Tuiter está lleno de expertos en fisiología y medicina deportiva

Esta historia empezó con la lectura de un artículo en la revista Physiology, de la Sociedad Americana de Fisiología (una buena revista científica). Se trata de una revisión firmada por Herman Pontzer, de Duke University, en Estados Unidos. El artículo se titula «Energy Constraint as a Novel Mechanism Linking Exercise and Health» (La limitación energética como un nuevo mecanismo que vincula el ejercicio y la salud). En él, además de lo que dice el título, Pontzer explica que el organismo se adapta al ejercicio físico y mantiene relativamente constante el gasto de energía diario total aunque se haga más actividad física. La consecuencia práctica es que el ejercicio ayuda poco a quienes quieren perder peso.

Me pareció interesante. Además, lo que cuenta se ajusta a mi experiencia personal y a la de otras personas que conozco. Así que, ni corto ni perezoso, me puse y escribí un artículo de divulgación que envié a The Conversation España. De acuerdo con los editores del medio, decidimos titular el artículo «El ejercicio ayuda poco a adelgazar: es más efectivo comer menos«.

Antes de seguir quiero aclarar que me utilicé a mí mismo como sujeto experimental al objeto de hilar una historia más personal que facilitase el acercamiento a los lectores. Quizás no debería haberlo hecho.

Tras su aparición en The Conversation, el artículo fue republicado por numerosos medios digitales, de manera que dos días después de su publicación ya tenía más de 80.000 lecturas.

Comento a continuación algunas reacciones al artículo.

Me gustaron las de Dani Álvarez y Pedro Ugarte. Ambos hicieron lecturas «filosóficas» de mi historia. Las comparto porque me hicieron gracia, pero fueron puro espejismo.

A partir de esos «filosóficos» comentarios amables, la mayoría de los que vinieron después fueron puro despropósito. Incluyo algunos a continuación.

Mr. Vecino remacha una de las ideas del artículo:

Me extrañó, así que le pregunté:

Como sospechaba:

Eso sí, le agradecí haber reconocido no haber leído el artículo; otros, que tampoco lo leyeron, afirmaron vehementemente haberlo hecho.

También hubo quienes debieron de leer otro artículo:

Otro me aconseja no prescindir de apoyo profesional:

Entonces me percaté de que el tema del artículo había dejado de ser la adaptación metabólica y había pasado a ser un servidor y sus conflictos con la báscula y la bici estática.

Pero las respuestas verdaderamente surrealistas llegaron cuando el artículo lo republicó eldiario.es

El remate (por ahora) ha sido este despropósito:

Veremos qué nos deparan las próximas horas.

Además de estas reacciones, he recibido mensajes por correo electrónico en los que, además de indagar acerca de mis circunstancias fisiológico-deportivas, me ofrecen consejos para adelgazar. Y hasta se ha recibido una llamada en el despacho de un lector bienintencionado. A la sazón, me encontraba de viaje en Madrid.

Toda esta secuencia me ha llevado a algunas conclusiones:

(1) Mucha gente que opina, lo hace sin leer. Ya lo sabía; pero constatarlo enternece.

(2) O, si lee, se queda solo con los aspectos que contradicen nociones firmemente arraigadas. La indignación que les produce hace que sus sistemas cognitivos omitan (borren) todo lo demás.

(3) Prescinden completamente de los enlaces a los medios originales sobre los que se sustentan los argumentos del artículo (quizás no sepan inglés, pero tampoco creo que eso importe). Creen estar leyendo meras opiniones.

(4) En tuiter hay más fisiólogos y médicos deportivos de lo que me imaginaba. Eso sí: no han pasado por las aulas ni tienen título oficial.

Y (5) el ejercicio físico y toda la parafernalia y verborrea que lo adorna es como una enfermedad. Se ponen como si hablásemos de política.

Y Deborah aporta una sexta conclusión:

4 comentarios sobre “Tuiter está lleno de expertos en fisiología y medicina deportiva”

  1. Más o menos eso estaba pensando yo cuando leía los comentarios en eldiario.es. Pensaba ¿pero esta gente de verdad es la habitual de eldiario? Y me temo que sí y que lo mismo ocurriría en elpais, abc o larazón. “Expertos cuñadiles” los hay de todas las ideologías.

  2. Pues me parece que usted ha hecho un doble trabajo, primero una divulgación sobre el funcionamiento del metabolismo y segundo sobre el funcionamiento psicológico, del ecosistema digital.
    ¡Enhorabuena!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *