pequeño y que requiere plena confianza en iCloud.

 

 

Duelo de sistemas operativos


Después de analizar el hardware, los precios y las ventajas de ambos formatos -el de Sony reside en que toma lo mejor de dos mundos; el de Apple, que lleva a la máxima expresión el concepto ultraportátil- analizaremos la comparación de sistemas operativos para decidir cuál es la mejor propuesta.

 

Por un lado, Sony apuesta por Windows 8, el sistema operativo más avanzado creado nunca por los de Redmond funciona a las mil maravillas en el formato tableta. Las transiciones entre aplicaciones son fugaces y aprovechan a la perfección la configuración horizontal de la pantalla. Además, para eliminar el exceso de trabajo para la RAM, pasados cinco segundos todas las aplicaciones inactivas se cierran automáticamente o, si se configura previamente, quedan suspendidas para que no entorpezcan el hardware y se puedan retomar rápidamente.

 

En el modo portátil Windows 8 se muestra, por el momento, algo más torpe que Windows 7. Es fluido, trabaja rápido y nos permite optimizar correctamente varios programas a la vez, sin embargo, da la sensación de que no saca todo el rendimiento posible al potente hardware del que disponemos.

 

Aún así, un diseño fresco -Android e iOS se parecen mucho-, y una velocidad muy superior a la de cualquier otro Windows anterior, es más que suficiente para concluir que el Vaio Duo 11 es una gran compra para el que disponga, al menos, de 1.099€. Es una pena que la promesa de Ballmer de equipar Office en todos los dispositivos con Windows 8 no se cumpla en esta tableta -suponemos que será sólo para Surface, la propia-.

 

En cuanto a Apple, ¿qué podemos contar de OS X Mountain Lion que no hayamos dicho hasta ahora? Es rápido, fluido y, aunque no se integra tanto con iOS como Windows 8, acerca cada vez más lo mejor del mundo táctil de Apple y el de sus potentes ordenadores. En esta ocasión, configurar el equipo con iLife y la suite iWork sale más rentable que con Office puesto que, de momento, habrá que esperar unos meses para que haya un equivalente para tableta Apple del excelente paquete de Microsoft.

 

Como conclusión, si Sony hubiera ajustado un poco más el precio de su invento, estaríamos hablando del primer ultrabook capaz de vencer al MacBook. Por hardware y por rendimiento es tan bueno como el californiano. Sin embargo, el sistema operativo y los euros decanta -por muy poco- la balanza al mejor portátil pequeño hasta el momento. Felicidades, Sony.

Sony Vaio Duo 11, ¿tablet o ultrabook?

Sony es una empresa que siempre se ha caracterizado por mostrar un acabado y una calidad incuestionable en sus dispositivos y, sobre todo, por un afán de diferenciarse de sus rivales (ya sea mediante productos nuevos, mejorados o, simplemente, retocando el software que terceros desarrollan para sus dispositivos).

 

Esta vez, los ingenieros de la empresa han tenido una idea genial: añadirle un estilizado pero robusto teclado deslizante a su tablet de referencia, dotarle un diseño inmejorable y aplicarle Windows 8. ¿El resultado? Una interesante solución de movilidad tanto para el ocio como para trabajar.

 

Lo que más llama la atención del Vaio Duo 11 es su carácter híbrido. Es una perfecta alternativa a cualquier tableta a la que le añadamos una carcasa con teclado físico incorporado. También lo es a un netbook o un ultrabook en el que busquemos ligereza, potencia y movilidad. Esto le permite combinar la productividad de muchos portátiles ligeros con la comodidad y las posibilidades de ocio de una tableta.

 

Además, el diseño ultracompacto (al que han llamado Surf Slider) hace que pasemos de un «modo» a otro más rápido que un Transformer en las películas de Michael Bay. Pero su sistema no es lo único rápido. Gracias a un procesador de última generación de Intel así como Windows 8, alternar o realizar varias tareas a la vez en el teclado o la pantalla multitáctil será algo común.

 

Asimismo, su pantalla permite escribir, hacer bocetos o interactuar con los contenidos y las aplicaciones gracias a un stylus que acompaña de serie al dispositivo. El «lápiz» es sensible a la presión y permite operar intuitivamente con la tableta. Su latencia es mínima y como el software incluye un reconocimiento de textos, podemos pasar cualquier manuscrito a la colección de letras que vienen con Office. Los ingenieros de la casa explican que han conseguido que el Vaio Duo ignore la presión ejercida por la mano cuando escribimos con el stylus (que tiene dos trazos disposnibles) lo que hará que nuestra letra sea más natural.

 

Como los demás equipos que incluyan Windows 8, el Quick Boot se encargará de encender el Vaio Duo en sólo 10 segundos. Además, si escogemos la opción Rapidwake+Eco, podremos retomar la actividad del ultrabook instantáneamente del mismo modo como se apagó la última vez. Insólito en un equipo de Microsoft.

 

Para acabar, la función One Touch de Sony nos permitirá disfrutar de la música y las fotos de modo instantáneo y sencillo con cualquier dispositivo de la marca compatible con la tecnología NFC. Bastará con que toquemos los dos equipos para que se establezca una conexión inalámbrica entre ellos sin tener que configurar el WiFi o el Bluetooth. Un paso más allá del streaming de Apple (aunque este funciona a las mil maravillas).

 

Como conclusión, un modelo muy recomendable con un grosor de 1,78 cms; un peso de 1,3 kilos -no es demasiado para todo lo que ofrece-; una pantalla panorámica Full HD -sólo medio paso por detrás de la Retina- de 11,6 pulgadas y varios puertos USB y HDMI de última generación que, a diferencia de muchos otros dispositivos, viene con el prurito del Made in Japan. Su precio en Europa lo estimamos en unos 1.500 euros. Algún punto débil tenía que tener.