Videoclubs online, tu cine en casa

Las plataformas de alquiler y venta de películas y series de televisión en internet empiezan a proliferar y nos permiten acceder a ellas desde el ordenador, televisores inteligentes, smartphones, tabletas o streamers. La alta definición, el sonido con calidad cinematográfica -si cuentas con un home cinema adecuado- y una cartelera de los más interesante -y a buenos precios- son sólo una parte de lo que ofrecen unos dispositivos que le dan a la palabra ocio un nuevo sentido. Aquí tenéis los más importantes.

  • iTunes Store: si la herramienta física se llama Apple TV -recientemente renovado-, la «magia» ocurre en iTunes. Su integración con el resto de dispositivos de la casa es, literalmente, perfecta. Desde el iPad o el iPhone hasta el iMac pasando por el iPod Touch o los MacBook. Cuando alquiles o compres un contenido -hay mucho más que películas o series- podrás seguir disfrutándolo en cualquier otro gadget de los de la manzana. De momento, eso sí, la versión HD no se puede transferir a los demás dispositivos. Cuando alquilas un filme tienes un máximo de 30 días para reproducirlo y, una vez que empiezas, tienes 48 horas para verlo tantas veces como quieras antes de que desaparezca de la biblioteca. Además, las compras (de 9,99€ a 16,99€) pueden almacenarse hasta un máximo de 10 equipos simultáneamente y realizar una copia de seguridad -así minimizan no poder «sacarla» a un soporte físico-. La calidad de reproducción estándar (SD, cuesta 2,99€) es similar a la de cualquier DVD, sin embargo, cuando optamos por la HD (3,99€) y disfrutamos de un televisor acorde, nos olvidamos completamente de las salas de cine y de los soportes físicos. Las posibilidades de audio, idioma, subtítulos, avance por capítulos, etc. son, sencillamente la referencia. Por cierto, siempre tienen ofertas a precios mucho más competitivos.
  • Waki TV: es la plataforma que encontraremos en casi todos los televisores inteligentes (Smart TV) fabricados por Samsung, LG, Panasonic o Philips. Sin embargo, la empresa ya ha hecho pública su intención de estar presente en iOS y Android. Su catálogo ronda los 1.500 títulos entre películas, series y documentales y, de momento, sólo está disponible a través del navegador web. Como en el anterior se puede elegir entre formato SD y HD y un audio estéreo 2.0 o Surround 5.1, aunque no todos los filmes ofrecen todas las posibilidades. Tampoco están todos los idiomas en todas las opciones. En la página de información podremos reproducir un trailer, leer la sinopsis o dejarnos aconsejar por IMDb y FilmAffinity. La calidad de imagen es la misma que en las demás opciones pero el audio es más potente que en otras como Youzee o Filmin. Por cierto, como todas las plataformas -menos Apple TV- requiere tener actualizado el plug-in de Flash. Un poco incordio. Los precios van de los 3,99€ de las novedades al 1,99€ de títulos ostensiblemente más antiguos.
  • Cineclick: centrada fundamentalmente en películas, ofrece algún documental y alguna colección de títulos. Sus opciones de navegación son las más básicas de toda la comparativa y obliga a pasar por casi todos los títulos para poder escoger el nuestro. El do de pecho lo da con la página de detalle de cada película. En el interfaz siempre veremos claramente el precio de cada uno de los títulos: de 1,99€ a 3,99€ y el periodo de visionado es de 24 horas, el más corto de todos. Ofrece una suscripción mensual de 9,95€ para reproducir hasta 574 películas todas las veces que queramos. En la «letra pequeña» no pone que son películas muy antiguas.
  • Filmin: después de iTunes Store, la mejor alternativa del post. Es la más completa de las «demás» y por «demás» entendemos las de cine no excesivamente comercial. Lo mismo ocurre con su enorme catálogo de series. Su punto fuerte, eso sí, es el cine hispano -tanto europeo como latinoamericano-. Su interfaz es tremendamente intuitivo y estable y sus opciones de visionado excelentes. Hasta 72 horas desde que hemos empezado la reproducción. Sus precios -acorde con el carácter de las obras- va de los 0,95 hasta los 2,95 euros independientemente de que el formato sea SD o HD. Excelente por diferente.
  • Filmotech: el siguiente paso a Filmin. Sólo recomendada para aquellos a los que el cine comercial -o ligeramente comercial- les horroriza. Su punto fuerte es para los que busquen un cine de autor o en lenguas co-oficiales (lo mismo ocurre con las series). La mayoría de los contenidos se sitúa en el extraño precio de 1,42€. Se puede pagar mediante tarjeta de crédito -como en las demás- o mediante PayPal.
  • Youzee: volvemos al cine de altos vuelos para entrar en una plataforma en estado Beta que ofrece títulos en formato SD o HD mediante suscripción mensual (6,99€ al mes) o alquiler (2,99€ en calidad estándar y 4,99€ en HD 720p). Respecto a la primera opción, no da acceso a estrenos así que no es la más recomendables salvo para aquellos muy cinéfilos o con mucho tiempo libre. Su catálogo, aunque no tan grande como el de iTunes es de los mejores. Además, están trabajando para que el formato pase por defecto de 4:3 a 16:9 y ganar así calidad de reproducción. Por cierto, según los tests de TechStyle su velocidad de descarga y reproducción es excelente, algo a tener muy en cuenta. Han firmado un acuerdo con Intel para que los ordenadores con procesadores Core puedan reproducir contenidos en Full HD1.080p.
  • Voddler: la última que analizamos es la única que exige la instalación de un software específico en el ordenador. Su catálogo es gratis en su mayoría y los precios de alquiler van de lo 0,99€ a los 3,99€. Para ahorrar costes utiliza un sistema similar al P2P con lo que la descarga es más susceptible a los filtros de operadoras y al funcionamiento de los servidores por otros usuarios. Los periodistas de TechStyle no pudieron reproducir ninguna película debido a problemas de conexión. Por lo menos, es sólo una versión beta y prometen cambios y mejoras inminentes.

Youzee, la sala online de los Yelmo

La industria cinematográfica es, posiblemente, una de las más afectadas por la era de la digitalización. Lo es en varios sentidos y no todos estrictamente negativos. En el lado positivo encontramos la mejora que han vivido los equipos informáticos que permiten desarrollar mejores efectos especiales (desde el 3D hasta los procesos de renderización de las imágenes) así como la mejora de la que disfrutan los equipos de reproducción -desde los home cinema y los bluray domésticos, pasando por los televisores y finalizando por los propios cines-. Si bien, este negocio también sufre la cara más oscura de la piratería y una continua demanda de los clientes por mejores servicios online, así como una bajada de precios provocada por la opción de «conseguir» el contenido gratis.

Al cobijo de todos estos hechos -tanto los buenos como los malos- nacieron algunos servicios de alquiler de contenidos cinematográficos vía internet en mercados con una gran tradición cinéfila y tecnológica. El mejor ejemplo es Netflix cuya llegada al mercado estatal se espera desde hace tiempo.

Como respuesta -y anticipación- al desembarco de las grandes empresas especializadas en cinema-on-demand y contenidos streaming ha nacido Youzee con un 75% de su accionariado en manos de la cadena de cines Yelmo y que ofrece series y películas bajo una suscripción de 6,99€ al mes o con alquileres individuales desde 1,99€.

Fernando Évole, cofundador de Youzee y consejero delegado de Cines Yelmo, explica que salen al mercado con «más de 1.000 películas y series y con un catálogo en continua evolución». Para conseguir tan buena colección la startup ha llegado a acuerdos con estudios tan importantes como Disney y Sony, así como con cadenas de televisión de la talla de la BBC y distribuidoras entre las que destacan Filmax o Vértice 360.

Dos posibilidades, miles de contenidos


Del mismo modo que otras empresas en otros países Youzee ofrece dos posibilidades a sus clientes. Por un lado una suscripción mensual de 6,99€ que le otorga un acceso ilimitado a todos los contenidos disponibles. Por otro, el cliente ocasional podrá alquilar contenidos por un precio que se sitúa entre 1,99€ y 4,99€ en función de la antigüedad del título escogido y, sobre todo, de la resolución del mismo -muchos están en Alta Definición-. Lo mejor es que será suficiente con una conexión a 3 megas y se dispondrá de 48 horas para ver el filme o capítulo tantas veces como se quiera o de hasta un mes si no ha comenzado el visionado.

El servicio, integrado con Facebook y Twitter, goza de un interfaz muy sencillo. Con pocos botones y pocas distracciones y que facilita el uso de la web. Además, dispone de algunas herramientas muy útiles como, por ejemplo, los subtítulos autoescalables a gusto de cada usuario.

Évole sabe que se enfrenta a un mercado muy duro. Los clientes potenciales exigen un producto fresco y barato. No sirve una película a 4,99€ con unos meses de antigüedad cuando el cliente puede acceder vía P2P a una copia gratuita. Puede que no con tanta calidad… pero sí con mejor precio. Aquí jugarán un papel definitivo las distribuidoras: su celo por no ceder los contenidos pronto desde que abandonen las salas de cine será fundamental para que el cliente decida pagar algo por ver el contenido en vez de descargárselo gratis.

En un momento crucial en la lucha contra la piratería y con los servicios de Video on Demanda en plena ebullición, «ganará» la opción más sencilla de utilizar, la más barata… y la que mejor catálogo tenga. De momento, si Youzee ofrece una calidad similar a la de su matriz cinematográfica, seguro que tendrá un puesto relevante en el futuro. De su capacidad de adaptación dependerá su subsistencia.