Decepción tras las codornices

LAS generosas expectativas de los cazadores para la media veda de codorniz de esta temporada comenzaron a descender desde el mismo día de la apertura, el pasado jueves, porque en las zonas castellanas más al sur los resultados sí fueron mejores pero ni de cerca los esperados, y en las zonas más norteñas muchos gestores de acotados decidieron retrasar hasta el domingo el comienzo de la caza, al contar con muchas de las fincas de cereal aún sin cosechar. Los extendidos sueños entre los cazadores de que esta podía ser una excelente campaña comenzaron con bastante mal pie, a sabiendas y con la precaución de que quedan muchas jornadas hábiles por delante, y también muchos trigos en pie donde se guarecen unas cuantas codornices que se dejan oír a media luz.

mdbvyuermk

La Federación de Caza de Castilla y León, tras la primera jornada del día 15, emitió un comunicado con sus primeras impresiones, entre las que destacaban la desigualdad de los resultados, dependiendo de las condiciones de cada zona, reconociendo las «perchas decepcionantes» de sus comunidades más sureñas, sin cobertura para los pájaros. Flojos resultados en Moraña y Ribera del Duero y leve mejoría para Cerrato, Esgueva y Tierra de Campos. Para las provincias más al norte, especialmente Soria, Burgos y León, mostraban sus esperanzas en las zonas sin cosechar y valorando en cualquier caso como mejor en su conjunto la campaña presente respecto a la pasada. Y también ofreciendo un guiño a los crecientes bandos de perdices avistados, aunque sin olvidarse de las prácticas agrícolas perjudiciales para la fauna en un buen año en la parte climatológica.

perro Según Iñaki Elorriaga, afamado criador y adiestrador vizcaino, con varios títulos mundiales deportivos a sus espaldas, en estas fechas el perro se convierte en el auténtico protagonista y quienes cuentan con buenos canes preparados sí que han podido disfrutar de estas jornadas. «Si tienes perros, cazas» recuerda, antes de considerar que «hay codornices para entretenerse» aunque eso sí, muy alejados de aquellos tiempos ya extintos en que resultaba fácil capturar unas docenas de codornices en los primeros días.

El balance que realiza Elorriaga por territorios en base a las opiniones recabadas entre sus conocidos cifra en más de la docena de capturas en la apertura al sur de Burgos, al igual que en la riojana Hervías, y alguna más en zonas próximas a la capital burgalesa, resultados que luego bajan para el fin de semana pasado. En Palencia, muchas zonas por cosechar y capturas en torno a la media docena y en León poca codorniz en general. Datos que corroboraba la prensa local, similar a lo ocurrido en Zamora ante la escasez de aves. Más cerca, en La Rioja, también se registraron resultados muy dispares aunque en general mucho mejores que los nefastos de la temporada anterior. Si en Rioja Baja la temporada apenas ha habido codornices, en zonas próximas a la capital el número de efectivos recuperaba las cifras de hace cuatro o cinco años, al igual que en la llamada Rioja Alta, en Haro, Briñas o Anguciana, aunque también con bastantes campos sin cosechar por el retrasado cereal.

En otras zonas más al norte de la provincia de Burgos, muchos acotados retrasaron la apertura del jueves 15 al pasado domingo 18 en espera de la llegada de cosechadoras. Había pueblos enteros, como en el próximo Valle de Losa, en las que apenas el 40% de los agricultores había recolectado su cereal. La apertura del domingo, salvo casos puntuales, fue desastrosa y a partir de las 9.00 de la mañana se dejaron de oír las detonaciones. El martes mejoró, poco, el panorama, al descender las zonas de trigo sin cosechar. Así que para los días que aún quedan por delante solo resta confiar en los movimientos propios de estas aves y que las enfardadoras dejen algo de refugio para este pájaro, así como para los pollos que se han dejado ver. Desde luego, la excelente campaña de codorniz que se presumía no está siendo tal.

La Federación Vasca, un polvorín

Las divergencias entre la directiva de la Federación Vasca y las federaciones territoriales de Bizkaia y Araba han alcanzado su máxima cota tras la reciente resolución del Comité Vasco de Justicia Deportiva, que ha atendido el recurso presentado por estas últimas contra la Junta Electoral y la representación otorgada a cada territorio. Así, el comité de justicia deportiva en sentencia del 16 de julio anula los acuerdos de la Junta Electoral de la Federación Vasca de Caza del 14 de marzo relativo a la atribución de representantes a las federaciones territoriales y por tanto los consiguientes pasos dados, como las elecciones de la Federación Vasca de Caza, de las que salió reelegido presidente el guipuzcoano José María Usarraga Unsain.
De fondo, una situación tensa entre federados vizcainos y alaveses por su representación en la federación vasca y de rebote con la guipuzcoana, donde el presidente es el hijo de Usarraga. Aunque el problema no parece ser entre territorios, sino con ciertos directivos, cuyas maniobras no han sentado bien a vizcainos, alaveses, muchos guipuzcoanos ni a Adecap, Asociación para la Defensa del Cazador y Pescador, que lleva más de veinte años defendiendo la caza desde Euskadi.

1
Las diferencias con el presidente de la vasca nacen con la Ley Vasca de Caza aprobada en 2011, cuando se acusó a Usarraga de pactar unas distancias mínimas para cazar de doscientos metros a cualquier lugar habitable, lo que hubiera acabado con la caza en Bizkaia y Gipuzkoa. Su posterior participación en la federación estatal pasa por la frustrada y mal gestionada búsqueda de la alternativa al perdigón de plomo, y mucho dinero perdido de por medio. Luego, las polémicas elecciones estatales donde salió reelegido Gutiérrez por solo cuatro votos, llegando denuncias a tribunales ordinarios y forzando la escisión de las siete principales federaciones españolas.
Votos sin permiso Usarraga utilizó los siete votos vascos sin contar con vizcainos ni alaveses, y poco después fue nombrado vicepresidente económico de una Federación Española en la que ya no participan directamente el 70% de los federados: los de Andalucía, Aragón, Castilla La Mancha, Castilla León, Catalunya, Galicia y Nafarroa. Los vascos sí, a través de su actual directiva, que ahora se entiende en funciones, a falta de previsibles recursos, agotada la vía administrativa, que lleguen al Comité o al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.
Alguien que conoce bien este proceso y las divergencias padecidas es Iker Hidalgo Egurrola, presidente de la Federación Territorial de Caza de Bizkaia, que valora positivamente la sentencia que ratifica las «irregularidades» de la Junta electoral al dar menos peso a las federaciones vizcaina y alavesa; una resolución que implicará «repetir las elecciones, dando a cada Federación Territorial el número de representantes proporcional a los miembros que tenga en sociedades, jueces y deportistas, y por supuesto, sin cometer más irregularidades» lo que también supone «un claro varapalo a la figura de José María Usarraga como presidente» ya que ese reparto de poder «en favor de la guipuzcoana, presidida por su hijo, facilitó su reelección».
Con todo, Hidalgo recalca que «los directivos de la federación vizcaina y alavesa queremos dedicarnos a defender la caza; no queremos más división, pero hay cosas que no se pueden permitir», y afirma que «las federaciones vizcaina y alavesa no tienen nada en contra de la guipuzcoana. El problema es José María Usarraga, su continuidad como presidente de la Federación Vasca de Caza, cuestionada mayoritariamente entre cazadores federados de los tres territorios, pese a que Usarraga pueda utilizar su influencia en la federación guipuzcoana para escribir barbaridades sobre las federaciones vizcaina, alavesa y Adecap». A ver si la calma llega a la Federación Vasca de Caza, aunque de momento parece tarea difícil.

Las escopetas también tienen fiesta

LAS sociedades de caza aprovechan las diversas festividades de julio y agosto para desarrollar diferentes pruebas, ya sean de tiro al plato o bien con los perros para sus socios. Estos además son buenos días para repasar los logros de años anteriores y alimentar las expectativas de la temporada cuya media veda comenzará antes de un mes.

Así, la histórica Sociedad de Caza de Barakaldo celebró por todo lo alto el domingo pasado su tradicional tirada en El Argalario. Esta entidad, creada en 1932, abordó 81 años de andadura con una tirada de recorridos de caza, con quince platos procedentes de un maquinillo portátil de platos de foso, junto a diez más lanzados como conejos, patenas y minis.

Una buena disculpa para juntar a más de medio centenar de tiradores, socios y vecinos baracaldeses en un estupendo ambiente y en la que los resultados finales fueron lo de menos. Porque la directiva presidida por Fermín Tejedor hizo todo lo posible y casi lo imposible para que todo funcionara perfectamente. Allí estaban el vicepresidente, Ángel Pérez, y Luis Ángel García junto al resto de directivos en un entorno espectacular para conseguirlo y finalizar poco después de las 14.00 horas, después de muchos comentarios, alguna broma, corrillos cinegético-deportivos entre amigos y promesas con futuro, como el a la postre ganador de la tirada, el joven Unai Pérez, tras desempatar con Marcos Arranz, Juan Sexto y Josu Abarrategi. Les siguieron Francisco Arias, Luis Ángel García, Benito Vicente, José Manuel Bergara y Sergio Ramos. En veteranos el mejor fue Genaro Ardeo, junto a Rafa Hernández y por delante de Avelino. Destacar el repunte de participación en la tirada social y local respecto a otros años en la jornada desarrollada en las fiestas del Carmen baracaldesas.

1

Otros inquietos son los miembros de las sociedades erandiotarras de La Kolina y de Goierri Martu Ehiza, que el pasado sábado prepararon el II Gran Premio Armusa de compak sporting en la escombrera de Akarlanda, una buena noticia para sus socios y para la creciente cuadrilla de tiradores de recorridos, que este mismo año han visto revolucionado el calendario con diferentes pruebas organizadas dentro de Bizkaia, como todas las puntuables federativas, además de las de algunas sociedades de caza y tiro, en un territorio que padece una falta total de instalaciones.

En Erandio se impuso entre los locales Iñaki Ortiz, seguido por Endika Contreras, Aimar y Aitor Olabarrieta y Unai Badiola. En la general, el día de su cumpleaños Josu Artetxe lo bordó y ganó con un plato más que Mikel Elorrieta e Iñigo Zabala, por delante de Ander Bilbao, Aitor Olabarrieta, Unai Badiola, Valentín Pinto, Juan Sexto y Jon Zelaia. En las complicadas trayectorias algo tuvo que ver Iñigo Ibarra, delegado federativo vizcaino, siempre al pie del cañón en este tipo de actividades tanto de recorridos como compak.

Pichones La actividad de las sociedades prosigue todo el verano. El sábado será el turno para la sociedad de Amorebieta, que celebrará la 89 edición de su tirada de pichón en el polígono de Boroa. Esta prueba, iniciada en 1923 por Alfonso XIII, es una de las de más raigambre a nivel de Euskadi. La prueba oficial comenzará a las 10.00 horas, con 3.000 euros a repartir en premios, sobre cinco pichones a 27 metros de distancia. El domingo la tirada será solo para los zornotzarras.

Y para acabar el mes, el próximo día 28, la Sociedad de Caza Otoio de Ispaster celebrará su tradicional tirada de Santiago y Santa Ana en el polígono Basokoetxe desde las nueve de la mañana en la modalidad de compak sporting y con Iñigo Ibarra como director de tiro.

Con todos estas citas los aficionados al tiro de caza tienen excelentes disculpas para sacar la escopeta de paseo en el ajetreado calendario festivo vizcaino.

Castilla y León, más cara y limitada

POCO a poco se van conociendo las distintas órdenes de vedas para la temporada de caza 2012-2013. Ya se han publicado por ejemplo las de La Rioja, Castilla-La Mancha, Extremadura o Andalucía, pero la que sin duda concita mayor interés para varios miles de cazadores vascos son los de Castilla y León, que además empieza esta temporada con mal pie tras subir el precio de las licencias de caza un 55,5%, pasando de los 27 euros de la campaña pasada hasta los 42 actuales y alimentando fuertes críticas desde la Federación de Caza de Castilla y León, que incluso se llegó a plantar antes del Consejo de Caza autonómico.1

El aumento de impuestos, tanto en la caza como en la pesca, entró en vigor el 1 de enero, aprobada la Ley de Tasas tributarias y Administrativas en las Cortes castellanas donde el PP cuenta con una amplia mayoría, y donde la oposición votó en contra. La Federación, dirigida por Santiago Iturmendi, publicó el mes pasado un duro comunicado «cansados y hartos de tantos abusos y desde tantos frentes», criticando a su propio gobierno autonómico por «no respetar ni valorar la actividad cinegética», y acusando a su administración medioambiental de «desidia, inoperancia, abandono y expolio económico». La Federación demanda una mayor autogestión, la recuperación de ayudas al hábitat y conservación de especies, además de una agricultura sostenible con buenas prácticas, mayores medios para el personal de los servicios medioambientales y el desarrollo reglamentario de la Ley de 1996, al tiempo que reivindicaba el papel federativo en defensa del medio ambiente, ya que «los intereses de la agricultura, la ganadería y la caza deben ir de la mano». Ya veremos si se les escucha. De momento se aprecia una bajada del número de licencias, aunque todavía no se sabe cuántas.

Ceder a presiones El pasado 27 de junio se publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León, número 122 la Orden Anual de Caza por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. En líneas generales no ofrece muchas novedades respecto a años anteriores, salvo la limitación -otra más- del cupo de codornices diario por cazador a abatir en media veda, que desciende de treinta y cinco pájaros hasta los treinta. Por supuesto, también con las críticas federativas, que califican de error ceder a presiones ecologistas para poner una cifra máxima genérica en una comunidad tan extensa y con realidades tan diferentes.

Por cierto, una cifra de cupo que, salvo en contados cotos de los denominados «de postín» de algunas zonas de Burgos o Palencia, buena parte de los cazadores vascos ni recuerdan cuándo pudieron ver en un mismo día desde hace al menos una veintena de años. Además, las expectativas actuales para la codorniz no asoman nada halagüeñas, en vista de la excesiva humedad y el mal tiempo primaveral.

Los más optimistas hablan de un mayor reparto peninsular para la pequeña cotúrnida africana, lo que siempre iría a la contra para las zonas tradicionales, donde apenas se han dejado oír y menos ver en las fechas más propicias, pero no adelantemos acontecimientos a mes y medio de la apertura. Porque la media veda, a falta de confirmar por los servicios territoriales, comenzará, según la Orden Anual de Caza, no antes del 15 de agosto y terminará el 15 de septiembre, con un máximo de veinte días hábiles para la codorniz, tórtola común, paloma torcaz, urraca, corneja y zorro. Ambas palomas no se podrán cazar hasta el 22 y hay un cupo diario máximo de ocho tórtolas.

En cuanto a la temporada de caza menor en general, esta arrancará el cuarto domingo de octubre aunque la caza de migratorias en puestos se abrirá entre el 1 de octubre y el 30 de noviembre. La caza mayor depende de cada especie, aunque el jabalí empezará la temporada el último domingo de septiembre, hasta febrero de 2014.

Sarasketa: «No retrocederemos en materia de caza»

EL clima favorable ayudó sin duda a que la explanada central del antiguo aeródromo volviera a anegarse de miles de personas con ganas de disfrutar un año más de otra fiesta, con un importante plantel de exhibiciones, además de un mensaje de unión y futuro lanzado por el presidente de Adecap, Juan Antonio Sarasketa Legina.

Aunque a primera hora no había el movimiento de personas de otras citas, pasadas las 11.00 horas tanto la pista central como los accesos y las zonas de aparcami1ento eran un hervidero de miles de personas y vehículos que secundaron la convocatoria. Tras las vistosas carreras de galgos en una campa con zonas muy húmedas, las exhibiciones de perros de muestra ofrecieron momentos brillantes.

Iñaki Elorriaga al final no pudo estar, pero la delegada federativa vizcaina y jueza a nivel estatal de este tipo de pruebas, Susana Zabala, le suplió de maravilla, aunque la tarea fuera fácil por el nivel de los participantes: Lorenzo Urra, Carlos Barahona Cuba de Adarmendi, Ismael Carro y Jesús Santos. Y entre los canes, Leader di Loropiceno, Fico, Dac de Playabarri, Nerón de Ugartebetxi, Ciro y Falco de Adarmendi, Kiko de los Ibores y Dardo de la Coplilla. Setters y bretones con unas muestras a perdiz, algunas espectaculares, que ofrecieron unas notas de plasticidad y belleza impresionantes.

Les siguieron las carreras de caballos, con quince corceles en la pista, antes de la esperada intervención de Sarasketa, a las que siguieron las exhibiciones de cetrería a cargo de Isaac Jimeno.

Las palabras de Juan Antonio Sarasketa, presidente de Adecap y de la ONC, representaron la otra parte fundamental de la jornada, porque resuenan después en otros muchos ámbitos, tanto propios como ajenos, y nunca defraudan por su calado. El eibarrés afincado en Durango anunció la presentación urgente, desde la Oficina Nacional de la Caza, de un proyecto para la recuperación de la perdiz roja e informó de las negociaciones que se llevan a cabo también con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sobre el contenido del borrador de la Ley de Montes, que atajará los problemas de los accidentes de tráfico y los daños a la agricultura causados por especies cinegéticas, «un sueño que parecía inalcanzable y que lo vamos a conseguir entre todos», dijo.

«Nos tendrá enfrente» Sarasketa también reivindicó la añorada contrapasa. Luego destacó que «no retrocedemos en materia de caza» tras años «de lucha, discutir, dialogar, templar gaitas con partidos políticos; pero ha merecido la pena» y avisó que al partido político que se oponga a estas reivindicaciones «nos tendrá enfrente, con toda la fuerza que seamos capaces, que no es poca» recordando las dos manifestaciones hechas en Donostia y Madrid.

También habló de presentar un decálogo de buenas prácticas agrícolas que llevarán hasta Bruselas para que luego sea de obligado cumplimiento en la nueva política agraria comunitaria. Y tuvo palabras de reconocimiento para los jóvenes y para las sociedades de caza, donde «la federación tiene que estar a expensas de las sociedades y no a la inversa. Vamos a construir entre todos, con madurez, valentía y capacidad de sobreponernos a los problemas, que se nos plantearán» previno el presidente, pero «si os mantenéis unidos y nos seguís apoyando, os garantizo que avanzaremos», porque «servir a los cazadores no es enfrentarlos, perpetuándose en los altos cargos de por vida y restringiendo el paso a las nuevas generaciones; servir a los cazadores es trabajar, trabajar y trabajar. Con altruismo y humildad, como lo están haciendo los jóvenes de Adecap».

Los jóvenes presidentes de las federaciones de Bizkaia y Araba le acompañaban sobre el estrado. Y un público totalmente entregado reconoció su intervención con una cerrada y larga salva de aplausos.