Tú y tu Identidad Digital

ojo

Dicen que ‘lo que no está en Internet no existe’. Bueno, pues no es para tanto, pero lo que sí es cierto es que, si estamos, debemos estar bien.

Os animo a que abráis el navegador, escribáis vuestro nombre y apellidos, y pulséis la tecla enter. Toda esa información y enlaces que el buscador os devuelve es vuestra REPUTACIÓN ON-LINE. Suelen aparecer varias páginas de resultados, incluso cosas que no tienen que ver con nosotros; lo relevante siempre va a ser lo que aparece en la primera (y en la segunda, si acaso).

Veréis que, si sois personas activas en una o varias redes sociales, éstas aparecerán entre las primeras posiciones. Esto es porque las redes (unas más que otras; ya las veremos) juegan un papel muy importante en el tema del posicionamiento. De ahí, que las marcas y empresas inviertan tiempo y dinero en ello.

Nuestra IDENTIDAD DIGITAL la conforman los espacios que generamos en Internet (las redes sociales, una página web, un blog…) y también la forma en la que nos presentamos en ellos, es decir: el tono y discurso que empleamos, el tipo de contenido que compartimos, las imágenes que usamos, etc.

Por lo que podemos decir que, nuestra reputación on-line está precedida (en buena parte) por nuestra identidad digital. Y, si tenemos en cuenta que Internet es una herramienta en manos de todo el mundo, y que cualquiera puede buscarnos en la red, es mejor que tengamos la situación controlada, ¿verdad?

4 comentarios sobre “Tú y tu Identidad Digital”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *