Windows 10, a Xbox vía actualización

Tres meses después del lanzamiento de Windows 10 y ya instalado en 120 millones de equipos Microsoft por fin ha lanzado la primera gran actualización de su sistema operativo de referencia. Una versión que la empresa promete llena de novedades y, sobre todo, mucho más compatible que la anterior. Como muestra, ya está disponible para su descarga en las Xbox One.

La mejora de Windows 10 comienza desde el arranque. La plataforma ha mejorado mucho durante estas semanas y el feed back con los usuarios ha hecho que, por ejemplo, su inicio sea ya un 30% más rápido que Windows 7 para todos los equipos. Cortana, una de de las bazas del entorno frente a sus rivales, ya no solo será capaz de implementar sugerencias y reconocer nuestras notas para configurar recordatorios desde una cuenta con Edge, también se podrá utilizar con una cuenta local. Mucha más libertad y facilidad para su personalización.

Por su parte, el navegador -que aunque es netamente mejor a Explorer parece condenado vivir en la dictadura de Chrome- ha recibido mejoras de rendimiento y la posibilidad de visualizar los contenidos de las pestañas sin necesidad de entrar en ellas. Por cierto, ahora se sincroniza entre todos nuestros dispositivos (si se desea) para facilitar la navegación. Solo le vemos un «pero», no hay ni rastro de noticias sobre posibles extensiones.

Skype es otro de los soportes que recibe mejoras muy interesantes. Ya no será necesario descargar la versión completa para acceder al servicio de videollamadas. Será suficiente con el servicio básico. Más espacio y más agilidad. Algo parecido ocurre con la Windows Store que ahora se configura diferente para los Negocios y permite a los profesionales adquirir licencias sueltas de diferentes programas, adquirir aplicaciones específicas e incluso crear un catálogo de las que les resultan más interesantes.

Microsoft ha mostrado desde el nacimiento de Windows 10 una gran preocupación por la seguridad, el talón de Aquiles de versiones anteriores. En este caso dice que se ha fortalecido en toda la plataforma -no solo el navegador- bloqueando la instalación de malware de forma automática. Para ello han implementado Credential Guard, Devide Guard, Windows Hello y Windows Defender. ¿Será suficiente? Con un uso responsable del equipo parece que sí.

Otro de los puntos débiles de los que han recibido más quejas es de la estabilidad. Aunque es muy superior a 7 y 8, todavía hay usuarios que se quejaban de bugs y errores. Ahora los programadores han trabajado en colocar Windows 10 a la altura de los mejores y de paso han añadido el reconocimiento de fechas, la detección de luz automática (para fotos y vídeos) y han rediseñado muy levemente el interfaz. Los menús contextuales son algo más grandes y oscuros y las barras de aplicaciones tienen el color del tema elegido en el diseño.

¿Y qué hay sobre Xbox App? Aquí sí ha habido un rediseño completo. El nuevo dashboard permite un acceso hasta un 50% más rápido que hasta ahora a los juegos y a las plataformas sociales, agiliza los chats, nos sugiere contactos, activa las notificaciones, etc. Incluso permite disfrutar de los juegos de la consola en otros dispositivos como el portátil o el ordenador de sobremesa. Solo hace falta una buena señal WiFi (y un hardware mínimo). En definitiva, Windows se vuelve completamente multiplataforma. Un acierto.

E3, la gran feria del ocio en cinco claves

Con la industria de los videojuegos batiendo récords de facturación gracias a su capacidad camaleónica para adaptarse a las nuevas tecnologías y a las nuevas tendencias (el consumo en línea y las plataformas en streaming así como nuevos soportes donde se demanda más la movilidad que la calidad gráfica), podemos decir que la Electronic Entertainment Expo de este año ha sido una de las más espectaculares por lanzamientos, contenidos y expectativas. Os la recordamos en cinco claves.

  • Microsoft se olvida de Kinect para apostar por Hololens (y Cortana y la Xbox One). Kinect fue la medicina que permitió a la Xbox recuperar el control del mercado después del efecto Wii. De hecho, su salto a los PCs hizo pensar que sería uno de los centros del negocio de entretenimiento de Microsoft. Sin embargo, la llegada de Windows 10 y las Hololens ) así como el lanzamiento de un nuevo (y caro) mando para la consola ha hecho que el sensor de movimiento -que como os enseñaremos este verano tiene muchas aplicaciones en nuestra vida diaria- hay sido uno de los desaparecidos de este E3. La Xbox estrenará Cortana y una nueva interfaz que la sitúa al menos a la par de la PS4 para convertirse en el centro de ocio doméstico y el Elite para Xbox One será una de las estrellas para los jugones. Su hardware es bestial sin casi tiempo de respuesta. Los botones son más ergonómicos y su diseño embelesa. ¿Qué ocurrirá con todos estos periféricos cuando podamos controlar todo por voz? La respuesta la tendrá Cortana.

  • Sony apuesta por la calidad… y la cantidad. El valor del E3 para Sony es capital. Estados Unidos es uno de los pocos mercados donde va claramente por detrás de la Xbox en ventas. Además, el yankee es uno de los que más aprecia el músculo en los dispositivos. Por eso, como la PS4 va sobrada de hardware el peso ha caído en una actualización de su catálogo propio de 2025. The Last Guardian por fin llegará en 2016 dispuesto a hacer historia. Uncharted 4 deja claro que hay que tener mucha potencia para mover una historia llena de acción y con unos gráficos nunca antes vistos. El remake de Final Fantasy VII salda la deuda de los más fieles a la casa y, de paso, actualiza su calidad a niveles top. El nuevo capítulo de Call of Duty volverá a ser un gran gancho para los indecisos y el trío Horizon: Zero Dawn; Hitman (el ansiado regreso del agente 47) y Destiny: el rey de los poseídos redondean un arsenal de lanzamientos pocas veces visto.

  • Nintendo sabe que su supervivencia pasa por ser diferente. La situación de Nintendo es muy delicada. Los dispositivos móviles de última generación se han demostrado perfectamente capaces de mover juegos del tipo DS y esto ha mermado las ventas de los nipones. Sin embargo, su reciclaje hacia los smartphones y tablets, su catálogo absolutamente único y su personalidad diferenciada respecto a los demás fabricantes son su mejor baza para sobrevivir. El E3 volvió a ser un lugar donde destacar gracias a la transformación de títulos como Starfox Zero, el incremento de la relevancia de los Amiibo o la nueva versión de Super Mario (en este caso Maker) para celebrar los 30 años de esta franquicia irrepetible. Les deseamos lo mejor.

  • Llega la guerra de las tarjetas gráficas. AMD presentó las nuevas R9 Fury y Fury X. Modelos que por su nombre ya denotan una agresiva actualización de las R7 y R9 de 2013 que ya habían sido superadas ampliamente por sus equivalentes de Nvidia.  Destaca la segunda, la más potente que jamás ha presentado la empresa y que cuenta con nuevos núcleos Fiji con refrigeración líquida y unas cifras de escándalo: 8.900 millones de transistores, 4096 procesadores Open CL y memoria RAM HBM, la evolución de las GDDR5. Permitirán un ancho de banda de 512 GB/s lo que se traduce en mayor velocidad gráfica con un menor consumo. También presentaron actualizaciones de las anteriores R7 y R9 (normales) pensadas en los PC gamers. Aunque el titular se lo llevó esta bestia que promete una era en el rendimiento gráfico y una batalla abierta con Nvidia por recuperar el trono de los componentes.

Windows 10, sus cinco «sorpresas»

Si ayer os presentamos las novedades de Windows 10, hoy analizaremos las claves sobre las que rota la apuesta de esta nueva versión. Un sistema operativo que no sólo pretende solventar las carencias que tuvieron Windows 7 y 8 sino que pretende adelantar por la derecha las apuestas de Apple y Google los dos grandes rivales que parecían haber dejado obsoleta a la empresa cofundada por Bill Gates.

  • Un programa para controlarlos a todos. Apple se jacta de que iOS y OS X están cada vez más cerca y son totalmente compatibles. Google dice que Chrome es la extensión para ordenadores de Android. Pero ninguna de las dos se ha atrevido a dar el complicado salto de unificar en un sólo sistema operativo todo su ecosistema de dispositivos. Todo: desde el funcionamiento hasta las aplicaciones quedan integrados entre el smartphone, la tableta, la consola, la televisión y el PC. Todas las pantallas están, por fin, unidas. Esto no sólo facilitará la experiencia del usuario sino que hará más eficaz y sencillo el trabajo de los desarrolladores y debería empujar la cuota de mercado de Windows en el universo móvil donde le cuesta superar el 5% y ve muy de lejos la batalla por el liderato de iOS y Android -con más de un 40% cada uno-. El interfaz ahora es más sencillo (como en los móviles) y todo será más fluido y ligero. Además, como ocurre con otros sistemas operativos, es gratis, ya no tiene soporte físico y entra de lleno en la segunda década del siglo XXI.
  • Xbox entra en juego. Cuando hemos hablado de unificar todas las pantallas hemos mentado las consolas y la televisión. Y eso es así porque Xbox entra en juego para marcar la diferencia en un negocio que se le da muy bien a Microsoft y en la que Google y Apple ni siquiera están presentes. Satya Nadella, a su llegada, dijo que había que revolucionar el ocio digital y muchos temieron por la venta de este sector. Nada más lejos de la realidad: los juegos de Xbox One se podrán disfrutar en cualquier equipo con Windows 10… y también compartir la experiencia en streaming. Teniendo en cuenta el enorme catálogo exclusivo de Microsoft, empezamos a entender la apuesta de Sony por el universo Android.
  • Cuéntame. En esto también Windows quiere adelantar a sus rivales. Si Siri cambió la forma en la que nos relacionábamos con los teléfonos móviles y Google Talk completó el enorme catálogo de servicios de los de Mountain View, Cortana llegó desde el principio como el más completo de todos. Habla en un tono más natural. La conversación es más lógica y además es transversal, es decir, aprende de la experiencia que tiene con nosotros en todos los dispositivos de los que somos usuarios.
  • Spartan también toma la delantera. El caso de Explorer es, probablemente, el más injusto de la industria tecnológica en las últimas décadas. Se le penalizó para que sus rivales pudieran equipararse a él (¿por qué nadie le corta ahora las alas a Google?) lo que, unido a una mala estrategia de Microsoft, hizo que primero le adelantara Firefox y luego Chrome. La imagen de programa obsoleto no sólo era falsa sino que acabó enterrando cualquier esperanza de Microsoft de retornar a la cima. Por eso lo mejor era hacer borrón y cuenta nueva con Spartan Project, un programa que hereda muchas de las virtudes de la última generación de IE (a la altura de Chrome, Firefox y Safari) y que cuenta con un diseño fresco, utilidades como guardar páginas para su posterior lectura o compartir páginas con apuntes sobreimpresos -también a mano- y, sobre todo, interactuar con otros usuarios en todos los dispositivos.

  • Periféricos excepcionales. La llegada de Nadella no sólo ha supuesto un soplo de aire fresco en una empresa que llevaba demasiados años con las ventanas cerradas (valga la redundancia) sino que ha hecho que Microsoft sea capaz de sorprender, de nuevo, y se crea que puede ser de nuevo la referencia tanto en software como en hardware. El último ejemplo es Surface Hub, una pantalla de 55 u 84 pulgadas que se conecta con un sólo cable y lleva a esta superficie -sobre la que se puede escribir- todas las utilidades de Windows 10 y las multiplica gracias a Skype. Una nueva forma de hacer videoconferencias, brainstorming y de redefinir las reuniones de trabajo. Y por si esto fuera poco, Nadella tuvo su momento «one more thing» y cuando nadie esperaba nada más -porque habían dado al auditorio mucho más de lo esperado- presentaron Hololens. Un híbrido entre las Glass de Google y las Oculus Rift de realidad virtual de Facebook. Gracias a este «casco» -prometieron que no llegaron por poco a presentar las gafas definitvas- podemos recrear realidad virtual en nuestro entorno; hablar con una persona a través de Skype (y verla); y una poderosa herramienta para compartir información de todo tipo con cualquier interlocutor y para campos como la enseñanza, la medicina o la ingeniería. El interfaz es espectacular (permite «anclar» aplicaciones en un lado de la pantalla para seguir haciendo otras actividades), fluido y, los que lo han probado, prometen que adictivo. Algo impensable en versiones anteriores de cualquier sistema operativo. Los problemas han cambiado de barrio.

Juegos, los mejores para empezar el año

Seguro que Olentzero, Santa Claus y compañía han dejado una buena cantidad de regalos bajo el árbol esta Nochebuena. Si os han premiado con uno de estos tendréis un final de año sobresaliente. Si no habéis sido los afortunados, ¡corred al Buzón Real para que no os falten el día 6 por la mañana!

  • Assassin’s Creed Unity. Para PS4, Xbox One y PC, el último título de una de las sagas más famosas de los últimos años subraya sus virtudes: las recreaciones históricas con un paseo virtual por el París revolucionario que maravillaría a los renderizadores de Hollywood. Los nuevos tipos de planos son sublimes, los modos de juego cada vez más completos y la interactividad con otros jugadores espectacular. De lo mejor en los últimos meses.
  • Call of Duty: Advanced Warfare. Otra saga legendaria. Ésta se reformula con una buena dosis de exoesqueletos, jetpacks, una plataforma multijugador a la altura de lo que promete. Una de las referencias del universo gamer online, la campaña promete 10 horas netas de juego. Disponible multiplataforma.
  • Halo: The Master Chief Collection. Microsoft ha reunido en un pack las aventuras del Jefe y le ha añadido una sorpresa. Nada más y nada menos que un acceso a la Beta multijugador de «Halo 5: Guardians» y a la serie «Halo: nightfall» producida por Ridley Scott. Todo un motivo para hacerse con la Xbox One sin esperar.
  • Grand Theft Auto V. La ciudad de Los Santos se adapta a la era de las nuevas consolas -con mucha más potencia gráfica-. 30 nuevos coches, más armas y más música. El sueño de cualquier fan de esta exitosa colección. El novedoso punto de vista en primera persona permite zambullirse en la acción como nunca. Para PS4 y Xbox One.
  • Dragon Age: Inquisition. Para los no introducidos -nos incluimos- éste título se hizo famoso por las escenas de sexo que incluía… pero su éxito ha residido en su capacidad de atraer a los jugones más puristas (hardcore gamers). Una historia compleja llena de protagonistas de lo más variopinto que mejora la experiencia de las dos entregas anteriores de Dragon Age. Multiplataforma.
  • Football Manager 15. De los pocos que está disponible para PC, Mac y Linux, se centra en aquellos amantes del deporte rey. Bueno, en los amantes de la gestión de clubes (¿llevas un Florentino dentro? Este es tu juego). Ahora es más intuitiva, hay un nuevo centro de jugadores y ojeadores más realista y una gestión de terceros -los deportistas- en función de su personalidad (¿a que ya estás deseando hacerte con Balotelli?).
¿Cuál es vuestro juego favorito para acabar 2014 y no despegarte del entretenimiento digital en los meses de invierno?

 

Premios 2014: mundo digital

Después de centrarnos en los dispositivos móviles y los mejores equipos de imagen y sonido del año, le llega el turno a aquellos equipos que, desde nuestro hogar, más han cambiado nuestro año. Ordenadores, dispositivos de ocio doméstico, electrodomésticos 2.0 o soluciones inteligentes para nuestros vehículos.

Mejor ordenador: APPLE IMAC RETINA 5K

 

 

 

Si las barreras entre las tabletas de gran formato y los portátiles ultraligeros parecen desaparecer, lo mismo ocurre entre los equipos informáticos domésticos. Para muchos un portátil es suficiente. Para los que quieren más rendimiento es imprescindible un sobremesa. Apple parece haber ido siempre por libre con su todo-en-uno iMac, un ordenador que destaca por su potencia, diseño y la forma en la que se adapta a casi cualquier escenario. Este año los ingenieros californianos han ido un paso más allá con la versión con pantalla Retina 5K. Un ordenador de 27 pulgadas y una resolución excepcional que en su configuración más potente (y cara) incorpora un procesador Intel i7 a 4 GHz, una potencia de cálculo gráfico de hasta 3,5 Teraflops por segundo, puertos Thunderbolt con 20 GB/s de ancho de banda y una experiencia de uso inigualable. Sus hermanos «normales», aún así, consiguen destacar por un funcionamiento por encima de cualquier equipo Windows. Sobresalientes.

Mejor dispositivo de hogar digital: DYSON 360 EYE

 

Más allá de novedosísimas soluciones domóticas a las que muy poca población tiene acceso, la duda nos surgía entre la versión renovada de la última Thermomix o este robot aspirador de la casa británica Dyson que gracias a su «ojo» no sólo sabe dónde está sino también dónde ha estado y a dónde debe ir. Compatible con iOS y Android para su programación, su potente motor de aspiración y su sistema de filtros es capaz de discernir entre polvo y suciedad para capturar partículas de 0,5 micrones. Sus bandas de rodaje tipo oruga y su cepillo de fibra de carbono en toda la base garantizan que llegará hasta el último rincón y su autonomía de 30 minutos garantiza que tu casa quedará como los chorros del oro. Ingenioso y eficiente.

Mejor smart car: RENAULT R-LINK

El giro tecnológico que están viviendo los automóviles de Renault en los últimos años ha llegado a su cenit con el sistema R-LINK que gracias a una pantalla de 7 pulgadas que permiten gestionar toda la información del automóvil de manera sencilla e intuitiva. Telefonía, navegación, multimedia, contenidos de nuestro smartphone, etc. se controlan con sólo tocar la pantalla o con comandos de voz. Además, podemos pedirle que nos lea determinados contenidos como mensajes, direcciónes y giros de una ruta, la situación del tráfico o el clima. Todo un ejemplo de cuán inteligentes serán los coches del mañana.

Mejor centro de ocio: SONY PLAYSTATION TV

Permite portar tu PS4 a cualquier televisión de tu casa sin necesidad de cables; incluye 1.000 títulos de la PS Vita, PSP y PS One; permite descargar juegos desde la PS Store; es compatible con varios controles DualShock simultáneamente; en un futuro cercano permitirá acceder a contenidos multimendia de PS Now y PS Network y todo ello en un equipo que cabe en la palma de la mano y cuesta menos de 100€. La versión vitaminada de Apple TV con infinitas posibilidades para los gamers.

Mejor consola: MICROSOFT XBOX ONE

La Xbox más completa hasta la fecha destaca por su potente hardware, por sus posibilidades como centro de ocio, su perfecta simbiosis con otros equipos (sobre todo Windows) y su excepcional rendimiento (así como un catálogo de juegos, incluso en exclusiva) extraordinario. Hace que cualquier televisor se convierta en un completo Smart TV y sus posibilidades de accesorios la hacen la más completa del mercado (no os perdáis las smart glass). En definitiva el dispositivo definitivo para los gamers y también para aquellos que quieren mucho más que una consola.