Diario de cuarentena. Día 20. Confinamiento surrealista

Se han cumplido 20 días de este encierro surrealista. Un hombre puede ser sancionado por viajar en el coche con su pareja, pero al llegar a casa dormirá con ella en la misma cama y le hará el amor con dulzura. Uno podría estar absolutamente solo en un parque de noche y ser amonestado por ello. Pero el aislamiento no remedia ningún virus. Tampoco lo cura el miedo por decreto. ¿Es esto un cruel experimento sociológico o quizás un ensayo de nueva dictadura que convierte cada hogar en una cárcel? Se burlan de nosotros.

Si se cumple la amenaza del Gobierno de prolongar el confinamiento hasta el 26 de abril, este diario superará las cuarenta páginas, un cuaderno que nació para no descender a la locura de la soledad. Los que han diseñado este esperpento quieren saber cuánto es capaz de resistir el ser humano en la isla de su casa. Y cómo se las apaña cada uno. ¿Es este el 1984 que imaginó George Orwell? 

Si me están viendo los guardianes a través de las pantallas, verán que me escapo todo lo que puedo y que no me doblegarán en mi encierro, no conseguirán que aplauda su dictadura. Tengo aliados. Estos últimos días tengo a Elvira Lindo de compañera. Su libro A corazón abierto me ha sumergido en la crudeza de la historia de sus padres y su vínculo crítico e intenso con ellos. Y lo cuenta todo con una gran soltura, no se corta un pelo. De paso es la narración de una época española, de la miseria a los colegios de monjas, la militancia y los novios, de la posguerra a los sesenta y después al fin del franquismo y el fraude de la transición. No ha escrito una novela al uso, es una confesión osada de lo vivido, con amargura y respeto. A ver quién se atreve a hacer lo mismo con los fantasmas de su familia. Yo no lo haría ni para desquitarme ni para perdonar.

Los que me espían habrán visto que me he pasado a la vieja música, como un viaje sin tentativa de nostalgia. ¿Hay una música para el confinamiento? No lo sé, no creo en la música como consuelo. El caso es que escucho estos días a Peter, Paul and Mary, trío folk de canciones ingenuas y armonías simples, de los 60, que aquí conocimos una década después. Me da sosiego escucharles de nuevo. Lo mismo que a Kenny Rogers, muerto hace unos días; y al profundo Leonard Cohen, y a Coldplay, cuyo Amazing day resuena como himno de libertad.

No, no me doblará el alma esta prisión impuesta e inútil, este ensayo de locos. Si el aburrimiento es lo que pretenden, se equivocan con los espíritus libres. Ya lo intentan forzando a la gente a consumir cinco horas de televisión cada día con lo que intentan distraer y finalmente mostrar a los culpables y los héroes de esta primavera del siglo XXI, cuando se reinventó la tiranía.

19 comentarios en «Diario de cuarentena. Día 20. Confinamiento surrealista»

  1. Y que alternativa propone? El libre albedrío?entiendo que no es una decisión caprichosa.Practicamente casi la cuarta parte de la población mundial se encuentra confinada.Sera una confabulación judeo masonica?Muy recomendables las alternativas de lectura y musicales. Pero un poco de paciencia y apoyo crítico.

  2. O sea…que te estás dedicando a la lectura…a la música. Muy buena elección. Pero…vamos…como la de unos cuantos millones de personas que no se dan tanto autobombo por ello.

    Yo estoy terminando «Solo en Berlín» de Hans Fallada…y el otro día, revolviendo armarios en otro rato tontorrón, topé con mis lecturas de niño…desde las sagas de Sandokan y El Corsario Negro, de Salgari, a las colecciones de Tintín y Astérix. Y me relamo solo de pensar cómo lo voy a pasar estos días.
    Qué decir de la música. Listas de mezclas imposibles con Sam Cooke, The Jam, Carlos Cano, The Faces, Andrés Calamaro, The Supremes, Xabier Lete, Los Cuentos de Hoffman, Nina Simone, Carlos Mejía Godoy, Madness, Toots&the Maytals, Los Flechazos, Juan Perro, Chopin, María Dolores Pradera, The Who, Bobby Short, Sinatra…le quedan a uno unas combinaciones inexplicables.
    Y el gintonic preparado con mimo y con un pitillo de acompañaniento al atardecer.
    Solo que lo hago porque me gusta…porque lo disfruto y no como acto de heróica resistencia ante no sé qué malvados señores que me quieren doblegar y someter a una dictadura.

    Lamento desilusionarte pero con esa forma, tan recomendable, de pasar el tiempo en tu casa ni le estás tocando las narices al poder establecido ni estás protagonizando un acto heróico de resistencia de un espíritu libre.

    Ay…los espíritu libre. Hace unos días circuló el video de un espíritu libre. Cuando la cosa se empezaba a poner fea y un poco antes de los cierres y bloqueos se cogió un avión y se fue a Filipinas. Y allí se grabó su primer video..en estado de libertad mental total y disfrute libre y transgresor pasándolo de miedo en una especie de jaima chill out y gozándola hasta el punto de decir a cámara entre libres risas «gracias Coronavirus» mientras los pringaus, los borregos y sometidos…se quedaban en sus casas.
    Claro…a los dos días ese mismo espíritu libre salía en otro vídeo ya de día y más serio pidiendo al gobierno español que le repatriara. En Filipinas de había decretado tb el parón del folclore y tenían que estar encerrados en el bungalow y no podían volver y ya no molaba y que si a ver la embajada..etc.
    Como los espíritus aventureros que desprecian a los que se van a un resort a Canarias y se van a hacer en moto la ruta Kabul-Faluya…y luego hay que movilizar al ministerio de exteriores y los navy seals para sacarle de la aventura.
    Pues al igual que esos espíritus libres piden sopitas cuando la cosa se complica…los militantes de la «resistencia» a la cuarentena también pedirán, llegado el caso y espero sinceramente que no llegue, un respirador para ellos o para su madre o su padre mayores. Y con respirador..salen adelante. Sin respirador…mueren. Y a lo mejor en ese momento..no hay para todos los que lo necesitan para salvar la vida. Y alguien en la UCI tendrá que tomar esa decisión. Y los espíritus libres (corrijo…los que posturean de espíritu libre) exigirán el suyo…porque…a menudo…van por libre, precisamente, lo que les importa es su culo y los demás…que les den.

    Nadie tiene ningún problema en que una pareja que convive haga dúlcemente en amor estos días. Y efectivamente…qué problema hay en que luego compartan coche.
    ¿De verdad hay que explicarlo? ¿de verdad no das tu solo con la respuesta?
    Cuando se ven a dos personas en un coche o sentadas en un parque haciendo manitas pueden ser los que conviven y ya se han pasado o no todos los virus posibles..o no serlo. Eso..los ertzainas que tratan de que se cumpla lo que están pidiendo los sanitarios…no lo saben y no tienen por qué hacer un csi en cada pareja que ven. Y sabemos que hay mucho listo (libre) poniendo en práctica decenas de trucos y excusas porque ellos lo valen. Es más fácil que todos colaboremos unos días porque nos han explicado hasta la saciedad los motivos. El virus puede estar incubándose sin que uno se entere o tenerlo y ser asintomático e ir contagiando gente a diestro y siniestro. Y se contagia con facilidad. Y el problema está en la saturación del sistema (que habrá que analizar a posteriori) y en punto de saturación un solo caso grave más que llega a UCI puede suponer elegir a quién se le da respirador.
    De verdad ¿qué es tan difícil de entender de esto?
    Además..en la otra entrada hablas de profestas del apocalipsis y tú mismo te estás dedicando a pintar un panorama dictatorial de control social…de siniestros policías atemorizando a gente…frente al que resisten unos heróicos espíritus libres…que no es real, solo está en tu imaginación para el postureo. Ayer salí a media mañana y había bastante gente..con el perro…en la panadería…con el periódico..la pescadería…el estanco…guardando las distancias y ya. Me crucé con un coche de la Ertzaintza y ni me pararon ni nada raro. Eso sí…de vez en cuando…a algún listillo le cae una receta.

    Bueno…lo importante es que, según escribes, te estás quedando en casa con tus libros y tu música. A partir de ahí…si montarte la peli de héroe que no se deja doblegar te ayuda a llevarlo mejor o a posturear un poco y dar contenido al blog…tampoco es grave.

      1. Bueno…más que interés es preocupación por la vida de gente mayor, de gente con menos defensas por tener otras dolencias, por el personal asistencial que van a tener muy difícil mantener este ritmo de trabajo y tensión si esto no va frenando. Tu insistencia en tu postureo outsider pone en riesgo la vida de esas personas, hace mucho más difícil el trabajo de los que están dando la cara…porque precisamente en una pose que, de ser más general, retrasaría esa urgentísima y vital ralentización de la expansión del virus para poder atender a la gente.
        A ti todo eso no te importa un mierda porque has encontrado un filón simplemente para ir de guay y tus posturitas deben estar, al parecer, por encima de la vida de la gente.

        1. Es una injusta desigualdad que uno dé la cara, con nombre, ojos y hasta culo, mientras su interlocutor se esconde en el anonimato. Eso sí que es postureo.

          1. Ya…bueno…suele ser la dinámica habitual de los blogs. Tú lo gestionas como te plazca. No eres tan quisquilloso cuando otros comentarios anónimos se deshacen en alabanzas hacia tí.

            Pero…bien…si has tenido que recurrir a ese comodín es que no tienes ni el más mínimo argumento de respuesta…lo cual es lógico porque…es muy razonable y por el bien de todos lo que te estamos diciendo muchos. Que no es que se trate de doblegar la libertad. Es que está muriendo la gente…que los servicios sanitarios no pueden más…y hay que hacer..pensando en los demás y no en uno mismo lo que nos están pidiendo esos servivios sanitarios.

          2. Claro, la cobardía del anonimato es lo habitual en los blogs. Claro, lo acepto. Lo que no se puede criticar es la discrepancia en la aplicación del confinamiento, atroz, militarizado y desesperado. Es fácil obedecer ante el miedo. Yo recuso esa medida desde mi libertad. Recuso la obediencia ciega. Eso sí, que cada uno haga lo que le de la gana, pero no cuenten conmigo si me salgo de la fila. No disparen.

  3. Esta vez, comentarista, no puedo estar más en desacuerdo con Usted, con el tema del confinamiento al que todos estamos sometidos, y que lo más probable es que hoy se alargue una quincena más. Si el citado encierro está avalado por cientificos que saben del tema, y que está demostrando su eficacia para frenar la expansion de la pandemia, me gustaria saber cual es su alternativa para combatir al covi-19. Muchas gracias.

    1. Si yo tuviera la solución ya la habría expuesto. Nadie la tiene, amigo. No voy a improvisar una respuesta como hacen cada día y cada momento los gobernantes y los de bata blanca. El confinamiento atroz es una medida militar, sin sentido común, que por desesperación lo mata todo, la paz, la economía y el bienestar de la gente. Moscas a cañonazos, no, gracias.

  4. Estoy contigo. Todo lo que comentas lo he pensado desde el principio pero somos parte de la sociedad y pasaremos por el aro
    Eso sí, pensándome muy en serio irme a vivir al pueblo para llevar una vida más acordé conmigo misma. Tengo mucho tiempo para pensar y creo que me está haciendo bien. Un saludo. Por cierto esa canción de Cold Play me gusta

  5. «Pero el aislamiento no remedia ningún virus».
    Error.
    Es una de las primeras medidas a tomar en infecciones virales.
    Le recomiendo estudiar Microbiología en cualquier Facultad de Medicina o Veterinaria.
    Una saludo y siga leyendo. Es lo que hacemos casi todos.

  6. Hola, para estos tiempos de confinamiento, os recomiendo la lectura de la novela «Esperpentos en la noche», de Jesús López Pérez. La acabé anoche y me encantó.
    Ánimo para todos!

  7. Nadie te va a disparar y, por supuesto, lo sabes. Como muchísimo y si se pone uno muy chulito, una multita. Militares…he visto en la tele un puñado con buzo blanco limpiando estaciones de tren…pero tú a lo tuyo.

    El miedo es una sensación invalidante, muy negativa. Y…sí…se está tirando de miedo. Ojalá no hiciera falta porque basta con apelar a la empatía, a la solidaridad y al sentido de comunidad. Pero sabemos que no es suficiente.
    Ojalá no hiciera falta multar a gente que hace botellones en la playa y la deja echa una mierda o paellas domingueras en el monte con hoguerita que termina provocando un incendio. Pero..por desgracia la apelación al sentido común y a la responsabilidad tiene para algunos menos influencia que el miedo a la sanción.

    Si tu forma de salirte de la fila es quedarte en casa y desde ahí ir de rebelde, no le veo más gravedad que la de que es un discurso perjudicial en este momento para la gente, no para el Estado ni el poder, para las personas vulnerables y las que están en primera fila que ahora necesitan apoyo y el mejor apoyo es colaborar no haciéndolo todo más difícil, pero bueno.

    Si te sales de la fila haciendo lo que te dé la gana (que no me lo creo) pues te caerá la multa y, mira, te podrás poner la medallita.

      1. Al parecer hay pululando en la sociedad vasca un monton de personas con vocacion de carceleros que a golpe de porra y libreta de multas acongojan a la pobre gente que no queremos compartir su triste modo de vida.
        Que ralentizar la expansion del virus es posible sin amargar la vida a todo quisque es posible, lo estan demostrando en Austria, Chequia o Eslovaquia, donde aun prefiriendo el confinamiento, se permite salir a dar una vuelta andando o en bici por mero placer, y hasta las reuniones de 5 personas, siempre guardando el famoso metro de separacion. Y tambien es verdad que para salir de casa se ha estimulado el uso de mascarillas, normalitas o de factura personal, que ha originado un colorista paisaje urbano, cosa que aqui en el Pais Vasco fue despreciada por las «autoridades»
        Esos estados tienen de las menores incidencias del virus de toda la Union Europea.
        Cada cual, por finalizar, pasara el rato de confinamiento, como mas le plazca, ya sea escuchando a Bach o a Rocio Jurado, ya leyendo a Poe o a Aramburu, ya viendo «Senderos de gloria» o la ultima pedorreta de youtubers.
        Solo faltaria ademas de a carceleros aguantar a censores paniaguados.
        Para observar la catadura fe la policia recomiendo echar un vistazo a la cuenta twitter de nuestra querida policia foral de esa parte del Pais Vasco que es Navarra, y ver lo bien que se lo pasan a cuenta de las personas multadas, en algumos casos manifiestamemte con abuso y chuleria.

  8. Pues yo soy un «delincuente» empresario que mantiene la actividad para pagar sueldos e impuestos. Afortunadamente tengo esa actividad para no pasar horas y horas en casa. A pesar de todo me sigo cultivando. Mi percepción es que la gente no lo hace, porque muchos días paso por la calle y sólo veo idiotas contaminando acústicamente con música mala o aplausos de reconocimiento a gente que lo que necesita son medios (económicos, técnicos y humanos). Por cierto, muchos esos de los que aplauden a los enfermeros, recordadles que la fiesta se paga, entre otras cosas, con el IVA que intentan «estalviarse» cuando le preguntan al fontanero eso de «y no me puedes hacer en B??» en la reparación de un grifo… Pero claro, como tenemos asumido que robar impuestos en un sistema corrupto es «menos delito», pues ahora desguazados porque no hay medios, y porque las empresas, pymes, y autónomos no tienen ayudas… En el fondo, todo está interrelacionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *