Cuando ‘tuitear’ resulta triste :(

alex-face2En este trabajo, como en muchos otros, no todo son buenos momentos. En ocasiones, como en la vida misma, se pasa por malos tragos. Y a los que nos toca comunicarlo, se nos hace duro…

Me refiero concretamente a lo que sucedió el pasado domingo, 20 de julio, y que ya de sobra es por todos sabido: ÁLEX ANGULO muere en un accidente de tráfico.

Era un actorazo con una carrera meteórica. Y, lo que es más importante, debía ser una de esas personas como pocas quedan. Su muerte ha resultado un estrago, no sólo para sus familiares y amigos más cercanos, sino para todo el panorama del cine español y concretamente, por el momento que nos toca, para el equipo de BENDITA CALAMIDAD.

Yo, que colaboro en este proyecto desde la distancia, debo aclarar que no le llegué a conocer personalmente (lo hubiera hecho dentro de unos días; ya no va a poder ser). No obstante, veía su cara día tras día, como la del resto de actores (y demás equipo) de la peli; seguía sus pasos y todos los detalles del rodaje, pues tuve la gran suerte de poder unirme al proyecto como encargada de gestionar las redes sociales de la película, así como todo lo referente a la comunicación de la misma.

Lo que empezó como un tímido proyecto de crowdfunding por fin iba a ser una película de verdad; menuda película… ¡¡Menudo reparto!! La expectación y el entusiasmo por parte de la gente a través de Twitter y (sobre todo) de Facebook, era máximo; resultaba enriquecedor y muy gratificante.

Pero, después de una semana de rodaje, energía, risas y emoción; fotos divertidas y comentarios amables, sucede algo tan trágico que, en un principio, parecía que no podía ser verdad. Lo que era divertido ya no podía ser más amargo; las risas y las fotos chistosas se tornaban en malas noticias, una pésima noticia que, igualmente, había que transmitir.

Los mensajes de cariño, ánimo y aliento por parte de la gente han sido incesantes.

Mil gracias a esas personas que, desde el principio y hasta el final, están ahí. Desde el principio, cuando éramos unos pocos amigos en Facebook intentando ganar seguidores, hasta esta triste semana, que ya son incontables las muestras de afecto recibidas; pasando por muchos buenos momentos, que no tenemos para olvidar.

A todas esas personas que esperan pacientemente ver qué va a pasar ahora, sólo podemos deciros que, en cuanto nosotros lo sepamos, vosotros lo sabréis también. Y que, como no puede ser de otra manera, si esta película finalmente ve la luz, va a estar dedicada al señor Álex Angulo, que en paz descanse. GRACIAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *