Reacciones a un vídeo

El 11 de febrero pasado, como viene siendo habitual, se celebró el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. La Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU publicó, como también viene siendo habitual, un vídeo para sumarse a la conmemoración. El vídeo se publicó en los blogs de la cátedra (aquí el de Mujeres con Ciencia) y en su canal de Youtube. Las anotaciones en los blogs consistían en un texto redactado por mí y el vídeo insertado al final. En él se muestra a dos hombres de mediana edad, tomando una copa a altas horas de la noche, y haciéndose confidencias uno al otro en tono de lamento porque sus hijas han decidido cursar sendas carreras tecnológicas. Era una caricatura.

Para mí y para quienes trabajan conmigo, así como para sus creadores, no había duda de que se trataba de una caricatura. En otras palabras, era un vídeo humorístico.

Sabíamos que habría gente a quien no gustaría. Lo valoramos, de hecho. Pero pensamos que era humor blanco y que no tenía por qué suscitar demasiada polémica. Nos equivocamos en la valoración de las posibles reacciones de la gente, aunque no en la decisión de publicarlo.

El vídeo recibió críticas en los blogs en que se publicó, así como en tuiter. Algunos amigos, los de más confianza de entre los críticos, me hicieron llegar su desacuerdo[1] con el contenido del vídeo, incluidos quienes, de entre ellos, se consideran a sí mismos feministas. Ninguna de estas personas pensaron que era un vídeo de humor. Tampoco modificaron su punto de vista al responderles yo recordándoselo. “Es un video de humor, una caricatura; ¿no lo ves?” “Los personajes son ficticios” “Es una astracanada, claro, pero deliberada”. No conseguí nada. Seguían pensando que el contenido del vídeo era incorrecto, impropio o inadecuado.

Las críticas en los blogs y en tuiter no fueron nada al lado de las reacciones que provocó en el canal de Youtube de la Cátedra. En poco tiempo alcanzó más de 3.000 no-me-gusta por poco más de 300 me-gusta. Hubo 800 comentarios, muy críticos en su inmensa mayoría. Fuimos acusados de estar fuera del tiempo, de tener una idea equivocada de cómo son los hombres españoles en el siglo XXI, de no aceptar que las mujeres escojan la carrera que quieran, de despilfarrar el dinero público y de unas cuantas villanías más, incluida la de que gracias a cosas como esta VOX tiene la fuerza que tiene. Hasta hubo un youtuber que nos dedicó una de sus piezas[2].

Han pasado seis meses y sigo sin entenderlo. Quizás estoy incapacitado, lo confieso. Tengo dificultades para entender muchas reacciones y comportamientos de la gente. Es posible que eso tenga que ver con algún rasgo de mi personalidad[3]. No lo sé.

No pretendo debatir de nuevo acerca del contenido del vídeo. Acabé literalmente harto en febrero y no estoy dispuesto. Pero últimamente le doy muchas vueltas a las razones por las que pensamos lo que pensamos. Y no he dejado de rumiar que lo que ocurrió en febrero indica, en el fondo, hasta qué punto estamos condicionados por nuestro universo de creencias, valores e ideas, no ya al interpretar la realidad, sino, incluso, al percibirla. Porque me parece extraordinario que algo sea considerado una caricatura por unas personas y otras, de similar formación, extracción social y edad, lo vean como un retrato que pretende representar a unos tipos estándar de su generación. No habría tenido ninguna dificultad para aceptar que no se le viera la gracia; el humor tiene esas cosas. A mí no me hacen gracia la mayor parte de las cosas que hacen gracia. Pero la discrepancia con los críticos no obedecía a eso; era algo previo, más básico. Porque no se le podía ver la gracia a algo a lo que se atribuía la intención de retratar fielmente a dos tipos detestables. No la podía tener, de hecho; efectivamente, visto así solo podía producir rechazo. Lo asombroso, para mí, era que se viera así.

Y todo esto me conduce a una preocupante conclusión: si gentes tan próximas discrepamos de forma tan radical en la manera en que percibimos la realidad, la probabilidad de alcanzar acuerdos en asuntos importantes acerca de los cuales hay profundas discrepancias en la sociedad es bajísima. Habría alguna posibilidad si percibiésemos las cosas de la misma forma aunque la interpretación o la valoración difiera, pero a poco podemos aspirar si ni siquiera vemos lo mismo al contemplar una misma cosa.

Notas:

  1. Esta anotación quiere ser la primera de una serie en la que quiero reflexionar acerca de la manera en que vemos y entendemos la realidad. Quiero tratar de la honestidad intelectual, por ejemplo, o de la gran divisoria ideológica, de sus orígenes y sus bases morales.

Los comentarios de este blog están moderados. No aceptaré ningún comentario acerca del contenido del vídeo. Solo publicaré los que se refieran a las percepciones discrepantes de la realidad y a sus consecuencias. En las redes sociales tampoco responderé a ningún comentario o crítica al vídeo. Nada nuevo puede decirse ya al respecto.


[1] Aun no compartiéndolas, agradezco sus críticas; solo así podemos calibrar el acierto de lo que hacemos.

[2] Muchas de las visitas a nuestro canal vinieron desde el suyo.

[3] Doy 37 (sobre 50 ptos máximos) en un test diagnóstico de espectro Asperger en el que se considera que puntuaciones superiores a 35 se consideran positivos; al parecer no es inhabitual entre quienes hemos tenido adiestramiento en la profesión científica.

8 comentarios sobre “Reacciones a un vídeo”

  1. «…si gentes tan próximas discrepamos de forma tan radical en la manera en que percibimos la realidad, la probabilidad de alcanzar acuerdos en asuntos importantes acerca de los cuales hay profundas discrepancias en la sociedad es bajísima. Habría alguna posibilidad si percibiésemos las cosas de la misma forma aunque la interpretación o la valoración difiera, pero a poco podemos aspirar si ni siquiera vemos lo mismo al contemplar una misma cosa.»

    No se trata de percibir la realidad de igual forma, esperar que esto suceda para aspirar a algo es el enfoque erróneo, porque es imposible. El enfoque correcto es asumir esa diversidad de valoraciones y percepciones y *ser capaz de asumir que tu percepción o punto de vista no es el correcto*, entendiendo por correcto el mayoritario, obviamente, sea por falta de datos, conocimiento, capacidad, de una visión condicionada, etc.

    Con todo mi respeto, es justo lo que creo que le pasa al autor de esta entrada en su referencia al video de marras. En su exposición en ningún caso he leido una postura cercana al «nos equivocamos. Nuestra visión y sentido del humor no eran, ovbiamente, las correctas. Hemos trasladado un concepto erróneo, fuera de lugar. No teníamos la visión correcta.» La postura todo el rato es mantener una discrepancia de visiones, pero no una asunción de que la visión de uno es diferente, sí, pero corta, más corta que la de los demás.

    No se niega honestidad al que plantea sus argumentos y expone su percepción de la realidad, sea la que sea. Realmente el problema viene cuando, por las razones que sea -en algunos casos evidentes-, es incapaz de asumir que su punto de vista estaba torcido. Ahí es cuando empiezan los problemas en sociedad.

  2. El sentido del humor es uno de los rasgos que indican inteligencia, ergo su falta, indica lo contrario. Creo que abunda más esto último, desgraciadamente, y no queda más remedio que soportarlo, sufrirlo y seguir hacia adelante.

  3. Aunque no lo publiques, a mi me gustó mucho el video, soy profesora de euskara y se lo puse a mis alumnos y alumnas de extraescolares y lo comentamos. La cultura moldea nuestra percepción, las ideas dominantes… por eso hay que plantar semillas y empezar a mover y renovar el enorme ecosistema con la actitud crítica y el desarrollo del pensamiento crítico. Animo!! a mi me gustó …y mucho!!!!

  4. El que viendo ese video, no se dé cuenta de que es una caricatura, o bien tiene cierto grado de discapacidad mental, o bien ha padecido la actual educación progre que le ha fundido los plomos y revuelto todos valores, anulándole toda capacidad de análisis crítico de lo que percibe.
    Veo en youtube un 90 por ciento de votos negativos al video y la práctica totalidad de comentarios, en negativo. Esto confirma lo que digo en el anterior párrafo: gran parte de la sociedad está completamente idiotizada por el adoctrinamiento en la escuela y los medios, incapaz por ejemplo de comprender lo que en el vídeo claramente se quiere dar a entender.
    La temática que se trata en el video nos lleva de cabeza a la llamada «paradoja de la igualdad». Existe un documental que habla de ello (https://www.youtube.com/watch?v=fN_hZGy3Au4). Trata de un estudio sobre las profesiones que eligen estudiar hombres y mujeres en Noruega.
    Como de sobra es conocido, la socialdemocracia escandinava lleva muchos años intentando a través de los sistemas educativos implantados (entre otras muchas tropelías) anular eso que ellos llaman la «brecha de género». Pues bien, a pesar de todos sus esfuerzos de décadas, la mayoría de mujeres en esos países (en el caso concreto del documental, Noruega) eligen, dicho burdamente y para que nos entendamos, profesiones «de chicas», y los hombres, las «de chicos».
    ¿Que por qué puede ser? Muy sencillo, porque a los instintos naturales, muy distintos en hombres y mujeres, no se les puede burlar, no se puede a través del adoctrinamiento en la escuela «igualar», deshacer instintos y capacidades que son esencialmente distintos en hombre y mujer. Iguales en derechos, pero nada más.
    En este sentido, la cosmovisión progre, además de ser injusta, está profundamente equivocada. La antropología demuestra que el ser humano, en su parte más íntima y esencial, no es moldeable, y que a pesar de todo el adoctrinamiento y toda la idiotización, al final, por expresarlo de manera coloquial, «la cabra tira al monte». Como dice el psicólogo evolucionista Steven Pinker, «las ciencias de la naturaleza humana respaldan más la concepción pesimista conservadora que el utopismo de izquierdas. (Véase S. Pinker, La tabla rasa, Paidós, Barcelona, 2003, pág. 427.)»
    Así pues, autores del video, menos preocuparse por eso de la «brecha de género». No hay motivo. Es un concepto totalmente equivocado, derivado precisamente de esa cosmovisión progre que tenéis. Dejad que hombres y mujeres elijan en libertad lo que quieren estudiar, según sus naturalezas diferentes pero complementarias.

  5. Yo creo que hay gente que miente cuando habla de su percepción, puede ser porque esa percepción es la políticamente correcta, o porque tiene miedo de que el mundo en el que se mueve le vea con una percepción distinta a la que manifiesta. Como percibir de modo distinto y no digo nada ya de modo muy distinto al del «grupo». Yo creo que hay miedo a disentir del grupo.

    Luego esta el personaje que creo hay quien desempeña, y la percepción es la del personaje no el de la persona que hay debajo, el de esta no importa.

    Ahí encajo en parte al menos lo de la honestidad intelectual, pero creo que hay muy,muy poca. ¿¿Ser señalado? que horror¡¡ un no me gusta? no lo soporto¡¡ es igual que lo demuestres de 200 maneras distintas. la peña dice que es así o asó ( el por que sería otra reflexión), y «sa acabao», no hay manera de cambiarlo. Hay cierta, si no mucha, autocensura en el individuo respecto del grupo, entorno, del personaje que desempeña…

  6. Desconcía la existencia del vídeo, y no lo voy a ver (me valer con la sinopsis que te leo), pero, al ir leyendo la columna, he acertado «por donde venían los tiros».
    Estamos asistiendo «al efecto péndulo» en la sociedad, de modo que las mujeres (en su día relegadas, y privadas de toma propia de decisión), los alumnos sometidos por el profesorado, los hijos que crecieron con el «cuando seas padre comerás huevos»….han tomado lo del empoderamiento como «tengo derecho a todo», y e que se oponga es un facha, sin admitir el sentido del humor que, a mi modo de ver, es tremendamente didáctico. -Es un totalitarismo tremendo, creo que no hemos aprendido casi nada, y no hay quien se atreva a decir cosas como las expuestas en este artículo tocante al vídeo. La idea, más allá de la plástica y/o estética que, como he dicho no conozco, me parece genial.
    Mi más cordial enhorabuena, y me alegro de haber tenido al frente de nuestra E.H.U. a una persona como tú (por la empatía que me ha despertado la idea) o usted, por no psarme de atribuciones.
    Soy un jubilado de 66 años, que pasó toda su vida laboral en el sistema financiero tan denostado, otra de las modas…..leña al banco, aunque tengas la hipoteca prácticamente gratis.
    Un cordial saludo.

  7. Me pregunto si la realidad es un folio impreso o una impresora con tóner. Vamos, física newtoniana o física cuántica. Y me temo que la sociedad (y su Derecho) van 100 años por detrás de la Ciencia. Pero el humor, que no falte nunca!

  8. He visto el vídeo que responde a la descripción. Describe con humor una situación real de que hay estudios en los que las féminas son minoría como hay otros en los que los varones son minoría, y no se puede hacer un vídeo humorístico al respecto? TOTALITARIOS Y ESTUPIDEZ. Que además se equivocan es secundario. Puede ser un poco de todo, el pensamiento único en ciertas cuestiones en los entornos sociales, estupidez, quien lo crítica porque vd. está implicado, gente a la que la verdad le asusta y la niega…porque tenemos prejuicios de todo tipo, unos mas y otros menos, eso por un lado, y por el otro que la situación de estudios y género es real. y la caricatura es clara en como actúan los 2 actores de modo abiertamente ridículo, pero podrían no haber actuado así, y que ¡¡¡¡
    Fíjese en que sociedad vivimos¡¡ como es la peña 800 comentarios muy críticos¡¡¡¡ y que me dice de los paridos de chavales en los que los padres se lían a mamporros? eso también es un invento?
    Si yo veo a un amigo de hace tiempo y le veo sobradito le puedo decir joder¡ te has puesto como una vaca tío¡¡ pero si veo a una vieja amiga en las mismas circunstancias, no se nos ocurre,,decirle a una mujer que está como una vaca?? o que va como un cromo? no hablamos igual a los hombres que a las mujeres, sino muy distinto tanto en formas como en contenido, y la vestimenta, la peluqueria, los tacones dañinos, maquillarse? eso es género o que es? a las mujeres les gustaría que sus maridos se maquillasen y fueran con tacones y se pintaran los labios???
    la masa humana es como una estampida en la sabana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *