Decepción tras las codornices

LAS generosas expectativas de los cazadores para la media veda de codorniz de esta temporada comenzaron a descender desde el mismo día de la apertura, el pasado jueves, porque en las zonas castellanas más al sur los resultados sí fueron mejores pero ni de cerca los esperados, y en las zonas más norteñas muchos gestores de acotados decidieron retrasar hasta el domingo el comienzo de la caza, al contar con muchas de las fincas de cereal aún sin cosechar. Los extendidos sueños entre los cazadores de que esta podía ser una excelente campaña comenzaron con bastante mal pie, a sabiendas y con la precaución de que quedan muchas jornadas hábiles por delante, y también muchos trigos en pie donde se guarecen unas cuantas codornices que se dejan oír a media luz.

mdbvyuermk

La Federación de Caza de Castilla y León, tras la primera jornada del día 15, emitió un comunicado con sus primeras impresiones, entre las que destacaban la desigualdad de los resultados, dependiendo de las condiciones de cada zona, reconociendo las «perchas decepcionantes» de sus comunidades más sureñas, sin cobertura para los pájaros. Flojos resultados en Moraña y Ribera del Duero y leve mejoría para Cerrato, Esgueva y Tierra de Campos. Para las provincias más al norte, especialmente Soria, Burgos y León, mostraban sus esperanzas en las zonas sin cosechar y valorando en cualquier caso como mejor en su conjunto la campaña presente respecto a la pasada. Y también ofreciendo un guiño a los crecientes bandos de perdices avistados, aunque sin olvidarse de las prácticas agrícolas perjudiciales para la fauna en un buen año en la parte climatológica.

perro Según Iñaki Elorriaga, afamado criador y adiestrador vizcaino, con varios títulos mundiales deportivos a sus espaldas, en estas fechas el perro se convierte en el auténtico protagonista y quienes cuentan con buenos canes preparados sí que han podido disfrutar de estas jornadas. «Si tienes perros, cazas» recuerda, antes de considerar que «hay codornices para entretenerse» aunque eso sí, muy alejados de aquellos tiempos ya extintos en que resultaba fácil capturar unas docenas de codornices en los primeros días.

El balance que realiza Elorriaga por territorios en base a las opiniones recabadas entre sus conocidos cifra en más de la docena de capturas en la apertura al sur de Burgos, al igual que en la riojana Hervías, y alguna más en zonas próximas a la capital burgalesa, resultados que luego bajan para el fin de semana pasado. En Palencia, muchas zonas por cosechar y capturas en torno a la media docena y en León poca codorniz en general. Datos que corroboraba la prensa local, similar a lo ocurrido en Zamora ante la escasez de aves. Más cerca, en La Rioja, también se registraron resultados muy dispares aunque en general mucho mejores que los nefastos de la temporada anterior. Si en Rioja Baja la temporada apenas ha habido codornices, en zonas próximas a la capital el número de efectivos recuperaba las cifras de hace cuatro o cinco años, al igual que en la llamada Rioja Alta, en Haro, Briñas o Anguciana, aunque también con bastantes campos sin cosechar por el retrasado cereal.

En otras zonas más al norte de la provincia de Burgos, muchos acotados retrasaron la apertura del jueves 15 al pasado domingo 18 en espera de la llegada de cosechadoras. Había pueblos enteros, como en el próximo Valle de Losa, en las que apenas el 40% de los agricultores había recolectado su cereal. La apertura del domingo, salvo casos puntuales, fue desastrosa y a partir de las 9.00 de la mañana se dejaron de oír las detonaciones. El martes mejoró, poco, el panorama, al descender las zonas de trigo sin cosechar. Así que para los días que aún quedan por delante solo resta confiar en los movimientos propios de estas aves y que las enfardadoras dejen algo de refugio para este pájaro, así como para los pollos que se han dejado ver. Desde luego, la excelente campaña de codorniz que se presumía no está siendo tal.