La crisis sobrevuela las ferias Venatoria y Ficaar

LOS dos principales eventos feriales a nivel estatal, Venatoria y Ficaar,  siguen sin llegar a un acuerdo para hacer un macrocertamen que centralice la oferta y la demanda en un solo escenario, algo difícil de comprender en tiempos de crisis a la que este mundo tampoco es ajeno.

Hoy comienza a partir de las 11.00 y hasta el sábado 3 en el Ifema la Feria Venatoria&Subaru este año bajo el lema La caza también es femenina por lo que la inauguración correrá a cargo de la infanta Elena de Borbón, acompañada por Isabel Borrego, secretaria de Estado de Turismo, además de Juan Antonio Sarasketa, presidente de Adecap y la ONC, y Andrés Gutiérrez, presidente de la Real Federación de Caza Española.

Entre las actividades previstas, la firma vasca Dikar presentará un nuevo rifle de cerrojo multicalibre y de diseño propio denominado Bx11. Por la tarde habrá una reunión del Consejo Internacional de la Caza, CIC, y del Premio Weatherby, mientras que para mañana y pasado están previstas asambleas de Aproca, la asociación del corzo español, la asociación nacional de taxidermistas o la asociación española del perro de sangre. Todo ello en el Pabellón 1 y donde también estarán firmas vascas como la zamudiotarra Ardesa, con marcas como Fabarm o Merkel, o las escopetas finas eibarresas de Pedro Arrizabalaga. Asimismo, no faltarán al certamen la leonesa Excopesa (Mauser, Blaser, Sauer o Zeiss) o la catalana Esteller (Swarovsky, Heym). Pero sí se notará la ausencia, otro año más, de la empresa Borchers (Remington, Mannlicher, Kahles) que no acudirá hasta que haya una feria unificada, o de Aguirre y Cia (Browning, Winchester) con sede en Madrid, y a las que este año se une la alavesa BBI, con Beretta, Benelli y Franchi como marcas de cabecera. Una lástima para el visitante que quiera conocer de primera mano las novedades de estas firmas internacionales y que todos los años suelen ofrecer algún argumento de visita añadido.

Mañana viernes y hasta el próximo domingo abrirá sus puertas la XIV edición de Ficaar, Feria Internacional de la Caza y las Armas, que este año añade a sus siglas SCI, que corresponden a las del prestigiado Safari Club Internacional. Con una muy variada oferta de actividades y exposiciones, además de premios para los visitantes, este año llegará a completar los dieciocho mil metros cuadrados que ocuparán los expositores en las dos plantas del Pabellón de Cristal del recinto ferial de la Casa de Campo madrileña, al sur de la ciudad. Más de treinta mil visitantes anuales de media convierten a esta feria incluso en difícil de visitar en las «horas punta» del fin de semana en un certamen en el que habitualmente se puede encontrar de todo lo imaginable, salvo una oferta armera un poco exigente.

Este año, como principales novedades Ficaar contará con una zona de pesca y tiro al vuelo con arco, además de una feria virtual de caza. Eso sí, el tirón de esta feria entre el público es incuestionable.

Distintas

Porque a pesar de los parecidos, como la vasta oferta contratable de caza estatal e internacional, también se constata año a año que se trata de dos ferias diferentes y diferenciadas, y no solo porque se celebren cada una en una punta de Madrid.

Quizá Venatoria cuente con un carácter más exclusivo que se vincula al estatus de calidad de la Junta de Homologación de Trofeos, al Consejo Internacional de la Caza y a una apuesta más seria por el sector armero, pero el público masivo no respalda de forma tan abultada esta convocatoria. En cambio, en la Casa de Campo el criterio de Ficaar es mucho más abierto y de ahí sus resultados en visitas. En cualquier caso, habrá que ver cómo sortean las ferias este año en el que la crisis pasa su particular factura a todos los niveles, también en el amplio mundo que comprende a todo el sector cinegético.