Wikipedia, ¿qué fue lo más consultado en 2017?

Wikipedia fue, probablemente, uno de los primeros «síntomas» de que algo estaba cambiando en nuestras costumbres. Las viejas enciclopedias de papel, caras y rápidamente obsoletas, dejaban paso a una suerte de «comuna» de conocimiento en el que todos podíamos aportar y buscar gratis. Una forma -polémica, eso sí- de democratizar la cultura y la ciencia y una forma tremendamente efectiva de llegar a datos en tiempo casi real.

Precisamente por eso es una de las webs más visitadas en todo el mundo en todos los idiomas y, también por ello, su ránking de búsquedas es una muestra inmejorable de lo que está de actualidad en cada rincón del planeta.

Hace pocos días la fundación publicaba su Top 50 de búsquedas en todo el mundo y los resultados son bastante significativos: los obituarios de 2017 están en primer lugar y Donald Trump (quizá la persona más nombrada en el planeta el año pasado) en el segundo. El podio lo cierra Isabel II de Inglaterra. Probablemente el lanzamiento de la segunda temporada de la serie The Crown en Netflix haya tenido mucho que ver en un personaje que, aunque mediático, nunca antes había estado tan arriba.

Y es que la fuerza de las nuevas plataformas de contenidos queda reflejada con los ítems «Juego de Tronos. Temporada 7» (4º puesto); «Juego de Tronos» (6º); «13 Reasons Why» (10º); «Riverdale» (17º); «Stranger Things» (19º); «OJ Simpson» (32º); «Princesa Margarita» (37º); «Pablo Escobar» (41º) y «Duque de Edimburgo» (44º).

El cine, como es habitual en estas listas, también ha tenido un lugar privilegiado: la lista de películas de Bollywood está en el 7º lugar; Baahubali 2, segunda película de una saga India en el 11º; «It» está en el puesto 12º; la lista de las películas Indias más taquilleras en el 14º; Gal Gadot en el 15º por delante de Logan (16º), películas de 2017 (18º), Wonder Woman (20º); Dwayne Johnson (21º); Star Wars: The last Jedi (22º); La liga de la justicia (23º); Get Out (27º); Split (38º); Thor: Ragnarok (39º); Spider-man Homecoming (43º); Star Wars (45º); Dunkirk (47º) y Guardianes de la Galaxia Volumen 2 (50º).

Entre las biografías más buscadas destacan las de Meghan Markle (5ª), Elon Musk (24º), Cristiano Ronaldo (26º), Barack Obama (30º), Conor McGregor (33º); Charles Manson (34º), Ed Sheeran (35º), Melania Trump (36º), Floyd Mayweather Jr (40º), Ariana Grande (46º) y Adolf Hitler (48º).

Las temáticas tecnológicas como los Bitcoin (9º), Facebook (25º), los Millennials (29º), YouTube (31º) o Google (49º) completan una lista en la que el deporte, el ocio y los grandes eventos sociales son protagonistas.

Wikipedia, sus donaciones en el punto de mira

Internet es espejo y altavoz de todas las virtudes y defectos de la sociedad digitalizada en la que vivimos. Una esfera en la que caben los recovecos más oscuros de las redes sociales y proyectos tan ilusionantes y democráticos como Wikipedia, la enciclopedia que se ha convertido en el mayor proyecto colaborativo de internet y una de las primeras señas sobre el cambio de un mundo analógico a uno digital (al menos en cuanto a la gestión del conocimiento).

Sin embargo, como se hace eco El Confidencial, la mala gestión de la Fundación Wikimedia ha puesto en riesgo la supervivencia de la web. Al menos según se desprende del informe que ha hecho público Guy Macon, editor de la enciclopedia desde 2006.

La historia de Macon es el mejor ejemplo del éxito de internet bien utilizado. Ingeniero autodidacta comenzó a editar porque encontró en Wikipedia «mejor información que en algunos de los caros libros que compraba» para sus estudios. Lo que comenzó como corregir pequeños errores se convirtió en editar sobre ciencia e ingeniería.

Sin embargo, el estadounidense muestra su preocupación por el devenir del crecimiento de la web. Actualmente, si se suman todas las ediciones de Wikipedia, se suman 16.000 millones de lectores. Esto le supone un gasto en hosting de 2 millones de dólares y un equipo de 300 empleados. Si lo comparamos con hace una década las cifras no cuadran: el tráfico ha crecido hasta multiplicarse por 12, pero el gasto en hosting se ha multiplicado por 33. En cuanto a la plantilla: hace una década no había empleados, solo colaboradores.

El problema es que la dependencia de las donaciones es un hecho que la Fundación no parece creerse y no es capaz de controlar el gasto y el crecimiento. Hay factores que pueden hacer que éstas bajen y que el legado desaparezca.

Y eso se traduce también en sentimientos encontrados con los donantes: algunos se preguntan porque si el dinero es suficiente para mantener la enciclopedia como está ahora, por qué se sigue pidiendo dinero como si el cierre fuera inminente. Otros se quejan de que el crecimiento de las donaciones no ha cristalizado en un software mejorado. Además, expertos se quejan de la creación de una élite alrededor de Wikipedia… y eso se ha traducido en que sean muchos los que piden que cesen las donaciones hasta que todo esto se aclare. ¿Un caso de corrupción 2.0?

Por su parte, la Fundación se defiende diciendo que aunque las críticas de Macon son útiles y las tendrán en cuenta, el informe solo da información parcial. En primer lugar explican que el dinero de los presupuestos no se va solo al mantenimiento de servidores, sino que tiene que ver con dar soporte a las comunidades de colaboradores de todo el planeta y en mantener la plataforma completa rápida y segura (Wikiquote o Wikimedia Commons, por ejemplo).

Asimismo, la Fundación ha conseguido gastar menos durante el último periodo contable de 2016 y ha presupuestado aún menos para el ciclo 2017 y 2018 (respecto al bienio anterior). Aún así, sabedores de los problemas que pueden surgir en el futuro, hace tiempo que se creó un fondo llamado Wikimedia Endowment. Además, gran parte de los ingresos de la estructura colaborativa provienen de gigantes de Silicon Valley como Apple, Intel o la Fundación Bill y Melinda Gates así como de otras empresas como Boeing.

La Fundación dice ser absolutamente transparente con sus gastos y también reconoce no tener un libro de ruta definido en caso de que bajen las recaudaciones (algo que nunca ha ocurrido hasta la fecha) puesto que, dependiendo de la fuente de ingresos que flaquee se esforzarían en salvaguardar diversas partes del proyecto.

Mientras el número de usuarios crece, la duda que nos surge es si realmente la Fundación Wikimedia también ha caído en manos de una gestora manirrota y la corrupción.

Wikipedia, información, conocimiento y polémica

 

 

Es una de las 10 páginas más visitadas de la web. El mayor punto de consultas de información de internet. Una referencia absoluta que ha desbancado a otrora líderes intocables: las enciclopedias de papel. Y, de éxito, es también una de las webs más polémicas. Sus editores, sus fuentes, su fiabilidad y sus contenidos están siempre en boca de todos por el poder que otorgan a quienes escriben en ella. Se trata de Wikipedia, el mayor esfuerzo colectivo de conocimiento de nuestra historia.

 

77.000 editores en todo el mundo a escrito más de 22 millones de artículos en 285 idiomas. Su carácter colectivo se traduce en lo mejor y peor de nuestra sociedad y no es difícil encontrar disputas entre editores que cambian por completo los artículos… para que su «rival» lo deje como estaba.

 

Esto ha permitido que Taha Yasseri de la Universidad de Cornell haya podido realizar un estudio en el que aparecen sorprendentes resultados entre los temas más controvertidos en cada idioma… y las enormes diferencias culturales (y lingüísticas) que provocan ciertos temas.

 

En castellano -el idioma que nos atañe esta vez- hay resultados de lo menos esperados: el fútbol (cómo no) es el gran caballo de batalla. Así, el Club América (2º); nuestro Athletic de Bilbao (4º); Newell’s Old Boys (6º); FC Barcelona (7º) y Alianza de Lima (10º) copan una lista encabezada por Chile y en la que aparecen el Opus Dei (3º), el político mexicano Andrés Manuel López Obrador, la homeopatía (8º) y el dictador Augusto Pinochet (9º).

 

Por términos controvertidos afines, los idiomas en los que se polemiza sobre ciertos contenidos similares al castellano, destacan el francés, alemán en inglés en este orden. Destaca el peso de los contenidos latinoamericanos -zona de mayor crecimiento del idioma y de mayor peso poblacional- a pesar de que los editores más activos son hispanohablantes de la Península.

WikiLove, potenciando el conocimiento

La mayor enciclopedia de Internet y una de las más famosas del mundo, Wikipedia, ha puesto en marcha un experimento social. Los programadores de la Wikipedia Foundation han decidido insertar un botón con forma de corazón al final de cada artículo para que los lectores agradezcan a los editores su trabajo y, de paso, les feliciten si consideran que está bien hecho.

El botón, al que han denominado «Love», sirve para que los visitantes implementen -si lo desean- una fotografía y un mensaje de agradecimiento o ánimo. El objetivo final de todo esto no es otro que incentivar la creación de nuevos contenidos y potenciar las colaboraciones con la que es una de las herramientas más utilizadas de la Red.

Precisamente este hecho -su gran uso- ha atraído a una gran cantidad de editores noveles que no siempre han estado al nivel que se espera de un «enciclopedista» y que, en muchas ocasiones, han recibido críticas por la baja categoría de los contenidos.

Todo ello tiene un origen. En un estudio interno llevado a cabo por la propia Fundación en 2011 se refleja que «ser despreciado por los editores más experimentados» es el motivo más importante para que los usuarios editen con menor frecuencia.

La propia Fundación espera que gracias a los comentarios de apoyo los editores -en especial los más noveles- se animen a seguir editando y ampliando los contenidos de la enciclopedia. En cuanto a las fotos, de momento las predeterminadas son tan sugerentes como gatos, estrellas o cervezas.

Desde el pasado día 29 la versión inglesa -la más importante y la original- dispone ya de su particular corazón en versión de pruebas. Si la respuesta es positiva no tardará mucho en estandarizarse a las demás versiones de modo definitivo.

Wikipedia, la gran enciclopedia

Los que leéis los posts tanto de «El mundo desde mi PC» como de la «Caverna Cibernética» habréis podido comprobar que habitualmente suelo referenciar los datos en la página web Wikipedia, es por ello que he creído conveniente dedicarle un post a esta web de conocimiento que de tantos apuros me saca. ¿Qué es Wikipedia? Aquí lo tenéis.

Nacida el 15 de enero de 2001, es un proyecto de la Fundación Wikimedia que tiene como objetivo último crear una enciclopedia libre -gratuíta- y políglota que cuenta ya con más de 16 millones de entradas -mucho más que cualquiera escrita- redactadas por voluntarios y que pueden ser editadas por cualquier usuario.

Aunque este último dato sea uno de los puntos débiles del sistema según los expertos y sus detractores, que lo califican de «vandalismo», éstos mismos denotan que, estos «ataques» son siempre eliminados con prontitud por el propio sistema.

El proyecto iniciado hace una década por Jimmy Wales y Larry Sanger se sustenta en tres principios:

  • Es una enciclopedia, entendida como un soporte de recopilación, almacenamiento y transmisión de información de modo estructurado.
  • Es un wiki, luego puede ser editada por cualquiera.
  • Tiene contenido abierto.

Todo ello se refuerza con una política autoimpuesta de neutralidad de contenidos, que busca no politizar la propia enciclopedia. Su fiabilidad como fuente reside, asimismo, en su política editorial -que varía entre ediciones-. De este modo, la Wikipedia inglesa -la más importante por número de artículos y visitantes- no puede ser editada por todos los usuarios, sino sólo por aquellos registrados, y tampoco pueden empezar artículos de cero.

Wikipedia, que se encuentra entre las diez páginas más visitadas de la red, está editada tan sólo por 39 usuarios remunerados, todos los demás -wikipedistas- lo hacen de modo voluntario, tanto la creación, como la edición y evolución de los contenidos. El éxito de este modelo es tal que en 2007 la publicación científica Nature publicó que Wikipedia había alcanzado a la Enciclopedia Britannica (la gran referencia en esta materia) en calidad.

Sin entrar a valorar esto, os recomiendo que os deis una vuelta por esta nube de información para que veáis lo que es capaz de hacer la buena voluntad de las personas para difundir el conocimiento. Se aprende muchísimo.